En casa preciosa

Publicado por CENTSOARER en el blog Un blog que se actualiza con cierta regularidad. Vistas: 127

Mi casa es horrible. Bara la conoce, por cierto, ella dirá lo suyo: cálidos recuerdos o fríos y sombríos cuerpos, el mío debe ser. Yo frío y sombrío o más bien frívolo y sombrívolo.

Mi cuñado le dijo terrícola a su maestra en 4° de Primaria. Ella le pidió que repitiera lo que le había dicho, de pie, y el le repitió: "Sí, usted es una terrícola, maestra". La maestra lo mandó castigado a la dirección.

Mi casa es un desastre además de ser horrible. Tengo montañas de ropa por doquier, montañas de libros por doquier, montañas de copias por doquier, montañas de CD's por doquier, polvo por doquier, cucarachas últimamente y quizá una sobrepoblación de arañas, añado el acuario con agua parecida a las del lago radiactivo de Springfield en los Simpson. Quizá el cansancio me hizo ver tres ojos a un pez gato albino que tengo.

Y la gente no parece darse cuenta, pero la Suprema Corte de Justicia es lo mismo que el PAN y el PRI y el PRD y los demás engendros políticos, lo mismo que la TV abierta, lo mismo que la Selección Mexicana, lo mismo que Fabiruchis, lo mismo que los Doctores que asesoran tu tesis de licenciatura o maestría, lo mismo que yo escribiendo este estúpido blog mientras en mi casa se echa a perder la comida.

Tengo un amigo que come vidrio. Lo mastica. Las botellas de cerveza le gustan, se acaba una cerveza y comienza a comérse la botella, boca a boca. Hay gente que llega a los hospitales por meterse botellas en el ano: es lo mismo que la SCJN.

Me gusta Mr. Jones de Counting Crows, la grabé en un CD para oírlo en mi casa. Es ilegal. Me dan ganas de cagar, eyacular y vomitar en la cara de Marín después de torturado y lo imagino sudado y llorando tirado en un suelo tan sucio como el de mi casa. Cortarle la cara. No quedaría mucho peor. Obviamente no lo haría en realidad. De eso trata esta entrada de mi blog.

De volverse-devolverse. No hay un número cierto de estudiantes muertos en el año 1968. Hay un vídeo de la Masacre de Acteal. Díaz Ordaz es un pedazo de mierda ensangrentada. Los indígenas perdieron las tierras que poseyeron por siglos. El país más poderoso del mundo se fundó sobre cadáveres de personas que consideraban animales. Yo pienso en tontos y todos tienen armas de fuego y pienso en personas con armas de fuego y me doy cuenta que son tontos; no sé distinguir.

Puedo cagar, eyacular y vomitar. Ni siquiera puedo recoger mi casa. Y es una de las cosas buenas de la vida. Ya no sabemos ni qué es bueno. Esta ciudad, es tan grande que la Tierra no la soporta y la pesadumbre de cada uno de sus habitantes es la parte que le corresponde cargar para mantenerla un poco viva. ¡Cuánto cuesta vivir aquí!
  • Gex
  • Dramatyka
  • CENTSOARER
  • Dramatyka
  • Jade
  • CENTSOARER
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario