Un gramo de reflexión

Publicado por Viktor en el blog a blog of storm and fire. Vistas: 69

He analizado algunos fragmentos de las entradas anteriores en mi blog, y he percibido que me he vuelto sistemático, incluyendo lo banal en un primer plano. ¿Dónde quedó mi sentido literario? La retórica desaparecióse en los últimos meses del ciclo de esta vida, he de suponer.

Mas si alguien no hubiésese percatado, y me lo hubiera hecho notar de una manera sutil, incluso de una manera indirecta, atreviérame a decir, no estaría redactando este esbozo de mis pensamientos. (He de agradecérselo, aunque seguramente no llegue a leerlo)

Sin embargo, con ésto, mi pequeño diario puede sufrir la enfermedad incurable del ciberescritor: una vida personal envuelta en la maldad de la monotonía, provocada por el virus del día aciago. Pero es menester correr riesgos de vez en cuando, ¿o me equivoco? dificil desición, especialmente si lanzamos una moneda con doble cara.

Ni modo, si el producto de esta página es interesante, supongo que un comentario de indiferencia no vendría mal; ante el caso contrario, un papirotazo de vuestra parte sería lo mejor.


¿Cómo empezó todo ésto? No lo sé, o tal vez simplemente sea el reflejo de mi dictador interno, que encerró a la paloma de la creatividad. Mi vida es una suerte de broma agridulce: soy muy feliz con una persona a mi lado, Nobu... mas la distancia entre dos comunas maldadosamente se extiende aún más allá que la que surge entre un par de enamorados de la red de dos países lejanos.

¿Algún día todo se solucionará? La esperanza me susurra un suave sí, que es apoyada a por el dadivoso espíritu del amor. Sí, vendrán días buenos...

Y como detalle, creo que es menester destacar que esta página es privada, supongo que quienes la leerán son la gente necesaria.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario