XIII Semana de la Biología

Publicado por CENTSOARER en el blog Un blog que se actualiza con cierta regularidad. Vistas: 84

INTENTO DE POEMA #1

Pablo vive en la colonia Condesa,
varios compañeros pueblan Neza;
eso me hace reflexionar acerca de la fortuna...

¡Bah! ¿Ven que en los poemas no doy una? ._.

Por supuesto que no se han librado de mí, ¿pues qué se han creído? ¿A poco creen que por un rato haberme ido, descansarán de los trabalenguas que este joven a ustedes ha escrito? Y no me vengan con pretextos, ni con argumentos funestos; que si bien los dejé un tiempo no han estado tanto insistiendo.

Su humilde servidor tuvo que retirarse un momento, la Semana de la Biología lo estaba jodiendo lento. Ojalá vieran las cosas que uno puede hacer en una semana, si se durmiera a medianoche y laborara desde las cuatro de la mañana; te levantas medio muerto y te revive el agua, luego estudias y trabajas mientras escuchas bocazas. Que el panorama laboral y la interdisciplina, que los cables de aquí y de allá, "hey, por favor dame una aspirina"; que escuchemos música celta y aprendamos fotografía mientras el grupo de allá prefiere a la estudiantina.

Qué cosas pasaron esta semana, mandar al carajo a un amigo; cosa más fácil no emana, me lo dijo un jilguerillo. Pero no hay problema, no hay pedo, una borrachera y eso importa un bledo; esperemos a que llegue el momento en que su vate les cuento esto.

Reforestación, geomática y biotecnología, todos sólo de eso oían; carteles y propaganda era lo que veían. La difusión de la ciencia, la vida no en el planeta, el aire en nuestro pulmones: todos tópicos pero sobre todo valores, que de repente absorbían una mente inquieta en la isla del conocimiento, lugar de tierra desierta.

Política y demagogia: pan diario que nos debilita; no importa lo que hiciéramos, correr era lo que servía. Enciende esto, luego aquello, pon café compra huevo; llega a casa y come algo, pronto amanecerá, "aguanten, ya no tardo". Diez días pasaron de adrenalina y cortisona, pero al fin han acabado (por rato) la hipocresía junto a la sorna.

Llegué a casa cansado, tomado y alebrestado; me acosté en la cama, tiré todo lo que había al piso. Rendido y cómodamente posado miré al techo... pasaron 5 minutos: "¡joder, ¿no es ya suficiente tiempo!?" Eran Omar y su raza, queriéndole seguir al pisto, claro que dudé en abrir, me lo decía mi Mephisto. Pero sólo traían risas y un rato de canta-canta: "¡A ver Yasser improvisa!" me dijo Moisés y su banda. "Ahí les voy, no se rían"; y les abrí bien renovado, "ignorancia con iniciativa es lo que el mundo ha olvidado". Ahora te toca Gabriel, tú eres poeta dado: "Si mi voluntad fuera un hoyo negro, Bush estaría calcinado". "¡Ay guey, qué comiste hoy!" gritó Omar emocionado; mientras yo rasgaba y rasgaba la guitarra por mi lado.

De las mujeres cantamos, de la ciencia y de la vida. De la familia y amigos, incluso de la vendimia. Chuy vió en mis cubiertos baquetas, saqué la armónica para que tocaran, recordé de cuando era niño cómo un plato sonaba. Uno a uno fuimos cantando, bebiendo y celebrando; mientras el cuerpo y el tiempo a su paso iban mermando. Qué curioso fue verlos a todos sonriendo... gritando, pendejeando, mientras, el mundo fue viendo y analizando; viendo a cinco personas perdidas dentro de sí, dentro de sí su mundo, dentro de sí de sí.

Llegó el tiempo de dormir, el festivo se había acabado: me acosté sobre un pincel duro, todo el cuarto quedó ralo...
  • Distroyer
  • CENTSOARER
  • 4c3
  • CENTSOARER
  • Dramatyka
  • 4c3
  • CENTSOARER
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario