Travel

Publicado por Kir en el blog Kir, Le cardinal. Vistas: 45

Me fui al Sur.

Llegué el ante pasado Viernes, al sur. El primer día fue básicamente aseo. Porque sino es mejor acostumbrarse a los ruidos que hacen las lauchas en la noche cuando se pasean por el piso. Compre 4 virutillas, saque para afuera un monton de muñecas viejas que estaban apiladas en una caja, agrupe las maletas y movi las camas. Estaba limpiando y llegó mi prima chica y se puso a hacer lo mismo que yo estaba haciendo, por los mismos lugares, pero no de la misma forma como yo lo estaba haciendo. Le dije -pasa la virutilla por allá que esta sucio, ya pasé por acá-, a los 3 minutos había vuelto a donde estaba yo, así que concluí que sería mejor dejarla. 2 horas más tarde termine, para ese entonces ya eran cerca de las 4 de la tarde. Luego solo sólo tendí mi cama, me duche y salí a donde mis amigos sureños...

No los encontré, pero la mamá de ellos me recibió muy bien y estuvimos conversando largo y extendido. En este punto ocurrió algo curioso; el perro de ellos se puso a ladrar y yo pensé que era debido a que alguien venía. Entonces salí pero no ví a nadie, más bien, ví al perro ladrando en dirección de un rincón, rincón del cual se asomo una cabeza pequeña juntos a ojos pequeños; se trataba de una rata. La señora inmediatamente me ordeno cerrar la puerta para que no entrara a la casa, y cerro las demás que estaban abiertas. Pero todavía faltaba una que para cerrarla obligatoriamente había que salir.

Entonces, sin pensarlo dos veces, salí y la cerre. Y me dispuse a cazar a la rata. La señora me señaló una pala en el jardín. Una vez con el instrumento de caza en mis manos fui hasta donde estaba el perro y moví unos galones de gas para que la rata saliera de ahí. La respuesta fue inmediata; corrió a refugiarse entre los matorrales, pero detrás de ella corrió el perro y yo. Y así continuo la persecución, y los chillidos de la rata que corria y saltaba de un lugar a otro, hasta que se vio acorralada y me ataco. En ese momento perdí el equilibrio mientras me movia para evitar que me mordiera y casi me caí. Pero finalmente la rata se acorralo a sí misma en un agujero. El perro ya la tenía cercada y cuado salió, la recibí con un certero palazo en la cabeza. El resto del trabajo lo hizo el perro, triturándola en su hocico (no se la comió, la mordió un rato y luego la tiro por algún lugar fuera de la casa).

Más tarde llegaron mis amigos, y me mostraron su auto nuevo. En la noche tenían planeada una fiesta, y así fue. Desde esa hora (17:30) hasta casi las 00:00 hrs. recorrimos casi todo el pueblo recogiendo a los invitados.

La fiesta comenzó cerca de las 01:00 en una parcela. Estuve catando algunos tragos, y conversando de política con los pueblerinos. Cerca de las 04:00 con mis amigos decidimos volver, y termino el día.

Al otro día me levante muy tarde, cosa un poco frecuente en mí en el sur, y lo demás fue lo usual, menos el hecho de haberme encontrado con una madre de 15 años en el desayuno. Entonces fui nuevamente a visitar a mis amigos, pase frente al cadaver mosquiento de la desafortunada rata y el perro me recibio con menos hostilidad (después de todo, habíamos sido compañeros de caza). Esta vez estuvimos leseando en el computador, jugando RO, cartas, etc.

Más tarde, salimos a la playa todos en familia. La ubicación de la casa era excelente, se podía ver la plaza de armas y la costa a la perfección. En la noche bajamos a la plaza y mis amigos me presentaron a sus amigos y estuvimos ahí un rato. Justo ese día era la inaguración de una disco, y a mí no me gustan las discos, fue un poco desagradable tener que rechazar la invitación de todos para ir a la disco. Pero pronto se olvido el hecho, porque fuimos a la botillería, compramos unas chelas y bajamos a la playa. Habían muchos grupos quiensabededonde, y nos ganamos por ahí y estuve otra vez conversando largo y extendido, esta vez sobre anécdotas sucedidas hace años en esa mismísima playa.

Ya al otro día, volvimos todos a bajar al mar al mediodía, y caminamos mucho hasta llegar al río, que fue en donde sin querer me metí al agua con mis zapatillas. Por lo que aprovechando el hecho me fui a mojar los pies al mar y volví descalzo a casa por el asfalto y la arena que quemaba peor que agua ardiente. Lo siguiente fue almorzar y enterarme de la muerte de Pinochet a las 14:30 + o -, y se inicio una discusión política en la mesa xD. Una hora más tarde arreglamos todo para volver al pueblo y como en el auto no cabiamos todos, decidí devolverme en bus junto con un amigo. Pero no contamos con que los pasajes estarían totalmente agotados. Aún así, horas más tarde y ya arriba del bus, el auxiliar nos vendio unos boletos y pudimos llegar sin problemas. Llegué a casa cerca de las 20:00 hrs., me despedí de todos mis amigos y su familia y a las 00:30 hrs. tomé el bus de vuelta a Santiago.
  • kotekuruta
  • Mina Harker
  • Kir
  • Kir
  • Kir
  • Kir
  • Leascuad
  • kotekuruta
  • Jeanne Hébuterne
  • Kir
  • Kir
  • Mina Harker
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario