Edgar Allan Poe

Publicado por Rwida Raud en el blog Intradiégesis. Vistas: 77

Lo prometido es deuda, les dejo la biografía de este gran escritor. Es bastante larga, pero aún así espero que lo disfruten.

Edgar Allan Poe (19 de enero de 1809 - 7 de octubre de 1849), escritor romántico estadounidense, cuentista, poeta, crítico y editor, unánimemente reconocido como uno de los maestros universales del relato corto.

Es considerado el padre del cuento de terror psicológico y del short story (relato corto) en su país. Fue precursor asimismo del relato detectivesco y de la literatura de ciencia ficción, y renovador de la llamada novela gótica.
Ejerció gran influencia en la literatura simbolista francesa, pero su impronta alcanza mucho más lejos: son deudores suyos toda la literatura de fantasmas victoriana, y, en mayor o menor medida, autores como Kafka, Lovecraft, Borges, etc.

Su obra poética magistral El cuervo, es traducida por primera vez al español en el año 1887, por el poeta venezolano Juan Antonio Pérez Bonalde.
Dejó escrito: "Mi vida no ha sido más que capricho, ilusión, pasión, deseo de soledad, desprecio del presente, anhelo del porvenir..."

Biografía
Nacido en Boston, Massachusetts, en 1809, era el segundo de los tres hijos de un humilde matrimonio de actores, David Poe y Elisabeth Arnold, de ascendencia irlandesa e inglesa respectivamente. Fue abandonado a los nueve meses por su padre y a los tres años quedó huérfano de madre, siendo entonces acogido por el matrimonio formado por Frances y John Allan, de Richmond (Virginia). Su padrastro, del cual Edgar tomaría el apellido, fue un acaudalado hombre de negocios de ascendencia escocesa; hombre colérico e intransigente, jugó un papel destacado —negativamente hablando— en la vida del escritor. Mientras su madrastra lo mimó siempre y le consentía todo y sus "palabras eran ley en la casa", según dejó escrito.

La familia Allan se mudó a Inglaterra cuando Poe contaba seis años. Allí estudió durante cinco años en un típico colegio británico de la época y se quedó prendado de los edificios góticos, plasmándose en su mente. También estuvo por Irvine (Escocia). Empezó a leer a Walter Scott, creándole gran influencia. Sus libros de cabecera siempre fueron Ivanhoe y Manfredo de Lord Byron.

De nuevo en Estados Unidos, con 11 años, siente complejo de inferioridad lo que le empuja a llamar la atención, como por ejemplo realizar fugas misteriosas. Empieza a escribir poemas inspirándose en Byron y se enamora con 15 años de la madre de un compañero de colegio, la cual murió inmersa en un delirio alocado, lo que reflejará en sus heroínas de sus relatos y a la cual dedicó un poema Helen. Más tarde tendría una relación con Sarah Elmira Royster (ya de su edad), que sin embargo fue rechazada por el padrastro.

Años más tarde, en 1826, comenzó los estudios universitarios en la Universidad de Virginia, en la ciudad de Charlotesville, donde se distinguió en las asignaturas de latín y francés, además de estudiar italiano y español. Sin embargo, no terminó el primer curso académico, al serle retirada la ayuda paterna debido a sus deudas de juego y sus problemas con el alcohol y el láudano. En 1827, y bajo el nombre de Edgar A. Perry, se alista en el Ejército, en el que permaneció dos años y fue ascendido a sargento mayor. Entre 1827 y 1829 publica gracias al editor Calvin Thomas, sus dos primeros libros de poesía: Tamerlán y otros poemas y Al Aaraaf, Tamerlán y poemas menores. Entre ese tiempo murió su querida madrastra Frances, sumiéndole en una gran melancolía, algo constante en su vida. A raíz de una breve reconciliación con su padrastro, en mayo de 1830, solicitó una plaza en la academia militar de West Point, carrera que también abandonó a causa de nuevas desavenencias con Allan y de la retirada de su apoyo, aunque conservaría el capote de cadete durante toda su vida.

