1. Invitado La navidad llego a Cz, ¿Por que no vas a visitar la choza de Santa Cooz?
  2. Invitado ¿Puedes jugar sin repetir palabra?
    Descartar aviso
  3. Invitado ¿Por que no derribas a un que otro adversario con una bola de nieve?
    Descartar aviso
  4. Invitado Faltando tan solo unas pocas horas para navidad, alguien a quien no le gusta esta festividad, decidió sorprender a santa, raptarlo, atarlo y robar los regalos que llevaba consigo.
    Descartar aviso
  5. Invitado Esta vez el grinch esta en CemZoo y quiere tener su propio arbol para ponerlo en su casa pero no quiere cualquiera, tiene que ser creativo y unico el cual escogerá.
    Descartar aviso

[Información/Avance] Assasin´s Creed III (3)

Tema en 'Game Zone' iniciado por Romanoff, 19 Agosto 2012.

Cargando...
  1.  
    Romanoff

    Romanoff Creador del tema Mercenarios de CZ

    Leo
    Probablemente, Assassin's Creed III sea uno de los juegos más ambiciosos hasta la fecha. Pero eso no es consecuencia tan solo de un alto presupuesto, o de un equipo grande y con talento. La razón es, sencillamente, hacer las cosas bien. Coger las riendas de la franquicia y tratarla con más respeto aunque las propias secuelas de Assassin's Creed II. Para ello, la norma es clara. Conservar el espíritu. Nada más.

    Así, Ubisoft es capaz de bajarse de los tejados y seguir manteniendo la esencia. Es capaz de representar fielmente una época pero no quedarse saciado con eso. Durante la presentación donde pudimos ver una demostración jugable, Mathew Turner, guionista de Assassin's Creed, no dejaba de repetir que el nuevo escenario provisto para la ocasión no era más que eso, un escenario para la causa del Asesino. La revolución americana, un telón de fondo para una historia mucho más oscura y secreta y con la que el equipo de Ubisoft juega a medio camino entre la conspiranoia real y una gran imaginación. Templarios contra asesinos. Un poder en la sombra que quiere hacerse con el poder. Es el verdadero propósito de la hermandad.

    Es importante verlo todo desde este prisma, no hay duda. De esta manera, mientras los hombres que construyeron naciones, como George Washington o Benjamin Franklin (ambos aparecen en el juego) luchaban por sus causas elevadas, Assassin's Creed los mira a todos desde una posición superior, como soldaditos de plomo, mientras que su lucha con los templarios es la que de verdad construye los pilares del mundo.

    Visto así, es como mejor comprendemos el propósito de Connor. El asesino proveniente de la tribu Mohawk que encarnaremos en esta ocasión. En los vídeos mostrados por Ubisoft sobre el progreso del juego, podemos darnos cuenta de lo mucho que ha cambiado este curioso protagonista en los últimos años, desde su concepción. Los primeros metrajes demostraban el típico héroe americano, guaperillas y rudo, de ojos claros, que ahora gana en carisma gracias a sus rasgos indios profundamente marcados.

    Connor se mueve por los bosques y las nieves de la frontera como cualquier animal que habite estos parajes. Esto se nota tanto en nuestro caminar por la nieve profunda como a la hora de saltar de rama en rama, con un estilo muy marcado y diferente al de pasear por las tejas de las ciudades italianas. Es un estilo menos elegante, pero más eficaz y decidido, donde se requiere más fuerza, para realizar movimientos certeros. Al igual que escalando la roca desnuda, donde el equipo de Ubisoft Montreal se ha inspirado en los escaladores reales para captar todos y cada uno de sus movimientos. Por supuesto, también habrá momentos para las ciudades, como una floreciente Boston donde el equipo ha querido plasmar la belleza de una arquitercura extinta y poco conocida.

    La frontera y la ciudad. Eso es lo que más varía entre Assassin's Creed III y las demás entregas. Aunque en sus precuelas podíamos cabalgar por los alrededores, estos no cobraban tanta importancia como ahora. En la frontera, llena de bosques nevados o soleados, depende del momento del año en el que nos encontremos, seremos cazador y sombra, de animales y hombres. Las ciudades, en anteriores juegos, nos hacían sentir como un ser superior, que ve y sabe más que el resto de los mortales, pero incluir entornos orgánicos en esta entrega es totalemente un acierto. El contacto con la naturaleza te hace sentir integrado, como un depredador que domina el entorno, como tiburón en el agua viendo a un pobre bañista chapotear…

    En la frontera, además, es donde ocurren las batallas multitudinarias (y esto es quedarse corto, ya que a día de hoy, visto todo, sorprenden), donde nos veremos implicados en ocasiones, pero no siendo parte de ella, sino deslizándonos entre ráfagas de pólvora y alguna que otra cobertura, aprovechando el entorno y la ventaja de ser ejército de un solo hombre para pasar desapercibido en su fragor, asesinar al general del bando contrario, seguro en su base de operaciones y escapar ileso. Huelga decir que Connor no pertenece al Norte ni al Sur. Él sirve a los asesinos y sus enemigos son los templarios. No hay otro propósito para él aparte de alguna rencilla personal que de seguro edulcorará la historia. Los propósitos de libertad, de igualdad, o de cualquier otro tipo, de hombres ilustres o no, se unirán a los de Connor si sirven a su causa, y no al revés.

    Imágenes del juego:

    [​IMG]
    [​IMG]

     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página