Daniel 28 Diciembre 2006
Siempre nos persigue la muerte, es como un destino :).