En 1831, escribió el libro "poemas"

En 1832 consigue publicar cinco relatos en el periódico Saturday courier, de Filadelfia. Dedicado al periodismo, a lo largo de los años fue redactor, redactor jefe y editor en periódicos y revistas como "Southern Literary Messenger", "Burton's Gentleman's Magazine" y "Graham's Magazine" entre otros, desplazándose continuamente entre Boston, Baltimore y Nueva York, pues se mostró incapaz de asentarse en un trabajo fijo, debido a su mala salud, el alcohol y las deudas. En 1833 obtuvo el primer premio en el concurso literario organizado por The Baltimore Saturday Visitor con su relato Manuscrito hallado en una botella. En 1834 murió su padrasto sin dejarle herencia, cosa que le afectó. En 1836 se casa con su prima Virgina de 15 años, a la que llegó a querer hasta la locura y era la que lo unía al mundo real. Le dedicó un poema, Anabel Lee. Como en estos años no tuvo trabajo fijo, se dedicó con entusiasmo a escribir relatos, creando los mejores de su obra. Fue asesor editorial del Burton's Gentelman's Magazine, el cual gracias a él elevó su tirada. Luego lo abandonó por causas no conocidas. Fue director de editorial del Graham's Magazine, el cual debe abandonar por sus frecuentes borracheras. En 1845 llegó a convertirse en propietario del "Broadway Journal", de Nueva York, que sin embargo cerró al año siguiente por problemas económicos. Su estilo agudo y en ocasiones cruel, especialmente tratándose de crítica literaria, le granjeó cierta notoriedad en la costa Este. Compaginaba su actividad periodística con la publicación de sus escritos.

En 1840, en la ciudad de Filadelfia, (Pensilvania) logró publicar, en dos volúmenes, una recopilación de sus relatos aparecidos en prensa: Tales of the Grotesque and Arabesque (Cuentos de lo grotesco y arabesco), que contenía algunas de sus obras más importantes (La caída de la Casa Usher, Ligeia, Manuscrito hallado en una botella) y hoy es considerado uno de los hitos más importantes en la historia de la literatura fantástica de todos los tiempos. Además con El escarabajo de oro consiguió ganar de nuevo otro concurso literario. Durante esta época sus cuentos se valoran y tiene una gran reputación. Sin embargo, fue uno de sus poemas, El cuervo, el que por fin le dio fama nacional y aclamación por todos al ser publicado en el periódico Evening Mirror el 29 de enero de 1845. Cubierto ahora por la gloria realiza una gira por el país recitando poemas y relatos gracias a su magnifica elocuencia.

Pero el éxito y la alegría acabó pronto ya que en 1846 quiebra su publicación y por si fuera poco su amada Virginia muere por tuberculosis el 30 de enero de 1847. La desesperación y la depresión llaman de nuevo a su puerta y se entrega de nuevo al alcohol, del cual decía que lo había utilizado durante toda su vida para sobrellevar la soledad y no como ocio placentero. Poe estaba perdido y lo sabía. Lo que siguió fueron meses de locura y drogas, aunque surgen poemas como Ulalume y Eureka.


Placa colocada en el lugar de entierro original de Poe en Baltimore, Maryland, antes de su traslado.

Según se aprecia en su correspondencia, Poe sufrió durante toda su vida fuertes depresiones nerviosas, de las que se defendía por medio del láudano y el alcohol. Fue además continuamente asediado por problemas económicos, muchas veces derivados de dichas aficiones. La enfermedad y posterior muerte de su mujer por tuberculosis (al igual que su madre biológica) en 1847, y varios fracasos posteriores (ya al final de su vida) en sus relaciones amorosas, agravaron su alcoholismo. Buscó la compañía de mujeres como Marie Louise Shew, Annie Richmont o Sarah Helen Whitman. Hay propuestas de matrimonio pero Poe ya no tenía ilusión por nada, aunque el reencuentro con un antiguo amor de juventud, Elmira, lo animó para casarse con ella, con fecha para el 17 de octubre incluso, pero cuando va a Baltimore a visitar a unos amigos se le pierde la pista.

El 3 de octubre de 1849 fue encontrado por el doctor James E. Snodgrass en estado de desvarío y con ropas que no le correspondía frente a una taberna en la ciudad de Baltimore, Maryland. Probablemente afectado de delirium tremens, fue trasladado al Washintong College Hospital, donde tuvo alucinaciones, delirios y extravíos y opusó resistencia a los enfermeros, alternado esto con lucidez. Al final murió en la madrugada del 7 de octubre. La leyenda, recogida por Julio Cortázar en el prólogo a sus traducciones de Poe, cuenta que en sus últimos momentos invocaba obsesivamente a un explorador polar, llamado Reynolds, que había servido de referente para su novela de aventuras fantásticas La narración de Arthur Gordon Pym, y que al expirar pronunció estas palabras: "¡Que Dios se apiade de mi pobre alma!".

La causa precisa de su muerte es aún hoy controvertida, habiéndose señalado también la posibilidad de que sufriera diabetes, varios tipos de deficiencias enzimáticas, e incluso rabia.

El doctor James E. Snodgrass escribiría después de la muerte de Poe sobre las circunstancias en que se lo encontró y sus últimas horas.

A parte de las influencias de Walter Scott y Byron estuvo muy versado por su trabajo en la literatura contemporánea, y, por su tendencia natural, en la novela gótica anterior así como en los románticos ingleses y alemanes, Poe cultivó tanto la narrativa como la poesía y el ensayo, realizando aportaciones originales (lo cual suponía una ley para él) en estos campos. Se le considera una gran influencia en el Simbolismo, dentro del género poético, y especialmente sobre su traductor al francés, el poeta Charles Baudelaire, creador de esta escuela en Francia, aunque no está de más aclarar que esta influencia fue estrictamente temática y no formal. Se inspiró en escritores góticos como Nathaniel Hawthorne, Ann Radcliffe, William Godwin y E.T.A. Hoffmann y reformó la novela gótica al aportarle un modo más terrible a sus narraciones y la mejor forma de transmitir esto a sus lectores era la representación del horror.

Su contribución más importante a la historia de la literatura la constituyen los relatos cortos de todo género. Es de destacar en los mismos su factura equilibrada y el elevado nivel artístico. Dotado de una gran inteligencia y una poderosa imaginación, Poe era maestro absoluto en el campo del misterio, así como en la recreación de atmósferas preñadas de efluvios malsanos y fantasmales, mientras que, en el terreno técnico, su dominio del tempo o ritmo narrativo no tenía igual. Julio Cortázar, gran admirador suyo, hacía hincapié en la gran parquedad o "economía de medios" de que hacía gala para lograr sus propósitos (véase El barril de amontillado).

Para transmitir la sensación de inquietud y terror la acción transcurría en un solo lugar, en donde todos los detalles estaban subordinados al conjunto y cualquier detalle de poco interés sobraba. La sensación de horror la transmitió de manera directa y en una determinada longitud, la brevedad. El mejor ejemplo que demuestra la esencia clara del relato corto de terror de Poe fue su primer cuento publicado Metzengerstein, en el cual tiene circunstancias románticas como la ruina de una familia ilustre, un viejo castillo, un barón disoluto..., pero no nos relata la historia de la familia, ni una historia de amor, sino que desde el comienzo hasta el final se trata de un relato de horror y fatalidad.

El pozo y el péndulo comienza de forma abrupta, El corazón delator empieza describiendo la locura del protagonista y en El barril de amontillado nada se sabe de humillación que sufrió el vengador. La escena y la acción no son elementos necesarios de la narración consiguiendo un goticismo más efectivo. En todos sus relatos la tortura, la desesperación, la depresión, los crímenes, las venganzas, la agonía, la locura, se muestran libres y desnudos como el terror y la muerte.
Sus cuentos más importantes pertenecen al género fantástico y de terror: Manuscrito hallado en una botella (por el que recibió su primer premio literario), El gato negro, El pozo y el péndulo, El corazón delator, La caída de la Casa Usher, La verdad sobre el caso del señor Valdemar, El entierro prematuro, Ligeia, etc. Estos escalofriantes relatos han fascinado a generaciones enteras de lectores y cuentistas del género macabro, y sobre el oscuro simbolismo a ellos inherente han corrido ríos de tinta.

Como se ha dicho, Poe —junto con Mary Shelley y su Frankenstein— igualmente anticipó la narrativa de ciencia ficción (o ficción científica) como lo prueban las siguientes obras: La incomparable aventura de un tal Hans Pfaal (También conocida como: La aventura sin par de un tal Hans Pfaal), El poder de las palabras, Revelación mesmérica, La verdad sobre el caso del señor Valdemar, Un descenso al Maelström, Von Kempelen y su descubrimiento, etc. El mesmerismo muy en boga en aquella época influenció en varios relatos de Poe, que aunque no creería intensamente si le interesó.

