1. Invitado La navidad llego a Cz, ¿Por que no vas a visitar la choza de Santa Cooz?
  2. Invitado ¿Puedes jugar sin repetir palabra?
    Descartar aviso
  3. Invitado ¿Por que no derribas a un que otro adversario con una bola de nieve?
    Descartar aviso
  4. Invitado Faltando tan solo unas pocas horas para navidad, alguien a quien no le gusta esta festividad, decidió sorprender a santa, raptarlo, atarlo y robar los regalos que llevaba consigo.
    Descartar aviso
  5. Invitado Esta vez el grinch esta en CemZoo y quiere tener su propio arbol para ponerlo en su casa pero no quiere cualquiera, tiene que ser creativo y unico el cual escogerá.
    Descartar aviso

One-Shot [Clan Mercenarios de Cz]

Tema en 'Más Fanfics' iniciado por Kimi Deathberry, 4 Febrero 2015.

Cargando...
  1.  
    Kimi Deathberry

    Kimi Deathberry Creador del tema Paper Bag Brigade

    Leo
    Título: Él Prometió regresar, yo prometí esperarlo.
    Número de Palabras: 5000(?)
    Género: Romance/Recuentos de la vida.
    Anime: Digimon.
    Pareja: Takari.

    Él Prometió regresar, yo prometí esperarlo.

    Hace tres años que se fue a Francia para iniciar sus estudios de preparatoria y después de estos, también comenzar con una carrera universitaria. Estoy segura que estudiara Literatura, a él le encantaba. Ha pasado tanto tiempo desde la última vez que cruzamos conversación por email, es casi el mismo tiempo desde la última vez que vi a Tailmon, la extraño. Lo extraño.

    Me duele pensar que perdí a mi mejor amigo, es niño pequeño que me sacaba más de una sonrisa al día, en nuestras aventuras de pequeños, y que me protegió incontables veces en nuestras últimas dos aventuras en el Digimundo. Pese a la distancia, yo nunca dejare de querer a Takeru, y dejarlo de considerar mi mejor amigo, menos. Aunque él, ahora, tenga una nueva mejor amiga.

    ‘’Catherine’’ es su nombre, la chica perfecta, un increíble cabello rubio, ojos azules y una hermosa piel blanca, que parece de porcelana. Indudablemente, perfecta para Takeru. Lo sé, se ven felices juntos en cada foto publicada por ella en las redes sociales. También lo sé, me he vuelto toda una stalker. Pero solo me limito a contemplar las fotos y sonreír con melancolía, aunque sienta envidia de no poder ser ella y estar a su lado, de una u otra manera me siento feliz por el simple hecho de verlo sonreír, aunque sea en fotos. Su dulce sonrisa, me cautiva.

    Allí estaba yo, acostada en mi cama, mirando a la nada, recordando lo vivido a su lado, lo que nos falta por vivir, él prometió regresar, yo prometí esperarlo. Y así fue, como una lágrima se deslizo por mi mejilla.

    Fui ligeramente sacada de mis pensamientos por la estruendosa y dramática voz de mi hermano, llamándome por mi nombre ‘’Hikari’’. Fue tan escandaloso, que, mi cuerpo actuó de manera precipitada, levantándose de golpe para quedar sentada en la cama, mi corazón se acelero tanto, que, casi se me escapa del pecho. Seque rápidamente el rastro de humedad que yacía en mi rostro. Mi hermano no entro a la habitación, pero sentía como si invadiera mi privacidad.

    Lleve mis manos al rostro, suspire, y luego me levante de la cama dirigiéndome al armario, saque mi bien cuidad y planchado uniforme de preparatoria, estos serán los últimos días que lo use, de hecho, dentro de unas horas presentare mi prueba de admisión para la universidad. ‘’Ya voy hermano’’ tres sencillas palabras pronuncié, para evitar otro grito exagerado que solo él puede entonar. Me dispuse a salir de mi acogedora habitación, lista para ducharme, lista para iniciar un nuevo día. Allí estaba, mi hermano, Yagami Taichi, echado en el sofá viendo televisión y desayunando, tostadas, sándwich, bocadillos, cereal y pizza fría, acompañado de varias gaseosas. Él es un mercenario con respecto a comida, y muy vago para preparar un menú decente.

    −Wow, raro verte despierto tan temprano por la mañana. − Dije para molestarlo, así que no pude evitar sonreír, mientras me apoyaba en el marco de la puerta de mi habitación, cruzada de brazos y pies. Vi como giro su rostro a mí, frunció el seño, se que viene una contra parte.

    −Jajaja. –Se rió a carcajadas. – Hikari, hermanita. –Su semblante cambio, a uno victorioso, me dio miedo, debo aceptarlo, pero aun así, no quite la sonrisa de mi rosto. Y lo dijo. − ¿Por casualidad, ya viste la hora? – Y en ese momento, en cuanto el dejo de pronunciar aquellas palabras, sentí un escalofrío recorrer cada centímetro de mi cuerpo. Sonrió victorioso, mientras veía mi cara de pánico, para luego, volver su mirada al Tv.

    Volví rápidamente a mi habitación y tome con brusquedad el reloj de mesa, mire la hora ‘’10:22’’. Lancé el reloj lejos, corrí directo al baño, como si mi vida dependiera de ello, y es que mi vida depende de ello, tengo menos de cuarenta minutos para alistarme y llegar a lugar en donde debo de presentar mi prueba para la universidad. ‘’Tonto, Tai tonto’’ pensé mientras me encerraba en el baño y tomaba rápidamente una ducha.

    No dure ni diez minutos en el baño, y Salí directo a mi habitación. Me vestí tan rápido como pude, tome mi mochila y celular, guarde lo necesario. Y antes de salir de mi habitación, miré por última vez la hora. ‘’10:49’’.

    Mis piernas se pusieron a andar de manera frenética, saliendo rápidamente del modesto apartamento que compartía con mis padres y hermano. Escuche a lo lejos a Tai decirme algo, pero no preste atención, no di vuelta atrás, tenía diez para llegar.

    Corría desesperadamente por las calles de Odaiba, esas donde he vivido prácticamente mi vida, desde los cinco años. El aire fresco y rayos matutinos, acariciaban sutilmente mi piel, era delicioso. Evadía a las personas a cada paso que deba. Necesitaba llegar a tiempo a la preparatoria. ‘’Una calle más’’ pensé, mientras mordía ligeramente mi labio inferior. Acelere el paso.

    La pude divisar, la enorme preparatoria de Odaiba. Llegue a la entrada, descanse unos segundos, apoyando las palmas de mis manos en mis rodillas, mi respiración estaba bastante agitada, cabe mencionar. Mire el reloj ‘’10:58’’. ‘’uffs’’ suspire, justo a tiempo. Me enderece y me dirigí directamente al aula de clase. Ya todos estaban en sus salones, así que con la poca fuerza que me quedaba, corrí escaleras arriba, ya no podía con mi vida, cuando la vi, la puerta al final del pasillo. Mi luz interior me lleno, y corrí hasta el final. Y abrí la puerta corrediza, ya mis compañeros estaban en sus respectivos asientos, y el profesor de Álgebra me invito a pasar. Mire a mi amigo Daisuke, me saludo con un gesto en su mano y una amplia sonrisa, yo lo de volví el saludo de igual manera.

    ____________________________________________________________________________________

    Mire mi examen una y otra vez, checando de que todo estuviera en orden y que las preguntas fueron respondidas de la manera correcta. Mire a mi alrededor, y ya la mitad de mis compañeros habían entregado. Estaba nerviosa de entregar, habían pasado diez minutos desde que termine mi examen, pero me abstenía a entregarlo, quería que todo estuviera bien, que digo bien, perfecto. No me pase todo un mes estudiando y sin salir de casa para que todo estuviera ‘’bien’’, un bien, no me era suficiente, no cuando me perdí el estreno de una película quería ver y esperaba desde hace meses atrás.

    ‘’Ok’’ me dije a mi misma, y me levante de mi asiente, rodé mi mirada a mi amigo, y vi que me veía con una expresión de ‘’ayúdame por favor’’. Sonreí sutilmente, me pareció tan tierno, y moví mis labios sin modular sonido alguno ‘’tú puedes’’. Y al parecer entendió, porque me sonrió y dirigió de nuevo su mirada al examen.

    Avance hasta el escritorio del distinguido profesor y le entregue mi examen. Sonreí de manera nerviosa, y él extendió su mano para aceptar la hoja. Hice una reverencia y me disponía a ir, pero el profesor me llamo por mi apellido y susurro ‘’No te preocupes, tú eres la mejor estudiante de este curso’’ y seguido de esto levanto su pulgar. Sonreí amablemente y Salí de aula de clase. Ni las mismísimas palabras del director llegaran a calmar los nervios que tengo.

    ____________________________________________________________________________________

    Iba bajando las escaleras en dirección al cafetín, sumergida en mis pensamientos melancólicos, que me causaban la ausencia de él. ‘’ ¿Cómo sería este momento si él estuviera aquí? A caso… ¿Tendría más confianza en mí misma?, seguro que sí’’ balbucee. Luego de esto lleve las palmas de mis manos a mis mejillas, me di tres golpes ‘’ ¡Reacciona Kari! y deja de pensar en cosas tristes’’ volví a balbucear, y batí mi cabeza de un lado a otro. Suspire, y seguí bajando las escaleras.

    Hale con fuerza la puerta de entrada del cafetín, estaba ligeramente lleno, este día solo vinimos los del último curso. Fui una mesa que estaba sola, para mi mala suerte tenía que esperar a Daisuke para tomar el desayuno, mi estomago rujia como un león, no, de hecho, parecía una bestia. Apoye mis brazos en la mesa y recosté mi cabeza en ellos, para descansar. No quería pensar.

    Cerré mis parpados por unos segundos.

    FlashBack.

    −¿Por qué no lo dijiste antes? ¿Por qué me tuve que enterar por otras personas?− Preguntaba de manera demandante una castaña con lagrimas en los ojos. – Se supone que éramos mejores amigos…

    Él se acerca, y coloca las palmas de sus manos en las húmedas mejillas de su amiga, de su castaña.
    Con sus pulgares limpio el rastro de agua salada que yacía sus hermoso ojos color cobrizos, esos ojos que estremecía cada centímetro de su ser, trago en seco −Somos mejores amigos… − Hizo una pausa, y beso tiernamente la parte superior del rostro de la chica que estaba frente a él – Eres lo más importante Hikari…− Mordió su labio inferior, queriendo contener palabras que la fueran a alejar de él – Si no te lo dije, no fue porque no quise, el momento no se daba, y siempre que estábamos solos nos interrumpían, arruinando nuestra intimidad de amigos – Sintió una lagrima escapar de sus ojos, y la abrazo fuertemente por encima de los hombros, pegándola lo más que pudo a su cuerpo, para que no lo viera llorar.

    −TK… −Solo pudo susurrar el apodo del chico, y voluntariamente pasó sus delgados brazos a la espalda de chico. Con sus manos apretó con fuerza su camisa y no pudo aguantar más su llanto.

    −Me iré en una semana…−Soltó sin más el chico de cabellos dorados. Se aferró más a ella cuando sintió que lo dejo de abrazar, dejando caer sus finos brazos a sus costados, no quería soltarla, no quería perderla y no quería ver su rostro triste y decepcionado. –Perdón… − Musitó, y la soltó de su agarre.

    −TK…− Limpio sus lagrimas, y luego limpio las de su mejor amigo. Deslizando su mano por la suave mejilla del chico, perdiéndose en la mirada de su mejor amigo, esos ojos azules, la trasportaban a otro mundo−No tienes que pedir perdón…


    Fin de Flashback.
    Y volví a abrirlos después de un rato, al parecer me había quedado dormida. Fue cuando lo vi entrar, a mi amigo, gritando a todo pulmón mi nombre. Yo sonreí, y retome la compostura adecuada que se debe tener cuando se está en una mesa.

    −Hola Daisuke-kun… −Lo salude justo cuando llegaba al pies de la mesa. –Tardaste mucho –Le dije haciendo y leve puchero, él se puso nervioso, ya que con una mano rascaba su nuca, y yo esboce una sonrisa traviesa –Es broma, ¿Cómo te fue en el examen?

    −Bien… Supongo –No lo vi tan animado en su respuesta – ¿Que vamos a desayunar? Hay que celebrar que entraras en la universidad.

    −¿Qué dices tonto?− Reí a más no poder, Daisuke siempre me anima en momentos así.

    −¿Qué tal si vamos a ver una película?

    −Ahora que recuerdo…−Lleve una mano hasta mi mentó –La semana pasada estrenaron la película que tanto quería ver…

    −¡AHH! ¡Sí! Esa que tanto querías ver… ¿Cómo se llamaba?

    −Mercenarios y la Travesía en Cemzoo –Le dije sin titubear, realmente quería ver esa película –Te la he mencionado durante más de tres meses.

    −Perdón, sabes lo distraído que soy –Soltó una risita nerviosa al mismo tiempo que pasaba una mano a su nuca y rascaba su alborotada melena – Espera… ¿Cemzoo? ¿Qué es eso?

    −Affs… ¿Cuántas veces tengo que decirte que es? –Rodé mis ojos y reí de manera divertida, llevaba tres meses explicándole la trama de la película – ‘’Cemzoo’’ Es una ciudad subterránea, algo mística y secreta, en donde distintos clanes del mundo tendrán batallas para ver quién es el mejor. Entre esos clanes, están los ‘’Mercenarios’’ un grupo de jóvenes, cada uno de distintos país, su cometido es acabar con cada uno de los otros clanes, hacerlos sufrir, ya sabes –Hice una pausa y lo mire, estaba tan interesado en el tema de la película que, continúe− Lo que me parece raro, y un poco cómico, es que, cada personaje de los ‘’Mercenarios’’ tiene un apodo, un poco loco… ¿Recuerdas ese actor que tanto me gusta?

    −Sí, ¿Cristian algo no?

    −Cristian Mart [​IMG]Afirme, y vi como rodó sus ojos. Continúe –Bueno, él, estará en esa película.

    −Con razón la quieres ver tanto –Dijo desanimado y volviendo a rodar sus ojos, yo sonreí, y mis mejillas se tornaron de color carmesí.

    −Bueno si, etto. Ese no es el punto. –Fruncí un poco mi seño y continúe –Su apodo en la película es ‘’Señor Pito’’ –Sonreí nerviosa, sentía que mis mejillas ardían, pero no pude contener mi carcajada al ver a mi amigo, sus ojos tan abierto como platos y avergonzado.

    −¿Cómo te atreves a decir eso? ¿Así sin más? –Se altero, golpeando con fuerza la mesa con las palmas de sus manos, todo el mundo volteo a verlo, y yo sin más, solté unas cuantas carcajadas más.

    −Dai… Que exagerado eres…−Suspire rodando los ojos, y luego sonreí –La película no es porno, además seguro que su apodo ha de quedarle muuuy bien –Me sonroje, lo sé, pero la cara de Daisuke valía la pena.

    −¡Vamos a ver esa película ahora mismo! –Se levanto con brusquedad de la mesa y me halo de la mano, sacándome del cafetín. Yo solo pude sonreír.

    ____________________________________________________________________________________

    Salimos sonrientes de la sala de cine tomando lo poco que quedaba de nuestras bebidas, realmente la película fue mejor de lo que yo esperaba, y mi amigo no dejaba de parlotear, mencionando lo mucho que le había gustado. Realmente me hacia feliz verlo sonreír. Tal vez me estoy acostumbrando mucho a estar con Daisuke. No podía dejar de sonreír, y seguro lo veía de manera tierna, parecía un niño pequeño. Pero fui saca de mis pensamientos.

    −¡¡Kari!! –Tomó mis manos y me acerco a él, nuestros rostros estaban separados por poco centímetros, sentía mis mejillas arder. Y sus ojos tenían un brillo inusual −¿Viste a Shiroe? ¡Ella es tan sexy! –Se separo de mi y siguió su trayecto, dejándome atrás, pude respirar aliviada, por un segundo pensé que me iba a besar.

    −Si… ¿Y qué dices de Ken? Siempre quería dormir, y Tamyta lo molestaba mucho por eso –Reí al recordar las escenas donde Tamyta le hacía diversas maldades a Ken, pensé que al final quedarían juntos pero no.

    −Si… Muy divertida la película – Sonrió y se acerco a mí, tomando de nuevo mis manos −¿Te molestaría si publico en las redes sociales todas las fotos que nos sacamos hoy?

    −¿Cómo crees? Claro que no, además, también me divertí Dai –Sonreí tiernamente, y luego lo detalle, tenía un leve sonrojo en sus mejillas –Bueno… Creo que ya es tarde y debo regresar a casa… −Solté su agarre, por alguna razón ya sabía lo que iba a venir.

    ____________________________________________________________________________________

    Al fin estaba en frente del apartamento donde he vivido desde los cinco años, abrí la puerta, como siempre es costumbre, con un simple ‘’Ya llegue’’ avise que era yo quien llegaba. Tiré las llaves en el comedor que estaba cerca, y me dirigí a la cocina a tomar un vaso de agua, encontrándome allí a mi hermano. Lo vi preparándose unos sándwich, y yo me dispuse a tomar mi vaso de agua.

