Krahem's Legend: Capítulo 3

Publicado por Aura Lance en el blog El blog de Aura Lance. Vistas: 66

Capítulo 3: Tu mundo, mi mundo

Caire le respondió “Estás en el planeta Krahem, nosotros somos quienes habitamos este pequeño mundo” dijo en un tono alegre y a la vez apacible.

“¿Dices que estoy en otro planeta?, ¡No puede ser, quiero volver a mi hogar!”, gritó el joven desesperado.

“¡Caí aquí, ustedes tienen que devolverme a mi mundo!” reclamó con fuerza Marion

Todos estaban consternados, sabían de la capacidad de Manth para crear portales pues él les había insistido muchas veces con que esa era la única forma de escapar de su destino de muerte.

“No puedo creerlo” dijo Zaidon

“Manth fue uno de nuestros líderes y ahora viola nuestros propios mandamientos e intenta huir a otra dimensión trayendo consigo a un ser misterioso” se lamentó el joven hechicero.

Mientras todos estaban debatiendo sobre lo sucedido, Marion miraba consternado, no podía creer lo que ocurría. Se encontraba en un mundo totalmente ajeno al suyo, escuchó la frase ‘en otra dimensión’, no podía creer lo que ocurría.

Pasó el tiempo y Damia decidió ir al lugar de la ceremonia al ver que su madre no llegaba a la hora habitual…

Llegó al lugar y encontró una multitud alrededor de un joven misterioso, ella se acercó y preguntó “¿Qué sucede?”

Mientras Caire hablaba con Damia se oyó un grito entre la multitud, la hermosa nieta de Manth, Kalei, no podía seguir soportando que condenaran a su abuelo por lo que había hecho.

Marion miraba paralizado todo lo que sucedía pues aún no despertaba de su asombro en el lugar donde se encontraba.

Kalei con sus profundos ojos marrones y llorosos decía “¿Por qué condenan a mi abuelo?, ¡ustedes siempre rechazaron que él quisiera salvarnos, no tienen derecho a reprocharle nada!”

Kalei con su suave traje ligero verde y su hermoso y largo cabello negro se acercó entonces al joven Marion que estaba confundido… atreviéndose inclusive a interactuar con alguien a quien no conocía, sin saber que tan peligroso era…

Kalei en su afán por defender a su abuelo no le importó lo que ocurrió con Marion y le preguntó consternada “¿Tú que opinas?, ¿verdad que tengo razón?”

Ante esto Damia alzó su voz y dijo “Estás en lo cierto Kalei, pero ninguna de estas personas te escuchará, ellos viven en su mundo de fantasía”

Airin entonces le gritó a su hija “¡Silencio Damia, ¿Cómo puedes ser tan insolente?, esta es nuestra última esperanza!”

Las personas estaban discutiendo sobre esto…

Marion sigue siendo testigo de algo que no comprende, Kalei se le acerca tiernamente…

“Disculpa por entrometerte en todo esto, tú... dices que has llegado a este mundo con el portal creado por mi abuelo, ¿verdad?”

“No se como pasó, solo se que una luz azul apareció en mi cuarto y me absorbió, de golpe aparecí aquí y sigo sin entender nada”, dijo Marion todavía impactado por la situación.

“Yo vengo de un planeta llamado Tierra, me llamo Marion” dijo él

“¿Tienes alguna especie de poder?” le preguntó Kalei

“¿Poder?, ¿te refieres a magia?, no… eso en mi mundo no existe, no tenemos ninguna clase de poder, usamos los recursos de la naturaleza para crear cosas, pero somos humanos comunes y corrientes” le contestó Marion

“¿Humanos?, así se llama su raza ¿verdad?; y no tienes poderes… ummm… la verdad es que no puedo comprender como te sientes, estar en un mundo totalmente ajeno al tuyo debe ser algo terrible” le consoló Kalei

“Espera un minuto, ¿puedo volver a mi mundo?, quiero volver” replicó el ansioso Marion

“La verdad es que solo mi abuelo fue capaz de entrenar con su poder mágico para crear un portal, el portal dimensional te trajo de tu mundo al nuestro”

“Yo he seguido de cerca sus estudios y quizás pueda ayudarte, pero no estoy en condiciones aún, no poseo aún el suficiente poder como para crear un portal que te lleve a tu mundo, además no sabría si mi portal te llevará a tu dimensión y a tu planeta”

“La verdad Marion, llegaste al lugar menos apropiado” le dijo Kalei, confiada pues veía bondad en el joven.

Los demás estaban aún reticentes a hablar con el recién llegado, Caire y Kalei fueron las únicas personas que se animaron a hablarle. Solo había algo que podía hacer Marion en una situación así, y es comprender el mundo que le rodea y esperar… esperar a que la bella Kalei pueda devolverle al mundo que pertenece.

Luego de una larga charla… los ánimos se calmaron, Kalei y Caire hablaron por Marion con el resto de los seres mágicos.

Marion sentado miraba hacia el templo donde cayó… mientras sucedía eso se le acercó a hablar Damia.

“Hola… Kalei me habló de ti, es un placer conocerte, mi nombre es Damia, ¿y el tuyo?” le dijo con voz apacible

“Mi nombre es Marion” le dijo él

“La situación en mi mundo está muy complicada, quiero que vengas conmigo a ver la piedra memorial, la piedra que mata los sueños y lo que provoca que nuestro mundo esté en este estado… un mundo que morirá muy pronto” le dijo ella con tristeza

“¡¿Qué?!” el respondió con asombro

“¿Este mundo se destruirá?” le dijo, preocupado por su situación

“Se que no perteneces a este mundo y comprendo tu queja, tú no tienes derecho a pasar por nuestra misma tragedia, ojalá que Kalei te pueda ayudar”

Damia llevó a Marion a ver la piedra memorial y a explicarle el ritual y cual era su objetivo, Marion leyó detenidamente la piedra… al terminar de leerla y Damia de explicarle, quedó mudo... luego de varios minutos le dijo a Damia

”Lo siento…” fue lo único que supo decir

“No te preocupes, somos concientes del destino que nos toca vivir, bueno… algunos de nosotros en realidad, la mayoría vive en un mundo de fantasía, pretendiendo cambiar nuestro ya marcado final” le dijo ella

Marion no podía creer la situación que vivían los seres mágicos de Krahem, su destino era desaparecer, personas de otro mundo los habían involucrado inconcientemente en un destino cruel…

“Cuando Grandha despierte, será nuestro fin…” dijo casi llorando Damia

“¡Eso no puede ser!” gritó Marion sorprendiendo a Damia

“Ustedes son seres mágicos, tienen poderes, debe haber alguna manera de luchar contra ese hechicero”

“Nuestro poder no se compara al poder que poseían los elfos mágicos de Xanta, Grandha es el más poderoso de su especie; ¿cómo crees que podemos vencerlo?” dijo Damia

“…”

“No puedo creerlo…” pensó el joven Marion

“Lo siento Marion, pero debo irme a mi hogar, espero que Kalei pueda ayudarte a regresar a tu mundo y no vivir nuestra desgracia” le dijo Damia en un tono muy triste

“Gracias…” le respondió Marion

Damia regresaba a su hogar y una vez más… su madre Airin le insistió para que colaborara con el ritual, pero ella se opuso.

Marion salió fuera del templo y se encontró con Caire, la entusiasta joven le propuso alojarse en su casa donde ella vive con su hermano Soboros. Él aceptó de inmediato puesto que no podía hacer nada más sino hablar con Kalei al día siguiente para ver que podían hacer para regresarlo a su mundo.

Zaidon y Hanko llevaron a Manth aún inconsciente al hogar de este último para recuperar sus fuerzas.

Kalei decidió ir a su casa, era conciente de que la promesa que le hizo a Marion era imposible de cumplir, solo una persona con enormes años de estudio y entrenamiento podía abrir un portal hacia otra dimensión, habiéndolo hecho su padre ya… debería esperar como mínimo otros 3 años para que Manth estuviera en condiciones de abrir otro portal… y ese portal ¿lo llevaría a la dimensión correcta, al planeta correcto?
  • Okita
  • Aura Lance
  • Aura Lance
  • Okita
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario