"Mírame".

Publicado por Skafôlickësh en el blog This is HARDCORE. Vistas: 61

Ayer me fue devuelto mi celular. Aunque sería más correcto decir "ayer mi celular fue abandonado frente a la puerta de mi habitación". De cualquier forma fui muy feliz.

Recuperado mi mejor amigo -el celular, no el sujeto confundido al que no le contesto el teléfono-, hablé con mi supervisora y en la mañana vino por mí. Me enteré, como cada vez que la veo, de cosas muy feas que dice una niña muy fea que me tiene mucha envidia -y todos sabemos que la envidia también es fea-. Como también supe que esta mujer anda frecuentando mucho al protagonista de los primeros posts, quien por cierto ya no contestó más mensajes míos, decidí llamarle para ver qué tanto le habrá dicho y de paso recordarle que muy pronto es mi cumpleaños.

Me sentí tan estúpida. Me siento tan estúpida. En un principio pensé que le habría dicho lo mismo de siempre: que yo había andado con el jefe y demás. Y le hablaba bajito. Como niña regañada. Cuando me dijo "¿Sabes? yo nunca le he creído" me entró una alegría inmensa y pude por fin platicar de lo importante, que es obviamente mi cumpleaños.

Dijo cosas que a lo mejor interpreté muy aceleradamente, así que tal vez yo esté mal, pero si algo se vuelve a dar estaría dispuesta a intentarlo. Pero tengo que aprender a ir despacio. Lo que hubo entre nosotros fue tan intenso como rápido. Pff... me acuerdo.

Llevo 6 horas sonriendo. Eso no es ir despacio.

En cuanto a mi amigo confundido, no he querido contestarle las llamadas.. Me dejó un mensaje invitándome a comer y preferí ignorarlo (aunque no niego que me arrepentí cuando me ví, de nuevo, comiendo queso y pan fingiendo que era un sandwich). De haber aceptado, tendría que aclarar las cosas o besarlo y fingir que sí somos novios. Y como las pláticas del tipo "creo que has confundido las cosas, yo no deseo que nuestra relación cambie" son a la vez del tipo de cosas que no deberían existir en mi vida y yo no estoy dispuesta a seguirle el juego, esperaré a que se dé cuenta de lo que ocurre o a que se canse. Aunque, conociéndolo, no se dará cuenta de nada y en dos meses llamará llorando de vergüenza porque se enamoró de alguien más.

En dos días tendré dinero. Eso sí es algo muy emocionante.
  • BLODEER
  • infinity
  • Skafôlickësh
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario