Hard Day Night.

Publicado por Diderot en el blog Heaven's Gate.. Vistas: 147

Es curioso como alguien muere por tener su propio blog personalizado y luego pasa horas enteras pensando qué escribir.

No sabes si escribir acerca de como se sientes, porque la verdad ni uno mismo sabe como se siente en aquel momento.

Tampoco sabes si escribir lo que te pasó en el día, tal vez porque tu día fue muy aburrido, o porque tienes el suficiente criterio como para saber que a nadie le interesa. (Aquí uno puede llegar a cuestionarse si enrealidad alguien lee tus entradas.)

En lugar de eso decides hacer un pensamiento, tal vez un poema o unas frases, pero la mente esta tan cansada intentando saber que poner que no fluyen ideas. Te da sueño.

Al final apagas tu computadora sabiendo que un otro día terminó y te alegras de no haberlo escrito en tu blog, pues hubiese sido un reto hacer un escrito interesante acerca de lo que viste en la tele o de lo que hiciste o encontraste navegando.


Te vas a la cama, observas el libro que te propusiste a leér hace 3 semanas y que apenas vas en el tercer capítulo. Desvías la mirada con gesto culpable y te tumbas boca arriba sobre tu cama destendida.

La noche trascurre sin que haya un solo ruido, pero tus develados ojos se rehusan a cerrarse por completo y los pensamientos más temidos comienzan a llegar.

Recuerdos, tantos recuerdo, por no decir errores. ¿Cómo no te acuerdas de cuando ayudaste a un amigo a hacer su tarea o a estudiar para un examen muy difícil? ¿Y que tal cuando le diste una rosa a tu pareja, quien te miró sonriente y te abrazó sabiendo que te quería, sabiendo que en ese momento eran el uno para el otro?

¿Por qué éstos recuerdos no se quedan así de puros, por qué tienen que estropearse con el maldito tiempo que se atreve a pasar?

Te preguntas como puedes ser que trabajes tanto para obtener algo y luego lo pierdes con el mayor dolor posible, como si este logro hubiese sido parte de tu cuerpo y alma.

Es triste como uno pierde lo que más ama, pero aún más duro cuando uno sabe que lo va a perder y por más que lo intenta reparar el daño, es inútil




Las luces de dilatan cuando cierras los ojos con mayor fueza y descubres que estás llorando.


Al final duermes.
  • Chokolatita
  • Integra-sama
  • Chokolatita
  • Jeanne Hébuterne
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario