Hormiga brava y la UNHN

Publicado por Ukyo en el blog Delirios. Vistas: 101

Luego de aquel catastrófico 26 de abril de 1986, Hormiga Brava decidió volver a sus hormígenes y visitar cada lugar de Hormigalandia que había marcado su vida. Su pueblo natal, Tambormiga, era como cualquier otro pueblo: cabinas de ‘interné’ en cada esquina, carretillas de emoliente, mototaxis alrededor de la plaza y señoras con ruleros y pijama a las seis de la mañana en la puerta de sus casas.
Vivía en una casona antigua con sus padres y sus abuelos. Poco a poco fueron muriendo e incluso antes de terminar secundaria ya vivía solo en una pensión. Su casa había sido destruida y en su lugar había un hormiguero enorme de 15 pisos, con ascensor y estacionamiento subterráneo. El nido “Niño Jesús de Tambormiga” donde estudió seguía intacto, los niños iban con el mismo mandil púrpura de cuello y bordes amarillos. Su colegio San Patricio Hormiga era ahora dos pisos más altos y las rajaduras en sus paredes le decían que no iba a aguantar ninguno más.
Visitó a sus padres en el cementerio y volvió a preguntarse aquello que lo mantenía despierto todas las noches. Estarían orgullosos de él o no. Nunca fue alguien en la vida, así que decide entrar a la universidad.
Se preparó por meses, robando libros, leyendo en los parques, pintando las veredas de fórmulas y ejercicios. Postula a la universidad nacional de hormiguería, a la universidad de Hormigalandia, a la Hormiquicia universidad c. de hormigalandia y a la universidad hormigueza de ciencias hormigadas. No la agarra en ninguna.
Deprimida, luego de meses de sobriedad, entra a un bar y jarra tras jarra intenta no pensar en su desdicha. Le dan ganas de mear, va al baño y se mira al espejo. ¡Era una hormiga negra!
Al día siguiente, va a dejar sus papeles a la UNHN, la universidad nacional para hormigas negras. La aceptan sin tomar el examen y le dan beca por haber sufrido ‘maltrato capitalista’ (exposición a material radiactivo).
  • Saku sakura
  • Wolfang
  • Isisotis
  • Ukyo
  • Ukyo
  • Saku sakura
  • Ukyo
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario