Las lágrimas de una noche mágica

Publicado por mikito15 en el blog ظ ॐ MiKiTo ॐ ظ. Vistas: 60

En esos momentos alguien llamó a la puerta, y despues pudimos escuchar la voz de Sango.
-Kagome, ¿vas a ir al instituto?-me preguntó.
Pero le hice caso omiso a su pregunta, porque estaba perdida en a mirada de Inuyasha.Sus ojos eran tan bellos y a la vez tan misteriosos.
Cada vez que miraba sus ojos, acababa perdiéndome en su interior, haciéndome sentir millones de sensaciones.
Al final, no pude aguantar más las ganas de besarle, y me lancé sobre él para poder probar sus dulces labios.
Inuyasha me correspondió al acto, pero cuando paramos para coger aire, me dí cuenta de que yo estaba debajo de él, con las piernas enroscadas en su cadera.
Pero esta vez no me importó, y no me dió tanta vergüenza como la primera vez.
Segíamos besandonos, siguiendo un mismo compás, nuestro propio ritmo.
Metí las manos dentro de la camisa de Inyasha, para acariciar su espalda.El contacto de mis manos, le hizo estremecer.
Inuyasha, en cambio, comenzó a bajar lentamente por mi mentón y mi cuello, pero ahí empezó a besarlo dulcemente, y dando pequeños mordiscos.
-Cuando... tú digas..., paro-me avisó con voz entrecortada y suspriros.
Pero yo no quería parar, quería amanecer junto a él cada mañana...
Inuyasha fue desabrochandome los botones de a camisa del pijama, mientras me besaba.Yo intentaba quitarle la camisa, pero mis esfuerzos fueron en vano, porque Inuyasha se la quitó, al ver que yo no podía quitarsela.
Ahora Inuyasha estaba sin camisa, mostrandome su perfecto y duro pecho.Me lo comí con la mirada.
Seguíamos con los besos y caricia, mientras nos demostrabamos el uno al otro, el amorque sentíamos...
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario