Krahem's Legend: Capítulo 4

Publicado por Aura Lance en el blog El blog de Aura Lance. Vistas: 69

Capítulo 4: La Piedra de la Eternidad

Marion durmió como pudo durante toda la noche… sin embargo su mente estaba perturbada y no lograba conciliar el sueño…

Se despertó repentinamente viendo a Caire sonriéndole como siempre suele hacerlo, sin embargo su hermano Soboros, uno de los más grandes guerreros de Krahem lo trataba con indiferencia.

“Hola, ¿pudiste dormir bien?” le preguntó Caire en tono alegre intentando animarlo

“No te mentiré, la verdad es que no logré dormir bien, todo esto que estoy pasando, es demasiado para mí” respondió Marion

“Te entiendo, no te preocupes, ya verás que todo saldrá bien” ella le dijo

Caire preparó para ambos una comida típica del lugar, Zaku con Poción mágica de vitalidad. Marion no estaba familiarizado en lo absoluto con este mundo, por eso le costó mucho tomar el primer bocado de esta extraña comida, pero luego notó lo delicioso que era y en lo que tardó para el primer bocado es en lo que consumió el resto del plato.

Una vez terminada la comida se despidió de Caire y Soboros… si bien Caire le dio un cálido saludo, Soboros todavía le es indiferente.

Marion es un muchacho inteligente y como tal tenía sus preguntas, para ello fue en busca de Kalei… pero como no conocía el pueblo donde estaba, decidió ir al templo esperando que Kalei apareciera por allí.

Mientras tanto…

Zaidon estaba dolido, pues una vez más el ritual no logró despertar el espíritu de Krahem y cambiar el destino escrito en la piedra memorial de Mardah… y al mismo tiempo la persona que él más aprecia, Damia, decidió no acompañarlo.

Damia sigue refugiada en su cuarto mirando el mar, no podía evitar sentirse interesada por el recién llegado Marion, de cierta forma ella vio que la solución provenía de alguien que pensaba igual que ella, el anciano Manth que todavía se estaba recuperando.

Pero con el anciano Manth desmayado y con Grandha apunto de despertar, no quedaba mucho tiempo para que el hechicero renaciera y destruyera el mundo de Krahem.

Zaidon con firmeza decidió visitar a Damia una vez más…

Llega al hogar de Damia y es atendido por Airin… quien aún tiene esperanzas en que el cariño de Zaidon hacia Damia logre convencerla de colaborar y transmitir esperanzas a toda la raza de seres mágicos.

Marion esperó por más de 2 horas hasta que Kalei finalmente vino al templo luego de visitar a su abuelo Manth que estaba siendo curado por la magia blanca de Hanko.
Llega y ve a Marion… se le acerca con timidez…

“Hola Marion, ¿cómo estás?” le pregunta en voz baja

“Kalei, por favor… dime que has encontrado la forma de que yo salga de este mundo” preguntó el joven, Marion no pensaba en otra cosa que en irse de allí y regresar a la Tierra a donde pertenece.

Kalei inclina su cabeza, Marion comprende el mensaje…

“Perdóname por presionarte tanto Kalei, tu has sido tan tierna conmigo y yo solo he pensado en salir de aquí sin pensar en lo que ustedes deben vivir”

Kalei le dijo que no debía preocuparse, porque lo que sucederá es algo que involucra a los seres mágicos de Krahem y no a él.

Marion entonces le preguntó a Kalei…

“Dime Kalei, en la piedra memorial leí que tres objetos llegaron a este mundo, la piedra memorial, el Corazón del Destino y la Piedra de la Eternidad que encierra el alma de Grandha… si tu abuelo logró abrir un portal, ¿por qué no buscaron la Piedra de la Eternidad y la mandaron a otra dimensión?” preguntó el joven

“Abrir un portal es algo casi imposible para nuestra raza, se requieren de muchos años de entrenamiento y mucho poder mágico… pero el problema… es que la Piedra de la Eternidad está resguardada en una montaña a la que nos es imposible acceder, ya que demonios y fantasmas protegen la Piedra de la Eternidad. Hemos intentado varios seres mágicos recoger la piedra de la eternidad hace no mucho tiempo… una de nuestras leyendas era que había que utilizar el Corazón del Destino para destruir la Piedra de la Eternidad” respondió la joven

“Pero fue imposible, esos demonios eran tan poderoso que inclusive mataron a muchos de nosotros… antes de llegar siquiera a la mitad se llenó todo de demonios malévolos y nos fue imposible seguir avanzando, no podíamos perder más vidas solo por un rumor”

“Esa era sin duda una gran solución, pero… me sentiría mal, igual de mal se hubiese sentido Krahem, su idea era salvar al universo, quería que su espíritu sellara el alma de Grandha en la Piedra de la Eternidad, él no sabía que no podría hacerlo… él confiaba en que su espíritu de lucha fuera suficiente para mantener el alma de Grandha sellada de por vida”

“No podemos llevar nuestra propia maldición a otro mundo, no sería justo” finalizó

“Está bien…” manifestó Marion, de a poco lo notaba… que no podría salir de este mundo fácilmente, Kalei le dijo inconcientemente que la posibilidad de abrir un nuevo portal era casi nula.

Marion decidió ver si podía ayudar aportando sugerencias…

“Ehhh… disculpa ¿esos fantasmas y demonios son muy poderosos verdad?, ¿Estaban ahí desde que la piedra cayó?” preguntó Marion

“Creo que sí, hace unos 5 años se encontró mediante poder mágico la ubicación de la piedra de la eternidad, esos demonios ya estaban allí para cuidar la piedra de la eternidad y asegurarse que el despertar de Grandha” respondió Kalei

“(…No puedo…)” pensó Marion

“Disculpa Marion, ¿te pasa algo?” preguntó Kalei

“N… no nada… no te preocupes Kalei, gracias por tu ayuda”, le dijo Marion con una sonrisa

“Vaya, es la primera vez que te veo sonreír” le dijo Kalei con ternura

“Hehe, gracias Kalei por tu ayuda” dijo Marion

“Disculpa, ¿dónde está la casa de Damia?” preguntó él

Kalei llevó a Marion a la casa de Damia, Kalei se mostraba sorprendido de que Marion quisiera hablar con Damia pues es una persona sumamente triste y seria, pero sabía que hablar con Marion era lo que Damia necesitaba pues ella veía en él que tenía razón.

Kalei partió hacia su hogar mientras Marion con respeto tocó a la puerta…

Airin atendió a Marion… notó que era aquel joven que vino de otra dimensión y lo miró con cierto espanto…

“Por favor no se asuste, yo no tengo intenciones de hacerle daño a nadie de este mundo, solo quiero hablar con…” el joven le contestaba cuando apareció Damia en frente de él, bajando detrás de ella estaba Zaidon… este último miró a Marion con cierto desprecio, ya que creía que debido a su llegada el ritual que lideró había fracasado.

“¿A qué has venido extraño?” le dijo Zaidon en tono de enfado

“Venía a hablar con Damia para…”, le dijo Marion antes de ser interrumpido por Zaidon

“¡Aquí nadie quiere hablar contigo, eres un extraño, vienes de otra dimensión y has arruinado el ritual que lideraba… por tu culpa estamos a punto de ser condenados!” le dijo en voz alta Zaidon muy enfadado.

Antes de que pudiera decir más, Damia lo interrumpió diciéndole

“Habla por ti”

De golpe todos se quedaron callados, ella miró a los tres con expresión de mucha seriedad, volteó a su lado a ver a Zaidon y le dijo

“Tú sabes perfectamente lo que pienso del ritual, no tienes ningún motivo ni para echarle la culpa al recién llegado ni para creer que si Manth no hubiera invocado al portal desobedeciendo la negativa de nuestros señores el ritual hubiese sido un éxito” dijo Damia en firme tono

“Él viene de un mundo distinto al nuestro, percibo en él una energía muy inferior a la de nuestra raza, y ahora sin motivo compartirá la misma tragedia que nosotros” prosiguió

Todos quedaron nuevamente en silencio, Zaidon y Airin sabían lo que Damia pensaba de su ritual y no valía la pena decir ninguna palabra, y Marion quedó en silencio pues sabía que este no era su mundo… ni estos sus asuntos, él solo quería salir de esta dimensión.

Damia decidió tomar la palabra una vez más… “Marion, si quieres hablar conmigo ven a mi cuarto, no le hagas caso a lo que diga Zaidon… él no responde por mí”

Marion entró tímidamente a la casa pues había estado en medio de una pelea y se sentía culpable de que su presencia la hubiese desencadenado.

Zaidon se sentía muy triste, sentía que Damia se alejaba cada vez más de él… no tuvo más opción que aceptar la voluntad de Damia y se retiró de su hogar.

Al llegar Marion y Damia al cuarto de la misma, las primeras palabras de él fueron…

“Lamento mucho que por mi culpa se hayan peleado” le dijo en tono sumiso

“No te preocupes, lamento mucho que Zaidon y mi madre se comporten así contigo, debe ser difícil estar en un mundo tan distinto al tuyo y encima compartir su trágico destino” le dijo Damia en tono amable

“Yo… no se que decir, me cuesta creer que no se pueda hacer nada por salvar a este planeta y a tu gente” le replicó Marion

“No hay manera, no importa cuanto busques, no hay manera” le dijo Damia en tono de firmeza, como impidiendo que Marion discutiera ese pensamiento

“O sea que tú… te rendiste, ¿no es así?” le dijo Marion

Damia comenzó a molestarse con Marion… “¿Has venido para discutir sobre algo que no te concierne?”

“No no por favor, no es mi intención que interpretes eso, pero es que…” le dijo Marion

“Si quieres discutir sobre como solucionar esto, ya te expliqué las fantasías en las que vive mi gente, puedes unírteles a ellos” interrumpió Damia con enfado

“Kalei es quien te puede ayudar a volver a tu mundo, no yo… no se porque has venido a hablar conmigo” terminó tajantemente

Debido a la fuerte discusión Airin subió preocupada por dejar sola a su hija con un ser de otra dimensión, entró y vio a ambos mirarse el uno al otro…

Marion comprendió la dureza del corazón de Damia, no pudo hacer más nada que voltear e irse de allí… pero antes le dijo a Damia…

“En mi mundo jamás creerían lo que yo estoy viviendo aquí, la magia es un invento que se utiliza para ganar otros objetos materiales. Muy probablemente tampoco creerían que existe un mundo que tiene un destino sellado. Mucho menos que renacería un brujo de quien sabe donde para destruirlo todo”

“Yo no soy quien para juzgar tu forma de ver esto, pero si hay algo en que nuestra raza es buena es en jamás darse por vencida”

Airin fue testigo mudo de lo que veía y escuchaba…

Damia lo miró asombrada y cuando iba a repetirle a Marion lo mismo que ya le había dicho antes, él no dejó que hablase…

“Por lo que he visto pienso igual que tú, ellos no cambiarán el destino con rumores y danzas, pero… pero si eso no funciona entonces hay que tratar de buscar otra solución, escuché de Kalei que los elfos poseían asombrosas habilidades mágicas, leí en la piedra que el espíritu de Krahem sigue intentando luchar contra la voluntad de Grandha de despertar, que la Piedra de la Eternidad está protegida por fantasmas, no conozco nada de este mundo, ni se como ustedes utilizan la magia… están aquí maldiciendo su destino”

“Desde el momento que Kalei me dio a entender que sería imposible regresarme a mi mundo puesto que ese hechicero estaba a punto de despertar y su abuelo seguía desmayado… estoy involucrado en esto y aunque a ti o a tu amigo gritón no les guste que esté aquí discutiéndoles todo, buscaré alguna otra manera, a su manera la gente que tu afirmas que vive en un mundo de fantasía tiene esperanzas… en algo incierto sí, pero las tiene al fin, eso es mucho mejor que hacer lo que haces tú” dijo Marion con mucha firmeza y una mirada fuerte

Damia quedó totalmente impactada ante estas palabras… miró al suelo y volvió a levantar la vista… esbozó una leve sonrisa y le dijo a Marion

“Durante años todos han intentado que participe en su ritual ridículo, y yo me resigné al destino que nos toca vivir, eso es inevitable, seremos destruidos pronto… pero… eres especial, lograste por un momento que dude acerca de lo que creo”

“Ahora vete, no quiero seguirte escuchando” dijo Damia y volteó una vez más a ver el mar a través de su ventana.

Marion estaba algo perturbado… saludó a Airin y se marchó al hogar de Caire donde estaba alojado.

Airin no pudo más que quedarse callada… nunca creyó ver a alguien que pudiese responderle así a su hija Damia, mucho menos hacerle sonreír.

Mientras se hacía de noche y Marion caminaba hacia el hogar de Caire, fue detenido por Zaidon… con un gesto de evidente enfado, Zaidon sentía aún que Marion era el culpable de que uno de los últimos rituales para evitar el despertar de Grandha haya fracasado.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario