Mi mundo del terror (2º parte)

Publicado por Cm_Blast en el blog El blog de Cm_Blast. Vistas: 136

Ahora otra entrada descriptiva de este gran juego *perverso*.

Primero los recintos:
Corazón de la mazmorra: Un corazón que late bajo tierra. Si es destruido, pierdes la partida. Puede tener hasta 16.000 unidades de oro.
Guarida: Las criaturas crean sus hogares aquí, en ella duermen y sanan sus heridas del combate.
Criadero: El criadero de pollos es importante, ya que tus criaturas se los comerán (crudos) para no morir de hambre.
Tesoro: Para poder almacenar más oro del que permite el propio corazón de la mazmorra.
Sala de entrenamiento: Tus criaturas pueden incrementar su nivel (más fuerza, más ataques, más energía) por un módico precio. Se pueden entrenar hasta el nivel 4.
Sala de guardia: Las criaturas que estén en esta sala patrullarán a lo largo de la sala.
Biblioteca: Los hechiceros pueden aprender nuevos conjuros para tí (o mejorarlos una vez descubiertos).
Puente de madera: Ideal para poner en el agua y así reclamar nuevas zonas. También se puede construir sobre la lava, pero termina ardiendo.
Taller: Aquí se pueden fabricar numerosas puertas y trampas.
Prisión: Encierra a los enemigos o heroes para que sus cuerpos se pudran y así se conviertan en esqueletos.
Casino: Zona de juegos para que tus criaturas ociosas pasen el tiempo. Puedes hacer que pierdan siempre (y así te den dinero) o hacer que ganen (en este caso les puede tocar la lotería, en ese caso tienes que pagar mucho oro).
Cámara de tortura: Tortura a tus enemigos para que te revelen el lugar de las salas enemigas o para que se pasen a tu bando.
Puente de piedra: Igual que el de madera, pero este resiste la lava (es más caro también).
Cementerio: Lleva a los cadáveres (no importa a que bando pertenezca) al cementerio para que surgan vampiros a tus órdenes.
Foso de combate: Las criaturas que introduzcas manualmente en el foso, lucharán entre ellas para alcanzar niveles mayores al 4. Pero sin embargo, la batalla dañará a tus criaturas, y si no tienes duendes disponibles, estas pueden morir.
Templo: Deja que tus criaturas recen aquí para aumentar tu maná. O bien sacrificalas a los dioses para que te recompensen con otra criatura distinta u oro (no todas dan lo mismo).

Y ahora las criaturas:
Duende: Ser mágico. Se mantiene con maná. Excavará oro, picará la tierra, y reclamará todo el territorio en tu dominio. Se recuperan automaticamente (mientran estén en dominio tuyo)
Trasgo: Criatura barata, pero muy cobarde. Solo combatirá si es más fuerte que su rival o más numerosa (si contamos el hechizo "llamada a las armas" combatiría hasta estar casi muerta o incluso hasta morir). Recinto requerido: ninguno.
Hechizero: Investigador de conjuros. Lanza bolas de fuego y con más nivel puede sanar. Recinto requerido: Biblioteca.
Luciérnaga: Explorador. Muy débil pero más valiente que el trasgo. Recinto requerido: ninguno.
Pícaro: Explorador siligoso, puede atacar sin avisar a los enemigos, y descubre donde están las trampas de los enemigos. Recinto requerido: Casino.
Salamandra: Reptil de sangre caliente. Puede lanzar bolas de fuego y atravesar la lava sin problemas. Recinto requerido: Sala de entrenamiento.
Esqueleto: Enemigo sin miedo. Combatira hasta la muerte sin importar si es más debil o menos numeroso que su rival. No requiere de sueño ni comida (ni paga). Recinto requerido: Prisión (y un enemigo en ella)
Elfo tenebrosa: Una arquera elfo, un buen apoyo para atacar a los enemigos a distancia. Recinto requerido: Sala de guardia.
Troll: Un trabajador que fabricará para ti las trampas y puertas, pero es mal guerrero. Recinto requerido: Taller
Demonio bilioso: Un guerrero corpulento. Trabajará en el taller al igual que el troll, pero este además puede combatir con fuerza. Aunque es muy muy lento. Recinto requerido: Taller.
Dama: Criatura humana hembra, es un ser sádico al que le encanta el dolor. De hecho, ella misma se meterá en la cámara de torturas, y no se quejará por ninguna bofetada que le propines. Poredosa y versátil guerrar. Recinto requerido: cámara de torturas.
Vampiro: No-muerto más poderoso. Es valiente, cuando tiene más de un nivel, en vez de caer en batalla, reaparece en el cementerio con un nivel menos. No pueden atravesar el agua. Recinto requerido: Cementerio (y llevar 3 cadáveres)
Caballero: Poderoso guerrero. Combate sin miedo (a menos que la batalla esté realmente perdida). Es dificil de aumentar niveles, y cobra mucho, pero en batalla tiene el ataque más fuerte. Recinto requerido: Foso de combate.
Ángel tenebroso: El guerrero más fuerte que puedas reclutar. posee hechizos de todo tipo, muy poderoso el de crear varios esqueletos de nivel 1 (desaparacen con el tiempo). Recinto requerido: Templo (de 5x5).
Horni: Este demonio hastado, poderoso segador de vidas, es una criatura mágica. Solo se puede invocar gastando 100.000 de maná (el máximo que se puede acumular son 200.000). Durante 10-20 segundos no gastará pero, pasado ese tiempo, Horny consumirá 3000 de maná por segundo. Es el ser más poderoso, es totalmente indestructible, posee dos ataques: una bola de fuego que aturdirá al enemigo, y el segundo sacudir un buen golpe que quitará media vida a los niveles más altos.

Precaución: Si Horni no tiene enemigos para matar, empezará a atacar a tus criaturas. (con una bofetada se le expulsa).

Pues esta ha sido la gran entrada descriptiva de hoy.

Pd: Zaon, si alguna vez te animaras o animases a jugar a este juego... por lo que más quieras ¡NO! se te ocurra nunca jugar al Dungeon Keeper 1
Razón: Unas de las criaturas que puedes reclutar son... digamos que no te gustaría tener que pulsar el ratón sobre ellas. (Hay una canción sobre ese animal) xD.
  • Nabeshin
  • Cm_Blast
  • _Zack_
  • Lita Copeland
  • Cm_Blast
  • Lita Copeland
  • _Zack_
  • Cm_Blast
  • Aladiah
  • Angelique Rin
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario