Oooh.

Publicado por Ukyo en el blog Delirios. Vistas: 63

Llueve la noche y caen estrellas. El cielo está oscuro ahora y él a punto de partir. Pero tus ojos siguen fríos, inseguros de él, ¿o acaso llorosos? ¿Vas a correr detrás de él cuando se haya ido? ¿Vas a preocuparte cuando no regrese? ¿Vas a llorar, como tantas putitas lo han hecho, al darte cuenta que nunca lo hará? No, tú eres inteligente y no te vas a dejar. Que te digan mil veces que él a ti no te haría nada, que contigo es diferente. Que él te diga mil veces que tú no eres como las demás, que de verdad le importas. Que se jodan todos y sus palabras, que tú cuidado tienes hasta de la comida que te sirve tu madre.
Estás harta de todos los chismes que llegan a tus oídos. Que agarró con tal, que cagó a la putita de 3ro, que se la gilea para poserear. Pero nadie lo conoce realmente, nadie le ha hablado como tú, de la manera más fría y desalmada posible, hasta llegar a esos instintos más bajos que aquellos de los que tanto hablan.
Hoy no hay luna, no hay gente en el micro, no hay luz en las calles ni emoción en tu corazón. Puedes adelantarte y hacer como si nada hubiera pasado desde ahora, pero lo amas y no lo vas a hacer. Puedes bajarte y seguirlo, pedirle que huya contigo y sabrás que si lo hace es porque te ama. O puedes confiar en él, esperar su llamada y llenar tu corazón con el vacío profundo de su voz. [...]
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario