Un trabajo distinto y muy especial.

Publicado por Valfore en el blog A Walk Through My Delirous Mind.. Vistas: 111

“La Doncella Enigmática”


Me encuentro ahora, cruzando el umbral de bellas expresiones, entro al bello palacio, al que cordialmente fui invitado, un baile habrá con una cena quizás, todo es muy elegante, todo brilla sin parar, todo están hermoso, el brillo, el sol y sobre todo el pulsar.

Veo jóvenes muy especiales, señores importantes, doncellas de media luna y muchas otras algarabías, todo esta adornado de Gala, todo luce tan bien que hasta un Dios podría aparecer.

Me encuentro rodeado de muchas princesas, doncellas, mujeres y niñas, todas con un dulce brillo, como si fuese un aura que alumbra su virginidad, sin embargo hay una que a plena vista a mis ojos cautivo, una dulce doncella veo, rodeada de multitudes y ella usando un antifaz. ¿Qué escondes debajo de ese antifaz dulce niña? Es todo lo que mi mente puede captar.

Veo entonces, que su mirada vacía se cruza con la mía, la miro fijamente y veo una mueca sencilla que con su mejilla realza y me toma por sorpresa.

Me acerco entonces sin mover mis ojos de ella, y dulcemente digo: doncella enigmática, que es lo que abra detrás de tu mascara, que ocultas ahí, ahora no importa, te extiendo mi mano y te ofrezco mi compañía, si tan amable podría ser usted de otorgarme esta pieza y lucirse con gran expectativa.

Y así fue el momento en que compartimos un dulce baile, es que la tome de la mano y de la cintura también, un bello Vals era lo que se tocaba, donde todos danzaban con una pareja y se lucia una coreografía, fue entonces cuando la doncella me abrazo y me susurro al oído, venga usted, caballero mió, que algo quiero decirle y aquí no podría hacerse.

Sin siquiera pensarlo acepte lo que se me proponía, ella me tomo de la mano y la seguí ciegamente sin importar lo que se acontecía.

Llegamos a un área abierta, belleza por doquier se observa en aquel atardecer, platicamos durante horas y entonces decidí preguntar, dulce doncella que es lo que habéis querido decirme…

Con su dulce voz me dijo, quería decirle lo que siento por ti, una persona muy especial, te haz vuelto para mi, se que no te conozco, que solo unas horas han pasado desde nuestro encuentro, pero no lo puedo evitar, soy muy tonta en ese aspecto.

No mi dulce niña, entiendo lo que dice, porque tú también me haz envuelto en una poesía…
Así que me atrevo a decir, con la Luna como testigo, yo te quiero bella doncella y quiero que seas mía.

Agradecida ella por mis palabras, me abrazo con tal dulzura, que no pude evitar sentir que me derretía con su calido ser.

Y así fue como estuvimos ligados, como nos conectamos y comenzó nuestra historia de amor, una mágica noche que jamás olvidare, una noche que se gravara en mi corazón.

Varias Lunas ya han pasado, estoy muy feliz de tenerte y te voy conociendo mas y cada vez me pierdo mas en tu interior, pero ahora llega un día, que no puedo comprender hasta la fecha, donde me dices que no puedes seguir así, que nos debemos separar, entonces sentí como mi castillo perfecto se desmoronaba, como una gran fortaleza caí con unas sordas palabras al viento.

Entonces comprendí y me di cuenta de que nunca te conocí, creí saber quien eras pero solo una visión ajena yo tenia de ti, ahora veo que el antifaz no te haz quitado, me vuelvo a preguntar, ¿qué es lo que ocultas?

Pido una audición contigo, quiero saber que es lo que realmente quieres, deseo conocerte bien, así que pido te quites el antifaz, quiero ver que hay tras esa mascara, por favor muéstrame tu verdadero ser.

No recibí ninguna especie de respuesta, solo me quedaba algo por hacer, yo mismo buscare al ser que bajo la mascara debe estar.

Te quito ahora la mascara y encuentro una mas, y bajo ella para mi sorpresa se encuentra otra mas, así fue, como supe que tenias miles de mascaras, que te ocultas bajo de ellas porque te temes a ti misma, temes que alguien te ame y que le correspondas a ese amor, se que eres una persona compleja, que otros te han lastimando, que tu vida suele ser dura y que no deseas repetir tus desdichas, pero eso no significa que tengas que ser así, te pido que dejes de ser el Arlequín que juega con mi vida como si de dados se tratara, te pido que dejes de ser aquella enigmática doncella que teme sacar lo que hay dentro de ella, yo no quiero un arlequín ni una bella doncella, yo quiero que seas mi pareja, mi ilusión y mi mayor deseo, anhelo tu presencia, pero debo luchar por ello, me evades, me dices que hay otros mas, que eres una persona difícil y yo te digo que no me importa, que yo solo quiero saber que es lo que realmente quieres para poder acercarme a ti y poder compartir mi eternidad fija.
Doncella oscura, joven ególatra, mujer de mis suspiros, amada cariñosa…
Te extraño…
Te busco…
Y no se porque no te encuentro…





-Félix Valverde-
  • Jade
  • Valfore
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario