1. Invitado La navidad llego a Cz, ¿Por que no vas a visitar la choza de Santa Cooz?
  2. Invitado ¿Puedes jugar sin repetir palabra?
    Descartar aviso
  3. Invitado ¿Por que no derribas a un que otro adversario con una bola de nieve?
    Descartar aviso
  4. Invitado Faltando tan solo unas pocas horas para navidad, alguien a quien no le gusta esta festividad, decidió sorprender a santa, raptarlo, atarlo y robar los regalos que llevaba consigo.
    Descartar aviso
  5. Invitado Esta vez el grinch esta en CemZoo y quiere tener su propio arbol para ponerlo en su casa pero no quiere cualquiera, tiene que ser creativo y unico el cual escogerá.
    Descartar aviso

Escrito original Feliz Cumpleaños [Short story]

Tema en 'Biblioteca CemZoo' iniciado por Red, 10 Marzo 2015.

Cargando...
  1.  
    Red

    Red Creador del tema Cemzoonita

    Aries
    Feliz cumpleaños


    Hay muchas cosas que echo de menos, como la comida precocinada, la electricidad fácil y rápida, la televisión y su mala programación, las noticias... Pero sobre todo, echo mucho de menos el ruido. Antes todo era ruido, eran gritos, golpes, eran bocinas y mucho tráfico. Antes, todo el mundo se movía y la gente se movía con él, sin dejar tiempo al silencio. Ahora nadie dice nada. No hay gritos ni ruidos de los que no conozca la procedencia, no hay música alta, no hay risas ni llantos. Antes solo buscaba el silencio y la paz, y ahora aborrezco ambas cosas.

    Cada paso que doy deja un crujir en el suelo, ya sea un cristal, un juguete, o un trozo de madera o de piedra, produciendo un sonido que retumba por todos lados, por toda la abandonada y ruinosa ciudad. Pronto se hará de noche, pero da igual en realidad, ya que nadie me asaltará ni robará, ni ningún animal me atacará. Tampoco me perderé, ya que me sé de memoria cada palmo de este lugar. Cada día lo recorro en busca de algo interesante que me entretenga lo suficiente como para que me entre el sueño y pueda acostarme, para levantarme el próximo día y empezar de nuevo.

    —Ya empieza a refrescar, ¿eh? Seguro que pronto será invierno otra vez, espero que las navidades sean más animadas este año —digo con ánimo.

    Mi comentario pasa desapercibido ante mi silencioso amigo, que va tras de mí, mirándome pasivo. Asiento y miro al frente. Él nunca dice nada, pero es mejor que estar solo.

    Mientras paseamos, le voy comentando cada elemento que vemos, cada recuerdo que me viene a la mente de tiempos mejores. Él tan solo escucha en silencio mis insulsos y repetitivos relatos. Me gusta que sepa escuchar. En poco tiempo llegamos al supermercado, que, gracias a Dios, cierra tarde. No es necesario abrir las puertas puesto que siempre lo están, ya que los cristales que la protegían ahora solo son una mera ilusión producto de mis recurrentes recuerdos.

    —Bien, ya hemos llegado. Si nos dividimos seguro que encontramos algo más rápidamente. Será mejor que nos demos prisa o llegaremos tarde a la fiesta.

    El asiente forzosamente y yo sonrío complacido mientras me dirijo rápidamente hacia la sección de bollería. Los estantes, como siempre, permanecen vacíos. Pero, de vez en cuando, suelo darme alguna sorpresa encontrando algo que mis anteriores búsquedas no mostraron. Miro detenidamente cada estante, cubierto de polvo, mugre, y alguna que otra hoja reseca que use la balda de metal como tumba. Después de buscar en todos los estantes superiores, me tiro al suelo en busca de algo, que, cual tesoro pirata, permanezca oculto a la vista bajo los fríos y muertos estantes. Nada.

    Suspiro y comienzo a rebuscar entre mis ropas y bolsas, hasta que finalmente encuentro algo. Una magdalena envuelta en plástico. Entonces, con sumo cuidado, la coloco en el estante. Me doy la vuelta y me marcho de allí, para, tranquilamente, volver al mismo punto dando la vuelta a todo el pasillo. Al ver de nuevo la magdalena, la tomo rápidamente y la alzo cual trofeo por encima de cabeza.

    —¡Anda! ¡Una magdalena! Lo siento por el próximo que venga a por magdalenas, esta es mía.

    Con una alegre sonrisa voy hacia las cajas. Tomo mi cartera, saco un billete de veinte algo arrugado y destrozado, y dirijo mi mirada hacia la silla vacía y mugrienta que está junto a la caja, a la cual le sonrío y le guiño un ojo.

    —Perdóname corazón, no tenía suelto.

    No hay respuesta, pero es igual. Dejo el billete, me acerco a la caja y tomo el cambio mientras salgo sonriente por la puerta, donde me espera mi silencioso compañero.

    —Bien, en casa tengo velas de sobra. Creo que ya está todo. Si no nos damos prisa, seguro que el resto se enfada. Ya sabes que sin nosotros no se lo pasan bien.

    Él tan solo me mira y yo suspiro, no es muy bromista pero es un buen tipo. Paseamos en silencio por las enormes calles, plagadas de lo que en su tiempo fueron coches, y que ahora no son más que trozos de metal oxidados. ¿Cuánto hace ya de aquello? ¿Diez años? ¿Quince años? Bueno, no creo que importe en realidad.

    No tardamos demasiado en llegar a nuestro objetivo, un enorme edificio de catorce plantas con un hermoso ático, donde, por cierto, yo estoy alojado. Otra cosa que echo de menos son los ascensores. Con gran pesar, subo los sesenta y ocho metros de escalera, es un ejercicio diario que me mantiene en forma, junto al hecho de que ya apenas haya comida. Al llegar, por fin, a la última planta, suelto el equipaje en el suelo y me pongo a buscar la diminuta llave de mi puerta en el inmenso llavero que ocupa tres cuartos de mi mano. Noto la mirada de mi amigo en el cogote. Al mirarle, puedo ver el aburrimiento en su mirada por la espera.

    —Espérate, tío. Son muchas llaves y todas muy parecidas. Desde luego…

    Por fin doy con la llave y abro la dichosa puerta. Nada más hacerlo, se encienden un par de luces gracias a mi querido generador. El confeti sale disparado hacia el aire. Doy un bote y río animado. Sabía yo que mis amigos no se iban a olvidar de mi cumpleaños. Miro a mi compañero tras de mí y le señalo con el dedo.

    —Tú sabías de esto, ¿a que sí?

    No dice nada, pero su mirada me lo dice todo. Sonrío y los dos entramos. Nada más hacerlo, puedo ver a todos sentados alrededor de la mesa, esperándome, para así poder cantar cumpleaños feliz. Que gente.

    Animado, me acerco rápidamente y abro las persianas del todo. La luz del atardecer ilumina por completo mi piso, el cual está repleto de todo tipo de cosas, de todos los lujos conocidos por el hombre, de todo el arte del que se pueda disfrutar. Pero nada comparable a mis queridos amigos. Es cierto que lucen algo desganados por la falta de carne, es cierto que sus pelos están algo estropeados, que sus huesos están un poco podridos y que la falta de piel y ojos les da un aspecto perturbador, pero aun así les quiero más que a cualquier otra cosa. Miro a mi amigo y sonrío. Le cojo y le completo colocando su cabeza en su cuerpo, que permanece sentado en su sitio de siempre, al lado mío. Sonrío al ver a todos tan felices.

    —¡Bien chicos! ¡No perdamos tiempo! ¡El cumpleaños es solo una vez al año!

    Hoy les veo pletóricos, sin duda alguna. Emocionado, sitúo la magdalena en el centro de la mesa y tomo una vela de un cajón cercano, colocándola en la misma magdalena. La sangre me hierve y el corazón me palpita. Rápidamente cierro las cortinas y tomo un mechero ya algo viejo. Enciendo la vela de la magdalena y me siento en mi sitio.

    —Vale, ¡todos a la de tres! ¡Una! ¡Dos! ¡Y tres!

    Comienzo a cantar mi tan esperada canción de cumpleaños feliz. La canto de corazón, sonriendo tanto como soy capaz. Canto con una comida genial, rodeado de todo el lujo que alguien pueda obtener, junto mis mejores amigos. Debería de ser un momento maravilloso, un momento perfecto, pero… ¿Por qué caen mis lágrimas entonces?

    Mientras mi canto se extiende por toda la silenciosa ciudad, mi voz se va rompiendo a causa de un inevitable llanto. La luz de la vela se va consumiendo mientras que el único recuerdo de mi cumpleaños son mis gritos de desesperación, mi llanto inconsolable, y mi sonrisa interminable por la alegría y la tristeza de celebrar mi cumpleaños una vez más.
     
    • Ganador Ganador x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Hns

    Hns Cemzoonita

    Aries
    Jjjaja pobre tipo, pero al menos conserva algo de humor. Me gustó mucho que en ese contexto apocalíptico, no sentí en ningún momento que se densificara la atmósfera de la narración en especial por el positivismo extremo del personaje. Al principio iba pensando que el amigo era su sombra y que estaba loco xD pero cuando me di cuenta que era una cabeza, no pude evitar sentir ternura y compasión por el pobre. Fiereza suya la de sobrevivir y no ceder al suicidio
    Saludos! buena historia :B
     
  3.  
    Russkiy Okkupant

    Russkiy Okkupant Cemzoonita

    Sagitario
    Me gustó mucho el enfoque que le diste. El apocalipsis como tema está de moda pero nunca leí nada de un hombre sólo en el mundo sobreviviendo (sin que lo persigan zombies...) y conviviendo con esa locura. Coincido con la atmósfera y el humor del personaje.

    Queremos más :read:
     
  4. Vale...un relato escrito por Red no podía perdérmelo. Teniendo el don de la palabra como tienes esperaba algo grande ...
    ...pero esto supera mis expectativas.
    Te felicito por tu obra.
    He de confesar que leí el relato ayer por la noche antes de irme a dormir. Me dejaste tan conmocionada y emocionada que preferí descansar y hacer mi comentario hoy, libre del aturdimiento que supone el asalto simultáneo a mi cabeza de todas las ideas que quería resaltar. Mis manos no habrían sido suficientemente rápidas escribiendo y mi cerebro somnoliento no habría procesado ni dos de los puntos que quiero comentar.

    Pero ahora me encuentro lo suficientemente fresca como para empezar con mi acosador interrogatorio.

    He de decir que cualquier cosa que huela a apocalíptico y/o a zombi hace que lo rechace de plano. Huyo de este tipo de historias-películas tan rápido como huiría de un callejón oscuro lleno de maleantes con malos propósitos. Me angustian, me acongojan ... Y todavía no sé por qué empecé a leer este relato una vez que entendí la tematica o por qué continué leyendo aunque ese desasosiego se iba abriendo camino en mi cuerpo.
    Supongo que el carácter alegre del protagonista me impedía interrumpir la lectura. O quizá fuera saber definitivamente la identidad del amigo que le acompañaba.
    Para serte sincera, mientras iba leyendo, varias teorías cruzaron mi mente sobre este personaje, aunque tenía claro que no era real. No podía serlo. Pero el protagonista le hacía cobrar tanta vida que por un momento pensé que sí que había una persona acompañándole. Imaginaba que era otro superviviente que por un trauma o un defecto físico era mudo.
    Supongo que la idea de que el protagonista estuviera completamente solo era tan desgarradora que esta última teoría se fue afianzando en mí. Aunque otras veces solo pensaba que estaba loco xD
    Tienes que decírmelo, Red...¿desde un principio tuviste claro que "la cabeza" iba a ser solamente eso?
    De cualquier forma la manera en la que el protagonista habla con este otro personaje es brillante. En serio...lo has desarrollado muy bien.

    ¿Tienes intención de continuar este relato? Sinceramente espero que no. Está perfecto tal cual está y yo lloraré si tengo que saber como pasa un día más esta pobre persona. Pero lloraré de verdad ¿eh? Casi me entran ganas de pegarte por haberme echo leer algo tan triste. Vaya mal cuerpo que me dejas, Red. Ya te vale... xD

    Creo que diez o quince años son muchos para que sobreviva una persona en esas condiciones...pienso que se habría quedado sin alimentos mucho antes a menos que supiera cultivar la tierra.
    Parece por el relato que tampoco hay animales ¿ninguno sobrevivió a lo que quiera que pasara?

    ¿Tenías claro la actitud positiva del personaje principal cuando empezaste a escribir? No, en serio... Tienes que decirme como se te ocurrió una historia como esta...¿por qué no elegiste una comedia, algo con más personajes u otra cosa? ¿Te salió sin más o ya tenías un bosquejo mental con las ideas principales de como se iba a desarrollar la trama?
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Red

    Red Creador del tema Cemzoonita

    Aries
    No sé si fiereza es la palabra que usaría para describir a nuestro buen amigo xD

    Incluso don Niet por aquí, complacido estoy de que hayas disfrutado la historia, jefe. Si mal no recuerdo, hace un par de años si que hicieron un libro sobre un hombre viviendo un apocalipsis en soledad (aunque creo recordar que mas tarde surgen otros personajes, no estoy seguro), si te interesa, avísame y te busco el libro, quizás te guste.

    Doña Ato, estoy realmente alegre de que hayas disfrutado el relato (si es que disfrutado es el adjetivo correcto, quizás emocionado o sentido hubieran sido más correctos).

    ¿desde un principio tuviste claro que "la cabeza" iba a ser solamente eso?

    Sep. Me encontré con la duda de cómo expresar el monólogo del personaje, ya que no quería que fueran únicamente pensamientos dentro de una mente trastornada, y cuando me pregunté con quien podría ir charlando por el camino, pensé instantáneamente que se llevase una cabeza del grupo que estaba en su casa.

    ¿Tienes intención de continuar este relato?

    No, este relato es exclusivamente ese momento.

    ¿ninguno sobrevivió a lo que quiera que pasara?

    Me temo que no tengo respuesta a esa pregunta xD

    ¿Tenías claro la actitud positiva del personaje principal cuando empezaste a escribir?

    Ajá, el personaje era realmente lo que más claro tenía de la historia. De hecho, pensé antes en el personaje que en la propia historia xD

    ¿por qué no elegiste una comedia, algo con más personajes u otra cosa?

    Tengo otras historias de comedia, y en la mayoría suele haber dos, tres o más personajes, pero pensé que hacer este tipo de historia sería mas divertida. Y como no quería hacerla demasiado larga, asumí que poner un único personaje sería lo más acertado.

    ¿Te salió sin más o ya tenías un bosquejo mental con las ideas principales de como se iba a desarrollar la trama?

    Éste en particular lo escribí de un tirón nada más pensé el personaje y el escenario.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  6. Por favor, llámame Misato ^^

    A mí a veces me ocurre que la historia va surgiendo del personaje que diseño, como si pensar en el tipo de persona que es, sus gustos, su pasado y demás fuera escribiendo por si mismo la historia.
    En realidad creo que esto me pasa muy a menudo. Me alegra saber que a ti también te pasan cosas así.

    ¿Qué pensaste que este tipo de historia sería más divertida? Por favor, dime que aquí te confundiste de palabra xD


    Vale, no. Ahora en serio...sigo dandole vueltas a los diálogos...bueno...el monologo. Desde luego que no sonó como los pensamientos desquiciados de un pobre loco. Su forma de expresarse es tan natural como lo sería si hablara con sus amigos de verdad, lo que lo hace más impactante y trágico cuando descubres la verdad. Al releerlo es todavía peor.

    Y creo que escogiste las palabras perfectas para hacer el final. Los finales son difíciles. Yo me centro bastante en los finales de capitulo, para dejar expectativa y en los finales de la historia para dejar un buen sabor de boca.
    El tuyo no sé exactamente el sabor de boca que deja pero me ha llevado a coger un rotulador y marcar con una X para volver a releerlo siempre que me apetezca soltar la lagrimilla. (Hablo metafóricamente con lo de hacer una x)

    ¿Me prometes que lo próximo que subas me hará reír?
     
  7.  
    Russkiy Okkupant

    Russkiy Okkupant Cemzoonita

    Sagitario
    No puedo, sería como engañar a tu relato, yo no soy de esos... >.<
     
  8.  
    Red

    Red Creador del tema Cemzoonita

    Aries
    Ah no xD Me refería a que al tener otras historias de comedia, no quería hacer otra más de esas, y que por esa razón busqué algo mas serio.

    Me alegra saber que te parece un final correcto, yo la verdad es que estoy conforme con él. ¿Has publicado algún relato tuyo? Tengo curiosidad lectora al haber mencionado tú que te centras bastante en los finales de capítulo.

    Y claro, el próximo que suba será de corte cómico. Aunque prometo que te reirás, no prometo que la trama del relato sea cómica xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Russkiy Okkupant

    Russkiy Okkupant Cemzoonita

    Sagitario
    • Me gusta Me gusta x 1
  10. Me conformo.

    ¿Y que le pasa a tu final? Estar conforme esta bien pero...¿no te acaba de llenar?


    Ejem. Dirás más bien que nunca EMPECÉ. Lo único que escribí fue el prólogo, la introducción. Algún día comenzaré con el primer relato pero por ahora prefiero dedicar mi tiempo a leer y comentar las obras de los demás ^^
     
    • Informativo Informativo x 1
  11.  
    Russkiy Okkupant

    Russkiy Okkupant Cemzoonita

    Sagitario
    Queremos lo que nos prometiste :arghh:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  12.  
    Okita

    Okita Estudiante escuela de edición

    Piscis
    D: a mi me causa mucha tristeza este relato.

    La vez que lo leí fue ara el CL Red? o para un JJOO?
     
  13.  
    Red

    Red Creador del tema Cemzoonita

    Aries
    Quizás lo leíste en FFL ¿No? O quizás en mi blog, la verdad, no estoy seguro xD
     
  14.  
    Okita

    Okita Estudiante escuela de edición

    Piscis
    Estoy segura que lo leí para un concurso xD
     

Comparte esta página