    −Mamá y papá fueron a visitar a la abuela y llegaran más tarde –Se volteo a verme, con seriedad −¿Dónde estabas Hikari? ¿Puedes avisar por lo menos cuando vas a ir a otro lado? –Suspire, si, tenía razón, debí avisar que iba a ir a otro lado.

    −Lo siento hermano, fui al cine con Daisuke –Dije sin más y deje el vaso en el fregadero. Y me dirigí a mi habitación, pero antes de entrar, mi hermano me detuvo con sus palabras.

    −Daisuke es un buen chico, no lo ilusiones si no sientes nada por él –Sus palabras dieron una estocada en mi corazón, como no pude darme cuenta que Daisuke aun estaba enamorado de mi, y que aun pretendía más que una amistad.

    FlashBack

    −Kari…− Dijo su nombre en un susurro, y apretaba sus manos sin hacerle daño, ella lo miraba con la mirada entristecida, en su interior sabía lo que iba a pasar− Es ahora o nunca…−Suspiro y sonrío débilmente el chico – Kari, me gustas, siempre me has gustado, nunca me dejaste de gustar…−Levanto sus manos unidas a las de ella y las beso. Ella por otra parte tenía un shock mental que no la dejaba articular palabra alguna, él continuo –Le dije a todos que eras mi chica, por favor, se mi chica de verdad –Miró a la chica de manera suplicante, como el que dijera que sí, fuera lo más dichoso para él. Pero ella.

    −¿Cómo que le dijiste a todo que yo soy tu chica? –Preguntó, saliendo de su shock mental –No debiste Daisuke, yo no… −Bajó la mirada, sus ojos se llenaban de agua salada, y no pudo contener más esas palabras –Yo no siento lo mismo… Lo siento Dai…−Las palabras se le atoraban en su garganta, y ni siquiera podía levantar la su mirada para ver a su amigo.

    −Es… Por él ¿No? –Él solo se limito a preguntar. Ella solo pudo asentir con su cabeza. El chico soltó las manos de su amiga, y se dispuso a marcharse, mientras que en la garganta de ella se atoraban la palabra ‘’Espera’’ que no pudo decir, cuando lo veía marcharse.


    Fin FlashBack

    −No lo ilusione… Él sabía de mis sentimiento –Apreté la perilla de la puerta con fuerza, y me gire a ver a mi hermano, y el preparaba de nuevo sus sándwich −¿Sabias lo del rumor?

    Pude percibir como suspiraba cerrando los ojos, y luego volviendo su vista a los sándwich –Todo el mundo habla de eso, Kari, pero yo no lo creí –Dijo sin más, y volvió su mirada a mi – Solo lo creeré si eres tú quien me lo dices.

    Suspire aliviada, no pude evitar sonreír, mi hermano me causaba tanta ternura, me provocaba salir corriendo y abrazarlo, en él siempre encontraba apoyo, protección y consejos, aunque fuese gruñón de vez en cuando, siempre encontraba tranquilidad, y me reconfortaba que no creyera en ese rumor que había empezado Daisuke –Es un rumor hermano, solo eso –Tras decir esto, abrí la puerta de mi habitación y me adentre en ella, sin encender las luces, me tire en la cama y cogí mi celular, pensaba escribirle a Daisuke, que me disculpara, pero igual no podía ofrecerle más que una amistad. Mire el reloj y marcaban las ‘’19:47’’. Me quede dormida pensando en la mejor manera de disculparme con mi amigo, sin herirle más de lo que ya estaba.


    FlashBack

    Dos jóvenes de quince años de edad, estaban ordenando unas maletas en la habitación de uno de ellos. Dominaba el silencio y las miradas tristes. –Mañana te vas… −Susurra una joven, mientras no dejaba de ordenar la ropa.

    −Si… −Se limitó a responder el chico. Volteo a ver a su amiga que estaba de espalda a él, y pensó que este era el momento, no se marcharía sin antes decírselo – Hikari… Tengo algo que decirte –Se levanto del suelo y se dirigió a donde su amiga. Ella solo lo observo con una mirada triste, tal vez sospechaba lo que iba a decir.

    −Si es algo doloroso, TK, por favor, no lo digas… −Sin decir más, volvió su mirada entristecida a la ropa de su amigo, acababa de terminar de ordenar.

    −Kari… −Se rodillo a su lado y la tomó de los hombros para que lo viera –Te amo, siempre te he amado Kari… −Observó como los ojos de su amiga empezaban a humedecerse y continuo –Se que es tonto decirlo ahora, mañana me voy, iré a Francia, a vivir allá, no sé cuánto tiempo, pero no me quería llevar este sentimiento conmigo sin antes decírtelo… −El chico rubio de ojos azules, observo como su amiga baja la mirada, sentía que su amiga lo iba a rechazar, que le iba a decir que solo lo veía como un amigo/hermano nada más, no sabía que esperar.

    −Yo…−Solo pronunció una silaba y suspiro –También te amo TK… Siempre… Lo he hecho, con la mayor intensidad que hay en mi ser… −De sus ojos se escaparon unas lagrimas y se deslizaron por sus mejillas –Pero ya es demasiado tarde…

    Su amigo le levanto el rostro a su amiga para que se miraran fijamente a los ojos, le seco sus lágrimas, odiaba verla llorar, beso su frente con ternura y continuo – Yo volveré por ti Kari… Volveré, lo prometo…

    −Yo… Prometo esperar tu regreso…−Ella logro musitar, y sus rostro se fueron acercando, hasta que sus labios se unieron en un tierno beso, un beso que cerró el pacto de amor, más dulce y sincero, un beso que ellos, a pesar de ser jóvenes, deseaban, su primer beso, y con la persona que amaban.


    Fin FlashBack


    Lentamente fui abriendo mis ojos, para toparme con el techo de mi habitación, todo estaba oscuro, supongo que no dormí mucho, tomé mi celular que estaba a un lado de la almohada, y lo encendí para ver la hora, dejándome encandilada por la iluminación de este, pero pude divisar que eran las 2:59 de la madrugada. Me levante para cambiarme de ropa, aun tenía el uniforme de preparatoria, y fui en busca de mi pijama, me deje guiar por la luz de la luna que entraba por la ventana. ‘’¿Por qué soñé con ese día?’’ pensé.

    Como ya no tenía sueño, fui a mi ordenador y lo encendí, algo bueno debía haber en las redes sociales, o en los foros que suelo frecuentar. Entré rápidamente en Facebook y lo primero que salió en inicio fueron las fotos del cine que fui con Daisuke, publicadas hace cuatro horas aproximadamente. Sonreí tiernamente y procedí a darle ‘’Me gusta’’ a cada una de las fotos. Cerré Facebook, y entre en el foro donde suelo entrar más a menudo, tenía varias alertas, y revise los temas donde había posteado.

    Ya para finalizar mi estancia sentada en el ordenador, accedí a mi correo electrónico, vi que tenía varios email reciente, nada sin importancia, fui bajando, eran solo videos, ofertas y más ofertas, hasta que uno me freno en seco, era de hace dos horas, no tenia asunto, pero su remitente… −Takaishi Takeru… − Susurre su nombre completo, mi corazón latía a mil por hora, y sentía que si no lo abría en ese instante, iba a colapsar. Lo abrí sin dudar más.



    (Sin Asunto)
    Para: Yagami Hikari.
    De: Takaishi Takeru.


    Hola Hikari, ¿Cómo estás?, espero que bien. Te escribo estas líneas para que sepas que en unas semanas estará de vuelta a Japón, aunque solo serán dos meses. Quería que fueras la primera persona en saberlo. Le avisare a mi hermano en los próximos días. Besos. Te quiere, TK.

    ¿Cómo tan solo unas líneas podían causarme un sin fin de sensaciones? No sé si tenía más ganas de llorar, de gritar, de reír, solo supe que me sentía tan feliz de leer esas líneas, que lo hacia una y otra vez. Dudaba en responder de inmediato, pero a la final lo hice.

    Re: (Sin Asunto)
    Para: Takaishi Takeru.
    De: Yagami Hikari.


    Hola Takeru, estoy bien, espero que tú igual. Me alegra saber que volverás a Japón, aunque sea por dos meses. Te estaré esperando. Te quiere, Kari.


    Tras enviar el email apague el ordenar y me fui a dormir, o eso intentaba, no dejaba dar vueltas en la cama, pensando que en unas semanas iba a volver a abrazar a mi mejor amigo de la infancia, y a mi único amor, me sentía feliz, dichosa, que se yo. Y sin más el sueño me fue venciendo, hasta quedar sumida en mis recuerdos.

    __________________________________________________________________________________

    Las semanas pasaron volando a la misma vez que se hacían lentas. Allí estaba, en el aeropuerto de Odaiba, junto a Yamato, el hermano de mi mejor amigo, y mi hermano, que no podía faltar, ya que le tenía un gran aprecio a TK, hasta lo consideraba un hermano menor. Nuestros demás amigos no pudieron asistir, ya que tenían otros pendientes o estaban fuera de la ciudad y quedaron en reunirse después. Yo por mi parte, tenía un ataque de ansiedad, estaba muy nerviosa de verlo, y el que me viera, tal vez me encontraría un poco diferente, no sé, solo eso pensaba cuando fui sacada de mis pensamiento por la voz de una mujer anunciando que el avión estaba arribando en el aeropuerto.

    No despegaba la vista del pasillo por donde entraría, mi corazón latía tan rápido en ese instante, tenía tantas sensaciones que no sabía cómo expresarme. Fue cuando mis ojos divisaron los suyos, sus preciosos ojos azules se encontraron con los míos, mi corazón se detuvo, dejo de latir. Tan hermoso como siempre lo imagine en estos años, tan perfecto como lo recordaba.

    Se acerco a nosotros, el primero en írsele encima fue mi hermano, lo abrazo, y luego le desordeno el cabello diciéndole ‘’me alegro que estés de vuelta TK’’. Después fue su hermano quien lo abrazo y simplemente le dijo ‘’Cuanto tiempo TK’’ y este solo sonrió. Solo faltaba yo, ¿Qué debía hacer? ¿Cómo debía actuar?, creo que había entrado en pánico en ese instante. Cuando lo vi pararse frente a mí y estiro sus brazos. Lo abrace, lo abrace con todas mis fuerzas, sus abrazos eran los más reconfortantes del planeta, viviría eternamente en sus abrazos, lo sentí sonreír, y yo no pude evitar hacer lo mismo. De sus labios se escaparon ‘’Te extrañe Hika… Kari’’ de los míos salió un fugaz ‘’Yo más TK’’. Nos despegamos un poco sin dejarnos de abrazar, él miraba hacia abajo, yo miraba hacia arriba, encontrando nuestras miradas, solo sonreíamos.

    ____________________________________________________________________________________

    Llegamos al apartamento de Yamato y su padre, si, aun vivía con este. Mientras que Tai ayudaba a TK a cargar las maletas, yo ayudaba a Yamato a llevar la comida recién comprada a la cocina ‘’Que bueno que pudiste venir’’ susurró el mayor de los rubios, y yo solo asentí.

    Mientras los tres chicos hablaban en el salón, yo preparaba la cena, unas hamburguesas. Los chicos me quisieron ayudar, pero les dije que no, que disfrutaran un rato sin mí, y que terminaría pronto. Insistieron, sobretodo mi mejor amigo, pero al final los pude sacar de la cocina.

    Cuando por fin termine, serví la mesa, y los invite a pasar a la cenar. Tuvimos una charla amena, cada uno contando lo que había hecho en este tiempo, pero sentía que él quería saber algo más, algo que quería preguntarme a mí, solo a mí. Se levanto y yo lo observe ‘’Voy desempacar, disculpen’’ con la mirada lo seguí hasta su habitación. Por mi parte me levante a recoger los trastes para llevarlos a lavar, pero Yamato detuvo mi acción y me invito a que fuera con su hermano, cosa a la que no me negué y fui directo a la habitación de mi mejor amigo.

    Toque la puerta haciendo un ruido seco y luego pase, lo vi sacando sus cosas, para luego desviar su mirada hacia mi –Hola –Solo pude articular esas dos silabas, y él respondió igual con un simple ‘’Hola’’ sonreímos al mismo tiempo − ¿En qué te puedo ayudar? – El dirigió su mirada a la otra maleta y yo fui directo a ella. Había un poco de tensión, lo sentía, así que insistí en sacarle conversación −¿Cómo van las cosas con Catherine? – Sentí mi corazón detenerse, aunque sospechaba de la respuesta, aun tenía un poco de esperanza.

    −Es buena chica y buena amiga, aunque hace varios meses me dijo que le gustaba… −Mi corazón se detuvo, sentía una estaca clavarse en el y mis ojos se cerraron por inercia –Pero yo no sentía lo mismo que ella, y solo somos amigos –Al escuchar esas palabras volví a respirar, y mi miedo se fue por un segundo me sentía feliz − ¿Y tú? ¿Qué tal vas con Dai? Mi hermano me conto hace un tiempo que eran novios –Voltee a verlo, él ni siquiera me miraba, tenía sus ojos clavados en una camisa verde que apretaba con fuerza, eso era lo que quería preguntarme.

    −Es mentira. –Respondí rápidamente, y él volteo a verme ¿Esperanzado? Y continué –Es un rumor que empezó él, del cual me entere hace poco…

    −Ya veo… −Suspiró, cambiando su expresión a melancolía− Me siento un idiota… Te deje de escribir porque pensaba que habías fallado a tu promesa… −Lo mire asombrada, sonreír de lado y me deslice hasta donde estaba él y puse una mano en su mejilla, con el simple tacto elevo su mirada para encontrarse con la mía.

    −Yo me cohibí de escribirte porque pensaba que tenias una relación con Catherine… −Él sonrió, y yo sentía mi mejillas arder.

    −Jamás amaría a otra que no fueras tú…−Nos fuimos acercando, el estaba también sonrojado. Cuando faltaban centímetro de distancia en nuestros labios yo susurre sus mismas palabras ‘’Jamás amaría a otro que no fueras tú’’. Sus ojos me miraron con tanta intensidad que no pude resistirme y fui yo la que termino uniendo nuestros labios, reanudando ese pacto que hace tres años atrás habíamos firmado con un beso. Porque sí, el había regresado y yo lo había esperado.

    ____________________________________________________________________________________

    Esos dos meses pasaron fugaces, pero fueron los mejores dos meses en mucho tiempo. Él había prometido volver a Japón para cada vacaciones de verano y navidad, lo cumplió por dos años consecutivos. El año siguiente a la última vez que vino, fui yo la que viajo a Francia, logré juntar todos mis ahorros para poder ir y darle la sorpresa. Nuestros días allá fueron igual de maravillosos, pero algo más pasó, en esas noches parisinas consumimos nuestro amor en una hermosa velada. Así pasaron dos años más, donde nuestro pacto se reanudaba cada vez que nos veíamos.

    Pero llego el día, llego el día en donde él regresaría, y se quedaría conmigo para siempre, y yo, aquí lo estoy esperando en el aeropuerto donde hace ocho años lo vi partir por primera vez. Y hoy lo veo regresar…

     
    • Me gusta Me gusta x 6
  2.  
    Carlua

    Carlua Cemzoonita

    Cáncer
    Bueno. Una historia de amor con un bonito final. Lo que más me gustó fue la referencia que hiciste al clan de mercenarios en tu fic. Fue muy divertido. En cuanto al relato, me gustó mucho el comienzo pero sentí que flaqueó un poco en la parte del examen.
    Me confundí algunas veces porque usaste tiempos verbales incorrectos o cambiaste tu genero xD. Hubo un momento en el que pensé que eras un chico xD
    Pero no. Por lo demás todo bien. Me gustó que complicarás la historia de amor con Catherine y Dai. En realidad me dan pena los dos, especialmente Dai, pero ya sabes...en el amor no siempre se gana y los protagonistas tenían destinado acabar juntos.
    Buen fic ^^
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Hitomi-chan

    Hitomi-chan Equipo administrativo Critico Maestro de edicion Paper Bag Brigade Duende de Santa cooz Colaborador de Concursos

    Géminis
    Comentario de jueces:



    • El fic fluye bien hasta llegar a la sección del examen; siento que no se necesita, no concluye: no otorgan los resultados a Hikari; y no aporta nada para el desarrollo de los personajes. Faltan varios acentos y algunas letras en las palabras. Cuida el tiempo verbal en todo el escrito.
      La temática se desarrolla bien y la forma de colocar la idea de tu clan no me pareció nada mal, sólo cuida que no se sienta forzada, probablemente si hacías referencia al título de la película al inicio de tu narración donde explica que no vió dicha película por estar estudiando.



    • Qué bonito Fic, me gusto como has narrado todo y como llevaste a la historia, además el detalle de agregar a tu clan y algunos de sus integrantes fue un muy buen toque.

      Note algunos errores de dedo, que no es nada grave pero si hace que retroceda uno un poco en su lectura para ver si leyó mal o comprendió de forma incorrecta. No me agrado mucho como fue ese romance, pero eso solo es cosa personal mía que no afecta a tu calificación.

      En general un On-shot bastante bueno.

    • --------------- Pendiente ---------------------------------
     
    Última edición: 16 Marzo 2015
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página