Krahem's Legend: Capítulo 11

Publicado por Aura Lance en el blog El blog de Aura Lance. Vistas: 78

Capítulo 11: Batalla en la montaña Lumn

La batalla final se acercaba, de la punta de la montaña salían truenos y fuego, el planeta comenzó a temblar una vez más… fue así durante casi toda la noche, Grandha estaba a punto de despertar, no quedaba más tiempo.

Marion esta vez durmió en casa de Damia, de pronto hubo un llamado a todos los seres mágicos en la plaza central.

Todos se despertaron y fueron allí…

El anciano Hanko llamó a Marion al centro para que dijera unas palabras…

“¡Seres mágicos del mundo de Krahem… se que soy un extraño que vine de otro mundo… pero me involucré con el suyo, con sus desgracias, con su destino, con su gente. No puedo evitar sentirme uno más de ustedes…!”

“¡No creía al principio lo que sucedía, parecía todo una fantasía de mi mente… pero no lo era. Ahora quiero ser uno más… llegó la hora de cambiar nuestro destino, Krahem ya dio su mensaje cuando mostramos miedo, temor y angustia. En honor al gran héroe que selló a Grandha. Ahora tenemos que mostrar valor y determinación… Krahem nos acompañará!”

“¡El destino está en nuestras manos!”

Inmediatamente que Marion terminó de hablar, todos aplaudieron, se armaron de valor y decidieron participar en esta misión.

“¡Seres mágicos, lamento no tener poderes como ustedes, pero los acompañaré en espíritu y les daré mis ánimos… tendrán a un gran líder para realizar este trabajo!”

“¡Ahora Zaidon, esta es tu oportunidad!” gritó Marion llamando a Zaidon al centro

Zaidon asombrado se le acercó y le dijo “¿Por qué?...”

“¿Por qué quise que fueras el líder?... pese a que nunca me agradaste del todo, eres quien más determinación ha mostrado… en este momento esta gente necesita a alguien con tu convicción, creo que Hanko y Manth están de acuerdo conmigo” dijo Marion mientras miraba a los ancianos

“Así es…” dijo Manth

“Nada más que agregar” dijo Hanko

Había llegado el momento, Zaidon dirigiría a los seres mágicos de Krahem en la batalla contra los demonios y fantasmas de la montaña Lumn.

Todos iban hacia allí…

Se detuvieron cerca de la montaña…
Marion les dijo “Hasta acá puedo acompañarlos, el resto es todo de ustedes, tengan valor y saldrán victoriosos en esta batalla… ¡cambien el destino de la piedra memorial con sus manos!” les gritó animándolos

Todos comenzaron a gritar, la batalla estaba a punto de comenzar.

“Marion…”

Damia llamaba a Marion mientras los demás ya se iban al monte…

“Damia… esto es por nuestro futuro, los seres mágicos necesitan de tu poder de magia blanca, acompáñalos, aquí te esperaré amor” le dijo Marion con una sonrisa

“Siempre es igual… siempre me animas y me das valor, por eso eres mi persona especial Marion”… le respondió ella

Damia le dio un beso a Marion y fue detrás de los demás seres mágicos a librar la batalla…

Marion quedaba solo, sería testigo de lo que sucedería en la montaña.

Todos llegaron a la montaña Lumn, esta montaña está rodeada por bosques, llegando a la subida de la montaña hay un gran río y la montaña misma es un empinado de rocas y fuego, producidas aparentemente por el pronto despertar de Grandha.

Zaidon es el líder encargado de la batalla… así que dio de inmediato las órdenes…

“Muy bien, así como Krahem y los elfos lucharon contra Grandha, nosotros tenemos que luchar contra nuestro propio destino, tenemos que recobrar la Piedra de la Eternidad y sellarla para siempre…”

“El valor que Marion nos infundió a todos, es lo que nos guiará a la victoria… por mucho tiempo tuvimos miedo, llegó el momento… es ahora o nunca” dijo con firmeza, había llegado el momento, así que formaron una estrategia.

“Ir todos juntos sería un derramamiento de sangre innecesario, la batalla sería muy descoordinada… por eso lo que debemos hacer es atacar la montaña por distintos sectores… nos dividiremos en 5 grupos y atacaremos la montaña rodeándola”

“Hanko y Greham liderarán el primer grupo, Greham y sus habilidades ofensivas de fuego serán muy útiles… Hanko fortalecerá a Greham con sus hechizos de revitalización ya que el fuego consume mucha energía; el resto del grupo debe aprovechar y defender a Greham cuando lo ataquen.

“Yo, Alum y Manth el grupo dos… usaremos el poder del agua como ataque ofensivo y defensivo a la vez, Manth se encargará de guiar el poder acuático de Alum… yo y el resto del grupo defenderemos a ambos y atacaremos”

“Damia y Raphel serán el grupo tres… Raphel tiene un gran poder pero necesita de la tierra, Damia debes fortalecer a Raphel lo más que puedas porque sus ataques son limitados y se puede ver sobrepasado, el resto del grupo debe proteger si o si a Damia de los demonios que atacan con fuego”

“El grupo cuatro estará liderado por Soboros, Soboros puede utilizar el viento como arma y además puede fortalecer y ayudar al resto con el poder del viento, tienen que aprovechar eso y lanzar una ofensiva directa”

“El último grupo será liderado por Kalei y Airin, ellas son las mejores magas blancas que tenemos en Krahem… un grupo menor debe proteger a Kalei y Airin mientras ellas ayudan a los restantes cuando entren en el bosque y escalen hacia la montaña”

“Muy bien… este es el momento, ¡a cambiar nuestro destino!” finalizó Zaidon

Todos gritaron y se daban ánimos y entraron al bosque a iniciar la escalada hasta la cima del monte Lumn.

El grupo tres se vio asediado por demonios…

Raphel gritó “¡Muy bien insectos, hora de la venganza!, ¡grito de la tierra!”

Raphel utilizó su habilidad para crear un torbellino de rocas… los demonios atacaban incesantemente a Raphel pero estaba protegido por Damia…

“¡Raphel, sigue concentrando tu energía, yo te protegeré!” gritó Damia que lanzaba sus hechizos revitalizantes en Raphel.

Los demás gritaban “¡Todos, rodeen a Damia y no dejen que los demonios lleguen a ella!”

Peleaban alrededor de Damia, no dejaban que los demonios ataquen…

El grupo uno también batallaba…

“¡Ahora, yo te invoco hidra de fuego!”, Greham convocó a la hidra de fuego para batallar con los fantasmas

“¡El fuego no les está afectando a los demonios!” gritaba Hanko

“¡Barrera de elementos!”… Hanko invocó un hechizo que protegía a todos del fuego de los demonios

“¡Hanko, no te preocupes por mí esto puedo arreglarlo solo… ve a ayudar a los demás para que eliminen a los demonios, yo me encargo de los fantasmas!”, Greham decidió encargarse de los fantasmas mientras Hanko ayudaba al resto.

“¡Torbellino de fuego!”, un gran torbellino de fuego invocado por Greham aniquilaba sin problemas a los fantasmas mientras los demás se aseguraban de aniquilar a los demonios.


“¡Usaremos el río a nuestro favor!, ¡Gran cascada!”, Alum formó una cascada alrededor de si y repelía los ataques de los demonios.

“¡Estallido de la gran cascada!”, Alum utilizó la gran cascada para deshacerse de los demonios y fantasmas.

“¡Manth, hazlo ahora!” le gritó Alum

“¡Muy bien, con mi poder mental potenciaré tus ataques acuáticos!” le respondió Manth

“¡Todos, protejan a Manth, yo iré a ayudar a Alum!”, Zaidon colaboró con Alum para eliminar a los demonios y fantasmas.

El grupo cinco entró por la zona con menos monstruos a la vista, aún así se vieron fuertemente atacado por fantasmas.

“¡Usen todos los mejores hechizos que tengan, yo los ayudaré curándolos y potenciando sus hechizos, su fuerza y su velocidad!” les dijo Kalei

“¡Bendición del ángel, mano de Faz, trueno sagrado!”, Kalei y Airin tiraban hechizos de curación y de apoyo a todos constantemente.

Oredane… la amiga de Kalei ordenó “¡Que un grupo pequeño proteja a Kalei y Airin, el resto debe concentrarse en el ataque!”

La batalla para el grupo cuatro no era menos intensa, se vieron rodeados rápidamente por demonios

“¡Escuchen todos, dejen que el viento los guíe, concéntrense en el ataque por aire!, ¡Mega tornado!... ¡Gran barrera del halcón!, ¡Alas de halcón!”… Soboros con sus hechizos de viento permitía al resto del grupo utilizar el viento para volar y como escudo mientras que Soboros con su gran tornado ataca a los demonios y fantasmas en tierra.

Conan y Ergen eran dos discípulos de Soboros, “¡Soboros, te ayudaremos con los demonios en tierra!” le dijeron.

Todos los grupos estaban peleando intensamente, el plan había funcionado, lograron formar batallas coordinadas y de a poco estaban avanzando.

Marion oía los gritos de todos, los ruidos de todos los hechizos y los ataques y veía todos los estruendos ocasionados por la gran batalla de la montaña.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario