Una Noche de Domingo Especial

Publicado por _-Astaroth-_ en el blog El País de la Sonrisa. Vistas: 54

Como la edición de mi blog de fin de semana cerró a tempranas horas, no hubo posibilidad de incluir este capitulo en sus páginas. Pero al menos así, tendré oportunidad de describir lo bonito que fue una noche de domingo.

Jamás pensé, que una típica aburrida noche de domingo podría levantarme tanto el ánimo. Resulta que estaba resignado a ver la tele y jugar un rato en la computadora, pero de repente escucho una voz que llama a la puerta principal de la casa; era la voz del hermano menor del amor de mi vida (Dianita), a quien tenia como 5 meses de no ver por estos lados. Pues les comento que ellos (la familia de mi amor), vivió en la casa contigua a la que está frente a la mía, por más de 12 años.

Cuando lo vi no puede evitar soltar una sonrisa de agrado, pues es obvio sentir afecto por el hermano de la mujer que amo. Y más cuando he sido su maestro y su amigo. En cuanto le saludé nos pusimos al tanto del acontecer deportivo, pues le comenté de mi visita al estadio de football en Costa Rica y de mi repentina fiebre por el mejor deporte del mundo (del deporte que no se juega con las manos, si no simplemente con el corazón) y entonces le hice el comentario humilde que hizo Athanatos en una de las páginas del blog:

El enseguida soltó la risa, y me dijo: “imagínate que tuani (cool), sería ver jugar al Real Madrid en el Santiago Bernabeu”. Minutos después nos burlamos de la eliminación del Barca y de la perdida que tuvo hoy (el domingo).

Momentos posteriores el papá (mi futuro suegro, jejeje), cruzó la calle para saludarme y hacerme una grata invitación a visitarlos durante todo el próximo fin de semana (yujuuu); para armarles una nueva computadora (¿Saben que significa eso?, dinero extra) y disfrutar del calor de su hogar. Es que en la casa de mi amada todos me quieren, solamente falta confírmale lo que muchas veces le he insinuado. Pero un día de estos me decido y le declaro todo mi amor.

Unos 15 minutos más tarde, contesto un llamada, y era mi Tía favorita, queriendo saludarme y de paso animarme contando cosas chistosas; es que mi Tía es única por eso la quiero mucho. Fue tanto que me animó, que hasta me puse a platicar con ella como unos 10 minutos.

Terminando de colgar el teléfono, repica de nuevo. Pero como estaba tan contento no me molestó atender con un “Aló buenas noches”, y era tanta la alegría que me invadía que no reconocí la voz de una de mis amigas del trabajo (mi admiradora número 1 ¿Recuerdan?), poniéndome al tanto de que al fin se había comprado su último capricho; un DVD Player. Y me dio la gran noticia de que en la tienda donde lo sacó habían cámaras digitales (lástima, pues ya he ordenado la mía por Internet, pero haré lo posible por cancelar eses envío) y a un muy buen precio.

Así que espero pronto tener, la camarita en mis manos y retratarlos momentos más especiales de mi vida y compartirlos con ustedes.

Como habrán notado una visita y dos llamadas de teléfono pueden hacer que una noche común y corriente se convierta en algo especial. No sé si de pronto la hago un momento tan importante y tal vez no lo sea para otros pero para mi si, lo es pues cada momento que comparto con personas que me quieren, es importante y no habrá, mal entendido que pueda borrar eso de mi memoria.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario