Mi amor a distancia.

Publicado por AndyV en el blog the freak blog by andy. Vistas: 142

Realmente no se si recuerden bien al chico del que tanto me queje y luego acepte que me encantaba y que habíamos llegado a ser algo. Ya no somos nada, solo amigos.
Nunca habría pensado que dejar atrás a una persona con la que estabas dispuesto a llegar a todo seria algo que maltratara tanto por dentro. ahora mismo no puedo hablar con mucha propiedad porque estoy en plena negación y solo tengo en mente que las cosas no pueden ser simplemente así; aunque en mi mente estoy clara que las cosas de hecho SI son así y para que cambien hace falta no menos de un milagro.
La distancia es una mierda. Ni dentro del mismo país se puede vencerla sin tener unas condiciones especificas difíciles de obtener. Una relación requiere dedicación y conseguir esas condiciones también, y en el proceso es difícil realizar los dos al mismo tiempo.
Yo realmente creo en el amor a distancia, que se puede ser fiel, que se puede estar realmente enamorados (pues yo lo estoy y estoy segura que el también) pero el simple hecho de no poderle dar un simple abrazo, un apretón de manos al menos... es matador.
Claro que de debe luchar, claro que uno no debe darse por vencido y ese tipo de cosas; pero a veces debemos reconocer lo que es mejor para nosotros mismos, y sobre todo para esa persona que amamos. Hemos dejado pasar oportunidades, nos hemos apartado del mundo para obtener el mínimo contacto entre nosotros, hemos descuidado muchas prioridades solo para saber de nosotros mismos... y eso no es bueno para ninguno.
Podíamos seguir adelante, podíamos seguir felices frente a la pantalla o al teléfono, podíamos seguir imaginándonos los abrazos y los besos de buenas noches, podíamos hacer como si nada estuviera fallando. Pero esta fallando y preferimos aceptarlo antes de que la vida nos lleve por delante.
Muy capaz si lograríamos estar juntos en algún punto, pero a costas de destruir muchas cosas mas y de descuidar otras; y así, al momento de vernos, no tendríamos mucho que ofrecernos el uno al otro. Pero aun así lo tendré en mi mente, lo amare y querré . Lo tendré en mi corazón como el hombre que amo, y permaneceré con los brazos abiertos a la espera de ese abrazo que de una manera y otra conseguiré. El sabe que aunque sigamos adelante, sin el, mi corazón no avanzara mucho, y que aunque otro hombre llegue a siquiera tocarlo, el tiene la potestad de sacarlo del camino sin mayor dificultad.

Difícilmente, una vez que se ama, se logra dejar de hacerlo.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario