Viendo entradas en la categoría: Thoughts & Feelings

  • .

    Elliot
    No hay interludios ni cambios de acto en la obra de la vida.
    No hay ese descanso en el que podemos suspirar y dejar de actuar.
    Ni siquiera cuando finjas ser otra persona estarás dejando de ser tú.
    Siempre actuando. Siempre llevando nuestra vida a la comedia o a la tragedia.
    Afortunadamente, la dirección y el argumento lo escribimos nosotros.
    a Sturmovik le gusta esto.
  • Elliot
    Esto es lo que voy a decir de alguna manera... entrada un poco emo. La verdad es que no he encontrado a nadie con quien hablarlo de verdad o al menos alguien objetivo. Mi mejor amigo está muy ocupado y aunque es novio de mi peor enemiga, tampoco voy a acaparar lo que "no es mío" por decirlo de alguna manera, y salvo él, lo único que me queda es escribir, y le he cogido mucho gusto a escribir aquí, al igual que estoy encariñándome poco a poco de Cemzoo porque cuando desconecto un rato, vengo aquí y siempre veo gente muy agradable con la que compartir tus opiniones -como poco-.

    Llevo unos días pensando casi forzosamente en mis últimos 6 años de vida. Digo forzosamente porque la gente que conforma parte de ese pasado o ha tenido oportunidad de vivirlo conmigo tenía aún dudas sobre qué pasó. No he tenido muy buena suerte en el amor, no es algo que me moleste, no me desespera estar sola, es más, disfruto de estar sola y a veces daría lo que fuera por no haber metido hace 6 años en esa relación. No me gusta cuando mi familia me recuerda que he cambiado por culpa de esa persona, y no hablo de cambiar de personalidad en el sentido más estricto de la palabra, sino en el sentido de que ya sé que por culpa de esa persona empecé a guardar todo lo que sentía quitándole importancia mientras todo eso hacía bastante mella en mí y en mi salud sin yo darme cuenta. Soy consciente de que tras aquellos dos años me he vuelto nerviosa, hiperactiva y a veces un poco desconfiada de forma irracional, que cuando me da ansiedad me descontrolo un poco y que parezco una montaña rusa, pero aún así voy con la sonrisa pegada en la cara desde siempre, aún cuando realmente me diagnosticaron la depresión leve el año pasado que acabó con cualquier ápice de motivación que tuviera, intentaba siempre ser esa persona con la que el resto del mundo siempre se sentía bien fuera cual fuera la circunstancia conmigo.

    Pero empiezo a pensar que en cosas del amor casi que no importa cómo te portes con la gente, suena absurdo pero es así. Me mato cada día por ser una buena amiga para mis amigos, y vaya, lo consigo en cierto modo, vuelvo a Córdoba y todo el mundo me llama, me quiere ver, incluso gente que apenas contactaba conmigo y que ahora me quieren en sus grupos, me recuerdan que es agradable tenerme cerca sobre todo porque se puede hablar de todo conmigo, y si no es hablar, escucho. Le he cambiado la vida a mejor a mi mejor amiga según dice ella, y se me pone una sonrisa en la cara enorme cada vez que siento esas cosas porque con la amistad sí funciona. ¿Pero en el amor? En el amor no funciona. Repaso mis 3 relaciones y la primera bueno, ya he hablado mucho de esa relación, la segunda relación me entero de que he sido más cornuda de lo que pensaba y me dan ganas de mandar a esa persona a la mierda, puesto que creía que acabamos bien, ¡joder! incluso después de dejarme fui su amiga consejera, me lloraba por otras chicas a mí y yo le ayudaba, le escuchaba, ¡coño! había sido importante para mí y no me importaba ayudarle... y la tercera, me dejan por otra, otra vez, y planteo acabar bien, es decir, que me diga la verdad y yo lo entendería... y no solo no quiso decirme la verdad (me mintió muchote :D), sino que a día de hoy solo porque por una vez he querido no ser gilipollas y no quiero devolverle un par de cosas aún, se ha propuesto intentar joderme la vida cada vez que pueda, obviamente, es una persona tan failer que no lo consigue, y desde luego no lo conseguirá nunca, pero es frustrante que vaya detrás a ver cuánto me puede joder, o hackear, o soltar mierda de mí -que afortunadamente casi nadie le cree-...

    En serio, ¿qué hay mal conmigo? Sé que suena emo y realmente sé que soy estupenda, pero me vengo abajo pensando en que realmente di todo por esas personas, y por otras que no han llegado a ser "novios" pero que igualmente han causado impacto sentimental fuerte en mí, he sido comprensiva, he sido de mente abierta para compartir y dejarme enseñar y viceversa, no soy celosa, respeto el espacio vital, no necesito a alguien las 24 horas para estar bien, no antepongo mi persona a otras prioridades como estudios y demás en su vida, se puede hablar conmigo para bien o para mal siempre que no sea a gritos (odio discutir porque me crea ansiedad y lo evito a toda costa), ni siquiera duro enfadada más de 5 minutos y hago de mi indignación algo divertido. Y por todo eso y más, empiezo a pensar que simplemente soy como esa persona que realmente está más bien hecha para ser la "mejor amiga de" y no la "novia de"... porque ni siquiera la persona que más afín era a mí -por todo lo vivido, que fue corto pero intenso- ha sido capaz de no romperme el corazón de mala manera, porque hay maneras y maneras... y siempre escogen la mierdosa cuando conmigo se puede estar bien después de todo. Desde este verano no paro de darle vueltas a esa idea, no termino de fiarme de cualquiera que me diga que siente algo por mí, no quiero creerlo, no quiero asumirlo, empiezo a hacer planes solitarios a largo plazo con mi pasión -viajar- y pienso en lo bien que estoy sola. No obstante, a veces es verdad que echo de menos sacar todo el cariño-amor que puedo dar a una pareja... pero no hay mal que por bien no venga, canalizo todo eso en pos de mis amigos, aún así... ya sabéis, se echa de menos, aunque eso no quiere decir que me desespere, es más, creo que la mejor etapa de mi vida es esta en la que no tengo ninguna atadura, y que simplemente estas reflexiones son fruto de los fantasmas que no dejan de calentarme la cabeza, pero ya sabéis lo que dicen, a veces hay que mirar atrás para no cometer los mismos errores una y otra vez, pero a la vez... digamos que consterna un poco.

    Y carajo. Ya me siento mejor después de haberlo soltado.
    a Yami le gusta esto.
  • Elliot
    El problema de estar siempre en el limbo es que nunca te decantas por la posición que quieres tomar, no sabes si buscar cobijo en el ardiente infierno o arriesgarte a descubrir que el cielo no es tan paradisíaco como esperabas, y a veces, se hace complicado pensar, pelear, discutir desde ese punto tan neutral.

    Puede ser que siga esperando que suceda algo que me corrompa o me saque de aquí, o puede ser que mi obsesión por la sencillez haya decidido ser una especie de narrador omnisciente.
  • Elliot
    Después de un año parada me he reincorporado en la universidad. Me he sentido como si empezara de nuevo el 1er año con 18 años... sigo con esos nervios, este año estoy en clase con mi mejor amiga y gente que entró conmigo en 1º pero que repitieron y se quedaron atrás. Ahora me reuno con ellos aunque echo de menos mi promoción original, aún así les tengo en el aula justo al lado y puedo ir a visitarles y verles por los pasillos. Me gusta mi carrera. Estuve a punto de cometer el error de dejarlo por mi mala salud y mi mala época emocional, pero menos mal que reaccioné a tiempo y el descanso, el rehabilitarme un poco y saber como llevar mis dolencias cervicales me han animado mucho. Hoy he empezado el año con Gramática Inglesa, pensaba que era la peor asignatura, pero una de las dos profesoras que lo imparte ha sido excesivamente simpática, no me ha puesto problemas por el hecho de que igual hasta enero no puedo matricularme (y suponiendo que apruebe la asignatura llave en diciembre) y aún así está encantada con que asista y quiera hacer los trabajos pese a todo. Ha puesto muchas facilidades... no es una asignatura divertida, sobre todo porque sintaxis inglesa es horrible (mientras que la española me encanta), sin embargo morfología siempre me ha gustado, siempre da curiosidad el proceso de creación de palabras, lexemas, morfemas, alomorfos... espero que no sea tan difícil como otros años, porque es la asignatura más suspendida de 4º...

    He continuado con Literatura Norteamericana, me fascina, la profesora también es muy simpática y la asignatura la ha hecho de manera que haya bastantes facilidades para aprobar, pero hay que trabajar mucho, investigar, participar, leer... pero al menos ha tenido consideración de elegir lecturas cortas y algunas de teatro. Adoro el teatro, me fascina, lástima que no tenga tanta importancia en esta carrera... y bueno, he tenido mi primera intervención, me gusta darme a conocer un poco, siempre es bueno que conozcan tu cara para bien.

    Y después la asignatura optativa, Historia del pensamiento anglosajón, es fantástica, me va a venir muy muy muy muy bien para todas las asignaturas de literatura por el contexto histórico asociado a esa asignatura, al pensamiento moral en Estados Unidos e Inglaterra, me encanta, la filosofía siempre me ha gustado sobre todo si es en el ámbito social, político y económico... y esta asignatura va orientada a ello.

    Mañana me corresponden Literatura Inglesa C (Siglo XVII-XVIII si no mal recuerdo) y Metodología de la Enseñanza del Inglés. Me consta que 4º es un curso en el que hay que trabajar mucho, muy práctico, mucho escribir, mucho leer, investigar... y ahora estoy en labores de persecución de profesores de 3º, con buena suerte, me libraré de un par de exámenes en diciembre a cambio de trabajos por escrito, si eso ocurre tengo el cielo ganado, ciertamente, porque tendré que estudiar muchísimo menos. A ver si me conceden las tutorías y hago la matrícula formal de una vez.

    Cuento esto porque no sé, estoy tan emocionada de volver a estudiar después de un año que... no sé, necesitaba expresarme, expresar las ganas y las fuerzas que tengo de sacarlo y no solo sacarlo, tengo la ambición y las ganas de sacar buenas notas, quiero sacar alguna matrícula de honor en 4º y sacar al menos algún sobresaliente o notable en las de 3º... todos dicen que estoy loca, que es mucho, pero yo confío en mí y en mi capacidad estando ya estable y sabiendo controlar un poco mi salud. La profesora de Italiano un día me dijo que pese a tener unas notas bajas por mis circunstancias, tenía un potencial para hacer lo que quisiera en esta vida, y que las notas son números, que hay gente de expedientes mediocres que han hecho cosas extraordinarias. Pero después de todo, no me quiero conformar con mis primeras notas, quiero subir con estos años, quiero tener ambición y tener un expediente normal al menos, quiero volver a ser esa a la que miraban por tener facilidad de comprensión, de estudiar poco y ser brillante. Y lo pienso conseguir.
    a Velli le gusta esto.
  • Elliot
    Es el camino que empezamos al andar. Aquel por el que la vida te empuja lleno de baches, cruces y obstáculos salvajes.
    El camino que optamos seguir pese a otras indicaciones.
    El camino que no aparece en el mapa y te sientes extranjero en tu propio ser.
    El sendero que promete llevarte a la felicidad y te mete en un turbio laberinto.
    El camino que se bifurca y te obliga a elegir dejando una parte atrás.
    La carretera que nos promete la vuelta a nuestro hogar.
    El cruce en el que aprendes a elegir.
    El caminito que creemos un atajo y retrasa el viaje.
    Las vías en las que inevitablemente todos los días aprendes algo nuevo.
    Las nubes que cada día te protegen del sol o apuestan contra ti de forma tormentosa.
    Las flores que un día pisaste y ahora las sujetas absorbiendo su olor.
    El césped sobre el que te tumbas queriendo soñar.
    El mar en el que las lágrimas se confunden con el agua salada pareciendo insignificantes.
    La lluvia que te hace sentir triste o viva.
    El punto en el que crees que acaba el mundo y decides tirarte al vacío más allá del horizonte.
    El descampado que te hace creer que hay tranquilidad.
    El bosque en el que hayas paz.
    El avión que promete llevarte de forma rápida al camino que tú quieras de forma ansiosa.
    El tren que te lleva entre cortas distancias a donde tú más quieras.
    El animal que te asusta haciéndote retroceder.
    El tronco en el camino que te hace dar la vuelta para tomar otro.
    La persona que cree indicarte bien y te acaba haciendo dar media vuelta.
    El charco en el que gritas mientras saltas.
    La curiosidad de un niño que llevamos dentro.
    El final de un viaje cuando cerramos los ojos definitivamente.
    La obra de arte pintada con una escala cromática.
    La sinfonía de una vida.
    Las memorias que se evaporan con el alma cuando se despega del cuerpo.
    El camino a la perdición.
    a Sturmovik le gusta esto.
  • Elliot
    Y durante un momento en el mundo se hizo el silencio.
    silencio.
    lencio.
    encio.
    cio.
    o.

    toc.
    toc toc.
    toc toc toc.
    toc toc.
    toc.
    toc toc.
    toc toc toc.
    toc toc.
    toc.

    Así latía en el silencio, de forma arrítmica y dejando un dulce eco en el espacio. Después, el mundo recobró la voz y todo volvían a ser sonidos impuros, disfrazados, inconscientes de que por un segundo, se había escuchado el sonido de la vida.
    a Sturmovik le gusta esto.
  • Elliot
    Había momentos en los que la vida parecía una película en blanco y negro, con el piano como único sonido de fondo. Podías sentir que cada nota correspondía a un gesto o a una expresión que cambiaba progresivamente según las circunstancias.
    Había otros momentos, en los que los únicos sonidos importantes eran aquellos que salían de nuestras bocas:
    - ¿Y tú? ¿Cómo ves la vida?
    - ¿Yo? Como una revolución de colores.
    - Pero esta es una escala acromática.
    - Pero dentro de la escala acromática tienes colores más claros, más oscuros... puede ser negro, o blanco. Pero también gris. Más gris, menos gris.
    - Pero es muy triste considerarlo así con tan poca variedad.
    - A lo mejor es que estoy esperando a que llegue alguien con el color perfecto para que haga la mezcla perfecta para sacar otro color. Y después que llegue otra persona con otro color perfecto para hacer otra mezcla perfecta y sacar otro color, y así sucesivamente.
    - ¿Qué quieres decir con eso?
    - Quiero decir, que a lo mejor estoy esperando a las personas adecuadas, que harán que toda mi vida pase de ser una simple escala, a ser una obra de arte, cromática, viva.
    Suspirabas y sonreías, desconcertado quizás, pero apostaba que ya había desordenado un poco su mente. Y entonces volvía a sonar el piano, porque ya sobraban las palabras siendo más fácil dejarse llevar por la música. De este modo podíamos darnos cuenta, que este pequeño gran momento acababa de llenarnos de color.
    a pose chan, Sturmovik, Biggie y 1 persona más le gusta esto.