Mujer

Publicado por LυиosA en el blog ~♥ Eи єʟ Ƭєcнo ♥~. Vistas: 133

Lo mejor de ser una mujer es el derecho a tener un poquito de diversión
-
-
Cuando a su mamá le dijeron que era mujer, la señora se estremeció y chilló de alegría. Cuando a su papá le dijeron que era mujer, el señor palideció y susurró “a la segunda varón”. Cuando a la familia le dijeron que era mujer, todos sonrieron, las damas por felicidad y los muchachos por hipocresía.
-
Cuando a ella le dijeron que era mujer…
No sintió absolutamente nada.
-
Siendo mujer aprendió a hablar pronto, siendo mujer fue más inteligente. Por su estadía comprendió lo que era caminar, y lo puso a prueba.
Fue creciendo, la llamaron llorona, débil, sumisa. Prácticamente la informaron: una niña no se sienta con las piernas abiertas si trae falda, se ve mal y los hombres son fisgones; no debes llevarte mucho con los chicos porque te dirán machorra; tú no puedes jugar deportes rudos.
-
Eres mujer y punto.
-
Un día la regañaron sólo porque trepó un árbol y llegó a su casa llena de lodo, su vestido rasgado y su cabello maltratado.
Su madre la controlaba. Ponte esta blusa, este vestido, esta falda, te peinarás así, eres niña. Igual, fue creciendo, y con la llegada de la menstruación, llegaron más “problemas”.
-
Nada de sexo antes del matrimonio.
Ya estas capacitada para tener un bebé.
No te calientes y sigue con tus estudios.
-
Y como se fue desarrollando, empezó a odiar ser mujer. Odiaba cuando los niños no querían jugar con ella, pero también odiaba cuando querían hacerlo. Odiaba tener que comportarse como señorita, y no como lo hacían sus amigos. A su desarrollo atribuyó el hecho de haberse enamorado de su compañero. Un chico frío e insensible.
Debía tener un buen vocabulario, las groserías en una mujer se ven corrientes. No podía usar ropa a la moda, provocaría a los hombres. Su cabello debía estar parejo, para que su marido decidiera como lo cortaría.
Aprendió a cocinar mientras estudiaba medicina, pastas, pasteles, sopas, frijoles, todo. Su madre también le enseñó a barrer, trapear, sacudir, limpiar y a no pelearse con compañeras porque las hacía ver como verduleras.
-
Porque le enseñaba a ser mujer.
-
Le ayudó a escoger cada uno de los detalles que debía considerar en un hombre:
Rico.
Guapo.
Soltero.
Y si era joven o no, a su madre no le importaba. Pero un día, cuando ella tenía 17, su madre murió de un ataque al corazón. Al principio se sintió mal, pero después empezó a ser feliz al darse cuenta de que nadie la controlaba. Y la curiosidad se alojaba en ella.
- Ino¿puedo ir a vivir a tu casa?
- Claro amiga, te acompañaré por tus cosas
- Gracias
Duró seis meses viviendo en el hogar de Ino. Pero también Ino era controladora. Hastiada de la palabra controlar, comenzó a trabajar en el hospital de Konoha y se mudó con Tsunade.
Pero Tsunade también era controladora.
Duró viviendo un año con su maestra hasta que compró su casa. Era pequeña pero cómoda. Tenía recámara, comedor, cocina, baño, sala, estaba al lado de la casa de Naruto y de la de Sasuke.
- Dicen que hay nueva vecina teme
- Hmp, espero que no sea tan fastidiosa como Karin
- Y que sea bonita
- Nada de eso Naruto, la belleza es algo subjetivo – dijo Sai
- ¿Sacaste eso de tus libros?
- No, me lo dijo la fea
- Si te lo dijo ella, esta bien
- ¿La visitamos? – tocaron la puerta de la casa, misma que estaba abierta - ¿Entramos?
- No Sai-baka, es de mala educación – inquirió Naruto, pero Sai ya estaba adentro y no tuvieron más remedio que seguirle. De las escaleras descendió una chica, pelo largo y rosa cortado en capas. Minifalda negra, blusa de tirantes roja. Labios rojos, ojos verdes delineados
- Hola chicos
- Sakura-chan, te ves diferente
- Gracias Naruto
- Y tu casa está sucia
- Se me olvidó limpiarla
- No importa, a Naruto se le olvida hacerlo todo el tiempo – dijo Sai
- Cállate Sai – le dio un golpe en la cabeza – Sakura-chan, esta noche iremos todos a bailar a la casa de Sasuke¿vienes?
- Claro, ahí estaré
Se arregló para la ocasión, se veía especialmente linda. Fue a la casa de al lado donde la música estaba al máximo y rebosaba. Suspiró, sería su primera fiesta sola. Abrió la puerta.
Parejas besuqueándose en las esquinas. Muchachos y muchachas “perreando”, tomando alcohol, montados arriba de la mesa, vomitando. Y apenas la fiesta empezaba.
Al fondo estaba Naruto “fajándose” a Hinata, Sai a Ino y Sasuke a Karin. Instantáneamente se le calentó la cabeza, para hacer mal tercio interrumpió a las parejas.
- Disculpen
- Ya llegaste perra – dijo Karin
- No, sigo en mi casa
- Ya cásate
- Si quisiera casarme estaría haciendo lo que tú
- ¿Qué?
- Acostándome con cualquiera
- Tan siquiera alguien se quiere acostar conmigo, en cambio, contigo nadie - golpe al orgullo de la Haruno – Compórtate como mujer – gota que derramó el vaso
- ¡No me mandes perra! – se le tiró encima jalándole los cabellos – ¡Prefiero ser lo que soy a ser una puta arrastrada!
- ¡Así como puta arrastrada Sasuke-kun es mío! – Sakura entró en razón, soltó a Karin, acomodo su vestido y sus cabellos; lenta y provocativamente se fue acercando al Uchiha
- ¿Tuyo? – lo besó apasionadamente en presencia de muchas personas - ¿Segura? – dijo al separarse
- Maldita
- Dime putita
- ¡No! – ahora Karin se aventó hacia Sakura, pero ésta se movió dejándola caer al piso – Sasuke-kun, mira lo que me hizo – dijo sobándose el chichón
- Hmp, tú te lo ganaste
- Me las pagarás niña chicle
- Como tú digas cacatúa
Y bailó, lo hizo hasta el cansancio, bailó con muchos, a los que ni siquiera conocía. Cuando la fiesta acabó, terminó sudada, alborotada, borracha, prendida. Se quedó acompañando a sus amigos. Y aprovechó el tiempo muy bien.
- Y la puta que vi colgada de la liana era Karin, pero en realidad no era puta, era un travestí con tanga de hilo dental, peluca y tetas postizas – cantó
- Cállate chicle
- A ti quien te mete cara de trasero peludo
- Tu mamá
- No esta
- Y por eso eres una guarra – dijo Karin bañándola de licor
- ¡Por la vieja puta que te parió! – gritó – ¡Me cago en tu cabeza y me limpió con tu mano! – le jaló el cabello y por alguna razón se los arrancó – ¡Madre Santa, era peluca!
- Joder – lloró - ¿Qué he hecho para merecer esto, acaso no he sido buena? – balbuceó – Dime¿Por qué a mi?
- Por dramática, me dijo Sasuke-kun que te esperaba afuera – Karin salió disparada
- Hmp, buena excusa para quedarnos solos Sa-ku-ra
- Ninguna Sasuke-kun, me paso a retirar
- Lo que me dan regreso
- ¿De qué hablas? – Sasuke la besó – Ah, ya entiendo
- ¿Te quedas Sakura? – lo besó apasionadamente – Hmp
-
Esa noche fue mujer.
Y no fue como había dicho su madre.
-
-
Fue mucho mejor.
-
-
Encontró al chico rico, guapo y soltero. Después de todo, no desobedeció tanto a su madre. Su esposo no le pidió que cocinara, que planchara, que limpiara, que barriera. Él sólo le pidió que se divirtiera, y que le diera hijos. Noche tras noche desde que se casaron hubo mucha diversión. Durante tres años trataron de hacer bebés, consiguiendo solo dos. Un varón y una mujer.
-
-
Pero a su hija le enseñaría que ser mujer…
es lo más bonito que te puede pasar.
-
-
Lo mejor de ser una mujer es el derecho a tener un poquito de diversión
  • Katy's Camui
  • Dena
  • Whis
  • Orihime
  • Lyra
  • Amaia
  • Shinobu
  • Hiro
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario