1. Invitado La navidad llego a Cz, ¿Por que no vas a visitar la choza de Santa Cooz?
  2. Invitado ¿Puedes jugar sin repetir palabra?
    Descartar aviso
  3. Invitado ¿Por que no derribas a un que otro adversario con una bola de nieve?
    Descartar aviso
  4. Invitado Faltando tan solo unas pocas horas para navidad, alguien a quien no le gusta esta festividad, decidió sorprender a santa, raptarlo, atarlo y robar los regalos que llevaba consigo.
    Descartar aviso
  5. Invitado Esta vez el grinch esta en CemZoo y quiere tener su propio arbol para ponerlo en su casa pero no quiere cualquiera, tiene que ser creativo y unico el cual escogerá.
    Descartar aviso

Literatura Sus poemas favoritos

Tema en 'Biblioteca CemZoo' iniciado por Naoko, 28 Febrero 2015.

Cargando...
  1.  
    Naoko

    Naoko Creador del tema Cemzoonita

    Virgo
    Esta discusión es para que compartamos nuestros poemas favoritos. La idea es poner el poema y el autor.

    Comienzo con uno de Pablo Neruda titulado Mariposa de Otoño:
    "La mariposa volotea
    y arde —con el sol— a veces.

    Mancha volante y llamarada,
    ahora se queda parada
    sobre una hoja que la mece.

    Me decían: —No tienes nada.
    No estás enfermo. Te parece.

    Yo tampoco decía nada.
    Y pasó el tiempo de las mieses.

    Hoy una mano de congoja
    llena de otoño el horizonte.
    Y hasta de mi alma caen hojas.

    Me decían: —No tienes nada.
    No estás enfermo. Te parece.

    Era la hora de las espigas.
    El sol, ahora,
    convalece.

    Todo se va en la vida, amigos.
    Se va o perece.

    Se va la mano que te induce.
    Se va o perece.

    Se va la rosa que desates.
    También la boca que te bese.

    El agua, la sombra y el vaso.
    Se va o perece.

    Pasó la hora de las espigas.
    El sol, ahora, convalece.

    Su lengua tibia me rodea.
    También me dice: —Te parece.

    La mariposa volotea,
    revolotea,
    y desaparece."
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    Awaken

    Awaken Cemzoonita

    Tauro
    No tengo la menor idea de quién es este poema. Sólo sé que me encanto. Algunos han atribuido este poema a Mario Benedetti de título "Nunca veas a una puta" pero buscando no lo he encontrado ni en ninguna recopilación ni publicación suya (tampoco es que me haya pasado horas buscándolo).

    Nunca veas a una puta con luz de día,
    es como mirar una película con la luz encendida;
    como el cabaret a las diez de la mañana,
    con los rayos de sol atravesando el polvo
    que se levanta cuando barres;
    como descubrir que ese poema
    que te hizo llorar a la noche,
    al día siguiente apenas te interesa.

    Es como sería este puto mundo
    si hubiera que soportar las cosas tal y como son;
    como descubrir al actor que viste haciendo Hamlet
    en la cola del pan;
    como el vacío cuando te pagan
    y no sentís ni siquiera un poquito;
    como la tristeza cuando te pagan
    y sentiste por lo menos un poquito;
    como abrir un cajón y descubrir una foto
    de cuando la puta tenía nueve años;
    como dejarte venir conmigo
    sabiendo que cuando se acabe la magia
    vas a estar con una mujer como yo, en Montevideo.
     
    Última edición: 1 Marzo 2015
    • Me gusta Me gusta x 3
  3.  
    FoLiE

    FoLiE Cemzoonita Critico

    Acuario
    Siempre he amado este poema de Amado Nervo

    En paz

    Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida,
    porque nunca me diste ni esperanza fallida,
    ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;

    porque veo al final de mi rudo camino
    que yo fui el arquitecto de mi propio destino;

    que si extraje las mieles o la hiel de las cosas,
    fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
    cuando planté rosales, coseché siempre rosas.

    ...Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
    ¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!

    Hallé sin duda largas las noches de mis penas;
    mas no me prometiste tan sólo noches buenas;
    y en cambio tuve algunas santamente serenas...

    Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
    ¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Ada Wong

    Ada Wong Cemzoonita

    Libra
    Siempre me ha facinado es te poema desde que era niña.


    LA OLA

    Madre, la ola me dijo.
    ¿Vienes conmigo a la mar?

    Madre, me dijo la ola:
    ¿Vienes conmigo a jugar?
    Al columpio jugaremos,
    sobre mi espalda, en el mar.
    ¡Baja y sube! ¡Sube y baja!
    ¿Quien mejor te hamacara?
    jugarás al escondite
    junto conmigo, enel mar.
    Escondido entre mi espuma,
    ¿qué niño te encontrará?

    Madre, me dijo la ola:
    ¿Quieres conmigo viajar
    al pais de las sirenas
    y a la tierra del coral?

    Si no fuera por dejarte,
    madre, iria hasta la mar,
    para jugar con la ola
    y con la ola viajar.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Cindy Pooh

    Cindy Pooh CemZoonita Mercenarios de CZ

    Escorpión
    Dejaré uno de mis favoritos, y sí de lo conocidos por todos, pero la verdad es que me encanta, lo leo tanto como puedo a la semana.
    De mi loca favorita, García Lorca con su romance sonámbulo...

    Verde que te quiero verde.
    Verde viento. Verdes ramas.
    El barco sobre la mar
    y el caballo en la montaña.
    Con la sombra en la cintura
    ella sueña en su baranda,
    verde carne, pelo verde,
    con ojos de fría plata.
    Verde que te quiero verde.
    Bajo la luna gitana,
    las cosas le están mirando
    y ella no puede mirarlas.

    *

    Verde que te quiero verde.
    Grandes estrellas de escarcha,
    vienen con el pez de sombra
    que abre el camino del alba.
    La higuera frota su viento
    con la lija de sus ramas,
    y el monte, gato garduño,
    eriza sus pitas agrias.
    ¿Pero quién vendrá? ¿Y por dónde...?
    Ella sigue en su baranda,
    verde carne, pelo verde,
    soñando en la mar amarga.

    *

    Compadre, quiero cambiar
    mi caballo por su casa,
    mi montura por su espejo,
    mi cuchillo por su manta.
    Compadre, vengo sangrando,
    desde los montes de Cabra.
    Si yo pudiera, mocito,
    ese trato se cerraba.
    Pero yo ya no soy yo,
    ni mi casa es ya mi casa.
    Compadre, quiero morir
    decentemente en mi cama.
    De acero, si puede ser,
    con las sábanas de holanda.
    ¿No ves la herida que tengo
    desde el pecho a la garganta?
    Trescientas rosas morenas
    lleva tu pechera blanca.
    Tu sangre rezuma y huele
    alrededor de tu faja.
    Pero yo ya no soy yo,
    ni mi casa es ya mi casa.
    Dejadme subir al menos
    hasta las altas barandas,
    dejadme subir, dejadme,
    hasta las verdes barandas.
    Barandales de la luna
    por donde retumba el agua.

    *

    Ya suben los dos compadres
    hacia las altas barandas.
    Dejando un rastro de sangre.
    Dejando un rastro de lágrimas.
    Temblaban en los tejados
    farolillos de hojalata.
    Mil panderos de cristal,
    herían la madrugada.

    *

    Verde que te quiero verde,
    verde viento, verdes ramas.
    Los dos compadres subieron.
    El largo viento, dejaba
    en la boca un raro gusto
    de hiel, de menta y de albahaca.
    ¡Compadre! ¿Dónde está, dime?
    ¿Dónde está mi niña amarga?
    ¡Cuántas veces te esperó!
    ¡Cuántas veces te esperara,
    cara fresca, negro pelo,
    en esta verde baranda!

    *

    Sobre el rostro del aljibe
    se mecía la gitana.
    Verde carne, pelo verde,
    con ojos de fría plata.
    Un carámbano de luna
    la sostiene sobre el agua.
    La noche su puso íntima
    como una pequeña plaza.
    Guardias civiles borrachos,
    en la puerta golpeaban.
    Verde que te quiero verde.
    Verde viento. Verdes ramas.
    El barco sobre la mar.
    Y el caballo en la montaña.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Shinokoi

    Shinokoi Cemzoonita

    Cáncer
    Es difícil escoger sólo uno habiendo tan grandes poemas... Pero creo que si tuviera que elegir el que más me estremece, ese sería "Aedh wishes for the clothes of heaven" de W. B. Yeats:

    Had I the heavens’ embroidered cloths,
    Enwrought with golden and silver light,
    The blue and the dim and the dark cloths
    Of night and light and the half light,
    I would spread the cloths under your feet:
    But I, being poor, have only my dreams;
    I have spread my dreams under your feet;
    Tread softly because you tread on my dreams.

    En español hay diferentes versiones traducidas... Pero todas similares, a fin de cuentas:

    Si yo tuviera, del paraíso, las bordadas ropas,
    entretramadas de dorada y plateada luz,
    los azules y tenues y oscuros mantos
    de la noche y de la luz y de la media luz,
    extendería esas ropas bajo tus pies.
    Pero yo, siendo pobre, únicamente tengo mis sueños.
    He tendido mis sueños a tus pies,
    pisa con cuidado, pues estás pisando mis sueños.


    Otro poema que me fascina es el Poema nº 20 de Pablo Neruda:

    Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

    Escribir por ejemplo: "La noche está estrellada, y tiritan,
    azules, los astros, a lo lejos".

    El viento de la noche gira en el cielo y canta.

    Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
    Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

    En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
    La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

    Ella me quiso, a veces yo también la quería
    Como no haber amado sus grandes ojos fijos.

    Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
    Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

    Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella
    Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

    Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
    La noche está estrellada y ella no está conmigo.

    Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
    Mi alma no se contenta con haberla perdido.

    Como para acercarla mi mirada la busca,
    Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

    La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
    Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

    Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise...
    Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

    De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
    Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

    Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
    Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

    Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
    Mi alma no se contenta con haberla perdido.

    Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
    y éstos sean los últimos verso que yo le escribo.
     
    Última edición: 27 Mayo 2016
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Eltigre DeBolsillo

    Eltigre DeBolsillo Cemzoonita

    Leo
    Y entonces se cansó de
    ir por el mundo rogando amor
    y compañía, aprendió poco a
    poco a valerse por sí misma.
    Se dio cuenta que se merecía
    lo más bonito, que para vivir
    sonreír era un requisito.
    Se amó tanto que la llamaron
    egoísta, pero ella ya no hacía
    caso a lo que decían, ya no
    perdía el tiempo en tonterías,
    solamente sonreía, sonreía,
    sonreía.
    - Kelbin Torres
     
  8.  
    ElSchumi DelaAcera

    ElSchumi DelaAcera Cemzoonita Critico Aces & Eights

    Tauro
    Tengo un libro de poemas de Neruda de mí epoca de cuando me gustaba devorar libros grandes con velocidad.
    Dejo un poema de él, hecho canción... La música no es mía, sino de Pedro Guerra...

     

Comparte esta página