1. Invitado Únete a nosotros si quieres ser locutor de la radio
    Descartar aviso
  2. InvitadoLlegaron al foro las userbar
    Descartar aviso
  3. Invitado Disfruta de un momento en el día donde podrás escuchar música de todo tipo, y si tienes pedidos o un género en particular no olvides que lo puedes dejar en comentarios para complacer aquellos gustos. Pop, Rock, Gotic, Kpop, Jpop, Alternativo, Salsa, Merengue, Baladas, etc. Música en diferentes idiomas desde inglés, japonés, coreano, ruso, español, y más.
  4. Invitado Asi que todos los viernes a las 21 horas mexico tendremos un pequeño programa donde hablaremos de peliculas, series, animacion, comics, manga, anime, videojuegos y de toda esas pequeñas cosas de la vida que todos amamos. Y todo acompañado con buena musica. Recuerden: El Angel Nocturno, con Satoshi, el regreso que nadie esperaba ni querian... Solo por CZRadio. Viernes 21 hrs Mexico, 23 hrs Argentina
  5. Invitado Durante mis emisiones platicare sobre videojuegos que ya conozco, que tengo curiosidad y sobre las novedades de la industria. Podrán escuchar música de todo tipo, y si se presta, incluso del mismo juego del que estaré hablando. Charlare con ustedes sobre las curiosidades, secretas teorías y trama que estas bellas obras de arte esconden. CLARO que si el juego acaba de salir no diré SPOILERS (a menos de que el público lo pida) Ya si el juego es viejo, pues… ¿la mayoría ha de conocerlo verdad?
  6. Invitado Hubo un circo, durante el siglo XIX fue muy popular, pero por alguna razón fue cerrado bruscamente.... ¿Te atreves a entrar?
    Descartar aviso

Long-fic Dragons Of The Ice Barrier

Tema en 'Escritos originales' iniciado por Maebara Keishi, 27 Octubre 2017.

Cargando...
  1.  
    Maebara Keishi

    Maebara Keishi Creador del tema Cemzoonita

    Sagitario
    [​IMG]
    [​IMG]

    PROLOGO

    Brionarc, Gungnir y Trishula.

    Estos son los nombres de aquellos dragones legendarios capaces de sembrar caos, muerte y destrucción.

    Brionarc y Gungnir son dragones pacíficos con un poder devastador, a diferencia de Trishula, quien es el dragón más poderoso de los tres, con un poder tan abrumador capaz de acabar con toda la vida en el planeta. Sophia, Diosa creadora del universo decide sellar a estos tres legendarios dragones bajo el cuidado de una tribu humana, los Ice Barrier.

    Sophia decide hacer esto ya que el poder de los dragones era tan inmensamente abrumador, que representaba un gran peligro para el planeta.

    -----------------------------------------

    ~~~~~~~~Personajes~~~~~~~~

    Yue Konoe: Una joven de 18 años, estudiante del ultimo grado de preparatoria, es una chica hermosa e inteligente con una visión del mundo muy diferente a la de las otras personas, sería esta hermosa chica la encargada de proteger al legendario Dragon Of The Ice Barrier, Gungnir.

    Nathan Forsyth: Un joven de 18 años, acaba de iniciar la Universidad. Es una persona de pocos amigos, pero con un gran corazón para ayudar a los demás. Será él el elegido para dominar el poderoso espíritu del legendario Dragon Of The Ice Barrier, Brionarc.

    Keishi Maebara: Un joven de 18 años, cursa el último grado de preparatoria, un chico amistoso, amable, siempre dispuesto a ayudar a los otros, pero a pesar de esto, tiene pocos amigos. Este joven deberá dominar el indomable espíritu del legendario Dragon Of The Ice Barrier, Trishula.

    Sophia, la diosa de la creación, selló las almas de los tres dragones ancestrales en estos tres jóvenes, para que nunca jamás volvieran a despertar y no volvieran a ser un peligro para la humanidad.

    -------------INTRODUCCIÓN ----------

    Han pasado ya más de cinco mil años desde la guerra sagrada, en donde la Diosa de la Creación, Sophia, dio por terminada la terrible batalla contra El Shaddoll Anomalilith, quien había provocado caos y destrucción en el planeta acabando con muchas de las tribus antiguas de aquel entonces, como los Ice Barrier, los cuales, ni siquiera con el poder de sus tres ancestrales dragones pudieron derrotarla, además de cometer el terrible error de liberar a Trishula, el cual logró liberarse del control de los Ice Barrier y acabó con la vida restante en el planeta, dejando así a la especie humana al borde de la extinción.

    Sophia selló a Anomalilith y a los tres dragones de la barrera del hielo para toda la eternidad, dejando como guardianes del planeta, a los protectores de las estrellas, los Constellar.

    Pero tal parece que ni siquiera la eternidad dura para siempre, y más grande que las arenas del desierto, es la curiosidad de las personas por encontrar aquello que el planeta trata de mantener oculto.

    Jamás debía pasar, y por cinco mil años, jamás pasó.

    Hasta que una persona que sabía de la antigua guerra y la victoria de Sophia ante Anomalilith y el sellado de ésta junto a los tres dragones, decide buscar el antiguo hogar de la tribu extinta de los Ice Barrier, en donde se encontraba el sello que liberaría a los tres dragones ancestrales, Brionarc, Gungnir y Trishula.

    Jamás debía pasar, pero después de cinco mil años, finalmente pasó y esta persona encontró el antiguo hogar de los Ice Barrier, y con él, el lugar donde estaban los sellos de los tres dragones, pero no el de Anomalilith.

    Fue así, después de tanto tiempo que la tierra se veía amenazada una vez más, pero en esta ocasión, con enemigos mucho más poderosos y también con la liberación de los tres dragones y El Shaddoll Anomalilith, así, es como la historia comienza...
     
    Última edición: 27 Octubre 2017
  2.  
    Maebara Keishi

    Maebara Keishi Creador del tema Cemzoonita

    Sagitario
    [​IMG]

    Capítulo 1: El secreto de los dragones.


    ---Tokio, Japón ---

    Yue Konoe, una chica de piel blanca, de no muy alta estatura, complexión delgada y un cuerpo hermoso, cabello rubio-dorado, usa lentes y detrás de esos lentes están unos hermosos ojos color miel, sin duda, una chica hermosa.

    Yue asiste a la preparatoria Seigaka en la ciudad de Tokio, forma parte del cuadro de honor de su escuela, tiene gustos por la lectura, la música, la mitología griega entre muchas otras cosas.

    A medida que avanza el periodo de clases, ella se esfuerza en ser siempre la mejor sin importar las adversidades que se le presenten, siempre busca la manera de sobrellevarlas con una sonrisa.

    --- Yue ---

    Hoy es un día muy especial para mí, ¿Por qué?, me sonreí a mí misma en el espejo, porque hoy podré comprar mi nuevo libro, además de que, si todo sale bien, habré sacado 100 en todas las materias.

    Caminaba por la escuela, tranquila, esperando a que las clases comenzaran, el día era algo lindo, pues estaba nublado y posiblemente llovería, me encantan los días así. Mientras caminaba por la escuela, mis amigas Emma, y Grace me estaban esperando en la cafetería, siempre desayunamos juntas ahí, así que me dirija a la cafetería.

    Cuando llegué a la cafetería, ahí estaban mis amigas, sentadas en una mesa charlando mientras yo llegaba. Antes de ir a la mesa fui a comprar mi almuerzo. Mientras esperaba en la fila, alguien toco mi hombro por detrás.

    - ¿Hola? – pregunté confundida-


    - Hola. – Respondió la persona, el cual era un chico, bastante atractivo, tenía el cabello blanco, era alto y delgado, y tenía unos enormes ojos azules.


    - ¿En qué puedo ayudarte? – Respondí de forma amable.


    - Mucho gusto, mi nombre es Evans, Evans Nekroz, he escuchado mucho acerca de ti Yue – eso me sorprendió, sabia mi nombre, y dijo que había escuchado mucho de mí, nunca pensé que alguien que no fueran mis amigos o mi familia se interesara en mí.


    - ¿En verdad? Me halagas Evans, pero aun no me respondiste, ¿en qué puedo ayudarte?


    - ¡Es verdad! Perdona mi descortesía, he ignorado totalmente tu pregunta, solo quisiera pedirte un favor Yue-san – Parecía un chico educado.


    - Bien, ¿Qué clase de favor? –


    - Primero que nada, ¿me darías tu numero? Me gustaría socializar contigo- esto me hizo reír bastante, ¿solo quería cortejarme? Lo hubiera dicho desde el principio.


    - Con gusto, aunque lo hubieras pedido desde el inicio – Intercambiamos números telefónicos.


    - Muy bien, gracias por tu número, ahora el verdadero favor, te sonara extraño, de hecho, lo es, pero, ¿podrías subir al techo de tu casa durante la siguiente luna llena y ver la luna por favor? - ¿Qué? Me sentí bastante confundida por su petición.


    - Está bien… ¿pero podrías darme una razón?


    - Lo imagine, es sencillo, como bien sabes, durante esa noche habrá una bella lluvia de estrellas, me gustaría que vieras ese hermoso acontecimiento – es un hecho, ¡me está cortejando!


    - E.. está bien, lo hare –


    - Gracias Yue-san, ahora debo irme, tengo algunos asuntos que arreglar, gracias por tu tiempo, y que disfrutes tu comida – sin decir más, se fue. ¿Quién era él? ¿Y porque tan de repente se acercó a mí? ¿en verdad estará interesado en mí?


    ---Londres, Inglaterra---

    Nathan Forsyth, un chico de 18 años, alto, de piel blanca, ojos verdes, cabello color café, con un cuerpo ejercitado, un chico atractivo.

    Nathan asiste al instituto británico Brilliant Crystals, una de las mejores preparatorias de Londres, es un estudiante destacado considerado como uno de los más brillantes del país, es un joven de carácter serio, le gusta leer libros, escuchar música, los deportes y ayudar a los demás.

    ---Nathan----

    - Hoy será un día difícil - Pensé, pues tenía que hacer entrega de algunos proyectos además de presentar algunos exámenes, algo estresante, a decir verdad, sin embargo, me emocionaba la idea de poder ganar el premio por excelencia académica, la razón por la cual me había esforzado tanto para tener el título de estudiante reconocido en el país.

    Siendo sincero, tengo la vida que todo chico de mi edad quisiera, pero esto me aburre, me aburre ser siempre el mejor.

    Caminaba por la escuela escuchando música, era la hora del almuerzo y me dirigía a la cafetería a comprar mi desayuno. Mientras caminaba vi a una chica, una chica que nunca había visto antes, una chica hermosa, de cabello rojo y unos penetrantes ojos verdes, una figura escultural y piel blanca, era una chica preciosa, la chica que todo hombre quisiera.

    Me llamó mucho la atención, pues desde el momento en que la vi, ella comenzó a seguirme, ¿Una acosadora? Tal vez, o tal vez le interesaba hablarme para hacernos amigos o algo por el estilo. Compre mi comida, y me dirigía a una mesa en donde estaban mis amigos esperándome para comer, pero antes de llegar, la chica me interceptó, y con una sonrisa en los ojos se paró delante de mí.

    - Hola - dijo la chica sonriendo con los ojos cerrados, yo estaba confundido, pero como soy un caballero, no la iba a dejar hablando sola.

    - Hola, soy Nathan - Respondí haciendo reverencia a ella - ¿Puedo ayudarte en algo? -

    - Claro que puedes ayudarme en algo, Nathan Forsyth - respondió ella viéndome a los ojos con una sonrisa.

    Estaba sorprendido, muy sorprendido, ¿Cómo es que esa chica sabia mi nombre?, estoy consciente de que soy alguien conocido en la comunidad educativa por ser un alumno destacado, pero, aun así, me parece extraño que ella sepa mi nombre completo.

    - Muy bien, ¿Qué puedo hacer por ti? - pregunté con curiosidad.

    - Por ahora no mucho, solo te pido, que, durante la siguiente luna llena, a la media noche, subas a la azotea de tu casa. - Respondió ella. ¿Subir al techo de mi casa durante la siguiente luna llena a la media noche? ¿Para qué? ¿En qué me beneficia hacerlo? Además, aún falta una semana y media para esa fecha.

    - Dentro de poco lo sabrás - dijo con una sonrisa como si supiera exactamente lo que estaba yo pensando.

    ¿Quién es esta chica? ¿Porque quiere que haga eso? No lo sé. Nos miramos un par de segundos, para mí fue como si hubieran pasado horas en ese silencio incómodo.

    -Soy Emilia, Gishki Emilia - dijo ella sonriendo antes de darse media vuelta e irse.

    ¿Emilia Gishki? ¿Qué clase de apellido es Gishki? Me imagino que debe tener descendencia japonesa ya que Gishki es una palabra de Japón.

    Al terminar las clases, caminaba hacia mi casa, iba algo cansado pues había sido un día algo difícil. Al llegar a casa, me quité el uniforme, dejé mi mochila en la sala y entré a la regadera a darme una merecida ducha.

    - Ridículo - dije entre pensamientos. Aun no comprendía lo que la chica me había pedido, además que su apellido aun sonaba en mi cabeza, Gishki.

    Gishki es una palabra japonesa, significa Ritual, así que supuse que su familia era algo antigua y anteriormente eran religiosos o cosas así.

    - Tal vez estoy exagerando, quizás sea solo un apellido peculiar y nada más. -

    ----Estados Unidos de América----

    Keishi Maebara, un joven de carácter algo imperativo, pero con un gran corazón y al mismo tiempo, bastante sensible, tiene cabello color rojo, es alto, delgado, profundos ojos negros, un chico bastante flojo, interesante para muchos, aburrido para otros.

    Keishi asiste al instituto Academy Of The Dawn, en la ciudad de Los Ángeles, California. Es un estudiante promedio, de pocos amigos.

    ---Keishi---

    - Aburrido - dije para mí mismo en la clase de Calculo Integral, odiaba esa materia, de hecho, creo que odio todas las materias y a los maestros, sus clases simplemente me aburren.

    Al terminar la clase, salí del salón dispuesto a ir a comprar mi desayuno e ir a la biblioteca a leer un poco.

    - ¡Hey tú! - me dijo una voz de mujer ya muy conocida para mí.

    - ¿Qué es lo que quieres fastidiosa? - Sonreí. - ¿Acaso no tienes nada mejor que hacer Aura?

    Ella sonrió al escuchar mi pregunta. Aura era mi mejor amiga de la preparatoria, siempre estaba conmigo en las buenas y en las malas, aunque a veces se volvía muy fastidiosa.

    - No, de hecho, no voy a molestarte mucho, solo quiero avisarte que una persona te estaba buscando - La miré un poco confundido.

    - ¿Quién era? ¿Y qué es lo que quería? - ella iba a responderme, pero una voz de un chico de aproximadamente 16 años la interrumpió.

    - Hola Keishi Maebara, eh estado buscándote toda la mañana. - me gire para ver al chico.

    - Hola, ¿Te conozco? - pregunté confundido, era un chico un poco más bajo que yo, de cabello rojizo y blanco, (un cabello muy raro, a decir verdad, pero genial.) y unos ojos color verde.

    -No, no me conoces, pero pronto lo harás amigo- Él me sonrió.

    - ¿A sí? bueno tal vez puedas decirme tu nombre... -

    - Con gusto, soy Nekroz, Shurit Nekroz. -

    ¿Shurit Nekroz? Que nombre tan extraño... Nekroz es una palabra japonesa, aunque no recuerdo bien su significado.

    - ¿Cuál es el motivo por el que me buscabas Shurit? -

    -No mucho en realidad, se acerca la noche en la que la luna se puede apreciar en su totalidad, la luna llena, quería preguntarte si ese día podrías subir al techo de tu casa y ver la luna por favor - Lo mire confundido, muy confundido.

    - ¿Para qué? ¿Que gano haciendo esto? - el me miró a los ojos sonriendo.

    - Solo hazlo... ¿De acuerdo? En su momento te lo diré... - negué con la cabeza.

    - No aceptare hasta que me lo digas. - repliqué un poco molesto.

    - Esta bien, no lo hagas si no quieres, solo quería que vieras la hermosa lluvia de estrellas que habrá esa noche, solo eso. - Él se dio media vuelta y se fue sin decir más.

    Okey... Puedo entender que quisiera mostrarme un bello paisaje, ¿Pero porque a mí? No lo sé, sin embargo, había despertado mi curiosidad.

    --------------

    Acontecimientos y personas misteriosas rodean a estos tres chicos. ¿Qué ocurrirá en esa fecha? ¿Por qué mirar a la luna? Ninguno de ellos lo sabe.

    Hace cinco mil años se terminó la antigua guerra, y fue en una luna llena que Sophia selló a El Shaddoll Anomalilith. Ese sello debía soportar cinco mil años antes de que alguien obtuviera el poder de liberar a Anomalilith.
     
  3.  
    Maebara Keishi

    Maebara Keishi Creador del tema Cemzoonita

    Sagitario
    [​IMG]
    [​IMG]

    Capítulo 2: El mundo Duel Terminal


    Después de la aparición de estos personajes, Nathan, Keishi y Yue solo esperaban la fecha que les había sido indicada, no porque fueran a obedecer, sino por curiosidad.

    Mientras tanto, las 3 personas que visitaron a nuestros protagonistas se reunieron en un lugar apartado, lejos de la ciudad, en donde se encontraba un hombre anciano llamado Prior, el cual al parecer era el líder de estos 3 personajes. Se reunieron con esta persona para discutir acerca de lo que sucedería a continuación con estos 3 chicos.

    --- Prior ---

    Sí que se tardaron, pero finalmente regresaron. ¿Qué noticias me traerán? La calamidad está cada vez más cerca y no tenemos tiempo que perder, han pasado más de 5,000 años y alguien ah profanado la tumba de nuestros ancestros, los sellos se han debilitado, y aquella criatura esta por despertar.

    -Al fin llegan, ¿Por qué se tardaron tanto? –

    -Lo sentimos mucho maestro, pero encontrarlos ha sido más difícil de lo que esperábamos – Respondió Evans.

    -Sin embargo, hay algunas cosas que me intrigan maestro – dijo Shurit, este comentario llamó mi atención.

    - ¿Y qué es? ¿Qué es aquello que te intriga? – Respondí.

    -Bastante sencillo, a decir verdad, en mi encuentro con Keishi, no sentí ninguna clase de energía ancestral en él, ni ninguna señal del Dragón, ¿De verdad son ellos? –

    Simplemente cerré mis ojos, al parecer aún les faltaba preparación.

    -Sí, ten por seguro que son ellos Shurit, con el tiempo te darás cuenta, Evans, Emilia, ¿Qué información me traen ustedes? – Evans dio un paso al frente.

    -Estuve con Yue, es una chica bastante suspicaz, admito que no sentí ninguna clase de poder proveniente de ella – Suspiré.

    - ¿Y tú Emilia? ¿Qué me dices de Nathan? – ella dio un paso al frente.

    -Al igual que mis compañeros, no sentí ninguna clase de poder proveniente de Nathan, pero pude notar que tiene un alma muy fuerte. - Al menos ella se dio cuenta de algo importante.

    - Un alma fuerte, ¿eh?, ¿A qué te refieres con alma fuerte Emilia? - ella se quedó en silencio unos minutos.

    - Bueno - respondió después de pensar un poco, - pude sentir una gran determinación en su alma, pude sentir la voluntad dentro de él, tiene un gran objetivo, y está decidido a lograrlo. - Sonreí.

    - Muy bien, te felicitó por darte cuenta de esto Emilia, pero no tenemos tiempo que perder con los sueños de estos chicos, falta una semana y media para la luna llena, deben estar atentos, vigilen a estos 3 chicos, sobre todo tu Evans, ya sabes por qué. - Evans asintió con la cabeza.

    - Como ordene maestro, me encargare de proteger a Yue - Respondió él.

    -Bien, Shurit, tú tienes una misión especial que lograr - Él me miro confundido.

    - ¿Misión? - Asentí con la cabeza.

    - Así es, la tumba de nuestros ancestros ha sido profanada, tu misión es ir a ese lugar y buscar los sellos de los dragones, y el de aquella criatura. -

    - Entiendo- Respondió Shurit. - ¿Y qué haré con ellos cuando los encuentre? O peor aún, ¿Que pasara si no los encuentro? - cerré mis ojos y suspire.

    - Por el bien de la humanidad, debes encontrarlos -

    - Como ordene maestro, en este momento iniciaré mi viaje hacia las antiguas ruinas de nuestros ancestros - Al decir esto, el chico salió del lugar y comenzó su viaje.

    - Shurit –

    Buscar los sellos de los Dragones y de aquella criatura, esta fue la tarea que me ha sido asignada por el maestro Prior. Sin embargo, ¿Qué pasará si no logro encontrar los sellos en ese lugar? El maestro dijo que las ruinas habían sido profanadas, espero no llegar demasiado tarde.

    Pasaron aproximadamente 2 Días antes de que pudiera llegar a dichas ruinas. Si, el lugar estaba bastante alejado del refugio del maestro. Cuando al fin logré llegar, me llevé una gran sorpresa, el lugar (irónicamente), estaba en ruinas, (si, es gracioso, las ruinas estaban en ruinas), estaba aún más destruido que antes, ¿Qué demonios había pasado aquí?

    Me apresure a entrar al antiguo santuario de los Ice Barrier con la esperanza de encontrar allí los sellos. Para mi fortuna ahí estaban, los sellos ocultos que guardaban el poder de los tres ancestrales dragones, el sello que no pude encontrar fue el de aquella criatura. Me di a la tarea de investigar un poco más dentro de las ruinas, y encontré escritos antiguos acerca de la guerra, al parecer fue más de lo que nos habían contado.

    Cuando salí de ese lugar, me disponía a regresar al lugar del maestro, pero sentí que una voz pronunciaba mi nombre dentro de las ruinas.

    -Shurit- repetía aquella voz, intrigado, decidí regresar a buscar.

    Busque por todos lugares, era voz de una mujer, que mientras más me adentraba en las ruinas, más fuerte se escuchaba su voz.

    Después de unos minutos de búsqueda, la voz se escuchaba como si estuviera frente a mí, pero yo no podría ver nada, hasta que algo cayó sobre mi cabeza, era agua.

    Goteaba agua del techo, y del lugar donde salía aquella agua, había un pergamino incrustado. Me apresure a sacarlo de ahí antes que el agua lo arruinara.

    El pergamino estaba bastante dañado, pero, aunque las letras estaban borrosas, aún era legible. Comencé a leerlo, me sorprendí, pues era un escrito impresionante el cual relataba una gran batalla en la antigua guerra, batalla la cual yo desconocía.

    - Así que esta es una parte de la antigua guerra…. – guarde el pergamino, ya había encontrado lo que estaba buscando.

    Me dispuse a regresar con el maestro Prior, así que comencé mi viaje una vez más de regreso.

    ----- Keishi --------

    Han pasado 3 días desde que aquel chico extraño llamado Shurit se presentó ante mí, y aún sigo dando vueltas en mi cabeza acerca de sus razones, ¿de verdad debo siquiera considerar en ver la luna ese día?, caminaba hacia la universidad, era una mañana de jueves, el cielo estaba nublado y era un día helado, excelente para mí. Mientras caminaba me topé a uno de mis amigos, Shun, el cual estaba comprando una hamburguesa en un puesto para comer. Lo salude, y comenzamos a caminar juntos hacia la escuela. Durante el camino Shun me contó acerca de un libro muy interesante que había encontrado en la biblioteca de la universidad, el cual trataba de una antigua guerra que se había librado en el planeta hace miles de años.

    - ¿Mitología? – Pregunté algo interesado.

    - Eso parece, si quieres te lo puedo prestar para que lo leas, en verdad es interesante – Respondió Shun a mi pregunta.

    - Con gusto, sería divertido y entretenido leerlo. Además, me he quedado sin libros para leer. – Tomé el libro de Shun y lo puse en mi mochila, continuamos con la caminata hasta que llegamos a clases. Química, Odio y desprecio esa materia con todo mi ser.

    La clase fue un infierno, ya que además de odiar la aburrida materia, odiaba al profesor, era esa clase de profesor estricto y recto el cual hace la clase difícil. Al terminar, era la hora del receso, salí a comprar mi almuerzo, compre un sándwich y un jugo, regresé a mi salón, saque el libro y comencé a comer mientras leía el libro que me presto Shun, cuyo nombre era Duel Terminal: El Inicio.

    ---- Libro -----

    Escrito por: Prior of The Ice Barrier.

    En el mundo del Duel Terminal, se libran incontables batallas por la supremacía del planeta. Esta batalla, era librada por las tribus más poderosas que habitaban este mundo, pero un día como cualquier otro, un enemigo inesperado apareció, Los Worms. Una raza alienígena que se había estrellado en la tierra y habían comenzado a atacar a las tribus aledañas a su lugar de aterrizaje. Las tribus hicieron a un lado sus diferencias y comenzaron a luchar contra los Worms, la nueva amenaza. Los primeros en hacer frente a los gusanos fueron los Ice Barrier, los cuales decidieron liberar a uno de sus 3 poderosos dragones ancestrales para hacer frente a sus enemigos, Brionarc, Dragon of The Ice Barrier el cual fue liberado y comenzó a erradicar a sus enemigos con sus poderosas ráfagas de hielo las cuales los congelaban al instante. Uriquizas, un poderoso guerrero de la tribu de los Flamvell, ayudaba hábilmente a luchar contra la amenaza Worm erradicándolos con sus ataques de fuego, los cuales reducían a cenizas a sus enemigos. Uriquizas, junto a Brionarc hacían una fuerza imparable. Sin embargo, a pesar del poderoso Dragón y el gran guerrero, los Worms los superaban en número y poco a poco lograron derrotarlos, La tribu de los Ice Barrier no sabía cómo hacer frente a los gusanos, y los Flamvell fueron totalmente eliminados por los enemigos. La desesperación era inminente así que las tribus decidieron hacer una alianza aun mayor y unir fuerzas y tecnologías para crear armas con las cuales eliminar a sus enemigos. Ally Of Justice. Este fue el nombre dado para la organización creada por las tribus, de igual manera llamaron a las armas que crearían para enfrentar a los Worms, las armas Ally Of Justice (maquinas), las cuales harían la diferencia en esta poderosa guerra. Ally Of Justice Catastor, Fue uno de los primeros modelos en ser ensamblado, y a pesar de sus capacidades de combate, serían estos modelos unos de los principales guerreros fabricados por la alianza, los cuales pasarían a ser parte de la primera línea de batalla contra los Worms. Pero la invasión de los gusanos se intensificaba con cada día que pasaba, haciendo que la lucha se extendiera por todo el continente. Ni siquiera, el bosque donde vivía la tranquila raza de los Naturia fue la excepción; Originalmente eran una tribu a la cual no le gustaba pelear, pero se vieron obligados a combatir con el fin de proteger su hogar. Leo Drei, Un gigantesco y poderoso León, fue el guardián del bosque de los Naturia e inmediatamente salió al campo de batalla en defensa de sus camaradas y de su hogar. Con la fuerza de sus garras podía destripar enemigos de un solo golpe, y con la fuerza de sus fauces los destrozaba de un solo mordisco. Pero, aun así, con su increíble fuerza, Leo Drei cayó en batalla y perdió su vida, por parte de los poderosos ataques de la ofensiva Worm. Los Naturia, al darse cuenta de esta terrible perdida comenzaron a temer por la derrota, sin embargo, dos de los más poderosos amigos de Leo Drei, Naturia Beast, un tigre gigantesco, el cual era un gran amigo de la naturaleza y estaba formado por partes de ésta como Troncos de árbol y ramas, y Naturia Barkion, un Dragón enorme con las mismas características de Naturia Beast, salieron a la batalla en venganza de su camarada caído, pero a pesar de la intervención de estas dos poderosas criaturas, los Worm seguían siendo más poderosos que ellos llevándolos a la medida desesperada de fusionarse para crear un nuevo ser. Naturia Barkion y Naturia Beast, unieron poderes y se fusionaron en uno solo, creando al poderoso Naturia Exterio, el cual tenía la apariencia del Naturia Beast, pero con armadura creada por Naturia Barkion. A pesar de todos los esfuerzos de esta pacifica tribu por sobrevivir a la guerra, el destino parecía no sonreír para ellos, y de igual forma que Leo Drei, Exterio perdió el combate. Landoise, turtle of Naturia, considerado uno de los seres más viejos e inteligentes del planeta coronó la última línea defensiva de los Naturia, pero solo estaba atrasando lo inevitable, el destino de los Naturia, ya estaba sellado. El gigantesco cuerpo de Landoise, a modo de tumba, marca el último lugar donde los Naturia sostuvieron su ultimo combate.



    ---- Keishi ----

    La alarma que indicaba el final del almuerzo acababa de sonar, tuve que guardar el libro para leerlo después.

    ---- Yue ----

    Caminaba rumbo a mi casa, las clases habían terminado y quería descansar un poco. Tomé el autobús y una de mis amigas, Sasha ya iba en él, así que me senté junto a ella.

    Mientras viajábamos en el autobús comenzamos a charlar, ambas tuvimos un día bastante pesado así que decidimos ir a tomar un café juntas.

    Al llegar a la cafetería nos sentamos y rápidamente nos tomaron la orden, comenzamos a charlar.

    - ¿Qué tal estuvo tu examen Yue-san? – Preguntó Sasha mientras le traían su café.

    - A decir verdad, estuvo bastante difícil, el profesor exageró al decir que era pan comido. ¡Todos sufrimos horrible con ese examen! – Sasha dio un sorbo a su café y dio una ligera carcajada.

    - Te dije que ese profesor era un desgraciado, ¿Crees lograr pasar su materia? – Me trajeron mi café y di un sorbo a él.

    - A decir verdad, siento que será difícil, muy difícil, ya que la manera en la que califica hace su clase y sus trabajos más tediosos y estresantes. – Sasha sonrió.

    - Agradezco que ya no tengo que verle la cara, en el grado en el que estoy él no da clases así que estoy totalmente libre de él. – Hice un gesto de disgusto.

    - Suertuda, te burlas de mi porque yo lo tengo que soportar, no es mi culpa ser un año menor que tu –

    - No te preocupes pequeñita pronto terminara tu tormento con ese profesor –

    Continuamos charlando un largo rato, las horas pasaron y decidimos pasar la tarde juntas para distraernos. Fuimos a la librería de la ciudad pues a ambas nos gustaba leer y queríamos buscar un buen libro.

    Duramos un largo rato buscando algo de nuestro agrado, pero no logramos encontrar nada, así que decidimos preguntarle al encargado por un buen libro.

    - ¿Qué clase de libro buscan chicas? – Preguntó el encargado. Sasha y yo nos vimos mutuamente.

    - Bueno, yo quiero algo nuevo, algo interesante, pero a la vez enriquecedor – Respondió Sasha, el encargado fue hasta un pasillo, tomo un libro, regresó y se lo dio a Sasha.

    - Este un libro muy interesante, habla sobre la realidad detrás de las cosas, sé que te gustara. – Sasha tomo el libro sonriendo y le agradeció.

    - ¿Y tú? ¿Qué estás buscando? ¿Qué clase de libro te interesa? – Me preguntó el encargado, pensé un poco antes de responder.

    - Me gustaría algo de fantasía, un mundo de fantasía lleno de aventuras y batallas épicas. – El encargado pensó un largo rato.

    - Sé exactamente qué es lo que necesitas, dame un segundo – Tras decir esto, fue por otro pasillo, se tardó cerca de 3 minutos en volver.

    - Aquí tienes, este es un libro que cumple los requisitos que pides – Me entregó el libro. Di un vistazo rápido a este y el nombre me llamo la atención: “Duel Terminal: El Ángel Retorcido y el virus liberado”. – Sasha y yo fuimos a sentarnos en una mesa y comenzamos a leer los libros.

    ---- Libro -----

    Escrito por: Prior of The Ice Barrier.

    Han pasado los años, el planeta se empieza a recuperar de la gran onda helada de aquella ponderosa criatura llamada Trishula. Han nacido nuevas tribus, ya que las anteriores desaparecieron en la guerra anterior. Estas nuevas tribus al igual que las anteriores, mantenían una guerra por el poder y la supremacía. De esta forma, una vez más el planeta se veía sumido en constantes batallas entre las tribus las cuales solo buscaban estar por encima de los otros. Esta lucha constante entre los habitantes del planeta llamo la atención de las fuerzas de la luz y la oscuridad. Mientras la tribu de los Laval, criaturas de fuego que vivían en los volcanes continuaban atacando a otras tribus, los Caballeros Gema (Gem-Knight) decidieron poner fin de una vez a la guerra. Una ardua batalla se liberaba entre estos caballeros y otras tribus, pero en medio de la batalla, Los Vylon descendieron de los cielos. Los Vylon, maquinas divinas creadas por los Constellar para la supervisión del planeta, a pesar de ser normalmente observadores, se vieron obligados a intervenir tras ver que las acciones de la superficie cada vez se volvían más brutales. El planeta se veía en un caos inmenso; los Laval luchaban contra los Gem-Knight al mismo tiempo que los Gishki, una raza descendiente de los Ice Barrier y expertos en rituales amenazaban con la invasión del territorio Gusto. Los Gusto eran una tribu de viento, descendientes de los Mist Valley, los cuales vivían en un lugar llamado “Barranco Dragon” (Dragon Ravine) el cual compartían con los Dragunity; guerreros especializados en domar dragones los cuales utilizaban para las batallas contra sus enemigos. Las batallas eran asombrosas, guerreros caían uno tras otro mientras que los Vylon intentaban poner paz. A pesar de las batallas, una amenaza mayor surgió: Los Steelswarm; demonios que habían sido derrotados y encerrados en el abismo en el interior del planeta al ser vencidos en una batalla por el gobierno del mundo contra los Vylon en los tiempos antiguos. Estos demonios se vieron liberados cuando el sello que los mantenía presos se rompió debido a los conflictos que había en la superficie. Comenzaron entonces a marchar por todo el planeta en un intento por recuperar su poder. Los Gusto y Gishki habían luchado una y otra vez, incontables veces, pero mientras que los dos se enfrentaban, los Steelswarm aparecieron ante ellos y comenzaron a devastar y devorar todo a su paso. Y así, las 4 tribus se vieron invadidas y saqueadas por los Steelswarm. Todas las tribus viéndose casi aniquiladas forman una alianza con los Vylon y para poder defenderse, un miembro de cada tribu fue escogido para un proyecto supervisado por los Vylon; El cual consistía en la creación de nuevos guerreros por medio de infundirles la propia divinidad de los Vylon en los miembros de las tribus. El experimento fue todo un éxito y así, aparecieron 4 poderosos guerreros los cuales lograron hacer frente a los Steelswarm. Las batallas que estos 4 guerreros sostenían con los demonios eran formidables, luchaban frente a frente contra aquellos que los habían llevado al borde de la extinción. Un rayo de luz parecía haber aparecido para las tribus del mundo Duel Terminal, los Steelswarm tenían considerables bajas debido a estos 4 guerreros y la derrota se veía cada vez más cerca para los Steelswarm.

    Viéndose casi exterminados, un enorme hoyo se abrió en medio del campo de batalla del cual salió una criatura enorme; Steelswarm Hércules ha aparecido. El líder de los Steelswarm, mucho más grande que cualquier otro que hubieran enfrentado antes comenzó a atacar a los sobrevivientes de las tribus. Los 4 guerreros fueron a luchar contra Hércules, pero sorpresivamente, no eran rival para él, lucharon con todo su poder para detener al demonio, pero el líder del Steelswarm era mucho más poderoso, mientras más enemigos derrotaba más poderoso se volvía. Los Vylon tras ver el nuevo enemigo decidieron tomar acciones para enfrentarlo; llegaron a secuestrar a un pequeño Steelswarm: Steelswarm Centinel. El secuestro de este pequeño demonio tenia propósitos benéficos para los Vylon, ya que su intención era crear un guerrero capaz de derrotar a todos los Steelswarm e incluso al mismo Hércules. Tras una serie de experimentos atroces, el pequeño Centinel se convirtió en el guerrero que haría frente a Steelswarm Hércules y daría fin a la guerra; Steelswarm Roach. Este poderoso guerrero fue a la batalla contra el líder del Steelswarm, en su camino se encontró con varios enemigos los cuales derroto con facilidad. La batalla librada entre Hércules y el nuevo guerrero fue una de las más poderosas y épicas jamás antes vistas, sin embargo, Steelswarm Hércules viéndose casi derrotado optó por una última alternativa; absorber a sus propios camaradas. – ¡Los que caigan se pueden devorar! ¡Los que se rindan se pueden comer! – Gritó Hércules mientras devoraba a sus aliados para hacerse más poderoso. Todo se volvía un caos, el demonio se había vuelto demasiado poderoso para Steelswarm Roach y, aun así, continuo con la batalla tratando de vencerlo. Cuando parecía que todos en la superficie, agotados por la batalla, serian consumidos por Steelswarm Hércules, El más poderoso de todos los Vylon llego para ayudar en la batalla; Vylon Omega descendió de los cielos.

    ---- Yue ----

    Mi celular sonó. Era mi madre, me llamaba para que ya me fuera a casa. Sasha y yo tomamos los libros, los pagamos y salimos de la biblioteca. Caminábamos por la calle, el sol se empezaba a poner.

    - ¿Y de que trataba tu libro Yue? – Preguntó Sasha de manera curiosa.

    - Pues… a decir verdad era muy interesante, relataba una antigua guerra – Ella me miro confundida.

    - ¿Una guerra? ¿Antigua? – Asentí con la cabeza.

    - Si, una guerra antigua, en un mundo llamado Duel Terminal. – Tras decir esto Sasha se puso pensativa.

    - Duel terminal… nunca antes había escuchado algo así ¿Cómo era ese mundo? – La mire sonriendo mientras nos detuvimos en un semáforo en rojo.

    - Por lo que he visto, es un mundo lleno de seres y criaturas fantásticos, aunque a pesar de esto, todas estas criaturas las cuales habitan en tribus siempre están en disputa unos con otros… pero un día, aparece un nuevo enemigo el cual los obliga a unir fuerzas para derrotarlo. – Los ojos de Sasha se iluminaron.

    - Je eso siempre pasa, ¡todos se unen para vencer a un enemigo en común! ¿Cuándo lo termines, me lo podrías prestar Yue? – Asentí con la cabeza.

    - Claro, no veo porque no – Respondí sonriendo mientras seguíamos caminando.

    Se llegó el momento de despedirnos, nos dimos un beso en la mejilla y Sasha tomo el camino hacia su casa. Al llegar a mi casa, salude a mi mamá y a mi papá, deje mis cosas y me fui a la cama, estuve viendo el techo un largo rato pensando en ese libro. En verdad era interesante, muy interesante, ¿Qué habrá pasado con Steelswarm Hércules después de la aparición de Vylon Omega? ¡Me moría de ganas por seguir leyendo! Sin embargo, estaba muy cansada…y ya era algo tarde así que mejor decidí darme una ducha y después volver a dormir.

    A la mañana siguiente, al despertar, el día estaba lluvioso y hacia algo de frio. Me di una ducha con agua caliente, me abrigué bastante bien y me fui a la escuela. Mientras caminaba a tomar el autobús comenzó a llover, extrañamente, sentí un frio inmenso en mi interior, más de lo que estaba el ambiente, aunque fuese momentáneo, fue suficiente para hacerme temblar. Tomé el autobús y llegué a la escuela a tomar mis clases normales.
     
    Última edición: 29 Octubre 2017
  4.  
    Maebara Keishi

    Maebara Keishi Creador del tema Cemzoonita

    Sagitario
    [​IMG]
    Capítulo 3: La Creación.


    ---- Nathan ----

    Salía de mi clase de Matemáticas, fue interesante, el tema nuevo es complicado. Caminaba hacia mi casa escuchando música, había tenido un día difícil y necesitaba descansar. Llegue a mi casa y lo primero que hice fue dejar mis cosas en la sala, tome un trozo de pastel del refrigerador y me senté a comer frente al televisor de la cocina; veía las noticias. El noticiero de la tarde usualmente era aburrido y monótono, pero hoy dieron una noticia bastante interesante; ¡Se había descubierto una antigua civilización!, el descubrimiento fue dado cerca de la ciudad de París, en Francia. Se encontraron ruinas de una antigua civilización debajo de las catacumbas de la ciudad. - Bastante Interesante - Pensé. – El narrador del noticiero continuaba con la noticia – Al parecer la civilización es de hace más de 5000 años según afirman los expertos, se han encontrado diversos artículos artesanales y jeroglíficos los cuales en su gran mayoría siguen sin ser descifrados, aquellos que ya han sido descifrados parecen no tener sentido, pues dicen cosas como “Omega, Leviathan, Zero, Fabled, Worm”. Los expertos afirman que, a pesar de no tener sentido alguno, las palabras son intrigantes, y que se hará todo lo posible para descifrarlas lo más pronto que puedan. – Cambie de canal, pues el artículo se había terminado. - ¿Así que una antigua civilización? Bastante interesante, tratare de estar al tanto de las noticias acerca de esto, suena muy interesante – Tras decir esto, busque en Facebook artículos sobre la reciente noticia, y para mi sorpresa, a pesar de ser nueva historia, ya había algunos grupos y páginas en Facebook, videos en YouTube e información relevante en Twitter – Ya veo, así que no soy el único intrigado con esta ciudad, esto es genial, así será más fácil mantenerme informado con las noticias nuevas. Dure un rato en Facebook perdiendo el tiempo, después de eso tome mis llaves y salí a la calle a caminar un rato. Mientras caminaba, me encontré con una de mis compañeras de la escuela.

    -Hola Kotori, ¿A dónde vas? – La seguí mientras caminaba.

    - Me dirijo a la biblioteca, iré por un buen libro – la mire extrañado.

    - ¿Te quedaste sin libros para leer? – ella suspiro.

    - Claro tonto, si no, ¿Por qué mas iría a la biblioteca a buscar un libro para leer? – rei un poco.

    - Cierto, ¿y que buscaras? – entramos a la biblioteca.

    - Mmmm no lo sé, buscare a alguien que me recomiende algo – la mire.

    - Entonces busca a alguien – ella se dirigió a una mesa y nos sentamos ahí.

    - ¿Entonces?... – Me senté frente a ella viéndola.

    - No lo sé, creo que debo esperar a que alguien llegué – Reí un poco

    - Ya se que hare, tomare el primer libro que encuentre- al decir esto ella se levantó, pero una persona se acercó a nosotros.

    - Lamento entrometerme, pero era imposible no escuchar su conversación – Dijo un hombre de avanzada edad la cual estaba parada cerca de nosotros.

    - ¿Eh? – Kotori y yo la miramos extrañados.

    - No se preocupe señor, ¿Tiene algún buen libro que nos recomiende? – nos hicimos un espacio para que el hombre pudiera sentarse junto a nosotros.

    - Claro que lo tengo, pero no es un libro, es un relato – Kotori lo miro interesada.

    - ¿Un relato? ¿Qué…clase de relato? – El hombre la miro fijamente.

    - Bueno, escuche que estaban buscando un libro entretenido para leer, mi relato no es tan largo como un libro, pero sin duda es emocionante – Ok es oficial, había despertado la curiosidad de ambos, teníamos interés en escuchar su relato.

    -Supongo que ya habrán escuchado algo acerca del nuevo descubrimiento en las catacumbas de París ¿no es así? – Respondí inmediatamente.

    - Así es, esta tarde se dio la noticia, debajo de las catacumbas de París, se ha descubierto una antigua civilización de hace más de 5000 años – El señor pareció alegrarse que yo estuviera informado acerca de eso.

    - Muy bien joven, la razón por la cual les pregunto esto, es porque mi relato también data de hace aproximadamente mucho más 5,000 años – Esto me sorprendió un poco.

    - Quiere decir, ¿Mucho antes de aquella antigua civilización? – El hombre asintió.

    - ¿Acaso tienen alguna relación? – Preguntó Kotori.

    - No que yo sepa, pero cuando yo tenía maso menos la edad de ustedes…- Interrumpí abruptamente.

    - ¿19 años? – El hombre asintió.

    - Si, 19 años, cuando tenía esa edad me contaron esta historia – Kotori lo miro, ambos deseábamos que comenzara con el relato. Como si hubiese leído nuestra mente, el hombre comenzó con su relato.

    - Hace mucho tiempo, a en los días siguientes a la creación, cuando las especies empezaban a nacer a través de las galaxias, cuando muchos planetas todavía se enfriaban, y estrellas nacían, cuando los “Worm” eran apenas unos microorganismos simples y no había ningún rastro de humanidad, cuando la diosa de la creación, Sophia, se dedicó a descansar al igual que sus máquinas las cuales uso para la creación del Zephyroth y la vida. Justo después de que los hijos de Sophia se hubieran encargado de sellar a las sombras del caos y el mal, una guerra; la primera guerra en toda la historia del nuevo mundo, se había desatado. Los Vylon, la primera raza del universo, decencia directa de Sophia creados como guardianes del universo en contra de la eregía de su raza hermana ahora autodenominada Los Fabled. – Al escuchar esta palabra, no pude evitar recordar la noticia de la antigua civilización, el hombre ya había usado dos palabras las cuales habían podido ser interpretada, “Worm” y “Fabled” ¿Qué significado tienen con esto? Por lo que ha dicho, ambos son antiguas razas que existieron en el universo, pero… ¿acaso están ligados con aquella civilización? El hombre prosiguió con su relato sin notar que me encontraba pensativo, pero aun así le puse atención.

    - La guerra fue extensa. Sumió al universo en un caos del cual se creía libre y gran parte del mismo universo resulto severamente dañado y destruido. Muchas razas nacientes fueron destruidas, muchos planetas, los cuales pudieron albergar vida se volvieron masas de roca muerta y estéril. Uno de los líderes de los Fabled, Valkyrus, gritaba mientras Alpha, uno de los más altos y poderosos Vylon lo sellaba. Mientras Valkyrus lanzaba amenazas referentes al regreso de los Fabled, Vylon Omega se encargó de sellarlo por toda la eternidad. Alpha arrojo a Valkyrus a su prisión, junto con todos los demás Fabled. Al final los Fabled fueron derrotados pero la guerra estaba lejos de terminar. En medio de su cruzada negra, muchas civilizaciones nacientes y especies que se encontraban con ellos tuvieron solo dos opciones: o desaparecer mientras sufrían una lenta y agonizante extinción o unirse a los Vylon en la eregía del universo. Obviamente, estos planetas, luego eran purgados por los Vylon resultando de todos modos, en un destino atroz. Antes de ser eliminados, los Fabled habían alcanzado el planeta central, el núcleo de la vida; La Tierra. Ahí, los Fabled consiguieron consumir y corromper a una de las primeras razas inteligentes del planeta: Los Steelswarm, una raza cruel y parasitaria, pero como toda especie sin alterar, se encontraba controlada dentro de su hábitat, hasta este momento en que salieron de control y fueron unos de los aliados más poderosos de los Fabled, incluso, más que ellos mismos. Vylon Omega libró una gran batalla contra el líder de los Steelswarm, Hércules. – Otro nombre que ya había escuchado, Omega, ¡¿Qué demonios tiene que ver esa civilización con el relato de este hombre? Kotori estaba tan atrapada con la historia como yo, en verdad que era muy interesante, pero… ¿Quién era ese señor? ¿Por qué estaba contando esa historia? Esas preguntas las hice a un lado por el momento, pues me interesaba más escuchar su relato que utilizar la lógica. El hombre siguió su relato.

    - Steelswarm Hércules absorbió a todos sus camaradas para volverse más poderoso, a los cuales convirtió en energía la cual empezó a acumularse en todo su cuerpo la cual lanzo como un ataque final hacia Vylon Omega. Omega respondió a este ataque utilizando la energía compartida que le brindaban sus hermanos y varios artefactos sagrados que lo apoyaban. La batalla por la supremacía del uno sobre el otro fue dura, y el planeta pagaba por ello. Tormentas muy poderosas se desataron, los océanos enloquecieron y la tierra se partía en pedazos. Pero con el pasar del tiempo, la victoria se empezó a declarar. Omega era superior a Hércules, la aniquilación de los Steelswarm era inminente. Hércules fue alcanzado por la ola de energía lanzada por Omega, lo cual lo destruyo pedazo por pedazo. Mientras el, y toda su raza los cuales estaban en su interior daban unos gritos desgarradores. Mientras Vylon Omega, se levantaba como el vencedor de esta guerra. Así termino la primera guerra de la existencia en sí, dándole ahora una oportunidad a la vida y a su ciclo interminable, a que nuevas especies nazcan y otras se extingan, a que civilizaciones se alcen como imperios sobre las demás, y a que otras caigan, al nacimiento de héroes y a la evolución de las especies. Como era algo inevitable las guerras se siguieron dando a través del tiempo, los conflictos siempre surgían, pero al ser entre los mismos seres vivos, los Vylon no intervinieron, no era su problema. Ellos estaban empeñados en la creación de razas guardianes que pudieran reemplazarlos en caso de emergencia. Pero lo que ellos ni nadie más sabia, era que la guerra estaba a punto de empezar. Iba a ser más grande en magnitud que la primera guerra, la cual traería consiguo viejos males que se creían extintos que volverían a involucrar al universo entero. Esta iba a ser una guerra como ninguna otra, una guerra que jamás olvidaran si es que llegasen a sobrevivir. Larga vida a Sophia o al menos, hasta que aparezca alguna mejor por quien apostar. – Ese fue el fin del relato del hombre, Kotori y yo estábamos totalmente impactados, sorprendidos, anonadados. No podíamos creer la historia que acabábamos de escuchar, ningún libro podría compararse con eso, pues el hombre y su manera de relatar, lo hicieron sonar demasiado real.

    - ¿Y bien? ¿Qué les pareció chicos? – Pregunto el hombre con toda naturalidad del mundo. Como si esa historia no fuera nada sorprendente.

    - Pues…. – Respondió Kotori, aun sorprendida por el relato.

    - Muy impresionante, de hecho, demasiado impresionante señor, me ha dejado sin palabras – Respondí viendo al hombre.

    - Es una historia bastante antigua, pero me alegra que pudiera ser de entretenimiento para ustedes – Respondió el hombre. Kotori aun parecía tener dudas.

    - Usted dijo…que esa había sido la primera guerra del universo ¿verdad? – El anciano la miro.

    - Así es, ¿Acaso estas interesadas en saber más? ¿O tienes dudas acerca de lo que te acabo de contar? – Kotori veía al hombre fijamente.

    - Hubo cosas que me quedaron en duda, al final usted dijo que no sería la única guerra, que, de hecho, ese sería el comienzo de todo – El hombre sonrió.

    - Así es, yo lo dije, Pero ¿No crees que te lo estas tomando demasiado enserio? Recordemos que solo es un relato – Esas palabras parecieron incomodar a Kotori y sus ánimos bajaron sorpresivamente.

    - Ah… si… es verdad es solo un relato… - Me molesto bastante la manera en la que le respondió a Kotori.

    - Pero a pesar de ser un relato, merecemos respuestas a nuestras dudas ¿No? Digo, al menos para entender mejor la historia. – Respondí algo molesto.

    - Claro que si mi estimado joven Nathan, pero no hay respuesta para pregunta alguna, ya se los he dicho todo con mi relato – Me sorprendí, en verdad me sorprendí, ¿Cómo es que sabía mi nombre? ¿Y Por qué?

    - Disculpe señor, ¿Cómo es que usted conoce mi nombre? – El hombre sonrió y se levantó.

    - Eso es algo sin importancia, pronto nos veremos de nuevo Joven Nathan – Tras decir esto el simplemente se fue del lugar.

    - ¿Qué rayos fue eso? – Preguntó Kotori.

    - ¿Eh? No lo sé, no debimos aceptar escuchar esa historia desde el principio – Respondí.

    - En fin, debemos irnos, ya es algo tarde – Nos levantamos y salimos del lugar.

    - Oye Nathan, sin contar al tipo, ¿la historia era muy entretenida no? – Suspiré y sonreí.

    - Por supuesto, era muy entretenida – Kotori sonrió y me tomo del brazo.

    - Claro, jamás había escuchado algo como eso, debo admitir que en verdad me gustó, no se escucha algo así todos los días. – Ella me miro sonriendo.

    - ¿Me invitarías un café? – Asentí con la cabeza.

    - Por supuesto, vamos – Nos dirigimos a una cafetería cerca de ahí.

    ---- Prior -----

    Tal y como lo sospechaba. Nathan es una persona muy observadora, pude darme cuenta al ver su expresión cuando mencioné a los Fabled y los Worm, pero lo confirme aún más cuando escucho a Vylon Omega, sin duda, los relacionó a la noticia de la antigua ciudad. Aunque no tenía contemplada a esa chica que lo acompañaba, ella también podría llegar a ser de utilidad, pues se mostró muy interesada en la guerra que estaba a punto de comenzar en el nuevo mundo.

    Después de este encuentro, me reuní con mis discípulos, Shurit, Evans y Emilia.

    -Falta poco para la luna llena, dos días exactamente, y los jóvenes aun no parecen imaginarse lo que se acerca – dije ante mis discípulos.

    - No lo creo maestro, según la información que hemos obtenido mientras los vigilábamos, Keishi y Yue han encontrado libros que relatan algunas de las guerras en el mundo Duel Terminal – Dijo Shurit. Tras este comentario mi atención se vio enfocada en la información que acababa de recibir.

    - Esos libros, yo los escribí, y sabía que algún día los guardianes de los dragones los encontrarían, ustedes desconocen totalmente lo que aconteció en la guerra contra los Worms y contra los Steelswarm, aunque tuvieron la suerte de luchar contra Anomalilith, aún les falta mucho por aprender, pues esa guerra, fue una pieza clave, pero no la más importante. – Evans se vio confundido.

    - ¿A qué se refiere maestro? Nuestra participación en la batalla contra Anomalilith no fue de gran importancia, aunque aprendimos cosas muy importantes, ¿Por qué dice que no es suficiente? – Suspiré. Tal parece, aun les falta estudiar bastante.

    - Evans, Emilia, ustedes son la descendencia directa de la antigua tribu Gishki, por lo cual deben conocer las rivalidades que tuvieron sus ancestros – Emilia asintió.

    - Así es maestro, sabemos que nuestra tribu tenía grandes disputas contra los Gusto, pero durante la guerra contra Anomalilith ambas tribus forjaron la paz entre ambas tribus, la paz se fundó por parte de Gusto Kamui, ¿Cierto? – Asentí. Emilia conocía muy bien la historia de su tribu.

    - Así es, ustedes como descendientes de los Gishki, tienen el deber de proteger a los 3 dragones – Shurit me interrumpió.

    - Lo entiendo maestro, pero ¿no se supone que los 3 dragones son de la tribu de los Ice Barrier? - preguntó Shurit.

    - Lo son, sin embargo, algo que creo que ustedes desconocen, es que los Gishki, también son descendientes de los Ice Barrier – Evans y Emilia se sorprendieron bastante.

    - ¡¿Eh?! ¡¿Somos descendientes de los Ice Barrier?! – Dijeron los dos al unísono. Shurit aún no comprendía la situación.

    - Maestro, debido a que los Ice Barrier fueron de las primeras tribus en las guerras, eso significa que además de nosotros, ¿aún hay alguien más que pertenece a las otras tribus? – Shurit se mostraba interesado en esto.

    - No lo sabemos con certeza Shurit, sin embargo, el hecho de que ustedes, descendientes de los Ice Barrier y yo, el último de los Ice Barrier con vida, sabemos del despertar de esa criatura y la liberación de los dragones, es bastante certero decir que las otras tribus como los Mist Valley, X-Saber, y Flamvell también tienen descendientes en el mundo actual, y tal vez ellos saben acerca de este acontecimiento, por lo cual posiblemente también se estén preparando. –

    Era obvio que saber esto los había inquietado, pues de ser así, habría más personas conocedoras acerca de la antigua guerra contra El Shaddoll Anomalilith.

    ---- Nathan ----

    Kotori y yo nos fuimos a una cafetería, a conversar un rato acerca de la escuela, nuestras vidas, etc. Pero las cosas no salieron como pensábamos, ya que el principal tema de charla, fue la historia que nos había contado aquel hombre.

    - ¿Tú qué opinas Nathan - Pregunto Kotori.

    - Es interesante, honestamente me llamo mucho la atención – Respondi dando un sorbo a mi café.

    - ¿Te llamo la atención? ¿En qué aspecto? - Preguntó Kotori mientras le ponía azúcar a su café.

    - Bueno… Supongo que viste en las noticias lo de la civilización descubierta bajo las catacumbas de Paris en Francia, ¿no? – Ella dio un sorbo a su café y me miro.

    - Si, lo vi, Y también recuerdo que el hombre dijo que su historia y ese descubrimiento estaban relacionados. – Asentí con la cabeza.

    - Así es, sin embargo, no me espere que fuera de tal manera – Ella se vio confundida.

    - ¿De qué manera? – Preguntó Kotori. Di un gran sorbo a mi café y la miré.

    - El hombre menciono algunas especies las cuales lucharon entre si ¿no? Bueno… algunas de esas especies hicieron ruido en mi cabeza – Ella se mostró interesada en lo que dije.

    - ¿Cómo cuáles? –

    - Los Fabled, aquellos demonios que habían luchado contra los Vylon y que fueron desterrados antes de lograr su cometido. ¿Los recuerdas? – Kotori dio otro sorbo y asintió.

    - Si, los recuerdo. –

    - Bueno, en el descubrimiento que se hizo de aquella ciudad, se encontraron antiguos escritos, en los cuales lograron interpretar algunas palabras carentes de sentido. – Kotori pareció entender a lo que yo me refería.

    - Entonces, ¿Recuerdas esas palabras? – Asentí y la miré fijamente.

    - Por supuesto, esas palabras son Omega, Worm, Fabled, Leviathan, Zero – Ella me interrumpió.

    - ¡Algunas de esas palabras estaban en su relato! – Asentí.

    - Si, las palabras que aparecieron fueron Fabled, Omega y Worm. Desconozco que son los Worm, tal vez otra especie, pero los Fabled queda más que claro quiénes son, y Omega, bueno… supongo que se refiere al Vylon Omega que lucho contra el Steelswarm Hércules. – Kotori medito unos segundos mis palabras.

    - Es… extraño… se supone que lo que ese hombre nos contó era una simple historia ¿no? – La mire confundido.

    - Eso mismo creí yo, hay muchas cosas que desconocemos Kotori… cosas que me gustaría averiguar. –

    Y era verdad. Había muchas cosas que habían pasado últimamente de las cuales me gustaría saber más; el hecho de que esa chica Emilia me pidiera que viera la luna llena, la historia de ese hombre… son cosas en cuales tengo un verdadero interés. Nos fuimos de la cafetería, acompañe a Kotori hasta su casa y cuando llegue a la mia, me metí al baño para darme una ducha. Relajante, en verdad, fue bastante relajante, necesitaba aclarar mi mente pues exámenes difíciles venían en la escuela y no podía estar distraído con cosas sin importancia. ¿Sin importancia? En verdad… ¿No me importaban estos acontecimientos? Había mucho que meditar y poco tiempo para hacerlo. Salí de la ducha, me puse un short y una playera de manga corta y me acosté en mi cama. Estuve viendo el techo un largo rato hasta que por fin logré conciliar el sueño.
     

Comparte esta página