1. Invitado La navidad llego a Cz, ¿Por que no vas a visitar la choza de Santa Cooz?
  2. Invitado ¿Te gustaría participar?, podrías ganar una versión chibi de ti <3
    Descartar aviso
  3. Invitado ¿Puedes jugar sin repetir palabra?
    Descartar aviso
  4. Invitado ¿Por que no derribas a un que otro adversario con una bola de nieve?
    Descartar aviso
  5. Invitado Faltando tan solo unas pocas horas para navidad, alguien a quien no le gusta esta festividad, decidió sorprender a santa, raptarlo, atarlo y robar los regalos que llevaba consigo.
    Descartar aviso

Reseña Libro La Naranja Mecánica

Tema en 'Reseñas' iniciado por Kierkegaard, 18 Abril 2015.

Cargando...
  1.  
    Kierkegaard

    Kierkegaard Creador del tema Cemzoonita

    Escorpión
    [​IMG]


    Al oír el título “La Naranja Mecánica”, a muchos se les vendrá a la mente la cinta de 1971 del gran maestro Stanley Kubrick; sin embargo, es preciso no pasar por alto el material fuente de la pluma del no menos ilustre Anthony Burgess, publicado casi una década antes. Pese a las pocas diferencias entre ambos formatos, las historias que cuentan son diametralmente opuestas, pero eso es algo de lo que se hablará más adelante; sin embargo, quisiera advertir que esto, más que ser una reseña, será una crítica o análisis, por lo que tiene un contenido moderado de spoilers. Sin más preámbulos, oh hermanos míos, están invitados a desentrañar esta maravillosa obra.

    La premisa es la misma que la del filme; Alex es un joven de quince años que, junto con sus tres drugs, Georgie, Pete y Dim, se reúnen cada noche en el bar lácteo a beber un poco de leche plus para prepararse para un poco de la vieja ultraviolencia. Una de esas noches, mientras Alex allana la casa de una anciana en el distrito opulento de la ciudad, es traicionado por sus amigos luego de una confrontación violenta con la señora, y es apresado por la policía. Al poco tiempo se da a conocer la noticia de que la señora ha muerto, y por tanto, Alex es condenado a catorce años de prisión por asesinato. No obstante, Alex está dispuesto a hacer lo que sea con tal de salir de ahí lo más pronto posible, por lo que se somete a un tratamiento experimental del gobierno con la promesa de que, en tan sólo dos semanas, será una persona tan benigna y humilde que podría ser considerado un santo.

    Cabe destacar que Alex es un personaje fascinante, pues a pesar de ser un delincuente juvenil, tiene una gran sensibilidad para la belleza, deleitándose con las composiciones de grandes como Ludwig van y G. F. Handel, y quizá eso en sí es un indicador de la cualidad musical de la obra. En el libro al igual que en la película, Alex, quien funge como narrador, habla en una jerga llamada nadsat, la cual es, básicamente, un ruso españolizado —o inglesificado, dependiendo de en qué idioma lo leas—, la cual dota tanto a los diálogos como a la narración, de una ligera idea melódica. Se percibe rica, se percibe elocuente, un lenguaje en el cual la boca se deleita en el verbo tanto como los oídos en la música, y que le traerá a la mente a más de uno el poema absurdo Jabberwocky del libro de Alicia a través del espejo.

    La obra nos hace que analicemos distintos aspectos de la moral humana a través de su personaje principal. A algunos podría fascinarle el carismático sociópata, mientras que a otros podría causarles aversión; empero, conforme la historia avanza nos encamina a todos hacia un mismo punto de reflexión: ¿qué tan malas eran las acciones de Alex en primer lugar? Al ver a un Alex condicionado a ser bueno, siendo terriblemente abusado por distintos personajes con diversas motivaciones, sentimos empatía por él, y ultimadamente, nos obliga a replantearnos nuestras ortodoxas asunciones sobre el bien y el mal.

    Pero si hay algo en la obra que la distingue de la película es el capítulo 21, el cual no fue adaptado por Kubrick, en éste se nos habla de la vida de Alex luego de haber sido liberado del condicionamiento, regresando a ser el viejo malchic ultraviolento, con el plus de que ahora cuenta con la protección del gobierno; sin embargo, el encuentro con uno de sus viejos drugs que ya se ha casado y formado una familia, le hace recapacitar en cuanto a qué ha estado haciendo hasta ahora con su vida, y es entonces cuando, por voluntad propia, decide enmendar sus caminos. Mientras que en la película la reflexión final podría traducirse a la certeza de que la tendencia al mal es un mecanismo de defensa para los seres humanos, y por lo tanto, algo necesario; la novela diverge completamente, hablándonos acerca del potencial creativo, de cómo existe en nosotros un espíritu artístico que pugna por ser expresado, ya sea de manera ultraviolenta e insensata como son proclives a hacer los inmaduros jóvenes, o en obras de primorosa belleza, sean de naturaleza artística o no.

    Sea cual sea vuestra postura filosófica, oh hermanos míos, os invito a que puedan darse el tiempo para leer esta pieza, pero no con la idea de la película en mente, sino como una obra completamente independiente la cual cada uno disfrutará a su manera, ni tampoco esperando percibir lo mismo que Vuestra Humilde Narradora que se ha limitado a comentaros sus impresiones, puesto que, como toda buena obra, entre sus páginas se encuentran diversos significados y múltiples interpretaciones posibles a la espera de ser descubiertos, cual si estuviesen desenterrando un tesoro. Les garantizo que lo pasarán realmente horrorshow.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    Huxley

    Huxley Cemzoonita

    Piscis
    -Recuerdo que una vez mi papa vio la película acompañado por mi hermano y mi madre, pero a mi no me dejaron verla, asi que desde allí, siempre quise leer ese libro, ya que ver la película no se me permitió, pero cuando leí este libro no hace mucho debo decir que me decepciono, bueno la idea que unos vándalos, que golpean a la gente en afán de molestar, y quitarse de su aburrimiento, me parece una trama cliché y debo decir bastante aburrida, he leido otras novelas, con un desenlace parecido, el chico líder se cree superior y los demás se enfurecen a eso, si bien no digo que sea un mal libro ni nada por el estilo, pero a mi gusto, no fue para nada interesante de leer, (espero no haya ofendido.)
     
  3.  
    Russkiy Okkupant

    Russkiy Okkupant Cemzoonita

    Sagitario
    Y allí estaba yo, el pequeño Russkiy ¡oh hermanos míos! Créanme que smoteaba deleitado cada renglón scasareado por la hermana @Kierkegaard (tomando la premisa, tal vez incorrecta, de que se trata de una débochka y no de un málchico) pero como he scasareado antes en otro topic, me atrae más el final de la película, sin desmerecer el escrito por el málchico de Burgess.

    Tu análisi me ha parecido muy dobo. También deberíamos decir que el autor estuvo muy besuño con la película ¡oh querido Bogo, qué mundo cruel en el que nos has puesto!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Acero
    • Posteador intelectual
    • Posteador Supremo

    Acero Equipo administrativo Tribu Cooz Creador de Contenido Seishun Gakuen

    Escorpión
    Nunca vi la película, ni mucho menos he leído el libro, pero sí conocía el título, y siempre me he preguntado de qué trataría. Aún no me queda claro el por qué del título, pero al menos ya tengo una idea de qué va. A ver cuándo puedo leerlo.

    Me ha llamado la atención la idea general, sobre todo el asunto del "experimento" del gobierno, porque tengo la idea de que siempre hacen cosas raras que van a salir mal... Aquí no adelantas nada de eso (lo cual hace que me pique la curiosidad) pero sí muestras cosas que suceden después, por lo que aún se me figura interesante.
     
  5.  
    Okita

    Okita Estudiante escuela de edición

    Piscis
    Yo voy con Makoto en que me pareció un tanto decepcionante la trama, viendo la peli y el libro, me gusta mas el final de la peli, en el libro ese capitulo 21 no debió existir, por que queda como que de la nada Alex decide ser bueno, lo vi muy apresurado. ero en si tuvo sus cosas interesantes el libro/peli pero con todo el renombre que tenía me quede "meh" cuando termine de leerlo
     

Comparte esta página