Lalalalala.

Publicado por Skafôlickësh en el blog This is HARDCORE. Vistas: 69

Llevaba días extrañando mi blog porque, según yo, tenía muchas cosas interesantísimas que contar, pero en este preciso momento no se me ocurre una sola.

En mi fotolog conté que Usha por fin había regresado, y fuí feliz. Me trajo una pulsera y un pendiente muy lindos del barrio chino de Québec en un sobre rojo con aplicaciones doradas que en realidad me gustó más que el regalo en sí. Salí con ella al malecón un día después de que regresó, y el Martes de esta semana nos fuimos de antro, lo cual es muy divertido porque ella sólo va a reírse de la gente y a hacer comentarios mordaces porque no le gusta bailar ni le gustan las luces ni nada de eso. Fuimos primero a La Pazlapa porque era Martes de Mujeres y puedes beber mucho muy barato y sin cover. Nos burlamos un rato de unas niñas que se subieron a hacer un concurso de posiciones sexuales con los animadores y luego nos fuimos al Racing, donde habíamos quedado de vernos con unos amigos y con Alonso. Por alguna extraña razón, el Racing estaba completamente lleno de conocidos. Había gente de la prepa -de las dos prepas, en realidad-, de mi secundaria, amigos de no sé dónde, hermanos de mis amigas, y de por sí el grupo con el que yo venía era relativamente grande. Organizaron los animadores del Racing un concurso de dobles de la selección mexicana de fútbol. Yo estaba muy cómodamente riéndome de Rafael Márquez v.2 (que venía con nosotras) en primera fila cuando el concurso se acaba y convocan para el siguiente, que era el de Chica Noséqué. Antes de que el animador terminara de hablar, yo ya estaba arriba del escenario gracias a no sé qué horribles personas que me cargaron y me subieron. Me quise bajar, pero no me dejaron y todo transcurrió tristemente hasta el momento en el que se subieron otras niñas y yo me gané algunas cervezas.

Alonso se molestó porque todo el antro me veía bailar y se puso en plan indignado y tuvo que joderse y tragarse el orgullo porque ya habíamos acordado que esa noche dormiría en mi casa.

Creo que estuve congelada desde la mañana siguiente hasta el Sábado en la tarde, porque la verdad es que no recuerdo nada. El Sábado comí en un restaurante chino con un par de amigos, en la noche fuí a la fiesta de cumpleaños de mi cuñado, luego fuímos en cita doble con Rocío y Luis a una playa donde se organizan arrancones y se toma mucha cerveza (romanticismo, chupa mi teta >=(). A mí no me gustan ese tipo de cosas y ambientes, pero por alguna razón lo disfruté muchísimo. Los autos de los que nada más van a ver hacen una fila cerca de la orilla del mar y se reserva un espacio amplio para que la gente mamona haga piruetas y juegue carreras. Era hermoso. Hubo un Mustang que fue de un lado a otro de la playa dando vueltas y levantó una cortina de arena por la que, al atravesar la luz de los faros y toparse con algún objeto, generaba un efecto de esos que toman como media hora en Photoshop, con muchos rayos de luz sepia partiendo de una silueta equis. Luego apareció Daddy Yankee cantando la Gasolina entre un grupo de modelos aceitosas que por alguna razón eran repelentes a la arena. La próxima vez llevaré mi cámara. O drogas.

Usha me invitó al 612, un pub que acaban de abrir, y no puedo ir porque soy pobre y no tengo dinero. Mañana iré a repartir solicitudes de empleo, que también necesito ropa y cosas y eso, y mi papá no me puede comprar nada porque entre los impuestos y la apelación de la demanda que metió mi mamá ahora estamos en la miseria.

Anoche fue una noche muy feliz.

Hoy ví Hostal con Alonso. Y NO. Definitivamente, NO.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario