Krahem's Legend: Capítulo 5

Publicado por Aura Lance en el blog El blog de Aura Lance. Vistas: 72

Capítulo 5: El grito de la montaña

“¿Qué quieres?” Marion preguntó en tono desafiante

“Tu llegada arruinó la paz y rompió las esperanzas de muchas personas, este era el ritual que cambiaría el destino de la piedra memorial, nuestras voluntades eran más fuertes que nunca… ¿eres conciente de eso?” le contestó Zaidon

“No lo se, aún no soy conciente de que sucede a mi alrededor… pero tú me reprochas a mí como si yo hubiese querido que esto pase, te repito, yo no soy de este mundo… no tengo nada que ver con lo que les sucede, deja de molestarme y culparme por esto” dijo Marion

Marion estaba cansado de que muchos seres mágicos lo vieran a él como culpable de lo que sucedió…

Mientras ellos discutían llegó Damia al lugar…

Al mirarla Zaidon asombrado le pregunto “¿Damia, qué haces aquí?”

“Vine porque te conozco Zaidon, comprendo que tan importante era para ti este ritual, tan importante que seguramente seguirías molestando a Marion por ello” le dijo Damia

“Damia, ¡esto lo hago por nosotros!” le dijo él

“¡Ya basta Zaidon!, no ayudarás en nada, lo que estás haciendo es desquitando tu bronca con alguien por el fracaso de tu ritual, en unos días todos recobrarán sus fuerzas espirituales y podrán iniciar el ritual de nuevo… concéntrate en eso en vez de desquitarte con los demás” ella respondió molesta por la actitud de Zaidon

Zaidon quedó cabizbajo, pero sabía que si quiere liderar el siguiente ritual debe entrenar y concentrarse, de cierta forma lo que le decía Damia era cierto. Él parte y le dice a Damia “No seguiré discutiendo contigo Damia, debo ocuparme en perfeccionarme como líder espiritual en el ritual, eso es más importante que discutir con este sujeto” y se va.

Damia le dice a Marion “Te acompañaré al hogar de Caire, muchos seres mágicos te serán hostiles o indiferentes, si me acompañas no dejaré que te hagan pasar un mal rato como Zaidon”

“De acuerdo Damia, agradezco tu generosidad”… le respondió tímidamente

Juntos se fueron y caminaron ante la mirada de varios seres mágicos, tal como había dicho Damia, la mayoría le era muy indiferente e inclusive algunos querían atacarlo, pero veían a Damia a su lado y se retraían… Marion comprendió que Damia, Kalei y Caire eran el puente entre él y el resto de los seres mágicos.

Cuando Marion sumó un poco de confianza le preguntó a ella “Damia… ¿por qué me acompañas?”

Ella le respondió muy amablemente “No lo se, tu raza me da curiosidad, eres tan débil comparado con nosotros, pero aún así tienes una fuerza extraña, que me hizo ceder y creer que podrías tener razón”

Él estaba impresionado ante la actitud de Damia, pero de cierta forma se sentía protegido estando con ella en este mundo tan extraño.

Mientras ellos iban caminando… se oyó un estruendo que hizo temblar al mundo de Krahem, muchos se cayeron y otros taparon sus oídos.

Tanto Damia como Marion cayeron ante el ruidoso temblor… Marion volteó y a lo lejos veía que de la montaña de la que Kalei le habló salían truenos y fuego.

Asustado le preguntó a Damia “¿Qué… qué fue lo que sucedió?, ese… ese temblor fue muy intenso”

“Es la montaña Lumn, la montaña donde está la Piedra de la Eternidad, estos ruidos comenzaron hace 2 años y son cada vez más fuertes, este temblor fue demasiado intenso comparado con el último… es un claro indicio de que Grandha está a punto de despertar” contestó ella

“No puede ser, hay que encontrar una solución pronto” dijo Marion preocupado

“Haha… sigues con la idea de que podremos salvarnos, eres tan ingenuo Marion” dijo ella

“Lo siento Damia, no te enojes, no fue mi intensión ofenderte” dijo Marion creyendo que había hecho enfadar a Damia

“No te preocupes, de hecho envidio mucho esa convicción y fe que tienes, quisiera de verdad tener tu espíritu” ella le dijo tiernamente

Luego de que la montaña se calmara ellos empezaron a caminar de nuevo y llegaron al hogar de Caire donde Marion estaba alojado.

Notaron que Caire no estaba, como Soboros era muy indiferente con Marion fue Damia quien le preguntó a él “¿Dónde fue Caire?”

Soboros es uno de los guerreros más poderosos que tiene el mundo mágico de Krahem, está siempre vestido con una armadura dorada y plateada con diversos adornos, siempre con su espada cerca de él. Sus ojos azules reflejan la intensidad de la batalla de la montaña a la que él sobrevivió cuando querían recuperar la Piedra de la Eternidad.

En su hogar es el único lugar donde no usa su brillante casco dejando al descubierto su corto cabello marrón.

Él respondió “Marchó al templo a buscar a Raphel para agradecerle por reemplazarla en el último ritual”

“Esa chica siempre tan hiperactiva, bueno… dejo a Marion aquí” dijo Damia

Soboros se quedó callado pues pese a que no le caía bien Marion, a su hermana Caire le agradaba y lo alojaba.

Damia se despidió “Bueno Marion, yo me voy para mi hogar… ejem…”

“¿Damia sucede algo?” le preguntó Marion

“Quisiera que me vinieras a visitar de nuevo a mi casa mañana, no se porque pero… de alguna forma tus palabras cuando te ibas de mi casa la primera vez despertaron una sensación rara en mí, no se… esa energía positiva…” le contestó ella

“De acuerdo Damia, te iré a ver mañana… solo espero no encontrar a Zaidon de nuevo jajaja” respondió Marion

Damia miraba asombrada, Marion pasaba por algo muy difícil y sin embargo sentía que la risa de él era tan espontánea y sincera, ella partió dejando a Marion.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario