María (nuevas sensaciones)...

Publicado por Lalo en el blog Loneliness Society. Vistas: 89

Amygosh :eek: esta entrada esta hermosa :3 la verdad léanla vale la pena:

María tiene quince años y vive en el centro de Madrid, es una buena estudiante, aunque tiene una vida bastante complicada. María es una hija bastarda, no esta reconocida por su padre. Los padres de María estan divorciados. O quizás nunca llegaron a estar casados. El padrastro de María insinua que ella es una prostituta de las que no cobran.

Eso debe ser duro. Es tan duro que cuando la encontre estaba jugando con una cuchilla y se cortó en un dedo. María me conto que su exnovio la pegaba.
Tambíen dijo que solo la quiso para follar.

María dijo muchas cosas que me hicieron sentir compasión por ella. La quité la chucilla, y la dije si podia tirarla. María vaciló, y .tras un momento me dio permiso.
María pidió un pañuelo, pues su dedo sangraba a un ritmo alarmante. Aprete el pañuelo contra el fuertemente, pero no paraba de sangrar. Nos mirabamos.

Creo que María se compadecia tambien de mí. Dijo que mis pantalones rotos la gustaban, y que yo era un pijo. Yo pense que si fuese un pijo podría comprar ropa, y no llevar la que tengo rota, vaya.

María siguió describiendome el infierno en el que vivía, y cuando comenzo a entristecerse, la bese, y nos besamos.

María para tener quince años ha vivido demasiadas aventuras ya, y parece ser que su padrastro no estaba muy alejado de la realidad. María tenia un piercing en la lengua. Hablamos de ello, me dijo que su madre no lo sabia, lo cual me hizo darme cuenta de lo desatendida que estaba esta chica por su familia. Seguimos amandonos. María tenía otro piercing en el pezón izquierdo.

Pasado un tiempo María me comento que era lesbiana y que no solia hacer esto habitualmente. Me senti extraño conmigo mismo. Seguímos caminando, de la mano, bajo la lluvia, rodeados de un mar de prostitutas, yonkies y borrachos que dominaban el lugar. Al menos tenia mi precioso paraguas, que robe en clase de dibujo, a una niña pequeña posiblemente. Ponia en letras rosas con estrellitas "Pop Rain".


Mire las manos de María, aunque me imaginé perfectamente lo que tendría en sus brazos. Subí su vestido, y tenia el brazo lleno de cortes de cuchillas. Fué bastante impresionante para mí. Mi abrigo blanco estaba manchado de la sangré de María, igual que mis manos.

María y yo hablamos de sus brazos, de su vida y problemas. Fuimos a cenar. Ella guardo mi paragüas. La dije: No me lo robes, antes de irte devuelvemeló. También la pregunté si estaba triste, y María respondio que no, pero que no solia sonreir. Conseguí robarla dos sonrisas, que me traería a casa de recuerdo.

María y yo caminamos por la gran vía, ella miraba tiendas de ropa. Nos metímos en el metro. María y yo nos besabamos ante las miradas atonitas del vagón. Llegó su hora, María se despidio de mi y se bajó.

Miré mi abrigo, salpicado por la sangré y el agua, y recorde, que María se fué con mi paragüas.
  • Yoruichi
  • David
  • ArTeMoK
  • Lalo
  • Akyme
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario