El regreso a Azeroth

Publicado por Kentaurus en el blog Rigel Kentaurus. Vistas: 65

[imagen]583680[/imagen]​

Cuando uno pasa tanto tiempo fuera... al regresar encuentra el lugar un poco cambiado, es natural. En 8 meses que estuve fuera muchos de mis amigos se fueron (otros más se fueron y regresaron), llegó mucha gente nueva, la ciudad se desarrollo bastante.

Mi primer shock fue el letrero en la entrada de Aggramar que decía "estamos llenos, no aceptamos a nadie más". Al verlo les dije "Yo soy de aquí, déjenme entrar", miren, esta es mi dirección, escuchen relinchar de gusto a mi caballo por los pastizales de Elwynn.
(eso y un fireball convencieron al guardia de dejarme pasar).

Lo primero que hice fue llamar a mi palomino (mi caballo) y cabalgar hasta Stormwind. Me di cuenta que antes de irme no limpie mis bolsas... vaya desastre. Llegando a Stormwind busque un gryphon que fuera para Ironforge. ¿El tren? No. Lo subterráneo es para dwarfs y criaturas raras.

Tome mi gryphon. Aterrice en Ironforge. Vaya lugar. Gente corriendo de un lado para otro, muchas personas buscando compañeros de aventura para ir a cuevas subterráneas, a matar dragones, otros más para salvar una ciudad de gnomos... otros más a matar ogros. Estaba ya aturdido con tanta actividad.

Mi siguiente destino era Darnassus, necesitaba una fuente para purificar algo de mooncloth. Estaba a punto de tomar el gryphon para Wetlands cuando de pronto recorde.... "soy un mago, se hacer magia. ¿Porque estoy tomando un gryphon?" Entonces empecé a conjurar un hechizo y 3 segundos después me había teletransportado a Darnassus.

Mientras estaba purificando mi mooncloth me llegó un mensaje, "Hola, te acuerdas de mi, ¡me da mucho gusto verte!" Era Kaly. Después de preguntarle sobre como estaba su blob (el demonio azul que siempre la sigue) y si por fin había podido educar a su pequeño imp le pregunte sobre si había estado en Azeroth todo este tiempo. Al parecer también había tomado vacaciones. Estaba de regreso, y en un nuevo guild. No había terminado de decirle que quería unirme al guild cuando me encontré a Sloan y a Numbahfive. ¡Vaya! Pura gente conocida :)

Nos fuimos a BRD (no, nada que ver con rebelde). Se me antojaba una dark iron lagger. Una lástima que para llegar al bar hay que pasar por mucho. BRD era un desastre, lo primero que pense fue, este lugar solía ser un desastre. ¿en que momento se convirtió en un lugar turístico? Era increíble ver afuera del instance a unos 10 grupos paseándose de un lado a otro. Sigh* casi casi podría hacer un picnic en medio de burning steppes y nadie me molestaría.

En la noche para celebrar mi regreso nos fuimos a matar a un tipo de serpiente (más bien era como un naga) en Molten Core (ver la fotografía). Reunimos a un grupo de 40 personas (no se puede con menos), y nos encaminamos hacia Molten Core. Por supuesto tardamos una hora en llegar (y otras tres horas en abrirnos camino a través de ciertos gigantes de fuego malhumardos).

Todo el camino el resto del equipo me estuvo molestando......
"Pareces un ninja"
"¿Eso es ropa?"
"¿Porque vienes en ropa interior?"

Sigh* ¿que quieren? Tiene nada más 8 meses que no renuevo mi guardaropa. Por supuesto todo mundo con sets super-combinados y super-a-la-moda. Mira mi otro juego! Mira! este se lo arrebaté a ese guerrero Scarlet.

Entonces sucedió.. uno de los gigantes de fuego tiro un epic (morado), un cinturón. Mage only. Muchos atributos. Resistencia a fuego. De los 40 que veníamos eramos 4 magos. La instrucción del guía fue "all mages roll".

Mago 1: 70
Mago 2: 4 <-- lo siento
Mago 3: 83

entonces preparé mi mejor roll y...............

segui concentrandome para mi roll......

100!!

hey! no esta nada mal conseguir un epic en el primer día después de regresar a Azeroth, ¿no es cierto? (por supuesto los otros 3 magos quedaron furiosos de que "el nuevo" hubiera ganado el item) "¿nuevo?, te reto a un duelo, mago de tercera, le decía yo".

Después de otro par de horas en molten core, (y es que eso de tener que atacar 35-40 personas para matar a un simple gigante de fuego es cansado) llegamos a Lucci, al que veníamos a buscar para eliminar por sus crímenes en contra de Azeroth (ok, eso dice el rey).

Lucci y sus dos escoltas.... resultado: nos mataron. A todos, a los 40.

Así que decidí retirarme a escribir a mi blog :) ¡Hey! Ya habrá mejores días.
  • Aura Lance
  • Kernel
  • Betoso
  • TR
  • Jussepe
  • Wicho007
  • Kraderif
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario