[One-Shot] A Través Del Tiempo... [TOS/Marta]

Publicado por Saori en el blog Whatsoever. Vistas: 181

A Través del Tiempo…

Pasó mucho tiempo antes de poder estar tranquilos, después de todo lo ocurrido en nuestra aventura teníamos muchas “cuentas” que saldar, principalmente yo, que debía de corregir todos los errores cometidos por mi padre y por mí. Pasé a través de rigurosos castigos, pero era mejor que estar encerrado en una cárcel, como mi padre, Brute.

Ahora mismo, volábamos sobre Palmacosta en el rheiard que nunca devolvimos. Algunas veces preferíamos caminar miles de kilómetros a volar sobre este, puesto que nos traía muchos recuerdos hermosos del pasado, pero a la vez recuerdos que querían ser olvidados.

Volar sobre ese aparato me hacía recordar los tiempos en que Emil, Tenebrae y yo viajábamos en busca de los Núcleos de Centuriones, cuando la única preocupación era cuidar al núcleo de Ratatosk de Vanguard, la resistencia Sylvarantia de la que mi padre era el comandante.

*– ¿A dónde vamos? –interrogó suavemente inclinando un poco la cabeza, sólo para verme-

-A dónde sea… ¿Qué tal a Luin? –respondí sonriendo con cierta nostalgia-, allí es donde nos conocimos, además no has visto a tus tíos desde hace mucho, ¿No?

-Vale, pero será tu culpa si comienzan a gritar –rió él tomando el control del rheiard para al fin dejar de girar en círculos-

Reí por lo bajo, sabiendo que aquello no iba a pasar.

Después de dos años, estuvimos recorriendo el mundo junto a nuestros viejos amigos, todos nos dimos un pequeño descanso para “pasar tiempo juntos”, que era una manera de decir que queríamos estar románticos. Con Emil nunca fue así, él sigue siendo muy tímido, cosa que no me molesta en lo absoluto.

A través de los tiempos, nos dimos cuenta de que no importa cuánto hayamos sufrido, o si estábamos separados por kilómetros, porque el verdadero amor es aquel que no se destruye a pesar del tiempo, la vida puede ser traicionera, pero sin pensar en ello, puede ser muy buena.

Tal vez él no era el típico príncipe azul montado en un caballo blanco listo para salvarme, él era real, él era Emil. No éramos perfectos, pero nos complementábamos perfectamente, con nuestros pros y contras nos respetábamos y más que nada, nos amábamos.

-¿En qué piensas?

-En muchas cosas, es complicado –contesté simplemente, distraída con las nubes que pasaban junto a nosotros-

-Últimamente ya ni hablas, me preocupa que no me estés gritando: “¡Oh vamos, eres un hombre! ¡Con más fuerza!” todo el tiempo… -me imitó sonriendo de oreja a oreja-

-Creo que ya no necesito decirte eso…

El Valor es la magia que transforma todos los sueños en realidad…
él siempre me decía eso.

A través del tiempo
me di cuenta que con la fé, nace la esperanza, de la esperanza, los sueños, de los sueños, la felicidad. De la felicidad salen tantas cosas hermosas, la amistad, la paz, la libertad y el amor… Sigo y seguiré pensando, amaré a Emil sin importar de dónde venga o quién es realmente, porque él, aún sin conocerme, nunca dejó de apoyarme en lo absoluto.

-Marta, ya llegamos…

-Eso ya lo hicimos hace mucho, hace mucho llegamos a nuestro destino…

Sonreí. Y él también.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario