Porque yo lo valgo.

Publicado por Skafôlickësh en el blog This is HARDCORE. Vistas: 73

Me siento como en el cuento de Ricitos de Oro. En mi casa hay 4 juegos de vasos. Mi papá usa los grandes, a los que le caben cómodamente unos 10 cubitos de hielo tamaño estándar más una buena cantidad de lo que sea que tome mi papá. Yo utilizo los dos juegos -incompletos- de vasos medianos, que aguantan 2 cigarrillos normales o 1 1/2 de los de 10 centímetros (porque han de saber ustedes que la Coca Cola Light sabe mejor acompañada de tabaco y el tabaco no sabe bien si no se acompaña de Coca Cola Light, lo cual no -NO- es un círculo vicioso, sino la combinación más perfecta del mundo del universo). Mi abuela usa los vasos pequeñitos, sólo lo suficientemente amplios para remojar una galleta porque supóngome yo que la dentadura ya no le da para más.

Y me acabo de dar cuenta. Y sí, tenía que contarlo. Es que de repente todos mis vasos estaban sucios y tuve que agarrar uno de los grandes y sentí invadir los territorios de mi padre. Al parecer estos vasos alcanzan más o menos para 5 cigarros. No sé bien, porque llevo uno y medio y todavía falta un buen para dejar el vaso a la mitad.

(Y es que aparte tomo y como como ratoncito, lo cual es terrible porque no puedo comer con mis amigos ya que es muy incómodo que luego de que todos terminen con sus postres y estén ya en la plática de sobremesa, una vaya a la mitad del plato fuerte).

Quiero cambiar mi nick. Ya. Estoy harta de Señorita M., porque lo dicen y siento que le hablan a la miss de geografía. Pero Amanda no está disponible. Sandra tampoco. Y estaba por ponerme de una vez Arenita (Sandra, Sandy -guiuck-, Sand, Arena, Arenita), pero afortunadamente se ocupó el servidor y me libró de hacer una locura. Sand no me lo pondré jamás de los jamases en un foro porque así me puso y me dice la gente bonita que amo con todo mi corazón, y definitivamente no soportaría que un Devil Alice o un Germaster cualquiera me llamara así.

Acabo de quemar mi bonita pijama azul con una brasita que quiso ser libre. Oh noes, brasita, qué has hecho.

Hoy amanecí con dos pequeñas heridas circulares ubicadas precisamente al centro de los huequitos que se forman a la altura de los riñones. Yo digo que son señales de Dios; mi papá dice que son quemaduras de cigarro. Pero yo ví Stigmata y yo tengo razón.

Compré lo que parecían ser los zapatos más cómodos y felices de la galaxia, pero en el trayecto Mi Cuarto-Computadora me han lascerado de tal forma que llegué a pensar en subir fotos de mis pies a alguna de esas páginas gore tan apreciadas por unos cuantos queridísimos conocidos, pero el daño psicológico puede más que yo. Y es que de no ser porque tienen talón, mis zapatos parecerían unas pantuflas de lo más pretenciosas, así que he llegado a la conclusión de que tengo los pies deformes.

Encontré mi CD perdido de Joaquín Sabina. Si no hubiera escrito ya todas estas importantísimas cosas, seguramente habría hecho un post con las letras de todas sus canciones ordenadas alfabéticamente por cada disco y estos cronológicamente.

(Quien entendió lo que acabo de decir, que recoja su premio a la entrada).

El Jueves y el Viernes los pasé con una amiga y ví Rebelde. Y anunciaron mucho el antitranspirante Obao O-fresh. Y hoy lo compré, nada más porque en la tele decía que era de Garnier y yo no sabía que esta tuviera relación alguna con Obao porque sus comerciales distan mucho de parecerse a los de Fructis y Skin Naturals, pero oh sorpresa, incluso el Sweet Dreams (el desodorante rosita) le da perfectamente al aroma del acondicionador Oil Repair. Yo corazón Garnier. Y leyendo las etiquetas acabo de notar que Garnier es de L'oréal. ¡Dios mío, qué sorpresas tienes reservadas para mí!
  • veta
  • Skafôlickësh
  • veta
  • veta
  • Skafôlickësh
  • Balandor
  • Skafôlickësh
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario