Seudonihilista

Publicado por CENTSOARER en el blog Un blog que se actualiza con cierta regularidad. Vistas: 106

Un par de individuos que hablan en vez de ladrar, van juntos por la banqueta de una calle sucia. Un par de perros (que ladran solamente porque no hablan) van un poco separados por la misma calle, pero del otro lado, en la otra banqueta; y así:

--Sí, me está yendo mal; creo que comenzaré a dedicarme, ahora sí, con todas mis ganas...
--¿Puedes?
--Yo creo que tengo la completa convicción de poder hacerlo. Y si es así, entonces no hay duda de que tendré éxito. Por que tú sabes... tú... ¿Tú qué...?

Y no se alcanza a oír lo que sigue diciendo porque del otro lado, los perros ya se encontraron y no les agradó mucho verse, a uno por disgusto y al otro por miedo. El tipo sigue hablando mientras los perros se enfrascan en una injusta pelea; el perro visiblemente molesto apabulla y abusa del miedo --y cuerpo-- del otro.

--La cosa es que yo me...
--... --sólo escucha al que habla y habla y no se calla--
--¡Ah! Esos desgraciados perros callejeros, ¡deberían juntarlos y matarlos a todos!
--Nos --dice en voz baja--. La humillación es algo natural.
--¿Sí, crees? Bueno, de cierta forma supongo que la humillación es natural. Como te estaba diciendo...
--No, de todas las formas que un humano puede pensar, sólo así: LA HUMILLACIÓN ES ALGO NATURAL.
--Y qué decir; para algunos hemos de ser como un par de perros.





.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario