Zona de proyectados.

Publicado por Skafôlickësh en el blog This is HARDCORE. Vistas: 63

Hace un par de días Alonso me pasó una canción que piensa tocar con su grupo de reggae-rock-infernal-emo-punk-pop-electrónico-alternativo. La canción originalmente es de Huecco, una banda reggae-metal-rock-ska-tango-flamenco-rumbatón-ondeado creada por un vagabundo que cantaba con una banda de nu-metal llamada Sugarless. La canción me gustó no sé por qué, así que bajé el resto del disco nomás para descubrir que la canción que me pasó era la peor de todas y que ese disco nos lo hicieron a nosotros.

8).

Oh foquin coincidences:
[Lee sólo si no tienes nada que hacer]
- Me gustan mucho las serpientes, y la mamba negra siempre me ha llamado la atención. La noche que terminamos tuvimos un choque algo serio en el boulevard más grande de La Paz que acabó en broncas legales con nuestros papás. En la canción "Mamba Negra": "Camino al boulevard de los sueños imposibles, ahí donde el corazón te rompiste".
- Mi género favorito de música es el tango, y me gusta mucho el italiano. Semanas después que terminamos él me llamó pidiéndome que habláramos y yo lo mandé muy descortesmente a la mierda. Luego lo ví tocando con su grupo y lo busqué la mañana siguiente. La canción "Mis 100 últimas mañanas" es un tango moderno que termina con la frase "Besé por fin esta mañana los labios de la venganza cuando volviste a llamar", y entre distorsiones se alcanza a escuchar "Ciao, bambina. Dolce amore mio, arrivederci. Pagherete questo, ragazza. Vendetta".
- A menos de un mes de haber terminado yo ya tenía otro novio: "Aunque te vea entre la gente no te llamaré, tu lengua de serpiente miente, yo no te lloraré. (...) Maldita tú eres entre todas las mujeres; tiras una taza mientras otra te entretiene (...). Anaconda macabra, no escupes ni palabra pero hundes tus colmillos hasta el fondo de mi alma. Maldita tu cama al despertar por la mañana y todas las noches que dormiste acompañada; gozabas, te daban, reina de la puñalada, ¿por qué coño ahora me llamas?".
- Nos vimos un par de veces, muy rápido porque él tenía mucha prisa -bleh-. La primera vez me puse a llorar y me dijo que le hacía sentir bien saber que me dolía. En la canción "Idiota": "Como una limosna me entregas instantes de tu presencia que me arranca mil sonrisas ciegas. Y esos ojos ya no se tropiezan ni tiemblan cuando estoy cerca, no, ahora bostezan y se van, no importa dónde (...) Nunca vi una mirada tan hueca, tan vacía de ganas, tan lejos cuando más te acercas. Y aún te ríes cuando echas sal en mi tristeza".
- La segunda vez que nos vimos me besó, me dijo que todavía me amaba y que terminara a mi novio -que es apasionado fu'bolero- para ver si, solucionando las demandas -que ya se salieron de nuestras manos- podíamos volverlo a intentar. En la canción "El Chicle Infinito", el vagabundo le canta a la ahora pareja de su vagabunda: "Ella es ahora lo único que me importa: enterrar tu puño, desoír tu historia, tus aburridas noches, tus borrachas norias, tu varicela de goles, pichichis y victorias. ¡Cobarde! Cómete tus cuernos por dejarla sola (...) Qué daría yo por tener sus labios, por tenerla toda, por abrir su risa, mojar su boca, por besar sus ojos y beber cada noche sus olas".
[/Ya se acabó el drama]

Me aburrí. Pero así sigue ad infinitum. ¿Alguna vez les ha sucedido que al ver cierta película, escuchar cierta canción o leer cierto libro, o lo que sea, les da la impresión de que están hechos especialmente para ustedes?
  • _PikMiN_
  • Kernel
  • Gex
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario