Lemon primero (El Pianista)

Publicado por pomy en el blog ***InCoMpR3NsIbLeMeNtE PoMy***. Vistas: 77

[​IMG]


ya extrañaba los lemons, espero les guste :D

***lemon:O***

Mientras se besaban, el podía sentir la delineada figura de ella a trabes de los pliegues de sus ropas. La mano que la sostenía por la espalda comenzó a moverse en círculos y a acariciarla suavemente, mientras ella se movía de a poco sobre el. Este apoyo su otra mano en la cabeza de ella, como haciéndole entender que la cosa iba en serio, entonces ella bajo una de sus manos y la apoyo de nueva cuenta en su pecho. Cuando se separaron los dos, alborotados por la falta de aire, ella apoyo su peso en esa mano. El comprendiendo, apoyo ambas en la cadera de ella y la levanto lo suficiente para que ella pasara su pierna derecha a su costado izquierdo y así ella quedara sentada completamente sobre las piernas de el. Cuando lograron esto, ella no se izo esperar. Retomo de nueva cuenta sus labios, cuando el subió sus manos arrastrado con ellas la tela que cubría el torso de la chica.

Toco por primera ves su piel, tan suave, tan tersa. Su figura estaba completamente trabajada, aunque en el tiempo que ella estaba allí no hacia muchos deporte que digamos… en la parte baja de su espalda se encontró dos ojuelos marcados y los acaricio con ambas manos, seducido por completo por tal escultural cuerpo. Ella mientras tanto, tenía sus manos deslizadas debajo de su remera, apoyadas sobre su pecho.

-te depilas? –le pregunto entre medio de besos, gimiendo levemente, como si el descontrol de su excitación no la dejase respirar bien

El solo gimió roncamente mientras la besaba una vez mas…
a ella le dolía su pierna, pero estaba lastimada a la altura de su gemelo (músculo debajo de la rodilla) así que apoyando su peso en la rodilla misma, comenzó a mover su cadera.

El sintió al instante la fricción en el movimiento, y eso lo encendió aun mas. Los dos no aguantaban mas los besos, debían sentir ahora su piel. Como si las palabras sobrasen los dos accedieron en un movimiento casi calculado a que ella de repente quedara cómodamente apoyada sobre el verde pasto (no se permiten perros ni bochos en mi fic…así que el pasto ta limpito) y el acomodado sobre ella. Comenzó a arrastrar nuevamente la tela que cubría su torso, cuando ella entre gemidos y besos le indico que era una camisa (tonto… tonto Sessh… tiene botones) la ropa velozmente fue descartada en un juego de caricias. Él besaba insaciable su cuello, mientras ella debajo de él sentía su cuerpo, calido y fuerte, trabajado, hermoso *babaaaa* moviéndose expectante.

De pronto, el se detuvo y ella lo miro con reproche

-que sucede sesshomaru? –pregunto con reproche

-estas segura de esto… después de lo de… ya sabes, ayer?

Ella solo lo beso, luego lo miro sonriente y el accedió a eso como un si. De todos modos, con la excitación de ver su cuerpo desnudo, aunque ella le hubiese dicho otra cosa, dudaba de que aguantara. Bajo entre besos y lambetazos a su blanca piel, y rodeo con ambas manos sus senos. Firmes y algo grandes (mejor para el jajaja) los masajeo lenta, tortuosamente para la chica, quien gimió mas fuerte la sentir los labios del chico sobre uno de sus pezones, lamiéndolo, succionándolo. Luego con el otro, y así, jugando entre ellos y ella con gana de gritarle que dejara de hacerlo… el sentimiento de gozo no hacia mas que pedirle mas y mas. Él sabia que significaba la reacción, el cuerpo de la chica se estremecía debajo de el, y a él le encantaba.

Cuando por fin vio a ambos senos erectos y la chica aun gimiendo debajo de él, con esa voz tan angelical y ahora endemoniadamente atiborrada de deseo, el sonriente y aun no satisfecho de tortura, bajo a través de su estomago y llego a la calida sexualidad de la chica.

Primero beso y luego saboreo y torturo una ves mas a la chica, hasta que esta termino gritando a los cuatro vientos su nombre. Sonriente y empapado en sus jugos, subió una ves mas y la beso. Esta no dejaba de estremecerse, inundada de gozo pero aun queriendo mas. Finalmente, el acaricio suavemente la calida e inflamada entrada de la chica y entro lentamente en ella. Esta izo un leve quejido… que había sido aquella??!

-te lastime? –dijo enseguida el hombre

-sigue –gruño ella

Por dios… ella era virgen!... pero que clase de estupido retraído, parado había sido Inuyasha, que siquiera la había tomado a ella. Pero… eso no importaba ahora, lo que importaba era ella, ellos dos. Entro lentamente, hasta que sintió que había roto el límite. Ahogo el aullido de dolor de la chica en un profundo beso, y cuando hubo ya salido luego de eso, volvió a entrar con más confianza. Esta ves ella dio un respingo y gimió con mas placer, eso lo izo sentirse confiado y volver a entrar de ella. Primero fueron lento, dejando que ella se acomodara al movimiento, pero una ves realizaros, la comenzó a embestir. Por su cabeza solo pasaban las imágenes de todas las veces que la había visto, lejano, deseándola, pero estando ella tan lejos de el. Ahora la tenia para si, gimiendo, gritando su nombre una y otra ves, y el deseo parecía nunca acabar.

Cambiaron de posición, una y otra ves, ninguno decidido aun a acabar. No terminaban de probar sus cuerpos, que acariciarse, de conocerse, cuando de pronto e inoportunamente el chico comenzó a sentirse mareado. Ella, aunque el nunca supiera como luego, pareció notarlo

-Sessh… sesshomaru, sucede algo… ahh… algo malo?

Este la miro en medio de leves gemidos y solo la beso. Pararon un poco, no se sentía bien. La miro, ella en seguida mostró preocupación. Así, desnudos, ella sobre él, lo único que logro hacer fue tomar entre sus manos el rostro del chico

-sesshomaru, dime que te sucede? –pregunto con obvia preocupación, pero el no podía creer la expectación y obvia preocupación de ella… realmente lo quería. Esto lo izo sentirse feliz y ante la aceleración de su corazón solo suspiro. Se maldijo por lo bajo por no tener su inhalador encima, pero no dejaría que este detalle los interrumpiera luego de pasarla tan bien. La miro una ves mas y tomo aire. Contando el tiempo, fácilmente recupero el ritmo. Mirándola, y ella en silencio acariciando sus mejillas, como confortándolo, ignorante en realidad de qué le sucedía en realidad… el sonrió y la volvió a besar. Esta ves más dulce, más delicado, mas… agradecido con ella.

Siguieron una ves más, ella dudosa pero el seguro de si mismo. Finalmente, en medio de embestida, pose y pasión, ella termino realmente convencida de que el problema había quedado muy atrás. Entregada literalmente a él, sonrió y se dejo abrazar al terminar ambo justos, respirando ofuscadamente, mientras se dejaban caer nuevamente al pasto.

FIN LEMOOOON….
  • .-RoSa-.
  • Kathya
  • SARITZ
  • pomy
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario