Harry Potter and the Half-Blood Prince

Publicado por Cosa rara en el blog I´m just a little witch!!!. Vistas: 104

Harry Potter y el misterio del Príncipe Mestizo.


Esta película es prácticamente la mejor de la colección de Harry Potter: excelentes actuaciones, efectos fenomenales y detalles muy cuidados.


En la actuación, resaltó la talentosa pareja de Tim Burton, Helena Bonham Carter, representando a la sombría Bellatrix; también Michael Gambon, como Dumbledore; y Frank Dillane como un Tom Ryddle (Riddle) adolescente.
Obviamente, Daniel Radcliffe y Emma Watson, respectivamente como Harry Potter y Hermione Granger, no se quedaron atrás. Incluso la representación de Rupert Grin, como Ron Weasley, no estuvo tan pobre como en las películas anteriores.


Los efectos fueron extraordinarios, empezando por la forma en la que los mortífagos se trasladan y la destrucción que generan. Parece el auténtico Mal avanzando por las calles de Londres.
Y la calavera característica que crean los mortífagos cuando matan a alguien también está espectacular. Parece un humo denso y difícil de atravesar
El océano embravecido que golpea la roca donde Dumbledore y Potter se aparecen se ve fantástico.
Para continuar, debo mencionar a los inferi, que parecían cadáveres auténticos: debían ser sombríos, pues protegían a uno de los horrocruxes de Voldemort, pero a la vez debían parecer lo bastante vivos para ser góticos (si es que eso tiene sentido...)
Aunque, después de todo, el efecto que más me impresionó fue el fuego que crea un malherido Dumbledore cuando uno de los inferi arrastra a Harry consigo hacia el fondo. Me quedé asombrada.


Y los detalles. El fuego con el que Bellatrix rodea la casa de los Weasley se puede ver como una serpiente, símbolo de Voldemort.
Los accesorios de la extraña Luna, que se ven totalmente fuera de lugar, incluso en un mundo lleno de magia.
La coreografía de los magos cuando usan sus varitas, que es diferente para cada personaje.
La relación entre Ginny y Harry. Me gustó más que en el libro, me parece más real.
El maravilloso guión escrito por Steve Kloves, que estaba divertido y entretenido a la vez. Muy pocos escritores pueden hacer que una película de casi tres horas parezca de sólo una.
La escenografía. Simplemente impecable y peculiar, como en las demás películas de Harry Potter.


Claro que, como toda película, tiene errores. El más notorio: en la escena final, Hermione, Harry y Ron se quedan viendo a un pájaro volar lejos de Hogwarts. Quienes nunca leyeron el libro, se quedaron con la idea de que el final estaba muy seco, pero en realidad es esperanzador: el pájaro era el fénix de Dumbledore.
Otro error es que la película gira alrededor del romance y los celos, no de los horrocruxes y del misterio del Príncipe Mestizo. Tampoco explica por qué Snape es el Príncipe, lo que causa dudas en los fans de las películas y no de los libros.


¡Un aplauso para esta maravillosa película dirigida por David Yates, y otro para la talentosa J.K. Rowling!
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario