Sacerdotisa Guerrera - Relato corto

Publicado por Likhuh en el blog La forja de historias. Vistas: 125

Los gritos de dolor invadieron el campo de batalla y olor de la muerte se hizo presente en la guerra. Yo, adorando a mi dios maté y ahora lloro por las vidas que arrebató mi daga. La sangre me cubre los ropajes y es cierto que no es la mía, en mi mente recorren mil perdones a los familiares de mis víctimas.
No es fácil ni agradable matar a los inocentes de una guerra que no es la mía, de una guerra que no es la nuestra. Pero si son los dioses los que quieren que las riquezas sean de los hombres corrompidos y que el poder sea corrupto. ¿Quién soy yo, sino, para doblegarme a su vuluntad?

Como hija venerable que soy, guerrera de la mano de los dioses y eterna fujitiva del abismo, me doblego a la voluntad de quien me creó y me dirige. Y de la mano del dios de la guerra y orando al oráculo de la vida destruyo las vidas que se oponen a mi causa. Me cubren la cara grandes lagrimones, es cierto, pero no es por compasión a los heridos, sino, por compasión a mi misma. Ellos llegaron aquí conociendo mi nombre, todos me temen en la guerra y me escuchan fuera de ella. Dicen los ancianos que mi sabiduría es irreal, que es fruto de las deidades, y ahora es cuando más los creo y como consecuencia cuando me peor me siento. Soy una marioneta a mano de gigantes. Una persona sin vida, sin libertad, sin elecciones. Hago lo que de mí esperan y no sé si debo esperar nada a cambio.

Creo que va siendo hora de dejar la daga olvidada en algún mesón cercano, de dejar la guerra y de ser yo misma. Pero me lo impide mi fe, pues un día prometí ser fiel a los dioses y en consecuencia me acojieron sus servidores. Hoy te pido consejo, sabio vigía. ¿Qué puedo hacer?
  • Aiduchi
  • Likhuh
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario