Imaginaria venganza...

Publicado por Shadowleani en el blog Mazmorra del Snarry. Vistas: 88

Gran tristeza la que aflora en mi piel.
La soledad invade mi mente.
La ira se convierte en mí ser.
Las ganas de matar están recientes en mi mirada.
Quiero que todo acabe. Ponerle fin.
En mi mente, una visión agradable.
Todo cubierto de sangre, cuerpos inertes y sin vida yacen en el suelo de la roja venganza.
Gritos de terror, rabia. Resuenan en mi cabeza.
Mi cuerpo y ropas ensangrentadas.
En una de mis manos reposa una daga, una daga noble y bien decorada. Pero también ensangrentada.
Me dirijo con paso firme a la que será mi próxima victima.
Mi mirada se refleja fría, calmada. Mientras la suya desprende miedo, pánico.
Su cuerpo paralizado.
Desgarro su piel. Emite un grito de dolor. Una sonrisa aflora en mi rotsro.
Acierto con mi ensangrentada arma en su cuello. Su sangre brota salpicando mis manos.
Cae al suelo. Muerto.
Un individuo se dispone a atacarme. No dejaré que la matanza acabe aquí. Te has ofrecido voluntario para morir.
Hundo la daga en sus entrañas.
¡Que mirada! Sabe que se acerca su fin.
Extraigo y clavo la noble y afilada arma en su pecho.
La sangre resbala de su boca, mientras de la mía resbala una carcajada.
Oigo sollozos detrás de una mesa. Me dirijo hacia ella.
Mi respiración agitada.
Detrás se encuentra una chica aterrorizada.
La inmovilizo, sentándome encima.
Con una de mis manchadas manos cubro su nariz y boca.
Observo su agonía. Me parece insuficiente.
Con la daga desgarro su piel, corto sus dedos, admiro la sangre brotando de ellos…
La fuerza abandona su cuerpo, sus pulmones dejan de respirar, sus ojos dejan de observar…
Me levanto.
Miro hacia el suelo, admiro mi obra.
Cadáveres mutilados, sus rostros con expresiones de terror, sorpresa y desconcierto…
Observo como la sangre se coagula en el suelo, fuera de sus cuerpos.
Siento con mis manos lo que una vez fue su calida sangre, ahora fría, como el hielo…
Que sensación más agradable. Que divertido es matar…
¡Que divertido es ser un asesino!
Que bonita vista la de cuerpos que jamás levantarán…
Decid adiós, porque jamás me volveréis ha hacer daño.
Habéis muerto, muerto en mis manos, mi corazón se liberaba.
Una sonrisa de alivio se refleja en mi cara. Mientras una duda nunca se aclara…
¿Cuánto tiempo la fantasía retendrá a la realidad?


Sombra
  • Shadowleani
  • Shadowleani
  • Shadowleani
  • Leascuad
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario