1. Invitado La navidad llego a Cz, ¿Por que no vas a visitar la choza de Santa Cooz?
  2. Invitado ¿Puedes jugar sin repetir palabra?
    Descartar aviso
  3. Invitado ¿Por que no derribas a un que otro adversario con una bola de nieve?
    Descartar aviso
  4. Invitado Faltando tan solo unas pocas horas para navidad, alguien a quien no le gusta esta festividad, decidió sorprender a santa, raptarlo, atarlo y robar los regalos que llevaba consigo.
    Descartar aviso
  5. Invitado Esta vez el grinch esta en CemZoo y quiere tener su propio arbol para ponerlo en su casa pero no quiere cualquiera, tiene que ser creativo y unico el cual escogerá.
    Descartar aviso

Long-fic Serie: God of the Elements

Tema en 'Escritos originales' iniciado por DannySalazar, 22 Agosto 2016.

Cargando...
  1.  
    DannySalazar

    DannySalazar Creador del tema Cemzoonita

    Piscis
    GOD OF THE ELEMENTS

    ANTECEDENTES

    Un hombre de cabello algo largo, de color negro, tiene el ojo derecho de color azul y el izquierdo de color rojo. Está vestido bastante ligero: con una camiseta negra, pantalones marrones y guantes negros, además de unas botas del mismo color. Tiene una espada, la esta empuñando. Esta frente a un hombre sin camisa. Este sujeto tiene el pelo corto y blanco con negro, sus ojos son rojos. Es bastante alto, mide dos metros. Tiene un rostro infantil, un cuerpo musculoso pero delgado. Esta flotando con los brazos y las piernas cruzadas. El hombre de pelo negro blande su espada y una onda de viento sale de ella, la onda impacta en el cuerpo del hombre flotante, pero se transforma en arena de playa. El hombre flotante habla desanimado.

    —Ya te lo dije, Scott. No tengo deseos de pelear ahora, me duele la cabeza.
    — ¿Te duele la cabeza? ¿A ti? Eso es muy raro, casi imposible.
    —Me duele, no quiero pelear hoy día, tal vez mañana.
    — ¿Crees que puedo quedarme sin batallar contra ti? Earth, sabes que eso es imposible.
    —Pues tendrás que quedarte con las ganas, si me sigues atacando transformare tu preciada espada en sal.
    — ¿Eh? Maldición. Está bien. Esperare.

    INTRODUCCION

    En un mundo de guerreros, hay fuertes y débiles. En una parte del mundo, un imperio lidera fuerte sobre los demás. Las personas poseen una energía que les fue dada por el Dios elemental del planeta. Esta energía; energía elemental, los hace mejores guerreros. Hay clanes y familias con habilidades propias y extraordinarias, estos nacen con esas habilidades. En una pequeña aldea, vive un niño descendiente de uno de esos clanes. Tiene solo 5 años y vive junto a sus padres y amigos. Su nombre es Dante y es un chico alegre y algo inocente. Su pelo es corto y negro, tiene una mirada soñadora. Tiene heterocromía: Su ojo derecho es azul y el izquierdo es rojo.

    Vergil Juzze y su hermana menor Minaya, son los mejores amigos de Dante. Vergil tiene su pelo corto y hacia arriba, mientras Minaya tiene su pelo largo, ambos tienen el pelo negro azulado; Ambos tienen ojos celestes. Vergil es alegre, aunque algo frio en ciertas situaciones, Minaya es alegre a más no poder y siempre quiere ayudar a las personas. Nunca deja de sonreír. Minaya también tiene cinco años, y es muy apegada a Dante.

    Vergil y Dante son amigos y rivales, compiten constantemente para saber quién es más rápido, inteligente y fuerte. Las victorias son parejas por más que Vergil sea mayor por un año. Los 2 niños entienden las cosas muy fácilmente, por mas difíciles que sean, logran aprender lo que se les ha enseñado, y lo hacen a una enorme velocidad. Evolucionan rápidamente.

    CAPITULO 1

    Titulo: El Ancestro.

    ALDEA PINO.

    La aldea es pequeña. Hay chozas en mal estado y el suelo es desigual. El aire es frio y trae consigo un olor extraño, pero los aldeanos ya están acostumbrados. El sol ya se está cayendo, el crepúsculo hace su aparición.

    Dante, Vergil y Minaya están jugando a las atrapadas en una esquina, han estado jugando desde la mañana y ya es casi de noche, Dante esta sudando bastante, pero sonríe. Dante habla con una voz de cansancio, está muy agotado.

    —Ahhhh. Estoy cansado. Ya se hizo tarde, me regañaran si no regreso ahora.
    Vergil: Esta bien. ¡Dante nos vemos mañana!
    Minaya: ¡Sí! mañana. Hasta mañana Dante.
    — Hasta mañana chicos.

    Dante corre a casa, a pesar de todo aun le queda energía. Saluda a los aldeanos mientras pasa. Se detiene un momento, se pone a jugar con un perro. Le acaricia la panza y desliza sus dedos por su hocico. Mientras Dante juega, Vergil se desvía del camino, le dice a Minaya que volverá pronto.

    Vergil no regresa hasta muy entrada la noche. Ha regresado con varios libros de biología y química. Su madre enciende la luz, y habla con una voz fuerte.

    — ¡Virgilio! Niño ¿porque llegas tan tarde?
    —Perdón Mamá. Me demore más de lo esperado.
    —No vuelvas a venir tan tarde, no te desvíes de tu hermana otra vez. Me preocupo.
    —Si Mamá, lo siento.

    Vergil entra a su cuarto, enciende una vela, pone los libros sobre la mesa y los lee con muchas ganas.

    —Espero que estos libros que robe, si me sirvan de algo.

    La casa de Dante es pequeña y con pocos muebles. La madre, quien responde al nombre de Titania, tiene el pelo largo y negro, su rostro es joven y brillante. El padre tiene el pelo corto y negro, además de tener una ligera barba. El padre, llamado Kanto, tiene los ojos del mismo color que su hijo.

    —Ya llegue, Mama, Papa. Perdón por la tardanza.
    Kanto: Bienvenido hijo. ¿Te has divertido hoy?
    —Si, bastante. Corrí más de lo usual.
    Titania: La cena esta lista, Dante. Siéntate en la mesa y come.
    —Si, Mamá.

    La comida es sencilla, arroz con un par de papas y presas de un conejo. Es lo mejor que han comido en semanas, y están felices por ello. Generalmente se caza individualmente, pero en los momentos más duros, la gente de la aldea se reúne y comparte todo.

    —Padre. Me cuentas un poco de la historia del ancestro de nuestro clan.
    —Claro, pero en la noche. Primero terminemos de comer.

    La cama de Dante tiene un colchón viejo y una almohada esponjosa, la mejor cama de la casa. Son casi las doce de la noche, Kanto se sienta en una silla, bebe un poco de agua y comienza a relatar. Dante para las orejas y oye con una sonrisa.

    —Cof Cof. Muy bien, comencemos.
    — ¡Sí!
    —Hace mucho tiempo. 3000 años atrás, súmale o réstale. Nuestro ancestro: Scott Magno. Conocido como el único humano capaz de retar al Dios elemental: Earth.
    — ¿El Dios? ¿Acaso no son 8 Dioses?
    —Lo son ahora, pero antes, solo era uno. Ahora son ocho porque él decidió dividirse.
    —Ehhh! ¿Por qué?
    —Eso nadie lo sabe, o al menos, yo y el resto del mundo no lo sabe.
    —Hummm, realmente quiero saberlo, de grande me convertiré en Elementalista y lo averiguare.
    —Jaja. Muy bien hijo. Sé que lo lograras. Ahora seguiré relatando.

    Scott era y aun lo es, el no Dios más poderoso del mundo. La razón es que: Su poder elemental traspaso las barreras, alcanzo el segundo nivel y se volvió un semidiós. Hay pocos los que han logrado eso, en estos días solo hay dos semidioses conocidos. Uno de ellos es el emperador Charles, y el otro es la líder de nuestro clan. Pero él fue el más poderoso semidiós.

    —El ancestro era genial, pero ¿Cómo murió?
    —El no murió, el ancestro desapareció por algo diferente.
    — ¿Qué paso?

    Luego de muchas batallas contra Earth, entendió que estaba en el límite de sus capacidades, que no tenía el talento suficiente para llegar más lejos. Como ya sabes el trabajo duro no siempre es recompensado, el talento es algo crucial para alcanzar niveles superiores. Alguien con talento que no se esfuerza, no vencerá a alguien sin talento que se ha entrenado desde siempre y sin descanso. Pero alguien con talento y que se esfuerza llegara muy lejos. Sin talento, por más que te esfuerces, hay barreras que no podrás superar. Suena cruel, pero es la realidad en la que vivimos. Los mayores guerreros tienen talento y dedicación, por eso son tan grandes.

    Scott mango crea huracanes con sus manos y las lanza contra Earth, pero él los esquiva con facilidad. Scott empuña su espada y se mueve tan rápido que la montaña sobre la que estaban peleando se destruye. Por más que blande su espada no logra cortar el cuerpo del Dios Elemental de este planeta. El planeta tierra.

    — ¿Yo tengo talento?
    —Pues no lo sé. Apenas eres un niño, aprendes rápido pero no puedo decirlo con seguridad. Esperemos un poco más ¿sí?
    —Humm, está bien. Esperare, me esforzare. Prosigue.
    —Según lo que dijo su esposa. Decidió convertirse en energía pura y renuncio a su cuerpo físico. Dicen que se ha mantenido viajando entre sus descendiente, buscando a alguien digno de su poder.
    — ¿Aun no lo encuentra?
    —Al parecer no. No se ha sabido sobre ello. En nuestro clan hay guerreros muy poderosos. Pertenecemos al clan más poderoso de nuestro planeta, y es uno de los más importantes alrededor del universo. Actualmente, la líder del clan, tu abuela, Dessena Magno, es el ser más poderoso del planeta luego de los dioses. Pero al parecer, Scott no la considera digna.

    — ¡Vaya! Sí que es exigente.
    —Quiere lo mejor de lo mejor para heredar su gran poder.
    —Un momento, si nuestro clan es tan importante. ¿Por qué nosotros vivimos en esta pobreza?
    —Te lo diré pero, podrías enojarte con ellos.
    —Hummm.
    —Veraz. En nuestro clan, el poder es lo más importante. Aquellos sin poder, son expulsados del clan, los débiles no somos bienvenidos. Yo soy débil, y por ello me expulsaron. Mi propia madre fue la que me expulso.
    —Si que son estrictos.
    —Lo son. Esa es la ideología de nuestro clan. El poder lo es todo… Bueno, se hace tarde. Hora de dormir Dante. Mañana hay que cazar para la comida. Descansa.
    —Está bien, Papa. Hasta mañana-Grita-Hasta mañana Mama.

    Titania también le grita “Hasta mañana” a su hijo. Kanto la abraza y duermen con las manos juntas. Dante se acurruca. La aldea duerme. Dante se habla a sí mismo: Nuestro clan es muy estricto. Me esforzare y llevara a mis padres devuelta al clan. Una voz suena en la cabeza del niño. ¡EL PODER LO ES TODO! Dante murmulla mientras se duerme: El poder lo es todo.

    En casa de los Juzze. Minaya se dirige al cuarto de su hermano.

    —Hermano…
    — ¿Eh? ¿Qué pasa?
    —Puedo dormir contigo, tengo frio.
    —Claro, ven.-Dice Vergil, sonriendo.

    Los hermanos se acurrucan juntos. Minaya duerme feliz contra el pecho de su hermano. Espera que nada cambie y pueden seguir siendo felices, todos juntos, lo desea más que nada.

    En otra parte del imperio, en una ciudad, en un Dojo. Un niño albino duerme sobre su cama blanca. El emperador se acuesta con su mujer. Un hombre de pelo largo y negro, esta guardando su lanza en un forro blanco, con un logo en forma de X. El cielo negro resplandece con las estrellas y las luces de las naves espaciales. El eco de las ranas se escucha con claridad en los bosques. Kanto, aun dormido, como un reflejo, besa la frente de su esposa. La lluvia cae leve en el techo de paja y madera donde viven. Hace mucho frio, pero ya están acostumbrados.

    En este mundo, hay ocho elementos: El fuego, el trueno, la tierra, el agua, el viento, la energía natural, la luz y la oscuridad. Todos distintos y a la vez iguales. Cada uno de esos elementos hace más poderoso a un guerrero. La energía elemental se incrementa con el entrenamiento y el talento. Pero no solo hay guerreros en este mundo. Las personas sin talento para pelear, las cuales apenas pueden usar sus elementos, o personas que solo no quieren pelear. Ellos tienen trabajos normales: Cocineros, actores, músicos, empresarios, etc.

    Amanece en la Aldea Pino. Dante se levanta temprano, toma su desayuno y se va al bosque a cazar algo. En el bosque casi muerto, no hay mucho, pero él sigue buscando. Después de un buen rato se rinde y decide ir a jugar. Minaya está afuera de su casa, ve a Dante y lo abraza fuerte como siempre hace. Dante pregunta sobre Vergil y le dicen que está leyendo muchos libros de ciencia últimamente, son muy complicados y no sabe de donde las obtiene. A Dante no le interesa mucho y decide jugar con Minaya solamente. La pequeña de cinco años, a pesar de no entender mucho sobre el amor, siente algo diferente hacia Dante, no son los únicos niños de la aldea, pero siempre están juntos. Tiene el sentimiento inconfundible de no querer alejarse de él, de no querer perderlo de vista, la hace feliz poder abrazarlo y agarrarlo de la mano. Ambos corren de lado a lado y Vergil los mira por la ventana, sonríe y vuelve a leer. Sus padres no entienden porque tiene tanto apego a esos libros tan complicados. Se acercan a él para preguntarle.

    — ¿Quiere ser un científico, Virgilio?-Pregunta su madre.
    —Eso creo, por el momento me conformo con leer esto.

    Cualquier padre estaría orgulloso de su hijo, pero para los que son de clase pobre, las oportunidades no son muchas. Tienen algo de miedo de que su hijo termine decepcionado. Vergil termina de leer y sale a la calle a jugar con Dante y Minaya. Vergil y Dante deciden competir una vez más, siempre lo hacen. Esta vez compiten para ver quién puede lanzar más lejos unas piedras. Sin darse cuenta, el tiempo paso muy rápido. Dante regresa a casa cansado, come y se va a directo a dormir.

    En un cuartel del imperio, un capitán y dos soldados salen. Se suben a un auto y arrancan. Es el capitán Yakuza, va a una de sus rondas de inspección, es un busca talentos. Se acomoda y baja su gorra para dormir un momento. Detrás del auto se ve a los oficiales de su escuadrón entrenando, se ve a una chica de no más de 12 años romper un muro duro y grueso de un puñetazo sin el más mínimo esfuerzo.

    Lejos de ahí, un hombre con traje negro largo de una pieza, está sentado en una roca, muchas personas están destripadas, degolladas y decapitadas a su alrededor, tiene una guadaña en la mano izquierda, y en la derecha tiene una pluma, esta tachando nombres de un pergamino, el pergamino tiene unas sombras que lo hacen flotar. Algo en su oreja suena.

    —Bain.
    — ¿Qué sucede?
    —Hemos encontrado la espada legendaria que tanto buscabas.
    — ¿Hades?
    —Sí.
    —Excelente.

    Un anciano está sentado frente a una ventana, observa la luna. Hay dos niños corriendo por su Dojo vacio, se tropiezan y comienzan a reírse.

    Dos mujeres tiene atadas las manos a la espalda, están llorando, están siendo violadas por dos soldados imperiales. Hay dos hombres sobre un rio de sangre a una esquina de la casa donde se encuentran. Hay un niño viendo asustando por la puerta semiabierta.

    Seres gigantes, muy parecidos a los humanos, a excepción de que sus cuerpos son pálidos, están sentados alrededor de una enorme fogata, mientras están rodeados de gigantes montañas y arboles. Aun mas allá, hay ocho dragones durmiendo sobre inmensas montañas, debajo de ellos hay personas en chozas. Comen alimentos cosechados por ellos. Son el clan Long de los dragones.

    PD: Mi blog:
     
    Última edición por un moderador: 22 Agosto 2016
  2.  
    DannySalazar

    DannySalazar Creador del tema Cemzoonita

    Piscis
    PROMESA

    Dante sale de casa, se dirige a jugar. Como siempre, él y Vergil tienen una competencia. Dante corre y los observa a la lejanía. Ellos lo reciben con una sonrisa.

    — ¿Qué hay Dante? ¿Está listo?-Vergil, alegre como siempre.
    —Por supuesto, estoy listo para todo. Te pateare el trasero.
    —Estaré apoyándote, Dante.
    — ¿Eh? ¡Minaya! Eres mi hermana, se supone que debes apoyarme a mí.
    —Pero, es que Dante me gusta….
    — ¿Te gusta? ¿Cómo te gusta el pan?
    —Pues…
    —Está bien. Apoya a Dante, pero me darás tu presa de la cena cuando gane.
    —Ehhhh. Solo si ganas.
    —Ganare. Soy el que más gana.-Vergil se apunta con su pulgar al pecho.
    Dante: ¿En qué competiremos?
    —Algo simple. Correremos desde donde comienza la aldea hasta donde termina. Serán cinco vueltas, el que llegue primero gana.

    La aldea no es muy grande, apenas 14 casas la habitan.

    —Está bien. Estoy preparado.
    —Muy bien. Minaya. Cuando nos hayamos puesto en posición gritas “Fuera”.
    —Entendido.
    —No vale salir antes del grito. No hagas trampas, Dante.
    —Yo no jamás hago trampa. Te venceré porque soy el más veloz.
    —Naahhh. Yo soy más rápido.
    —No, yo.
    —YO
    —Eso se decidirá luego de la carrera, dejen de pelear y alístense-Dice Minaya con una voz de autoridad.
    Vergil: Esta bien, regañona.

    —En sus marcas. Listos. FUERA.

    Dante y Vergil salen disparados. Dante va a la cabeza, pero ¿se mantendrá ahí hasta el final?

    Vergil lo rebasa y es el primero en llegar, gira y regresa. Dante no se ha quedado atrás y lo sigue. Están a solo una pulgada de distancia el uno el otro. Pasa el tiempo, se mantienen parejos. Están en la última vuelta. Corren y corren. Han llegado al mismo tiempo, son igual de rápidos.

    —Bueno-La voz de Vergil es entrecortada-Parece que somos igual de rápidos.
    —Pero yo soy menor que tu por un año. Eso quiere decir que yo soy mejor.
    — ¿Qué te hace pensar eso? Eso no quiere decir que serás mejor mas adelante. Como dice mi Mamá. Las cosas no se saben hasta el final.

    —Seré mejor que tu Vergil. Sera el mejor elementalista.
    —No me quedare atrás.
    —Pues yo tampoco-Grita Minaya-No crean que son los únicos que buscan ser elementalistas.
    Vergil: Pero tu estas muy atrasada.
    —Mamá me ha enseñado la teoría, puedo crear pequeñas chispas.
    —Pues… Dante puede crear bolas de fuego. Y yo pudo producir grandes chispas. Estas muy lejos de nosotros, hermana.
    —Espero que te mantengas con nosotros, Minaya.
    —No le des falsas esperanzas, Dante.
    —Sí. Yo también lo deseo, no quiero separarme de ti, Dante.
    — ¿Y si yo me voy no te importa?
    —Claro que no, hermano. Sabes que te amo.
    —Ojala estemos juntos por siempre chicos. Es una promesa.

    Los tres niños se toman de las manos, gritan que estarán juntos por siempre. Vergil es el primero en soltarse, necesita ir al baño. Dante le dice que tenga cuidado con las serpientes.

    Minaya aprovecha la ocasión, intenta formar otra promesa con Dante.

    —Dante….
    — ¿Qué?
    — ¿Qué te parece si…Somos novios y luego nos casamos?
    —Lo dices así de la nada.
    —Ahora no entendemos muy bien cómo funcionan esas cosas, pero estoy segura de que quiero contigo lo que mis padres y los tuyos tienen.
    —Está bien. No tengo problemas.
    — ¿Promesa con el meñique?
    —Claro.

    Ambos dicen al unisonó “Lo Prometo”

    Vergil regresa, pregunta de que hablaban, pero es un secreto. Le dicen que de nada.
    La madre de Vergil y Minaya da un grito. Le dice a su hija que la ayude con la cena. Le pide a Vergil ir al bosque y cazar un animal. Vergil le dice a Dante que tengan otra competencia. El que cacé el animal más grande gana. Dante acepta sin problemas.

    A kilómetros de la aldea. Un auto militar se dirige hacia ella. Esta bastante cerca, llegara en unos minutos. Dentro del auto hay tres soldados. Dos en los asientos de adelante y el último en el de atrás.

    Soldado 1: Capitán Yakuza. Estamos bastante cerca de la Aldea Pino.
    —Perfecto. Espero encontrar algo que valga la pena. Necesito más poder.
    —Señor. Dudo que encontremos talento en una aldea.
    — ¡Idiota! No subestimes el talento natural. Sea rico o pobre, el talento se da en cualquiera.
    —Lamento mi ignorancia señor.
    Soldado 2: Capitán. Ya llegamos.

    Al mismo tiempo, en el bosque. Dante se acerca a un jabalí. Se alegra bastante, se echa en la tierra y comienza a avanzar, lentamente. Para un niño de normal de cinco años, un jabalí salvaje sería demasiado peligroso. Dante está tranquilo, su control elemental es suficiente.

    El jabalí se acerca mientras come pasto seco, el bosque no está en buenas condiciones y los animales son raros. El jabalí llega justo al lugar donde Dante estaba. Dante sale de los arbustos donde se escondía y ¡Zaz! Dante lo mata golpeándolo en la cabeza con su puño derecho cubierto en llamas, pero el jabalí no está quemado.

    Al mismo tiempo, Vergil camina por el bosque, pero no ve nada. Mientras avanza, observa a una sombra moverse a gran velocidad, se sorprende pero finalmente la ignora. Al caminar pisa ramas secas, pasa por un lago, igual, seco. Al final no encontró nada.

    — ¡Maldición! Ya va estar la cena, de seguro Dante encontró algo. Esta vez perdí.

    Saliendo del bosque, ambos se encuentran.

    —Lo sabía. Ese jabalí se ve bien. Supongo que vino de otro lugar, no hay casi nada en este bosque. Tendremos que mudarnos en algún momento.
    —Estará delicioso.
    —Me llevo la mitad.
    —Lo suponía.

    Dante se distrae por un momento.

    — ¿Qué pasa?
    —Me pareció ver un zorro. Olvídalo.
    —Tengo otra propuesta.
    — ¿Cuál?
    —Es una súper idea para nuestra competencia.
    —Vamos, dime.
    —Cuando nos volvamos grandes elementalistas y lleguemos a la cima.
    —Siiiii.-Agitando su brazos
    —Mataremos a los Dioses.-Dice Vergil con una sonrisa ambiciosa.
    —Wuao. ¡Esa es la mejor competencia de todas!
    —A que si… ¿Qué dices?
    —Acepto-Dijo Dante, si ninguna duda en su mente o corazón.
    —Genial. Cuando estemos en lo más alto, tendremos una batalla para decidir quién matara a los Dioses. Aunque creo que ver quien los mata más rápido es más divertido. Es mejor decidir quién es digno de enfrentarse a ellos.

    Vergil regresa a casa con el jabalí, mientras que Dante se desvía. Ahora está seguro, si era un zorro.

    Dante persigue al zorro pero lo pierde de vista. No entiende como paso eso. El zorro solo desapareció. Dante regresa a casa cabizbajo. Una sombra devora al zorro, es la misma que Vergil vio. Al parecer, es un adolescente.

    En su regreso a casa, Dante es rodeado por 3 lobos. Están en los huesos, han llegado al bosque siguiendo un aroma que jamás sintieron antes. Dante se acerca al líder, lo acaricia en la cabeza, los lobos no pueden atacarlo, no desean hacerlo. Los mismos lobos están confundidos. Dante los acaricia a los tres, pero, no dura mucho tiempo. Dante carga los cadáveres de los lobos, también son comestibles.

    En la aldea, el auto militar se ha estacionado en la entrada.

    Soldado 1: Esta aldea no está en tal mal estado. Han tenido suerte.
    —Así parece. Si no encuentro algo que me satisfaga, la destruiré. Comencemos la inspección.

    El capitán Yakuza y sus dos soldados bajan del auto. El capitán tiene una mirada fría; sus ojos son rasgados. Tiene un espeso bigote y el cabello corto. Posee una musculatura que se ve aun encima de su uniforme verde oscuro. Con cada paso que da impone miedo y respeto. Pasa por varias casas. Las personas están asustadas. Sus hijos son inspeccionados por los escáneres. Estos escáneres son pequeños como celulares, reciben y codifican las ondas que emiten los elementos. Con esto pueden saber cuántos elementos posee el sujeto en cuestión, y que tan fuerte es su poder elemental, y su talento.

    Soldado 2: Hemos pasado por casi todas la casas y no hay nada bueno.
    —No perderé la esperanza. Algo me lo dice, aquí hay algo extraordinario.

    Pasan por la penúltima casa, la de los Juzze. Vergil había llegado primero ya que Dante se distrajo con el zorro y los lobos. Vergil había visto esas maquinas antes, en uno de sus viajes a la ciudades para robar libros. Sabe lo que hacen. Vergil siempre ha podido aparentar ser mucho más débil de lo que es. Puede ocultar todo su potencial, y parecer un debilucho del montón. Fue revisado y descartado por Yakuza.

    Por fin ha llegado la última casa. Kanto y Titania están muy asustados. No quieren perder a su hijo. Tal vez Kanto no tenga talento, pero su hijo pudo haberlo heredado. Tuvieron que romper la gran regla, mentir. Yakuza se planta frente a Kanto, ve sus ojos.

    — ¿Ustedes no tienen hijos?
    —No, no tuvimos la suerte.-Responde Titania.

    Nadie en el pueblo los contradice, están unidos.

    —Veo que usted es un Magno de sangre real.
    —Lo soy, pero no tuve talento y me expulsaron.
    —Algo bastante extraño en los de su clase. Una lástima, un niño Magno siempre será bienvenido. Muy bien, parece que esta es la ultima casa. Estoy decepcionado.

    Titania piensa para sus adentros. Desea más que nada en el mundo que su hijo todavía no regresa, pero ya era muy tarde. Dante entra por la puerta trasera con una gran sonrisa, está feliz por haber traído tanta comida.

    -Ya llegue, Mamá, Papá

    La sorpresa y el miedo se divisan claramente en el rostro de sus padres. Dante no entiende que está pasando. El enojo es claro en el rostro de Yakuza. La atmosfera se pone pesada y densa.

    — ¡A MI NADIE ME MIENTE!

    Velozmente, Yakuza saco un cuchillo y cortó el cuello de Kanto Magno, ante la mirada aterrada de Dante. La siguiente es su madre. Titania le grita a su hijo que huya. Su cuello también es cortado, la sangre emana. Dante y su rostro de terror.

    —Ahora. Niño Magno, ven conmigo. No te resistas, ve…

    Dante en el enojo y el miedo libera una gran cantidad de energía elemental. En su gran grito, quema la casa, los cadáveres de los lobos y calcina a los dos soldados que acompañan al capitán. Momentáneamente cegado por la gran demostración de aquel niño de cinco años, Yakuza lo deja escapar. Dante, con las últimas palabras de su madre resonando en su cabeza, impulsándose con el fuego, sale volando a una enorme velocidad. Yakuza esta inmóvil, quiere moverse pero no puede, está demasiado sorprendido por lo que ha visto.

    —si…si…Si…Si. Esto es lo que buscaba. ¡SI!

    Cuando Yakuza se recupero, ya era tarde. Dante se había perdido de vista, y ya estaba pronto a llegar a la ciudad Az. El talento natural de Dante le permitió controlar su elemento fuego, gracias a él logro huir del peligro. Los testigos no lo creen.

    Minaya: Da-da-da-da-Dante.

    Vergil tiene una enorme sonrisa en su rostro.

    —El poder de Dante es asombroso. Lo sabía, el será mi rival por siempre. El hará divertido este podrido y aburrido mundo. El y solo él.

    Yakuza se culpa por dejarse impresionar. Ha dejado escapar un tesoro. Pero no descansara en encontrarlo y convertirlo en su soldado.

    En las cercanías de la ciudad Az. Dante ha volado por mucho tiempo y está cansado. Es hora de caer, y cayó como un muerto directo a un basurero. Una persona escucha el ruido. Dante respira agitado, se pregunta porque paso lo que paso. Se pregunta dónde está. El niño ya no está asustado, ya ha asimilado todo lo ocurrido. No está llorando o algo parecido. Ha superado lo que hubiera sido considerado un trauma, y lo hizo en unos cuantos minutos. Ha evolucionado.

    Es de noche y llueve a cántaros. En la ciudad Az, llueve cinco de los siete días de la semana. La razón por la que esto pasa, es porque la Diosa del Agua vive cerca, en la montaña azul.

    Un anciano de pelo largo y blanco, de barba gris, y vestido con un Kimono plomo, se acerca al niño. Le pone un paraguas sobre la cabeza y habla con una voz amable.

    —Hijo ¿Te encuentras bien?
    —Eso creo. Estoy a salvo
    — ¿A salvo? ¿A qué te refieres?
    —Mis padres fueron asesinados por un militar. Me iba a atrapar si no escapaba.

    El anciano se sorprendió de la tranquilidad del niño.

    —Se ve que has pasado por mucho. Ven conmigo, estas empapado. Podrías enfermarte.
    —Gracias señor.....
    —Me llamo Arthur Zackye y soy un maestro de karate. Te llevare a mi Dojo.
    —Gracias.

    Dante camina junto al anciano. Mira a todos lados, es la primera vez que ve una ciudad. Esta muy sorprendido de todo lo que ve. Una mujer con bolsas con verduras y frutas se acerca al anciano.

    —Maestro Zackye.
    —Hola, señora Nubes.
    —Ya que lo encuentro, quería preguntarle cómo va mi hijo. Nunca me cuenta nada.
    —Bastante bien. Progresa muy rápido.
    —Me alegra que este poniendo energía en algo. Es un niño muy revoltoso. ¿Y este pequeño tan lindo?-La mujer observa los ojos de Dante-¿Un Magno?
    —Lo eh encontrado tirado en un basurero.
    —Debió haber escapado o algo así.
    —Al parecer sus padres ha muerto.

    Dante abre grande la boca frente a una panadería.

    —No lo puedo creer. Dos Magnos han muerto. No parece triste ni nada parecido.
    —Lo sé. También me sorprende, pero no parece haber mentido. En cuanto a los Magno. De seguro eran exiliados. No está vestido como un noble.
    —Eso parece. ¿Lo llevara con usted?
    —Sí. No creo que tenga lugar al cual ir.
    —Un gran gesto de su parte. Me retiro. Adiós.
    —Adiós.

    Dante ha sido llevado al Dojo Tsubame Gaeshi. La entrada del Dojo es simple. Es de mármol, pero tiene algunas partes metálicas. Hay muchas plantas alrededor, y dos palmeras. El patio trasero tiene un gran árbol de cerezo. Las hojas rosadas tranquilizan al que las ve.

    —Este Dojo es grande.
    —Claro, tengo muchos alumnos.

    Una niña de seis años interrumpe. Esta despeinada, parece que acabara de levantarse.

    — ¿Quién es, Papá?

    —El es.....

    —Dante, me llamo Dante.
    —Si y Dante vivirá ahora con nosotros ¿No te molesta o sí?
    —No, está bien. Eso quiere decir que eres mi hermano.-Dice Mila Peeters, sonriendo.
    — ¿Te gustaría quedarte Dante?
    —Claro. No tengo adonde ir. Además quiero hacerme más fuerte, quiero ser un elementalista.
    -—Muy bien. Yo te enseñare.

    Zackye piensa: No parece haber mentido pero... Si está diciendo la verdad. Me sorprende lo calmado que esta. Es como si no hubiera pasado nada.

    —Bien Mila, porque no le enseñas donde está el baño y luego su habitación.
    —Bien. Sígueme Dante.
    —Está bien.

    Luego del baño y de comer, el Dojo se dispone a cerrar. Dante está en su cama.

    —Mis padres acaban de morir. Mi vida como la conocía ha acabado. Estoy lejos de mis amigos. Pero aun no quiero volver, no hasta ser más fuerte. Ese sujeto… ¿Quién será? Es fuerte. También debo vengar a mis padres. No es que sienta odio, pero, se supone que es lo que debo hacer. Zackye-sensei me entrenara a partir de mañana. Me esforzare. Ahora, a dormir.

    Dante despierta en un lugar extraño. Esta todo blanco, es la nada. Es una dimensión, una dimensión vacía. Un vacio blanco.

    — ¿Dónde estoy?
    —Hola.

    Saluda una voz, una voz extraña. Dante nunca ha oído una voz como aquella. Es como si el sonido que producen los truenos y relámpagos dijeran palabras. Dante se asusta.

    — ¿Quién eres tú?
    — ¿Yo? Mi nombre es trueno.
    — ¿Trueno?
    —Así es, y él es fuego. Somos tus elementos.
    —¿Mis..elementos?
    —Exacto.

    Los elementos hablan al unisonó.

    —Este lugar es conocido como la Dimensión vacía. Aquí solo pueden entrar las personas que posean la habilidad especial “Zen”, Tú eres uno de ellos, Dante.
    — ¿Zen?
    —Sí. Zen. Es por eso que tú puedes entrar y conversar con nosotros. Tú posees esa habilidad.
    —Wuao.

    Fuego comienza a hablar por su cuenta. Su voz es como si el sonido que produce el fuego emitirá frases.

    —Ahora. Necesitamos tu ayuda.
    — ¿Mi ayuda?
    —Por eso te hemos llamado. Hay un sujeto por allá. Dice llamarse aire.
    — ¿Aire? Eso es imposible. Solo se pueden tener dos elementos. Se hereda del padre o de la mamá, y si tienes suerte, de ambos. Pero no es posible tener más.
    —Pues yo que sé, soy solo un elemento.

    Dante sigue a los elementos. El fuego y los truenos se mueven de tal manera que forman una silueta humana. De un momento a otro, ahora forman una silueta animal. El de fuego parece un zorro, y el de trueno parece un perro siberiano. Dante no tiene idea de que han tomado esa forma para hacerlo sentirse más cómodo. Dante no sabe que el mismo ha cambiado sus formas.

    Finalmente han llegado donde se encuentra “Aire”, el elemento parece estar atrapado en una jaula pequeña. El elemento es amorfo.

    — ¿Estás bien?-Pregunta Dante.
    —Estoy de lo mejor, jamás me sentí así de bien. Estoy en el nirvana. Me siento como en un concierto de Radiohead.
    — ¿Enserio?-Pregunta Dante con una sonrisa.
    — ¡No idiota! Estoy en una jaula. Libérame.

    La voz del elemento era como si el sonido que produce el viento expresara sentimientos. Dante abre la jaula.

    —Ahhh. Por fin soy libre. No me gustaba nada estar encerrado. Bien.
    — ¿Qué haces aquí?
    — ¿Sabes de tu ancestro?
    —Sí.
    —Entonces deberías saber que decidió convertirse en energía elemental, para viajar entre sus descendientes, buscando a alguien digno de su poder.
    —Si, conozco eso. El ha sido el único capaz de lograr algo como eso. Tenía gran control elemental. El era genial.
    —Pues él ha decidido poner su confianza en ti, y dejarte usar su elemento, ósea yo. ¡Demonios! Me siento como una aspiradora que le prestas a tu vecino.
    — ¡Eso es genial! Jamás creí que eso sería posible.
    —No te emociones tanto. Hasta estar 100% seguro de que llegaras lejos, no te dará su poder. Así que por el momento el se mantendrá oculto dentro de ti.
    —Está bien. Con ustedes tres, llegare a lo más alto. Seré el más fuerte, venceré a Vergil, y matare a los Dioses. Sera divertido.

    Dante sale de la dimensión vacía. Se ve en su cuarto, no entiende nada. Duerme con una gran sonrisa en su rostro. Está ansioso por tener grandes batallas. Sera divertido.
     
  3.  
    DannySalazar

    DannySalazar Creador del tema Cemzoonita

    Piscis
    GOD OF THE ELEMENTS

    Capitulo 3

    LA LUZ Y LA OSCURIDAD

    La ciudad AZ goza de buena vida. Edificios grandes y sólidos. Grandes pantallas muestran anuncios de bebidas y artículos deportivos. Hay dos escuelas y cuatro hospitales. Las calles están llenos de tráfico, autos de tierra y aéreos ocupan mucho espacio.

    En el Dojo, Dante duerme profundamente. El anciano Arthur se acerca a él y lo despierta.

    —Dante, Dante, Dante. Despierta.
    — ¿Ah? ¿Eh? que... ¿qué pasa sensei?
    —Ya es hora de levantarse.
    —Ah, sí, claro. Está bien
    —Vaya, es raro ver a un niño sin problemas al levantarse a las 5 de la madrugada.
    —Tenía que levantarme a estas horas siempre en casa. Para salir a jugar o cazar algún animal para la cena. Vivíamos en una aldea podre y todos teníamos que trabajar en algo.
    — ¿Tu mismo los cazabas?
    —Sí. Puedo manifestar un poco mi elemento. Así es como lo hago.
    —Muy bien. Hablando de ti Dante. Quiero que me cuentes que fue lo que te paso exactamente.
    —Humm. Pues un militar asesino a mis padres. De seguro eran los militares que vienen a reclutar a soldados, escuchaba sobre eso siempre de mis padres cuando fingía dormir. Al parecer tenían miedo de que me encontraran, ignoro porque los mato, pero lo hizo, intento atraparme y hui.
    —Te veo muy tranquilo, ¿No estás triste o asustado?
    —No. Me siento bien, ya asimile la situación y seguí adelante.

    Arthur se sorprende de la mente tranquila de Dante.

    —Según noto. Eres un Magno.
    —Si lo soy.
    —De seguro tus padres conocían tu talento y por eso tenían miedo de que te encontraran. El talento que tus padres no poseyeron, tú lo debes tener, y dime, ¿recuerdas a ese militar?
    —Sí. Tenía bigote y una mirada seria. Aunque parecía feliz al verme.
    —Ya veo. (Bigote y mirada seria. No hay muchos así que busquen reclutar en lugares pobres. Solo conozco a uno que no discrimina a los pobres) ¿Eh? , espera un momento... ¿¡ESCAPASTE DE EL!?
    —Sí. Escape volando a toda velocidad. La verdad no tengo idea de cómo lo hice, jeje.
    — (Lo entendería si hubiera huido de uno de sus hombres pero, escapar de Yakuza no es algo que un niño pueda hacer) ¡Vaya! Dante, debes de tener un gran poder en ti.
    — ¿De verdad lo cree?
    —Por supuesto. Bueno no indagare más. ¿Pero no tienes amigos con los cuales volver? Sé que dije que eres bienvenido aquí. Pero si quieres regresar no te detendré.
    —No. No quiero regresar, estoy bien. No volveré hasta ser más fuerte. Sé que Minaya y Vergil se harán poderosos. Quiero sorprenderme al verlos.
    —Está bien. Te quedaras, ahora empecemos el entrenamiento. ¿Te parece?
    —Si, por supuesto.
    —Oh Mila, ¿Ya terminaste de limpiar el Dojo?
    Mila: Si, ya lo hice.
    —Bien, abre las puertas.
    Mila: A la orden sensei.

    Las puertas son abiertas y catorce niños entran al Dojo Tsubame Gaeshi. Todos están vestidos con sus trajes de karate. Todos se reúnen en el medio del Dojo, arrodillados. El maestro Zackye se para frente a ellos. Pregunta como están, y le responden con un ¡Osu!

    —Muy bien niños, quiero presentarles a un nuevo miembro. Su nombre es Dante. Saluden.

    Los niños se quedan callados, murmuran entre ellos. Uno de ellos grita: ¡Es un Magno! Miren sus ojos, es un Magno, increíble. Es la primera vez que veo uno de verdad. Los alumnos gritan por varios segundos, hasta que el grito del sensei lo hace callarse.

    —Muchachos, por favor. Dejen su sorpresa para después. Es hora de entrenar.
    Niños: ¡Osu!

    Ayube nubes, un niño de peinado extravagante se acerca a Dante. El magno se sorprende del pelo del niño, esta hacia arriba, es negro pero tiene un mecho azul, se ve gracioso.

    —Hola Dante.
    —Hola.
    —Parece que finalmente tendré un rival en este Dojo. Mila es buena pero, no se puede comparar. Me llamo Ayube pero me dicen Yu. Espero que seas mi rival.
    —Claro. Yo también espero un rival, así será más divertido.
    —Te aseguro que terminare siendo el mejor. Tengo cinco años. ¿Tu?
    —Tengo cinco también.
    —Entonces no habrá ventajas. Claro, además de que yo ya tengo un año aquí. Así que soy superior a ti, tu senpai. Tú eres el inferior, el Kohai. ¡No debes dejar de llamarme senpai!
    —Está bien. Yu-senpai.

    Dante y Ayube dan patadas laterales derechas. Ayube domina en la velocidad, pero Dante lo alcanza rápidamente. Mila levanta pesas y da puñetazos con ellas. Los demás niños apenas y podían concentrarse en entrenar por los hábiles que eran esos tres. En el ranking, Ayube está en lo más alto, seguido de Mila y por ultimo Dante. Pero no se mantendría así por mucho tiempo. El propio maestro está sorprendido de la mejora rápida de Dante, aun para un Magno, su velocidad de aprendizaje era demasiado alta. Su fuerza física se aumentaba a gran velocidad.

    En el descanso, Dante decide ver algo de televisión junto con sus nuevos amigos. Buscan un canal de artes marciales y elementalistas. Ayube le dice que ponga el 17. Dante sintoniza el canal y en la pantalla se ve a una chica. Una adolescente de quince años. Es la princesa Ángela Sujoz del pequeño país Zakue. País que no forma parte del imperio al haber nacido mucho después de que este fuera formado.

    Ella es considerada un prodigio y el orgullo de su nación. La princesa tiene el cabello largo y azul, es del mismo color que sus ojos. Esta vestida con una casaca ploma y con pantalones buzo azules. Dante no tardo mucho en admirarla, y enamorarse de ella, a su manera. Se enamoro de su poder y talento. Los ojos de Dante brillan como si hubiera encontrado un tesoro.

    —Ella es increíble. Que movimientos más rápidos y agiles tiene. Ha derrotado a esos 23 tipos con extrema facilidad. Me gustaría pelear con ella. Sera muy divertido.

    Ángela había derrotado a sus rivales de entrenamiento con facilidad. Evadía los golpes con gracia y saltaba sobre sus cabezas como si fueran plataformas. Ella hace eso muy seguido, es parte de su estilo de Kick Boxing. La princesa es maestra en el Kick Boxing Air. Luego de usarlos para impulsarse, la princesa los derriba con fuertes patadas.

    — ¿Te gusta mucho pelear no?
    —Claro. ¿A ti no?
    —Disfruto entrenar, pelear también, pero no a ese nivel. Tus ojos resplandecen.
    — ¿A tu alrededor?
    — ¿Al volar, destellos brillan en las nubes sin fin?
    —Yo tampoco entiendo muy bien, pero me gusta mucho pelear, debe ser algo de mi clan.
    —De seguro.

    Dante y Ayube salen a dar una caminata, se encuentran con Mila en el camino. Los tres siguen caminando hasta llegar a un pequeño lago en las afueras de la ciudad. Se sientan sobre el pasto. En el bosque Az, el aire es perfecto gracias a tantas flores. Los tres mosqueteros comen biscochos que Mila compro. Dante se recuesta en el pasto con los ojos cerrados. Ayube ataca a cosquillas a Mila, luego ella contraataca.

    En el Dojo, es de noche. Mila duerme a su lado, y el maestro en la habitación del costado. Hay mucho silencio. Dante intenta dormir, pero no puede, aun tiene mucha energía. Se levanta y va al salón de entrenamiento. Comienza a golpear el costal una y otra vez. Entreno por más de 5 horas hasta que finalmente se durmió ahí mismo. Al día siguiente es despertado por Mila, los demás alumnos llegan al alba y se ponen a entrenar, Dante, a pesar de haber dormido solo una hora, está lleno de energía, hace el doble de entrenamientos, nadie le sigue el paso.

    La amistad se hace más fuerte con cada día. Son inseparables, aunque Dante mantiene un poco de distancia, el entrena el doble que ellos. Ayube y Mila lo admiran, pero también lo envidian un poco. El ranking cambio constantemente, pero solo en el segundo lugar, Dante no cayo nunca más del primer puesto.

    RESIDENCIA MAGNO

    El clan Magno vive en su propio reino. Se encuentra ubicado no muy lejos del imperio. El clan Long también se encuentra cerca, al igual que el clan de los titanes.

    En el reino Magno, en el palacio principal, donde lo mejor de lo mejor del clan vive. Un mayordomo se acerca a la persona suprema, a la líder del clan.

    La mujer más hermosa y poderosa del mundo. Su nombre es Dessena Magno. No tiene competencia en belleza y poder, es lo mas supremo después de los dioses. Ella es una semidiosa. Su cabello es largo, blanco y sedoso; Llega hasta su cintura, y la punta está amarrada con una cinta negra. Sus ojos son iguales a los de Dante. El izquierdo es rojo y el derecho azul. Lo que quiere decir que es descendiente directa del ancestro Scott.

    Ella viste con un traje y corbata. En su guardarropas hay vestidos de gala, ropas de entrenamiento, ropas para dormir, mas trajes y toallas. Esta sentada sobre su trono, como siempre lo hace. Sus piernas están cruzadas, emite un aroma exquisito. Bebe una copa de vino tinto.

    —Mi señora Dessena.
    — ¿Qué sucede, Zacarías?

    La voz de Dessena es melodiosa, suave, relajada y arrogante.

    —Nuestros informantes en la aldea pino trajeron un informe.
    —Así… ¿Cuál?
    —Su hijo, Kanto, ha sido asesinado junto con su esposa.

    Dessena se mantiene igual de calmada.

    — ¿Y mi nieto?
    —Al parecer logro huir.
    —Ah… quiero verlo.
    —Nos pondremos a buscarlo inmediatamente.
    —No.
    — ¿Mi señora?
    —Ya lo veré...Algún día. El no morirá, lleva mi sangre, mi talento, mi poder. Es diferente al inútil que fue su padre. No puedo esperar a verlo crecido.

    Dessena Magno. Es la actual líder del clan. Su enorme talento y poder le ganaron fama y adoración. No hay nadie en ninguno de los dos enormes continentes del planeta que no la conozca, en el universo no es diferente. Se convirtió en la reina a la edad de 23. Desde entonces se ha mantenido en el poder, cincuenta años ya. No hay nadie capaz de superarla, es una semidiosa. Alcanzo ese nivel de poder a los treinta años, desde entonces, no ha envejecido ni un día. Disfruta de su vida eterna, la hermosa reina soberana.

    —Una cosa más, mi señora.
    —Ah… ¿Cuál?
    —Alguien ha venido a retarla.
    —….
    —Un samurái de 46 años, del elemento trueno. Se jacta de haber superado la velocidad del sonido.
    —….Jajajajaajaa. No lo puedo creer. Se jacta de algo que logre a los diez años.
    —Lo botaremos enseguida.
    — ¡No! Pagara alto su arrogancia. ¡Tráeme mis Tonfas!

    ALDEA PINO

    —Yakuza no destruyo la aldea. Supongo que debió haberse conformado con la demostración de Dante. Minaya está triste, cree que ha muerto. Dante no está muerto, estoy seguro de que ha escapado sano y salvo, ya debió haber superado lo que paso y ya estará entrenando. Mi rival no puede ser débil, el no es débil, por ello es mi rival. Somos iguales, serenos y claros. Evolucionamos muy rápido, superamos cualquiera problema rápido.

    No puedo quedarme aquí, aquí no mejorare. Debo entrenar yo también, debo ser más fuerte. No dejare que Dante se me adelante, yo soy el que debe sacarle ventaja. Ahora. Dante perdió a sus padres, como ya lo supero, debió haberse hecho más fuerte mentalmente. Discutimos de esto cuando cumplió los tres años, los sentimientos son para débiles. El seguirá el camino de la luz, y yo el de la oscuridad. El se divertirá peleando y peleando contra tipos fuertes. Pero yo necesito más. Dominare este podrido mundo, yo matare a los Dioses. Yo seré el Dios de este mundo.
    ¿Qué sigue? Cierto…Debo matar a mis padres-La sonrisa de Vergil es grande y llena de locura-Si, debo matarlos. ¿Eh? ¿Por qué? ¿Por qué será divertido? No. Debo hacerlo para ser libre. Los sentimientos son para débiles, son un estorbo, no los necesito. Siento este, este molesto amor por ellos. Necesito matarlos para ser libre, no puedo dominar este mundo así… con estos, estos molestos sentimientos. ¿Se supone que un niño de seis años hable así? ¡Va! No soy un niño. Tal vez mi cuerpo lo aparente, pero no, mi cerebro está demasiado desarrollado. Esta desarrollado aunque, todo es muy confuso… Muchas ideas rebotan en mi mente.

    Los matare. No tengo dudas. ¿Y Minaya? No, ella no debe morir. Debo comprobar si es digna de acompañarnos. Esta decidido, hoy, en la noche, en dos horas cuando estén dormidos.

    Toda la aldea duerme. En la casa de los Juzze no es diferente.

    —La oscuridad es hermosa de verdad. La prefiero más que al molesto sol. Las sombras son más divertidas. Hola padres, ¿Cómo están? ¿Durmiendo? Ya veo. ¡NO! ¿Qué? Tienes razón…Matarlos mientras duermen no es divertido.

    Vergil se acerca a la cama de sus padres. Ellos duermen serenos, abrazados. Respira hondo, saca el cuchillo. Está lloviendo y relámpagos caen estridentes, pero la gente sigue durmiendo, están acostumbrados. El control elemental de Vergil es bueno para alguien de su edad. Pisa el suelo con fuerza, la electricidad que produce despierta a sus padres.

    — ¡Vergilio!-Grita su padre-¿Qué sucede?
    —Oh nada. Solo los asesinare.
    — ¿Qué?-Pregunta la madre-Baja ese cuchillo por favor. Vamos a dormir ¿Si?
    —No, gracias. No quiero dormir, tengo que irme después de esto.

    Vergil alza el cuchillo, usa su elemento para darle más fuerza a su cuerpo y más filo al arma. Su madre solo sabe la teoría mas no puede manifestar su elemento, y su padre no tiene nada de talento. Aun así, se levanta a toda velocidad para detener a su hijo… Pero es imposible, el cuerpo de su hijo se movió demasiado rápido, está en su espalda y lo ha apuñalado. El padre cae mientras Vergil sonríe, la electricidad recorre su mano derecha.

    La madre está paralizada, en shock, no entiende nada. Vergil camina hacia ella, cuando de pronto una voz de niña suena.

    —Hermano… ¿Qué pasa?-Pregunta una soñolienta Minaya.
    —Estoy matando a mamá y papá.

    Minaya está paralizada, siente mucho miedo de su hermano. Esa sonrisa, esa sonrisa sádica la asusta. Esa tranquilidad ante un acto horroroso la asusta aun más.

    — ¿Por qué?
    —Humm. Sera difícil explicarlo. Solo los necesito muertos.
    — ¡No!-Minaya se cubre los oídos y cierra los ojos, espera que todo sea un sueño.
    —Tú no lo entenderías, eres una niña normal, y sientes como los demás. Yo soy diferente.

    Vergil lame el cuchillo.

    — ¿Diferente?
    —Así es. Estoy destinado a la grandeza y no dejare que nadie se me interponga, nadie que no sea Dante. El es el único en quien puedo confiar.
    — ¿Da-Dante?
    —Sí. El es la luz, es mi opuesto, pero a la vez es mi igual. Ahora si me disculpas, tengo un asunto pendiente.

    Vergil voltea hacia su madre. Ella emite gemidos apagados.

    -Shuuuu... Vamos madre, cállate.

    Ella sigue gimiendo y al final da un grito agudo.

    -¡SILENCIO! NO CHILLES. ME MOLESTA. Tu forma de gritar no es divertida. No es de temor, es de locura…Has perdido la cabeza tan fácil, eres una mujer débil. DEBIL, al igual que mi padre. SON DEBILES. Para lo único que han servido es para engendrarme, lo único bueno que han hecho en sus patéticas vidas ha sido engendrar al nuevo DIOS ELEMENTAL. ¡SERES INFERIORES! Lo único-esta vez es un murmullo-Lo único que bueno que han hecho es engendrar a un ser perfecto. Soy perfecto y todo, todo me pertenece. Ustedes no me merecen.

    Al término de su discurso, la madre de Vergil tenía 13 puñaladas en su cuerpo. Minaya llora impotente, no puedo moverse ni articular palabra.

    —Ya termine. Ambos están muertos. Sí que me descargue esta noche. Lo lamento, se que los querías. Considera esto como una prueba. Si no eres capaz de superar esto, si no eres capaz de entender que los sentimientos son una debilidad, no podrás alcanzarnos y mucho menos superarnos. Los débiles, ya sea de cuerpo o mente están destinados a morir. Adiós.

    Vergil salta por la ventana, se aleja a una gran velocidad gracias a la potencia en sus pies que le da su elemento trueno. Los vecinos se acercan a la choza de los Juzze. Recién han escuchado el ruido producido por Vergil. Macgready irrumpe con fuerza preguntando qué pasa. Asustado grita: ¡Están muertos!

    Se ha liberado, Vergil emprende su viaje.

    — ¿Adonde iré? Debo encontrar un buen lugar. Necesito vivir en una ciudad. Necesito llegar a las puertas del imperio, debo tener una gran calidad de entrenamiento.

    Corrió y corrió por mucho tiempo. Llego al muro que separa el imperio de la tierra pobre. Usa su segunda habilidad especial. No produce nada, ha bajado su presencia al mínimo. En la puerta del muro norte hay dos casetas. Doce guardias vigilan. Las casetas están separadas por unos 15 metros, y Vergil saltan por el medio. Aterriza dentro del imperio.

    —Por fin, aire fresco.

    Al camina por una ciudad, Vergil se cruza con alguien especial.

    — ¡Vaya! Cuanta oscuridad en un simple niño.
    —No me compares con los otros.
    —Tienes razón.
    — ¿Qué quieres?

    La persona frente a Vergil es un niño de doce años. Tiene el cabello corto y marrón. Su rostro tiene algunas pecas. Habla con un tono relajado. Viste con una casaca negra, del mismo color que su pantalón buzo.

    -Mi nombre es Mitt Reverier.
    -¿Y?
    -Te diré un secreto….
    -Jester, así me llamo.
    -Muy bien, Jester. Pertenezco a una organización que se mantiene oculta.
    -¿Y?
    -Deseo que te unas.
    -¿Qué gano con eso?

    Mitt sonríe y expulsa su enorme poder. Vergil está sorprendido.

    -Está bien.
    -Perfecto.

    PD: BLOG:
     
    Última edición por un moderador: 26 Agosto 2016
  4.  
    DannySalazar

    DannySalazar Creador del tema Cemzoonita

    Piscis
    GOD OF THE ELEMENTS

    CAPITULO 3.5

    Dante está sentado sobre un cojín en medio del Dojo, su maestro está sentado frente a él, con los ojos cerrados. Al abrirlos el maestro pregunta—Dime Dante, ¿Qué has aprendido?—Dante sonríe, confiado, no se ha olvidado nada.

    —Los elementos son seres vivos, conviven con nosotros y obedecen todas las órdenes del usuario, si nosotros morimos, ellos también lo harán. Hay ocho elementos. Algunos de los elementos tienen extensiones las cuales son:

    -Fuego: Lava y energía solar.
    -Agua: Hielo y neblina.
    -Energía natural: Madera y hojas.
    -Trueno: Electromagnetismo.
    -Tierra: Rocas y minerales.

    —Estos se obtienen con entrenamiento y dedicación. El resto no tiene extensiones pero la luz y las sombras tienen sus propias ventajas.

    -Las sombras: Las sombras permiten regenerar heridas y extremidades cercenadas. Además, poseen la gran ventaja de poder acceder al UnderWorld, donde viven las criaturas creadas por el Dios de las sombras, y por último pueden crear venenos con base de sus sombras.
    -La luz también puede curar heridas, pero no regenerarse, y pueden curar los venenos de la sombra. Por lo tanto hay una gran rivalidad entre ellos, pero las sombras son superiores.

    —Muy bien. Sigue.

    —Los elementos se pueden usar tanto interna como externamente. Pero al usarlo internamente no puedes obtener tantos resultados como externamente. Además, existen niveles.

    1: La proyección: Es cuando manifiestas tu elemento para crear algo pequeño en una palma de tu mano, tanto como puedes expulsarla y usarla para atacar o algo similar.
    2: Concentración: Es cuando manifiesta tu elemento en punto especificado. Por ejemplo, los ojos, así podrás ver mucho mejor.
    3: Liberación: Es cuando manifiestas tu elemento en: Pies, manos, cuello y cintura. Es el primer paso y el más fácil, pero para el siguiente se necesita mucho entrenamiento.
    4: Liberación total: Es cuando manifiestas tu elemento en todo tu cuerpo, de pies a cabeza.
    5: Doble-Liberación: Si posees dos elementos puedes manifestarlos ambos al mismo tiempo, dándote mayor fuerza que alguien común que solo tiene una. Así mismo, también tiene el mismo nombre cuando lo manifiestas en el modo total, pero. Usar esos modos cansa bastante, debes tener una gran condición para poder dominarlas.

    —Excelente.
    —Tan bien aprendí sobre el vacio blanco. Es un lugar especial donde solo pueden entrar los que poseemos la habilidad Zen. Algunos monjes pueden alcanzar ese estado luego de mucho entrenamiento. En el vacio blanco puedes conversar con tus elementos, pero también entrenar con ellos, la mejora es suprema pero pones en mucho peligro tu vida.
    —Muy bien, has aprendido bien. ¿Algo más?
    —Sí. Hay algunos elementos como el fuego y el trueno, donde la manifestación puede ser de un color distinto. El fuego siempre es rojo, pero también puede verse de color azul y verde. Y los truenos y relámpagos siempre son blancos con azul, pero algunos lo manifiestan de color amarillo. La razón de porque esto pasa no es clara.

    Nota: El color del fuego depende de que átomos quemes y a qué velocidad.

    —Excelente Dante, has aprendido bien en unos cuantos minutos.
    —Tengo una pregunta.
    — ¿Cuál?
    — ¿Qué es Radiohead?
    —No tengo idea, jamás he escuchado eso.

    Dante decide preguntarle al ser que dijo ese nombre, a aire. Intenta entrar al vacio blanco pero no puede, el también debe entrenar, la razón por la que pudo entrar fue porque ellos lo llamaron. Entonces, en la noche, fue llamado una vez más.

    — ¿Aire?
    —Hola mocoso. Te llamaba, necesito un mazo de cartas, tengo que jugar póker o moriré.
    —Yo no tengo eso.
    —Solo desea que aparezca y aparecerán en este lugar.
    —Tengo una pregunta, aire.
    —Ahhh…. ¿Qué?
    — ¿Qué es Radiohead?
    —Ah eso. Tengo conocimiento de cómo el mundo ha avanzado ya que he estado pasando de Magno en Magno. Según oí, se abrió una especie de portal. Solo muy pocos conocen sobre ello, al parecer ese mundo estaba devastado, pero algunas cosas logran pasar por el portal. Estas cosas fueron llamadas reliquias, Radiohead es una de esas cosas.
    —Ohh! Genial.
    —Ahora tráeme el mazo mocoso.

    Blog principal:
    Blog secundario(nuevo):
     
    Última edición por un moderador: 28 Agosto 2016
  5.  
    Acero

    Acero Equipo administrativo Tribu Cooz Creador de Contenido Seishun Gakuen

    Escorpión
    Hola Danny. Sólo he leído el primer post, así que te comentaré lo que pienso del primer capítulo únicamente.

    Me llamó mucho la atención la historia. Pinta para una muy buena historia, parece que tienes la idea muy bien pensada y estructurada. Por momentos hasta se me figura una película. Me gustan las descripciones que haces de los personajes y de los paisajes, es genial para ubicarse en tiempo y espacio. Lo que no me gusta, o más bien lo que me causa algo de conflicto, es el hecho de que mezcles el diálogo narrado con el formato script o diálogo de teatro. Te recomendaría que usaras el narrado, porque es el más común y el más aceptado, pero bueno, mientras no los mezcles me doy por bien servida.

    Por otro lado, siento que te falta un poco más de experiencia escribiendo. Como dije, tienes una muy buena idea y elementos a favor, pero tienes otros en contra. Saltas de un lugar a otro casi inmediatamente, sin preámbulos, y aún te falta un mejor manejo a la hora de estructurar un párrafo. Pero como dije, es experiencia escribiendo.


    Hablando concretamente de la historia, es interesante. Hay ciertos datos que me hacen pensar en dos candidatos para recibir el poder ancestral, y en uno para que sea el enemigo de la historia. No me quedó claro el final, pienso que estabas hablando de un Clan diferente, pero tal vez me quite la duda en cuanto lea los demás capítulos, que espero hacerlo pronto.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    DannySalazar

    DannySalazar Creador del tema Cemzoonita

    Piscis
    Gracias por el comentario. Correjire eso del Scrip. Sobre la historia, siempre pienso que se puede mejorar. Esta es la tercera ves que la estoy reescribiendo, y no decarto hacerlo mas veces.
     
  7.  
    DannySalazar

    DannySalazar Creador del tema Cemzoonita

    Piscis
    Capitulo 4

    PROGENITORES

    Por más que entreno no logro mejorar—Pensaba Kanto de dieciséis años— ¿Qué voy a hacer? Si no me hago más fuerte me expulsaran, no importa que la líder sea mi madre ¡Maldición! Debo seguir, no importa que.

    Los meses pasan y Kanto no mejora. Le dieron un ultimátum, un año para mejorar. Pasa sus días en constante entrenamiento, pero, no logra resultados. Kanto golpea su espejo, no soporta su reflejo, es un perdedor y eso lo destroza.

    Es expulsado del clan por su propia madre.

    —Debes irte. Tendrás tu vida fuera del reino, pero, cuando tengas un hijo, debo supervisarlo.
    —Lo sé, madre.

    Así de fácil es expulsado de clan. Camina con sus cosas por el reino, es señalado por todos, se burlan de él, se burlan de su debilidad. Sigue siendo un Magno, sus ojos son la prueba. No heredo el talento de su madre, no heredo el talento de su clan. No sirve como elementalista, solo es un tipo con conocimiento básico de las artes marciales.

    Kanto se forzado a ir al bajo mundo, donde los pobres y débiles son oprimidos por el imperio. En realidad pudo haber buscado trabajo en las ciudades, pero incluso el se despreciaba, creía y creyó hasta el final de su vida, que no valía nada.

    Titania, nombrada así por la diosa de la luz. Es una joven que vive su vida tranquila, con sus padres y hermanos, pobres, oprimidos, pero felices. Tiene diecisiete y es muy alegre, positiva a pesar del mundo donde vive. Un día, cuando tenía doce años, encontró enterrado un libro sobre química, parcialmente quemado, lo lee y relee una y otra vez, lamentablemente, nunca tendrá la oportunidad de estudiarla más a fondo.

    Kanto llega a la aldea Baz. Es la mejor aldea que ha visto en todo el tiempo (dos semanas) que lleva viajando. Decide quedarse en ella, aquí es donde vivirá su vida. Camina y toca las casas pidiendo asilo a cambio de trabajar, pero es rechazado en todas, excepto en una. La familia Yaneda lo recibe con alegría. Los ancianos ya tienen tres hijos: Noah, Geo y Titania, pasan por muchas dificultades pero, aun así, reciben con los brazos abiertos al recién llegado.

    —Hare lo que sea, tal vez pueda servirles como guardaespaldas.
    —Te han expulsado. Que horrorosa familia son los Magno.

    Kanto es presentado a todos. Titania no se encontraba, había salido a hacer recados. La aldea Baz esta cerca a un bosque, este está en buen estado, hay muchos frutos. Suelen haber aldeas como esta, las cuales han tenido suerte y sobreviven.

    Titania ha regresado de recoger manzanas del bosque. Alegre entra a su casa, Kanto la observa y se maravilla de su cabello negro, de su sonrisa. Titania deja la cesta con manzanas en la mesa, tiene algunas heridas en sus piernas, parecen ser de garras, pero apenas son raspones, Kanto piensa que debe haber escapado de algún animal. El Magno se levanta, saluda a la joven, ella lo abraza, está feliz de tener otro amigo.

    Uno de los hermanos, Noah, saca de un recipiente la presa de hoy, un mapache. Todos se reúnen para la cena, comen alegres, Kanto no entiende como pueden ser así, como pueden ser felices en el bajo mundo. Titania, al terminar de comer, levanta la vista al cielo y agradece a los dioses. Kanto esta boquiabierto, es la primera vez que ve a alguien, sea rico o pobre agradecerles a los dioses.

    Kanto está limpiando la fachada de la casa con una escobilla algo maltratada. Al terminar, se sienta sobre el techo, bebe un vaso de agua que le acaba de ser traído por Titania. Ella sonríe, una enorme sonrisa que alumbra la aldea, Kanto sigue confundido.

    — ¿Cómo puedes sonreír en tu condición?
    —La pregunta es ¿Por qué no sonríes? Se debe sonreír ante la adversidad.
    —Realmente no creo que sonreír arregle las cosas.
    —Pues ese es tu pensamiento, y lo respeto.
    —Gracias por el agua.
    —Oye oye.
    — ¿Qué pasa?
    —Cuéntame sobre el mundo. ¿Cómo es tu reino, como es el imperio? Jamás lo he visto, creo que jamás lo veré, pero es hermoso ¿verdad? El mundo es genial.
    —Solo para los que tienen recursos. El mundo es gigantesco, hay muchas selvas, mares, muchas criaturas maravillosas. Realmente es como lo dices, es muy hermoso.
    —Eso es genial. ¡Maravilloso! ¿Y cómo son las ciudades?
    —Pues están llenas de autos, edificios y más cosas. Los aliens que vienen a visitar este mundo, son muy extravagantes a la vista.
    —Cuéntame de ti, de tu reino, hasta yo sé que es un Magno.
    —Me expulsaron, no hay mucho más que contar.

    Titania se acerca a Kanto, bastante.

    — ¿Eh? ¿Qué haces?
    —Es cierto lo que dicen, vuestros ojos son hermosos. ¿Todos son así?
    —No, los míos son de este color porque soy descendiente del ancestro. Hay muchas más variedades.
    —Hummm, que envidia. Yo también quiero unos ojos así.
    —Yo también quiero preguntarte algo ¿Por qué las das las gracias a los dioses?
    — ¿A qué te refieres?
    —Los dioses son indiferentes, solo hay tres que tienen algún tipo de contacto con nosotros, y no son precisamente buenos. Ellos no nos dan nada, no les importamos, somos hormigas ante ellos. No les interesa si sufrimos, si perecemos o si vivimos, no somos nada ante ellos.
    —Pero ellos mantienen este mundo tal y como es. Si ellos desparecen el planeta explotaría. Por ello les doy las gracias. También se las doy a los quince creadores, ellos crearon todos los universos y nos permiten vivir.
    —Pero realmente no les importamos.
    —Eso no importa, les daré las gracias igual.

    Kanto no entiende a esa mujer, no entiende su forma de pensar. Esa sonrisa le es confusa pero, a la vez, le parece perfecta.

    Los días pasan, los meses y los años. Ya no son compañeros de casa. Han pasado los veinte años y están comprometidos. Los ancianos fallecieron de vejez, juntos, tomados de la mano. Se amaron, vivieron felices y murieron felices. Noah y Geo han partido a tener sus propias vidas, en otras aldeas y pueblos. La vieja casa es abandonada. La mudanza es llevada hacia la aldea pino, una aldea en mejores condiciones. Se instalaron y tuvieron un hijo.

    En casa, rodeados de todos los aldeanos, Titania está dando a luz, por su cabeza pasa de todo menos el dolor que está sintiendo— ¿Qué elemento heredara? ¿Tendrá esos hermosos ojos? ¿Nacerá sano? —Mientras ella piensa en ello, Kanto no hace más que gritar— ¡Puja! ¡Puja!— El bebe ha nacido. Kanto ha sido desplazo al segundo puesto, Dante es ahora lo que Titania mas ama. El bebe es lavado, envuelto en una manta y entregado a su madre. El bebe no llora, pero el doctor improvisado dice que es normal, aunque ni siquiera está seguro.

    Kanto carga a su bebe, está llorando de felicidad. Titania se lo pide, lo abraza una vez más, lo besa en la frente, llora cuando su bebe abre los ojos, sus hermosos ojos. Le dice en su pequeña oreja lo mucho que lo ama. Titania mira a todos y les dice sin ninguna duda que su nombre es Dante. La siguiente pregunta para todos era que elemento había heredado, ellos no poseían las maquinas que se usan para ello, tuvieron que esperar.

    Al siguiente día, después del parto. La familia Juzze llevo a sus dos hijos, Vergil y Minaya, esta ultima acababa de nacer. Los tres bebes están sobre la cama, por alguna razón, de alguna manera, se agarran los dedos meñiques. Es obvio que serán grandes amigos.

    Dante Magno Yaneda, a sus tres días de nacido, es visitado por una mujer, una mujer hermosa, de cabello blanco y con ojos iguales a los de él. Ella lo carga en brazos, nunca antes ha estado tan feliz por algo, su querido nieto está en su brazos y le esta sonriendo.

    — ¿No piensas entregármelo verdad?
    —Por supuesto que no, madre.
    — ¿Prefieres que viva en este lugar?
    —Quiero que aprenda valores, que no solo le importe el poder.
    —Está bien. No puedo quitártelo, pero vendré a verlo seguido.

    Dante, con solo 2 años, creo una llama en su dedo meñique, Kanto se alegro por ello y celebro, pero lo mantuvo oculto. Cuando su esposo se fue al bosque, ella jugaba con su bebe, ella tampoco tuvo mucho talento para la pelea, no espera que su hijo haya heredado su elemento, pero se sorprende al ver una chipas en el ombligo de su niño. Ella también celebra, pero al igual que Kanto, lo mantiene oculto.

    Al día siguiente, en la cena, ambos piensan sobre cómo decirle al otro sobre sus victorias. El bebe duerme en la cama. Los esposos se levantan de golpe, ambos se miran, confusos. Kanto habla primero—Tengo algo que decir—comienza—Yo también—interrumpe su esposa. Vuelven a mirarse confundidos, hablan al mismo tiempo— ¡Heredo mi elemento! —Se miran sorprendidos. Ambos pensaron que habían ganado, ganaron pero, no hubo un vencedor.


    El cuello de Kanto es cortado por la navaja de Yakuza. Su esposa lo siguió casi inmediatamente. El niño ha huido, ellos, moribundos, se abrazan las manos, lloran pero están felices de que su hijo ha sobrevivido, mueren.

    ALDEA BAZ

    -Sabes Kanto. Te amo.
    -Yo también te amo.
    -Hemos vivido juntos mucho tiempo, quiero ser tu esposa. Siempre he sonreído, sonreír hacia todo mejor, y tú llegaste a mi vida y me diste la mayor razón para sonreír. Sé que algún día, me harás sonreír aun mas dándome un hijo.

    Los enamorados se besan sobre el techo, en la hermosa noche llena de estrellas.

    —Titania…
    — ¿Qué?
    —Me alegra que dos estrellan explotaran, y que el polvo que salió de ella seamos nosotros ahora, y estemos juntos.
    —Eres más cursi que yo.
    —Aun cuando hayamos muerto y la materia de la que estamos hechos se transforme en otra cosa, aun cuando no tengamos conciencia. Quiero estar contigo por siempre y para siempre.

    FIN

    Siguiente capitulo: Tsubame Gaeshi.

    PD: BLOG:
    Blog principal:
    Blog nuevo dedicado a mis novelas ligeras:
     
    Última edición por un moderador: 29 Agosto 2016
  8.  
    DannySalazar

    DannySalazar Creador del tema Cemzoonita

    Piscis
    Capitulo 5

    TSUBAME GAESHI

    ARTHUR ZACKYE

    Swan Zackye carga a su hijo recién nacido. Lo mira fijamente y luego lo entrega a la madre. Lila acaricia la nariz de su bebe con su dedo índice, sonríe, está muy feliz.

    Swan tiene 34 años, es un maestro de karate, y ha desarrollado una técnica especial. Su hijo, de ahora seis años aprende rápido lo que le enseña, pronto podrá aprender esa técnica.

    Lila está cocinando, los chicos entran a casa luego de trabajar en el Dojo enseñando karate a los niños. Se sientan en la mesa y comienzan a comer. Arthur agarra una papa y se la come rápidamente, se atora y su madre molesta le dice que coma más despacio.

    Luego de comer, Arthur entra al Dojo donde comienza a entrenar. Golpea los sacos de arena por mucho tiempo, sus manos le quedan adoloridas. Quiere ser fuerte como su padre.

    Al día siguiente, Swan hace sus movimientos y los alumnos lo imitan, su hijo es el mejor del grupo. Cuando la clase termina, padre e hijo descansan en el Dojo. Beben agua y conversan entre risas. En la puerta aparecen tres personas con trajes de Taekwondo. Swan se levanta y les pide que se retiren, que no recibirá retos este día, que pueden volver mañana. No aceptan, el del medio ataca con una patada izquierda bastante rápida que impacta en su rostro y lo hace retroceder. Arthur corre hacia su padre y le pregunta si se encuentra bien. Swan se levanta, se limpia la sangre de su labio y le dice que se esconda y espere. Los tres hombres sonríen.

    — ¿Piensan atacarme todos al mismo tiempo? Así no son los retos de Dojos.
    —Nos quedaremos con tu Dojo.
    —No dejare que algo así pase, este es mi Dojo y mi casa.

    Los tres lo rodean, dos a sus lados y uno por detrás. El primero en atacar es el que está a sus espaldas. Una patada derecha que es evadida por Swan, quien se agacho y contraataco con una patada baja que lo hace caer. Los otros dos atacan al mismo tiempo, Swan logra bloquear ambos golpes, sus brazos quedan muy lastimados. El que cayó primero se ha levantado, tiene un cuchillo. Los otros dos, usando sus elementos lograr atrapar a Swan e inmovilizarlo. Swan intenta liberarse expulsando viento, pero no logra y es apuñalado en su estomago.

    Arthur sale de su escondite, gritando y llorando. El cuello de su padre es cortado y su cabeza es arrancada. Arthur grita, corre hacia ellos, el asesino de su padre lo golpea con su pie derecho en el rostro. Arthur ha caído inconsciente. Lila ha oído el ruido y abre la puerta que separa la casa del Dojo. Al ver la escena, ella piensa en las dos posibles soluciones. Pelear contra ellos o cargar a su hijo e huir con él. El líder, el asesino, ríe-Que belleza tenemos aquí, no es así muchachos-Lila carga a su hijo, usando viento en sus pies decide huir.

    Lila está en la calle, su hijo no está en sus brazos-¿Buscas esto?-Lila ataca, debe recuperar a su hijo. Pero ella no es una guerrera, es derrotada fácilmente y luego asesinada. El asesino es insultado por sus compañeros-¡Idiota! ¿Ahora como la violaremos?-Arthur se ha liberado de sus cadenas, ha huido.

    La puerta de la casa de la familia Irevan es tocada. Denver, el hijo, sale a abrir la puerta.

    — ¡Arthur! ¿Qué hay?

    Denver escucha atentamente todo lo ocurrido. Los padres de Denver deciden denunciar el caso a la policía, pero acceden a la petición de Arthur.

    — ¿Estás seguro?
    —Se los ruego.
    —Pero…
    —Por favor.
    —Está bien. No puedo creer que estemos accediendo a esto.

    Denver conversa en su cuarto con Arthur. Tomara mucho tiempo cree Arthur, pero algún día será lo suficientemente fuerte.

    — ¿Crees poder hacerlo?
    —Por supuesto. Los matare con mis propias manos.

    Al día siguiente. Arthur llega justo antes que los alumnos. Se planta en la entrada y espera a que lleguen. Nadie sabe que el maestro Swan ha muerto. Los alumnos llegan y se extrañan al verlo parado ahí solo, nunca antes lo ha hecho. Uno de ellos le pregunta.

    — ¿Qué haces aquí afuera Arthur?
    —Tengo algo que decirles.
    — ¿Qué cosa? ¿Por qué el cartel del Dojo es diferente?
    —Mi padre ha sido asesinado. El Dojo ha sido tomado.

    Todos están sorprendidos.

    —Ahora es un Dojo de Taekwondo. No los culpare si deciden venir a entrar aquí, y aprender el estilo-Todos ríen-¿De qué se ríen?
    — ¿Cómo puedes pensar eso? No dejaremos el estilo que tu padre nos enseño. Nosotros somos sus alumnos, y tú eres nuestro amigo. Estamos seguros de que recuperaras el Dojo. ¿Cierto, chicos?-Todos gritan al unisonó-¡Por supuesto!

    Arthur agacha la cabeza y llora.

    —Gracias chicos, les prometo que recuperare el Dojo.

    Arthur visito su casa, vio los cuerpos de sus padres siendo quemados hasta las cenizas por el elemento del asesino.

    Arthur y Denver se la pasan entrenando muy duro por cuatro años. Mejoraron el estilo de su padre, aunque, Denver se desvía un poco. Dice que quiere crear su propio estilo, no solo quiere mejorar su físico, sino también su mente. Arthur lo apoya en su pensamiento, pero él seguirá practicando el estilo de su padre. A la edad de 10 años, deciden que están listos.

    El día llega. Arthur se levanta y sale por la ventana. Denver está afuera esperándolo. Se dirigen al Dojo. Los tres sujetos no tienen alumnos y no ganan dinero. Han estado viviendo con todos los ahorros del Dojo y de robarles a los pobres. Están sentados bebiendo licor. Arthur destruye la puerta del Dojo. Los tres giran hacia el ruido. Arthur carga aire en sus puños y pies.

    Corre rápidamente hacia ellos, patea a uno en el pecho y lo empuja contra la pared. El siguiente ataca, pero Arthur lo evade con mucha habilidad y lo deja inconsciente con una patada izquierda a la mandíbula. Solo queda uno, el asesino. El hombre saca un puñal, cubre sus manos con fuego, y ataca. Arthur gira creando una onda de viento que supera a las llamas y las apaga. El asesino está sorprendido. Arthur se impulsa hacia atrás con el viento en sus pies, se impulsa hacia arriba, estando en el aire se impulsa hacia el lado derecho, todo a una gran velocidad...Crea una gran cantidad de viento en su puño derecho y se impulsa hacia el pecho del asesino de sus padres y lo trapaza arrancándole el corazón. Técnica: Tsubane Gaeshi*,

    Los días pasan y el Dojo vuelve a estar lleno de estudiantes. Arthur es el maestro y es ayudado por Denver. Enseñan juntos por años. A la edad de veinte, Denver decide irse en un viaje para mejorar su estilo.

    —Te extrañare, Denver.
    —Adiós mejor amigo.
    — ¿Amigo?-con una sonrisa-Nosotros somos hermanos.

    Los años han pasado. Arthur ha tenido muchos estudiantes a lo largo de su vida. Ha tenido muchas parejas pero no tuvo una relación duradera. No tiene hijos y ahora es un hombre de 58 años.

    Es de noche. Camina hacia las afueras de la ciudad, busca a acampar en la naturaleza. Busca y no consigue un buen lugar. Sigue caminando y oye unos ruidos. Una fogata, se dirige a ella. Observa a una mujer muerta bajo la espada de un hombre. Hay un bebe llorando. El hombre no está solo, tiene dos compañeros. Arthur recuerda la muerte de sus padres.

    — ¿Qué hacemos con el bebe?
    — ¿Para qué necesitamos un jodido bebe? Mátalo.

    Arthur llega a tiempo y los ataca. Evade la espada y su pie izquierdo impacta en el rostro del sujeto. Ataca a los demás, matándolos, sin darse cuenta, los ha atacado con todo lo que tiene.

    Carga a la bebe. La mujer muerta es de la ciudad. La reconoce como Pirla Peeters. Era madre soltera pues su esposo murió por una enfermedad y la dejo con su hija recién nacida. Arthur Zackye decide adoptar a la niña, a la pequeña Mila Peeters.

    NOTA: Tsubame Gaeshi: El retorno de la golondrina.

    Tsubame Gaeshi: Técnica de espada creada por Kojiro Sasaki. Esta es mi versión de la técnica.
    PD: Cuentos, relatos, otras novelas ligeras. BLOG:
     
    Última edición por un moderador: 4 Septiembre 2016
  9.  
    DannySalazar

    DannySalazar Creador del tema Cemzoonita

    Piscis
    Capitulo 6

    NOBLEZA: FAMILIA YAKUZA


    La adoración por el talento de Yakuza es grande. Diamantes en bruto siempre le han llamado la atención. Su fascinación por el talento, tal vez deriva del hecho de que el, nunca lo tuvo.


    La familia Yakuza es productora de guerreros, pero tenían problemas. En los últimos años no produjeron ninguno de buena calidad. El nacimiento de Mako Yakuza alumbro la oscuridad. Hijo del líder del clan. Heredero al trono. La esperanza del clan.


    Mako de trece años, duerme. Una sirvienta entra a su habitación. Lo mueve de lado a lado intentando despertarlo. ¡Joven amo! ¡Joven amo!


    -Lourdes ¿Qué pasa?
    -Joven amo. Es hora de la práctica.
    -Aun tengo sueño.
    -Su padre ha decidido comprobar cuanto ha mejorado.


    Mako se levanta con fuerza. Se desviste a toda velocidad, se cambia y se dirige al Dojo.


    El no es talentoso, tampoco torpe, era muy bueno, pero, no era un prodigio. La familia Yakuza no usa artes marciales. El estilo de pelea es darlo todo para vencer. El instinto de lucha, buscar los lugares más débiles de tu oponente solo con observarlo una vez. En eso se especializan, no en grandes técnica, en el instinto guerrero.


    Takeo Yakuza entrenara personalmente a su hijo este día.


    Mako corre en zigzag, su padre está quieto con la mirada al frente. Mako busca el punto débil en el cuerpo de su padre, pero no encuentra nada-¿Ya terminaste?-Pregunta su padre. Mako expulsa esferas de viento de sus palmas, pero su padre las desvía sin mucho esfuerzo con sus puños-¿Ya terminaste?-vuelve a preguntar. Mako decide atacar a su padre físicamente, fortalece sus puños rodeándolo con el viento. Takeo estira la pierna izquierda y Mako cae al suelo con la nariz ensangrentada.


    -¡Eres una vergüenza! Se espera mucho de ti, y no das la talla. No dejare que me avergüences frente a los demás. Si no te haces más fuerte, te desheredare y botare a la calle.
    -Lo lamento padre.
    -No gano nada con que lo lamentes. ENTRENA. Entrena sin descanso y gana poder.
    -Si padre. Como desees.
    -Tengo menesteres de los cuales ocuparme. Sera mejor que mejores. Adiós.
    -Adiós, padre.


    Takeo Yakuza abandona el Dojo por la puerta frontal. Dos sirvientas cuchichean.


    -¿No consideras que es muy estricto?
    -Si, sí que lo es. Es demasiado peso para un niño.
    -¿Qué hay de su madre?
    -Ella es aun más estricta. Solo le preocupa el status. La escuchado decir mil veces decir que su hijo es una decepción, y que jamás debió haber nacido.


    Mako, gracias al viento en su oído, oye claramente la conversación.


    -Que horrible. ¿Cómo una madre puede decir eso?
    -Así son los nobles. Solo les interesa la posición y el qué dirán.
    -Es una fría familia. Pobre del amo Mako.
    -Sí. Pero no podemos entrometernos, o nuestras cabezas rodaran.


    Mako se echa en su cama. No le interesa lo que escucha de sus padres. No porque piensa que no es verdad, sabe muy bien cómo funciona todo. El los ama, a pesar de que ellos solo vean como negocio. El solo es la herramienta para mantener la posición de la familia.


    Se espera mucho de mi ¿Qué pasa si no doy la talla? Seré botado como un perro carachoso. Desearía tener talento...MALDICIÓN... ¿Por qué? ¿Por qué tuve que nacer tan débil? Tal vez todo sería mejor si muriera… ¡NO! No puedo rendirme tan fácil. No puedo deprimirme. Debo entrenar más y más. Aun sin talento, lograre hacer orgullosos a mis padres, no seré una carga, mantendré la posición de la familia y seré un líder poderoso. Hare que el emperador me dé un puesto entre sus fuerza. Así nuestro status mejorara. Eso debo hacer.


    Mako entreno día tras días, constantemente. Estuvo al borde de la muerte muchas veces por el exceso de trabajo. La muerte de su madre por enfermedad, la muerte de su mascota, nada lo detuvo. Las burlas, ser mirado por encima del hombro por otros nobles…nada, absolutamente nada lo detuvo de lograr su objetivo.


    Muchos años después. Después de muchísimo esfuerzo, lo logro. A la edad de 28 años. Algo tarde, pero, fue lo mejor que pudo hacer con su nivel de talento. Se corono como líder de su clan. El envejecido de su padre lo aplaudía orgulloso y feliz. Mako había logrado el primero paso. Se caso, pero no pudo tener hijos. Se dirigió al palacio r'lyeh.


    PALACIO REAL.


    El emperador Dageon Tisey, está sentado en su trono de mármol. Su barba le llega hasta el pecho y su cabello largo hasta su espalda. Es anciano pero todavía poderoso, todavía es el máximo líder.


    -Vaya, vaya. ¿Qué tenemos acá? Si no es el joven Mako Yakuza.
    -Su majestad. Tengo una petición que hacerle, si es posible.
    -¿Qué clase de petición?
    -Quisiera un puesto militar, señor. Considero tener la capacidad de serle de ayuda.
    -Muy bien. Cumpliré tu petición. Aun sin talento has llegado lejos. Sin embargo, solo podre darte el rango D.


    Los dos hijos del emperador observan desde una puerta. Un chico de dieciséis años y una niña de quince. El chico observa fijamente mientras que la niña solo lo abraza del brazo.


    -Lo tomo con respeto, señor.
    -Únete mañana a las tropas. Serás capitán de escuadrón. Elije a tus acompañantes.
    -Arigato Gozaimasu (Muchas Gracias)


    Mako Yakuza se dirige a la salida. La mirada del príncipe Charles le produce un escalofrió. Mako siente la penetrante mirada en su espalda, gira, observa los ojos del muchacho. Se da cuenta de que uno de sus ojos, el izquierdo, tiene la esclerótica cubierta con rayas negras que parecen salir de su iris. Ese ojo extraño le produce un escalofrió. Yakuza piensa en la mirada de ese niño, la mirada de una bestia hambrienta. El nuevo capitán de escuadrón está seguro de que ese niño, cuando llegue el día en el que tome el poder, dominara con el miedo. Yakuza tenía razón, el niño domina con el miedo, pero, no pensaba que sería tan pronto…


    Yakuza logro su preciado puesto. Comenzó con un perfil bajo, se fue haciendo conocido rápidamente, gracias a su fuerza y dedicación. Su escuadrón fue ascendido al rango C. Un rango bajo entre los escuadrones, pero se gano algo de respeto. No es fácil entrar a un escuadrón y mucho menos liderarlo. El status de la familia ascendió, pero no pudo nacer ningún heredero. Mako es estéril. Se deprimió por ello, pero no era el fin del mundo, al menos podría adoptar.


    Su esposa no lo amaba. Solo están juntos por el beneficio entre familias. El matrimonio se deshizo, la familia Yuta necesitaba un heredero de sangre, no podían quedarse juntos. Mako no se deprimió por ello, no le dio importancia, se había hecho fuerte con el tiempo. Ya no es un niño tonto y miedoso. Es un soldado.


    Haber conocido a Dante le produjo mucha satisfacción, lo quería como soldado, como hijo. Lamentablemente para él, ese niño huyo y tal vez nunca vuelva a verlo. Lo busco sin descanso, en muchas ciudades, pero no lo encontró. La gente de la ciudad Az no dijo nada, Dante fue escondido todo el tiempo, y con el tiempo, Yakuza dejo de pensar tanto en el. Siguió su búsqueda de talento y destruyo toda aldea o pueblo donde no hubiera nada.


    Mientras Mako seguía con su vida, Dante seguía con la suya. No se conformo con el karate que le enseñaba su maestro y padre adoptivo. Aprendió Muay Thai, distintas ramas del Kung Fu, Taekwondo, Sambo, el estilo borracho y más. Todo gracias a los conocidos de su maestro.


    Dante fundió cada disciplina aprendida para crear su propio estilo, el cual fue mejorando desde niño, hasta convertirlo en el arte mixta que tanto lo ayudara. La vida le fue bien. Era querido en la ciudad a pesar de no salir mucho. Donde sea que fuera dentro de la enorme ciudad que es Az, era tratado bien. Le regalaban manzanas (el orgullo de la ciudad) que terminaron volviéndose su comida favorita.

    Expiraba una energía y un aire que hacía que la gente se acercara a él. Un don. El carisma del rey, suelen llamarlo. Eso que tienen solo los elegidos, aquellos que atraen a las personas a pesar de sus modos de comportarse.


    Las mujeres se enamoraban de aquel niño, luego adolescente. Todas a excepción de Mía, ella no sentía eso por él. Era su amigo y su hermano, eso nunca cambiara. Dante adora a los animales y ellos lo adoran a él.


    Dante suele ir de vez en cuando a entrenar en unas grandes montañas. Ahí, veía el inmenso imperio que dominaba el continente. Dante observaba hacia el sur, una enorme tierra muerta. Algo paso allí hace muchos siglos, algo que devasto esa tierra volviéndola inhabitable. Veía sonriendo al clan de los dragones. Los ocho dragones elementales se veían claros, aun desde la distancia. Eran grandes y majestuosos, poderosos pero no hostiles. También observaba al clan de los titanes. Los gigantes pacíficos que también eran muy poderosos. Dante deseaba ver todo eso más de cerca, quería pelear contra ellos.


    En el cielo las aves volaban llenas de libertad. Algunas pequeñas, otras enormes; de colores opacos y claros. Había selvas y bosques con animales de todo tipo: Leones, tigres, osos etc. En los mares y ríos, todo tipo de seres acuáticos: Ballenas, delfines, tiburones, cocodrilos etc. También había seres acuáticos gigantescos. Existían peces que brillaban en la oscuridad, peces que podían volar, aunque fuera por poco tiempo. Lejos del imperio, en el enorme rio que divide los dos continentes del planeta se veían sirenas y tritones jugar divertidos. Dante no tiene idea de cómo puede lograr ver todo eso, no sabe de las habilidades de su clan. Si un Magno se queda quieto y observa algo que realmente quiere ver, puede hacerlo a la perfección, por más que este lejos, por más que se mueve a velocidades que superen por mucho a la luz, pueden verlo. Esta habilidad no sirve en batalla, en el campo de combate no puedes quedarte quieto.


    No todo era naturaleza dentro del imperio. Grandes edificios con terrazas amplias donde aterrizan las naves. Grandes pantallas muestra publicidad de comidas, eventos, ya sean deportivos, de música, arte, los motivos son variados. Las naves espaciales llegan constantemente al planeta, el planeta tierra es un gran lugar turístico. Restaurantes, acuarios, cines, eventos de artes marciales, fauna y flora. “Vengan a la tierra, se divertirán”


    Todo era pacifico y hermoso. Un lugar donde te gustaría vivir. Dante le dio la espalda al imperio, observo el lugar de donde viene. El humo sale sin cesar de las casas quemadas, miles de cadáveres podridos en el suelo. Animales muriéndose de hambre en los bosques muertos. Soldados violando a mujeres y niñas. Hombres y niños siendo golpeados por diversión. Un mundo sin ley rodeado de porquería. La vida de los pobres. Viven bajo la opresión de un imperio abusivo, un imperio reinado por Charles Tisey.


    Se prestas atención, puedes oír los gritos de agonía. Si dejabas a un lado tu buena vida por un segundo, ya seas noble o ciudadano, si dejabas lo que hacías para oír y ver… Escucharías risas de perversión, escucharías a personas llorar y gritar por el miedo mientras no hay nadie que los ayude. Solo con ver por unos segundos, observarías el odio, la sangre, los maltratos, las muertes, las agonías y el dolor de la gente que no tuvo suerte a la hora de nacer.


    Los pobres son y no son parte del imperio. No pueden tomar decisiones, solo son los juguetes de los aburridos escuadrones. Son constantemente saqueados por delincuentes. Humillados por la gente que protege y sirve, pero ellos son pobres, no aportan al imperio, por consiguiente, no son personas. Los nobles aportan guerreros, comida, tecnología, todo lo necesario. Los pobres no son personas.


    La única fuerza que se opone al imperio, el ejército revolucionario, seguirá siendo inútil si siguen siendo tan pocos. Dante ha dejado de escuchar, baja la montaña, regresa a casa.
     
  10.  
    DannySalazar

    DannySalazar Creador del tema Cemzoonita

    Piscis
    Capitulo 7


    EL EMPERADOR


    Dageon Tisey fue un niño pobre, creció en una pequeña aldea obrando las tierras y alimentando al ganado. El no pensaba seguir teniendo esa vida, soñaba con ser un gran guerrero, en este mundo de guerreros y bestias. Cuando logro salir de esa aldea y se enfrento al mundo, logro algo espectacular. Gracias a su gran poder y decisión, logro lo que se consideraba imposible, unificar ese caótico mundo. Logro formar un imperio siendo joven, era despiadado en batalla pero era dulce con su esposa. Su poder no era suficiente para dominar al clan Magno, el clan de los titanes y al clan de los dragones, pero ellos no se entrometieron en su creación del imperio.


    El clan Magno dejo de ser un clan de salvajes guerreros y formaron un reino que prospero a gran velocidad. Dageon daba gracias, ya que ellos estaban conformes con su reino, consideran inferiores a los demás, solo pelean entre ellos.


    Dageon domina su imperio con firmeza y amabilidad. Tuvo dos hijos, eran su orgullo. Con el paso del tiempo el emperador se volvía más amable, ayudaba a los pobres y esa sería su perdición.


    HEREDERO


    Charles Tisey, hijo mayor del emperador y príncipe heredero. Educado y entrenado desde niño. Posee un gran talento y es adorado y respetado. Charles nació con un ojo extraño, nadie sabe a qué se debe, pero no hay problemas en su vista. Su ojo izquierdo tiene la esclerótica cubierta con rayas negras que salen de su iris.


    Charles amaba a su padre, lo amaba. Desde niño tuvo algo en mente, ser el emperador. No dejaba que nadie lo trata como inferior, jamás jugaba y solo entrenaba, con esa meta en mente.


    Su hermana menor por un año, lo sigue a todos lados, todo lo que él hace ella lo imita. La admiración que siente hacia él es gigantesca, el amor que siente hacia él, no es de hermanos. Ella es totalmente opuesta a él, pasiva y tímida. Suele observar con curiosidad el rostro de su hermano cada vez que termina de hablar con su padre y este le da la espalda, pareciera como si lo detestara, como si lo odiara y lo viera como basura.


    Cuando tenía 11 años y su hermano doce, le hizo la pregunta que tanto la inquietaba.


    -Hermano…
    -¿Qué pasa?
    -¿odias a papá?
    -¿Es tan obvio?
    -Sí.
    -Tal vez lo odia, tal vez solo lo desprecie…eso es. Desprecio su forma de gobernar, no es de mi agrado, aborrezco su amabilidad con esos inútiles de los pobres.
    -Cuando tomes el mando podrás hacer tu voluntad.
    -Sí. Pero no puedo esperar hasta que muera, su vitalidad seguirá por varias décadas más. No puedo esperar tanto, lo hare pronto, muy pronto. ¡Yo dominare este imperio!


    El dormitorio de charles es grande y está lleno de velas perfumadas. Su cama es de un colchón excelente, su almohada igual, de plumas de distintas aves; sus sabanas de seda. Echados sobre la cama, los hermanos se besan. Han crecido, tiene veinte y diecinueve años respectivamente.


    -Charles. ¿Estás seguro de hacerlo hoy?-pregunta la princesa Saya mientras lo abraza.
    -Sí. Ya no puedo esperar más-decía mientras la abrazaba.
    -¿Qué sucederé si no puedes derrotarlo?
    -Lo derrotare, sin falta lo hare.
    -Está bien, sin importa nada, te seguiré por siempre.


    Charles se levanta, se lava la cara mientras piensa que ya es hora de que el reinado amable de su padre termine. El será el nuevo emperador y dominara a su manera.


    BANQUETE


    La princesa Saya corre hacia su hermano.


    -¡Hermano! ¡Hermano!
    -¿Qué sucede Saya?
    -Es hora. Todo los nobles están reunidos, el banquete se está trasmitiendo al todo el imperio.


    El príncipe se acerca a la princesa, la agarra de la cintura y la besa.


    -Falta poco para ser el nuevo emperador, y tú seas mi emperatriz.
    -Te seguirá hasta el fin del universo. Tú siempre tienes la razón.


    El anciano emperador Dageon Tisey se levanta de su asiento. Levanta su copa y la bebe.


    -Les agradezco a todo por venir. Ustedes hacen a este imperio lo que es.


    Los nobles beben sus copas, el resto del imperio observa todo por sus televisores.


    El buen ambiente del banquete se ve interrumpido por el grito de alto del príncipe. Su padre se acerca a él y le pregunta que sucede, confiado. Charles le responde que tiene algo que decir.


    -¡Yo! El príncipe Charles…no… ¡Yo! El emperador Charles, decreto que cada persona que no aporte a este imperio será tratada como lo que es, ¡basura! Vivirán en la pobreza, serán oprimidos y serán los juguetes para nuestro entretenimiento. ¡Oídme bien! Todos ustedes serán oprimidos hasta la muerte.


    La gente no entiende, los murmullos se escuchan por todo el palacio, se preguntan si se volvió loco. La gente que lo ve desde sus casas esta confusa, los pobres que están asustados, han visto verdad en esos ojos, han visto el terror de su futuro.


    -¿Qué es lo que dices hijo? ¿Qué te ocurre?
    -No hables, oh! Emperador veterano. Tu ciclo ha terminado, mi reinado empieza ahora.


    Concentrando todo su poder en un golpe, el puño en llamas de Charles perfora el pecho del emperador, y las llamas, la lava y la energía solar destruyen el 70% de su cuerpo. El emperador ha caído bajo la mano de su amado hijo. La gente grita asustada, no pensaron que existirá alguien dentro de este imperio capaz de lograr eso. La emperatriz se levanta horrorizada, su cuello es degollado por la mano de su hija, su cabello rojo se enrojece más con el charco de su sangre. No era parte del plan, Saya solo imito a su hermano.


    Nadie hizo nada. Charles expulso su energía por todo el imperio, nadie podía hacer nada. Todos aceptaron a los nuevos líderes. No hubo quejas. Los nobles siguieron viviendo su vida privilegiada. Los pobres fueron expulsados del imperio, pero aun pertenecían a él, como los juguetes que ahora son. No podían abandonar los circuitos de aldeas y pueblos donde viven, cualquiera que intente huir será atrapado y regresado. No hay forma de escapar.


    El nuevo emperador se acuesta con su ahora esposa. Ya no son hermanos, son marido y mujer.


    Tiempo después. Un hombre y una mujer decidieron crear un ejército, un ejército que fue creciendo lentamente. Se reunieron los oprimidos que podían pelear. En el imperio todos tienen la mentalidad de que el emperador siempre tiene la razón, ya que él es supremo en poder. Al clan Magno no le interesa la situación, el clan de los dragones solo viven para los dragones y el clan de los titanes solo viven para ellos, por ello, no recibieran ayuda de nadie.


    El ejército revolucionario llamado Hope, está dividido en cuatro:


    -El ejército del sur. Liderado por la capitana Penny Rogers.
    -El ejercito del norte. Liderado por el capitán Jimbe.
    -El ejercito del este. Liderado por la capitana y co-creadora, Felicia.
    -El ejercito del oeste. Liderado por el capitán y creador, Zadex Azze.


    Ellos defienden los pueblos y aldeas que pueden. Pero también hay veces en las que ese esconde, llorando y sufriendo por su impotencia, ellos no son tan fuertes. Deben dejar morir a muchos, no pueden arriesgar sus vidas, deben vivir, hacerse más fuertes y derrotar al imperio.


    El nuevo emperador reina con puño de acero. Ahora es un viejo también, ahora es un semidiós. Tiene diez hijos, pero a diferencia de su padre eso no lo hizo más amable.
     
  11.  
    DannySalazar

    DannySalazar Creador del tema Cemzoonita

    Piscis
    COMUNICADO: Si quieres seguir leyendo buscalo en TuMangaOnline con el mismo nombre "God of The Elements". A partir del 11 habran dibujos en cada capitulo. Gracias.
     

Comparte esta página