Una nueva entrada más nueva que la anterior nueva entrada.

Publicado por yashiro en el blog El diario de otro spammer.. Vistas: 79

Ayer estuve en la casa de Pocholo junto con unos amigos. En esta ocasión fue con nosotros el Jano, quien es un gay que hace mucho que no se aparecía debido al trabajo y a su novia.

Fue una noche muy divertida. Llegamos, saludamos y fuimos a comprar cosas para tomar/comer. Cuando íbamos para allá pude ver a Carlo actuando frente a una ex-compañera a la cual él no recordaba, pero Pocholo sí. Se llamaba Susana la tipa. Cuando compramos todo (ellos sus cervezas y yo mi bebidita :eek:) volvimos a la casa, antes de llegar a ella encontramos unos zapatos tirados, nos preguntamos si serían de algún tipo al cual asaltaron (era lo más probable), luego empezamos a decir que... algo xD. La cosa es que Carlo dijo "Ah, igual me los llevo", los tomó y nos fuimos a la casa. Ahí todos los gays empezaron a probarse los zapatos, al final a Carlo le quedaron buenos (eran 41, si mal no recuerdo).

Luego comenzamos a molestar a Pocholo con la Susana hasta que el gay casi murió porque no podía respirar... o sea, podía respirar, seguramente lo que le pasó fue algo demasiado insignificante, pero a él le agrada actuar para que la gente se preocupe por él. Al final el tipo comenzó a respirar haciendo un "gran" esfuerzo, pero nos daba igual; mientras él estaba ahí "muriéndose" todos estábamos riendo mientras veíamos unas fotos xD.

Luego de eso nos pusimos a ver Prison Break. Pocholo se quedó dormido con la suela de sus bototos en la cara de Carlo. Jano dijo: "Oh, Carlo, te está presumiendo los Caterpillar", ahí Carlo dijo que ya estaba aburrido de que lo hiciera, así que tomó un encendedor y le quemó parte de la suela. Sería algo divertido de contar si no fuera porque el olor a goma quemada NO es agradable xD.

Seguí viendo Prison Break tranquilamente hasta que terminó (lo peor es que ahora hay que esperar hasta como el 14 de enero para que salga otro capítulo *=V*). Cuando eso pasó, Carlo, Jano y yo salimos al patio a conversar. Jano tomó su celular y empezó a llamar a un amigo (a las 4 y media de la madrugada). De tanto insistir, al final contestó la novia del gay, Jano se cohibió y cortó.

Empezamos a pensar en irnos a algún lado a molestar, pero al final no hicimos nada más que quedarnos sentados en un lado random conversando cosas y viendo a una perra comiéndose las fecas de otro perro. Igual la conversación fue bastante productiva.

Cuando nos aburrimos (mejor dicho, cuando nos bajó el sueño) decidimos irnos, así que despertamos a Pocholo para que nos pasara las llaves. Abrimos la puerta y nos fuimos. En el camino nos encontramos un peluche botado, Carlo dijo que igual se lo lleva, así que lo tomó y se lo llevó a su casa. El Jano le dijo que debería haber traido el carretón para que siguiera llevándose cachureos, pero así estaba bien. Más adelante encontramos más cosas botadas en la calle, había una mujer, un auto, un perro con yeso, entre otras cosas, igual no nos trajimos ninguna lesera.

Fue una noche entretenida, hoy vamos de nuevo para allá, pero esta vez creo que no va el Jano, pero sí irá Felipe.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario