Había una vez...

Publicado por Dramatyka en el blog Tiramisu Blog. Vistas: 59

El teléfono sonó. Nene(mi hermano) contesto pensando que era su momia(novia).
Me paso el teléfono... era Sergio, me llamo solo para saber como estaba(que extraño).
Le dije que el calor aquí era insoportable a veces y él respondió que ya me imaginaba con mis falditas:
-Como me gustaría estar allá para verte con tus falditas.
Cambie el tema.
Hablamos de su escuela y yo le hable un poco de la mía.

Él no sabe que iré al DF, aunque le comente que quería ir pero recientemente él me dijo que no tenia tiempo para verme por sus exámenes y que seria mejor posponerlo(yo le seguí la corriente diciendo que no iríaxD).
Él quiere celebrarme mi cumpleaños(cumplo 21 el 10 de agosto). Este año es especial puesto que fue la edad que él tenia cuando me conoció. Cuando lo conocí yo tenia 17 años.
Jaja
Recuerdo a Ursula hablando de su ex novio y de las miles de razones por las que termino con él y después, al volver me decía constantemente:
-Mi mama ya esta resignada a que me voy a casar con él.
Resignación.
...
Yo no podría resignarme con él, ni él conmigo. Por eso termi... ¿realmente terminamos?.
¿No deberíamos cortar la comunicación?, ¿Ya no deberíamos vernos?, ¿Por qué nos vemos aun con el pretextos estúpidos?.
El primer año de nuestra relación no tuvimos relaciones... después lo hicimos y eso fue lo único que quedo de nosotros.
Muchas veces accedí, lo amaba tanto que no podía negarme a verlo.
Recuerdo esa noche inesperada que aventaba piedras a mi ventana y lo vi creyendo que era un sueño.
Subió a mi habitación. Mi padre y mi hermano dormían.
Hablamos hasta las dos, le dije que se quedara un poco mas, pero él tenia que irse.
Nos despedimos con esas clásicas despedidas, casi cinematográficas.
Yo le dije que cuando escribiera sobre esa noche, le agregaría un poco de ficción y él no se marcharía.
Él me susurro que eso solo podía ocurrir en la ficción y nos besamos y abrazamos.
Lo sujete de la mano y después él se aparto. Subió a su automóvil, prendió el motor y puso un cd de Joaquín Sabina.
Le dije adiós y el se marcho.
Lo recuerdo perfectamente.
El eco de la voz de Joaquín Sabina en la calle solitaria y yo regresando a mi casa, para llorar una de nuestras múltiples despedidas.
Saben, quiero desnudarme como se debe aquí.
Me gustaría decirles la verdadera razón por la que deje de creer en Dios.
Huuu.
Tengo mucho quehacer :P.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario