Inversamente positivo

Publicado por Lin en el blog Boxes. Vistas: 109

No sé que shit signifique eso, pero me suena a algo inverso y bueno y asdf. No pregunten. Lo que sucede es que extrañamente las cosas que pensé que iban a ser horribles, mejoraron considerablemente. Y claro, como lo bueno nunca viene solo, las cosas que parecían ser geniales, se desmoronaron como si nada. Pero me he decidido a disfrutar lo malo que ahora es bueno e insistir en que lo que parecía bueno y ahora se desmorona, siga en pie.
Lo primero es que... de las dos pruebas que juré había muerto -incluyendo la de mate-, salí con buenísima nota. Y bueno, Mister rulea porque me ha obligado a mejorar y eso se ha notado~ Creo. Por lo menos ahora me va bien en sus pruebas y eso es un avanzotote. Ya, la cosa es que esa pregunta que había dicho y que todos alegaban, la anuló pues nadie, absolutamente nadie, la contestó bien. De ahí esa de la Hc, consideró ambas buenas y... y... awww, de verdad pensé que me lo pondría malo así y todo. Pero ya, se ganó sus chocolates para el día del profesor. A los demás no les daré nada por amargados (Jáh).

Ah, y lo otro. Solucioné una híper incógnita que me tenía agobiada. Hay una película que me mató en tanto la empecé a ver. Era tan genial, y tenía personajes con personalidades extrañas y enfermizas, y con obsesiones raras y me encantó. Típico que terminó y me quedé con ganas de ver más. Busqué los finales alternativos y todo, pero no los encontré en ninguna parte. Leí por ahí que venían en el VHS (Sí, la película es un tanto vieja) y también leí que estaba inspirada en un libro. Y OMG, yo amo los libros, por lo que supuse que sería la mejor manera para satisfacer mi necesidad de más de la peli tan genial. Porque casi siempre los libros son mejores que las películas, son más completas y todo. Por lo que si la película era genial, el libro debía serlo muchísimo más. Bueno, entonces busqué el nombre del libro y fui a un pasaje cerca de donde vivo en donde venden un montón de libros usados. Ninguna de las librerías que había ahí lo tenía. Ni si quiera conocían el libro ni el autor. Entonces volví a mi casa toda amargada y seguí buscando sobre aquel libro para ver por qué rayos era tan desconocido. Y la causa era que el libro había salido el 2008, claro que no iba a estar en una tienda de libros usados. Por lo general tienen libros viejos, clásicos y cosas.... USADAS. Duh. Y bueno me sentí tonta por un rato... sólo por un rato. Porque de ahí pensé (omg, por fin, já) que era imposible que el libro saliera el 2008 si la película era viejísima y había estado inspirada precisamente en el libro. Y sí, ahí colapsé y comencé a jurar que había un agujero en el espacio tiempo y que la película fue hecha por un tipo que viajó en el tiempo y asdafhabsf. Ok, no pregunten. De ahí le conté a Wani y me dijo que probablemente lo que yo había visto era una nueva edición y quizá había otra más vieja y eso. Y sí, eso sí tenía muchísimo más sentido que mi teoría de viajes en el tiempo y cosas raras. Así que nuevamente me dispuse a buscar en internet más del libro y me topé con que la versión en inglés era la que había salido en 1980 y la en español en el 2008. Y sí, ahí todo cobró sentido. La única manera en la que me lo podría conseguir es comprarlo por internet y que me lo traigan desde España, o buscarlo en tiendas de libros en inglés y leerlo en inglés. Como no creo que tenga tal nivel de inglés incorporado aún, lo buscaré en internet en español y lo mandaré a imprimir y a anillar. Aunque no dejo de considerar comprarlo en inglés y planteármelo como un reto. O ambas, no sé. Lo que se venga.

Y síii, se vienen las vacaciones de invierno. Yaaay~
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario