Tracy Lords provoca que se te

Publicado por CENTSOARER en el blog Un blog que se actualiza con cierta regularidad. Vistas: 106

... suba el muerto (carajo, los títulos no aparecen enteros).


"Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro"

¡Bah! He de ser bien atrevido.

Los insectos son personajes principales de lo mejor que existen. Vean Naked Lunch de Cronenberg y lo comprobarán.

La noche pasada caí dormido, y no recuerdo nada de mis sueños, el problema es que el despertador sonó a las 6, como siempre, y amanecí con una cucaracha bien cobijada. Protagonizamos una de clasificación C (xxx), ella ganó Palma de Oro por mejor actriz y yo estaba nominado para un Oso de plata, aofrtunadamente, por mejor actor de reparto. Boy-Quesito es menos anthros de lo que pensaba.

Luego CAOS.

Verdaderamente salgo del sopor y veo al animalito caminando lentamente en la cabecera, busco algo con qué poderla joder y encuentro mis huaraches de baño. Le golpeo y me rebota la suela, de todos modos sigue caminando, estaba seguro que le habìa golpeado de verdad. Llega al otro extremo de la cabecera con toda la lentitud de sus patas articuladas y quitinosas, por su tamaño pequeño, comienza a mover las antenas y me poso en mis sentaderas expedito, interin no la pierdo de vista. Tomo un periódico que tenía a la mano, del mes pasado, y le propino semejante golpetazo; cuando le pego salen polvitos mágicos. Y me despierto.

Me paro de la cama y voy hacia el cuarto-estudio-comedor-cocina-recibidor-baño, y encuentro a la bruja preparandome el desayuno en su marmita, a fuego rápido, huele repugnante, salen cucarachas de entre sus ropas y reconozco a la de mi sueño, me abalanzo sobre la bruja y comienza a manosearme libidinosamente mientras carcajea. Es repugnante y hace que me despierte. Enciendo la televisión por "5 minutos" y me quedo dormido.

Me despierto y veo que es tarde en el reloj, al lado de él persiste la cucaracha: hoy compraré insecticida. Se acerca a mí, pero mientras más se acerca se hace desproporcionadamente gigante... eso no es normal, no con un exoesqueleto quitinoso. Ya es de mi tamaño y se posa en la cama de manera sexy, la veo y no me excito nada, ella se desvive. Puedo ver gente a través de las persianas de mi cuarto, convenientemente configuradas a manera que yo pueda ver hacia afuera y que nadie pueda ver hacia adentro, sino es de una altura considerable. Es tarde, pero ella está ahí, toda para mí, su toque me da cosquillas y eso no es desagradable, su toque también es áspero, como mi barba, podemos... tenemos cosas en común ¿no? Claro que... no podemos ¡Claro que no, qué porquería! Quiere que la acaricie, pero es asqueroso y me despierto.

Son casi las 7 de la mañana y aparece Boy-Quesito desde debajo de las cobijas. La cucaracha decrece y los presento a ambos, a Boy-Quesito le gusta lo que ella le hace con sus antenas y a ella le gusta lo que él tiene bajo su short azul. Me levanto de la cama y los dejo solos. Volteo a verlos y ya están bajo la bolsa de dormir negra que uso como cobija, ciertamente se ve el ajetreo, pero no se ven ellos. Alcanzo a oír a Boy-Quesito gritarme que le disculpe lo de ayer, su voz me hace despertarme de verdad, porque por las mañanas mis oídos son tan sensibles que un chorro de agua cayendo sobre un volumen de agua me lastima. Me meto a bañar. Cuando regreso al cuarto a cambiarme ya no hay nadie y es tarde para llegar a la escuela.

¿Saben? Boy-Quesito no tenía por qué disculparse, él tenía toda la razón. Pero, ¿les digo algo? Él no importa, él es un pedazo mío y hace lo que yo quiero, aunque bastante remilgado.


¿Alguien más tiene problemas para despertarse por las mañanas?
  • Gex
  • Gex
  • CENTSOARER
  • CENTSOARER
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario