1. Invitado La navidad llego a Cz, ¿Por que no vas a visitar la choza de Santa Cooz?
  2. Invitado ¿Puedes jugar sin repetir palabra?
    Descartar aviso
  3. Invitado ¿Por que no derribas a un que otro adversario con una bola de nieve?
    Descartar aviso
  4. Invitado Faltando tan solo unas pocas horas para navidad, alguien a quien no le gusta esta festividad, decidió sorprender a santa, raptarlo, atarlo y robar los regalos que llevaba consigo.
    Descartar aviso
  5. Invitado Esta vez el grinch esta en CemZoo y quiere tener su propio arbol para ponerlo en su casa pero no quiere cualquiera, tiene que ser creativo y unico el cual escogerá.
    Descartar aviso

Escrito original Sex O-New: Buscando respuesta del amor

Tema en 'Biblioteca CemZoo' iniciado por Fadela, 16 Abril 2015.

Cargando...
  1.  
    Fadela

    Fadela Creador del tema Cemzoonita

    Acuario
    Comenzamos con un chico tímido e inseguro... Un poco nervioso e incluso torpe; vamos, quizá en cierto grado, normal... ¡Claro claro!, cuando se trata de hablar a cerca del amor.
    El típico "chico bueno", con calificaciones normales, una vida un poco extraña y algunos amigos un tanto locos.. Locos; sí, también de amor. Y de eso básicamente se centrará esta historia.. El amor, chicos.

    ¿Alguna vez se han preguntado "Qué es el amor"?
    Tomando en cuenta una frase que me decía mucho mi abuelo: "La belleza está en los ojos del que mira", y combinándola con otra que algún día escuché de mi maestro de historia: "Los hombres se enamoran de lo que ven y las mujeres de lo que sienten" me hace pensar más de lo normal.

    Creo que están equivocados, yo pensaría que la belleza del amor está en lo que siente cada persona, sea hombre o mujer; no en la mirada solamente al físico , sino en las emociones que te hace crear esa otra persona.
    Un ejemplo sería... Digamos, ¿han sentido un duro golpe físico alguna vez?, yo pienso que sí, ¿qué es lo que se siente?, obviamente dolor, y ese dolor transmite en el cuerpo la emoción de enfado en nuestro estado queriendo responderlo a esa persona con otro golpe. De la misma manera pienso que es el amor: te enamora lo que la otra persona te hace sentir.

    Bueno, ahora les contaré algo que me ha sucedido. Actualmente comencé a estudiar en un bachillerato, en el área de informática donde sólo somos por cuestiones extrañas (y de poco interés en la especialidad) 17 alumnos.
    Hace 3 días comenzaron las clases y hoy, como de costumbre, sigo conociendo a los nuevos compañeros de la clase. Toda clase de personas y tipos, en los que destaca el típico gracioso llamado Julio, el misterioso y callado Sam, la fresa mamona de Kenia... Y, por lo que veo, el casanova de David.

    Mugre David, me pregunto muchas veces cómo hace para enrollarse en cada aventura con mujeres; en el descanso; mujeres, en las clases; mujeres, en la salida; mujeres.. Dios, sólo falta que en el baño también entrase con mujeres (cosa que no descarto).

    ¿Cómo es David?
    Un joven de 16 años, cabello oscuro, ojos cafés, piel blanca
    bronceada, estatura 1.65 por lo que veo. Un chico normalito como el resto.

    El primer día fue quien más me llamó la atención. Estábamos todos en medio de la clase de biología, la maestra Blanca se estaba presentando y nos hablaba a cerca de un tema relacionado con los alimentos transgenicos, todos estábamos atentos a los ejemplos que nos explicaba con el cañón reflejado en la manta blanca, mientras desde su escritorio movía algunas animaciones desde su computador.

    —¡Toc-toc!— Sonó la puerta—

    Era extraño que sonase la puerta en medio de una clase. Era mucha la atención que todos mostraban en las animaciones del computador, que de pronto la puerta captó toda la atención de las miradas. Estaba completamente oscuro el salón, se podía ver por la luz de la manta y el cañón que la maestra iba en dirección de abrir la puerta.

    —¿Qué pasa?— Dijo la maestra abriendo la puerta, con un ceño no molesto, pero serio en la mirada—

    —Disculpe, ¿nos permite a David?— Preguntó una de las 3 chicas que tocaba la puerta—

    Exactamente, ya lo imaginarán, venían por David el casanova. Y vaya chicas que eran: la primera, la que venía por delante y a la que respondió se llama Andrea, una chica delgada y muy hermosa de cabello liso amarillo y ojos verdes, por detrás a su derecha estaba Mary, otra chica delgada pero de piel un poco más morena, unos labios rojos brillantes pero naturales y cabello riasado, y por último a la izquierda, estaba Matilda. A simple vista, Matilda era la que destacaba menos que el resto de sus amigas, no era porque era fea o algo así, sino que parecía no tener tanta gracia como Andrea con su cabello amarillo y ojos verdes o Mary con sus labios lindos y su cabello risado, Matilda tenía el cabello lacio color negro, ojos normales color café, una piel clara y cuidada, y una bonita sonrisa en esos labios delgados.
    Creo que tampoco estaría demás describir lo cuidado que se miraba su cuerpo (dios, soy un pervertido), cintura delgada y caderas anchas, el "paquete" que llevan adelante tenía buen volumen y eran proporcionadas, de igual manera el trasero que se les miraba a pesar de usar la común falda color gris con franjas blancas, debajo sus piernas con esas medias blancas de seda. Para mi, (maldito pervertido) unas perfectas colegialas. Yo sabía de sus nombres ya que desde el primer día en los cursos previos que miré a Matilda investigué hasta dar con algunos datos de ella (y obviamente de las otras 2).

    —Estamos en medio de la clase— Siguió la maestra sin cambiar el ceño de su mirada—

    —No tardadaremos mucho, es algo importante—

    —Vale, que sea rápido—

    La maestra volteando fijó la mirada en David haciéndole seña con los ojos indicando que lo solicitaban, obviamente él ya había escuchado toda la conversación en la puerta, de hecho todos la escuchamos así mismo como todos nos quedábamos mirando lo que pasaba.

    —David, presenta— Se escuchó a tono de broma la voz de Julio a lo cual algunos rieron . Él se sentaba detrás de David, supongo que ya había confianza entre ambos.

    <<Que guapa está Matilda, ha?, con ella sí me casaría y tendríamos como 30 hijos. Pero no sé qué le mira a David, también soy hombre y ambos estamos igual de feos o guapos, igual de estatura y vestimos como el resto. No entiendo >> Eran mis pensamientos al mirar como salía a atenderlas en lo que la maestra entre cerraba la puerta <<¡¡No la cierre!!, Dios, tendré que pensar en algo>>

    No dejaba de pensar en qué es lo que pasaba, qué hacían, lo que decían. El resto del salón seguía con la mirada puesta en las animaciones y explicación de la maestra, parecía que no le tomaban importancia y continuaban como si nada pasara. Yo de refilo llegaba a mirar hacia la puerta donde aun se podía mirar por una pequeña franja lo que pasaba.

    —David es una maquina, ¿lo conoces?—

    —¡¡Dio, hijd!!— Me expresé de forma impresionada— No me asustes— Añadí susurrando—

    Era Samantha, una chica de cabello corto y negro, ojos color café, un poco bajita de piel morena y un poco llenita que se sienta detrás mío. Estaba tan distraído que me asustó al hablarme por la espalda.

    —No, no lo conozco.. De hecho... Ni lo había visto en los cursos— Respondí con un poco de sorpresa en lo último que dije—

    —Es porque él no vino a los cursos—

    —¿En serio?—

    —Claro, tampoco lo había visto—

    El chico comenzaba a ser más misterioso. Me hacía pensar más y más, tanto que ni atención ponía a la clase, sólo me quedaba mirando.
    Entiendo que llega a sonar extraño y loco si lo pensamos bien, pero si lo pensamos mejor es interesante saber cuál es el misterio que tiene para que esas chicas le hablaran. Y si lo pensamos mejor, ¿cómo conoce a Andrea, Matilda y Mary, si él no asistió a los cursos previos?

    Entró y pasaron al rededor de 5 minutos el tiempo que estuvo con ella. Todo parecía normal, sólo que ya llevaba puesta una sudadera azul del emblemático equipo de fútbol Chelsea. Hizo seña a la maestra de que si podía pasar y tomar asiento a lo cual la maestra asintió sin dar mucha importancia, tomó asiento puso atención a la clase de nuevo, se veía tranquilo, normal.

    Por cierto, ocupábamos 3 filas en cada clase diferente debido a que eramos pocos, y él se sentaba a mi izquierda mientras que yo estaba en la fila central. Tuvo que pasar por donde estaba yo, me percaté de que olía a perfume de mujer, así que también era obvio que era de Andrea o de una de ellas, yo rogaba a Dios que no fuera Matilda.

    Y bueno, chicos, los días siguieron, así como mi obsesión con Maty (dígamosle así de cariño) y estaré decidido a conocer a David y aprender de su visión


    Capítulo 1: Sex O-New: Buscando respuesta del amor
     

Comparte esta página