Añadido a esto, fue precursor de la novela policíaca a través de historias, como El escarabajo de oro, en las que se resuelven analítica y lógicamente problemas de gran complejidad. Son de importancia en este sentido las narraciones detectivescas que tienen como protagonista al caballero Auguste Dupin: Los crímenes de la calle Morgue, La carta robada y El misterio de Marie Rogêt. En dicho personaje se inspiró probablemente Arthur Conan Doyle para desarrollar su Sherlock Holmes.

Menos conocidos son sus cuentos "grotescos", en los que, para algunos, exhibía un muy discutible sentido del humor: Bon-bon, El aliento perdido, El Rey Peste, Los anteojos, El sistema del doctor Tarr y el profesor Fether, etc. Robert Louis Stevenson, en un conocido ensayo sobre Poe, llegó a afirmar: "El hombre capaz de escribir El Rey Peste había dejado de ser humano." Estas narraciones, sin embargo, debido a su extravagancia, fueron muy apreciadas por los poetas surrealistas.
Mención aparte merecen sus relatos de corte poético y metafísico, muchos de ellos auténticos poemas en prosa, de acendradas virtudes estéticas: La conversación de Eiros y Charmion, El coloquio de Monos y Una, El alce, La isla del hada, Silencio, Sombra, etc.

Sus relatos más populares son:
• El escarabajo de oro (The Gold Bug), 1843.
• Los crímenes de la calle Morgue (The Murders in the Rue Morgue), 1841.
• El gato negro (The Black Cat), 1843.
• El barril de amontillado (The Cask of Amontillado), 1846.
• La caída de la Casa Usher (The Fall of the House of Usher), 1839.
• La esfinge, 1846.
• Manuscrito hallado en una botella (MS. Found in a Bottle), 1833.
• La carta robada (The Purloined Letter), 1844.
• La verdad sobre el caso del señor Valdemar (The Facts in the Case of M. Valdemar), 1845.
• El cajón oblongo, 1844.
• El Rey Peste (King Pest), 1835.
• La máscara de la Muerte Roja (The Masque of the Red Death), 1842.
• Berenice, 1835.
• Ligeia, 1838.
• Morella, 1835.
• El misterio de Marie Rogêt (The Mystery of Marie Roget), 1843.
• Un descenso al Maelström (A Descent into the Maelström), 1841.
• El entierro prematuro (The Premature Burial), 1844.
• Un hombre en la multitud, 1840.
• El corazón delator (The Tell-Tale Heart), 1843.
• El pozo y el péndulo (The Pit and the Pendulum), 1842.
• El retrato oval (The Oval Portrait), 1842.
• El demonio de la perversidad (The Imp of the Perverse), 1845.
• La cita, 1834.
• William Wilson, 1839.

Categoría principal: Novelas de Edgar Allan Poe
Poe es autor de una única novela corta: La narración de Arthur Gordon Pym (The Narrative of Arthur Gordon Pym of Nantucket) (1838). Se trata de un relato de aventuras marineras de tipo episódico, centrado en su intrépido protagonista, quien encontraría eco posteriormente en las obras de Stevenson. Debido a la abundancia de detalles macabros que contiene y a su indescifrable desenlace, la obra ha estado siempre rodeada de polémica.


El cuervo ilustrado por Gustave Doré.
Poe definió la poesía como "creación rítmica de la belleza". En su género más controvertido, le debemos composiciones de extraordinaria musicalidad, como Las campanas y Annabel Lee, las cuales, debido a sus complicaciones estructurales, hicieron casi imposible su traducción a otros idiomas, a no ser en prosa. El más popular de todos sus poemas es El cuervo, un canto narrativo de corte romántico en el que se cuenta la llegada de una de estas aves a la estancia de un hombre solitario, en una noche de tormenta. A las atribuladas preguntas del personaje sobre el destino y sobre su amada muerta, "Lenore", el siniestro pájaro responde invariablemente con el latiguillo "nevermore" ("nunca más").

Entre sus principales poemas cabe destacar:
• El cuervo (The Raven)
• Annabel Lee
• Las campanas (The Bells)
• A Mi Madre (To My Mother)
• Himno (Hymn)
• Un Valentín (A Valentine)
• Tierra de Hadas (Fairy Land)
• A Helen (To Helen)
• Israfel (Israfel)
• La Ciudad en el Mar (The City in the Sea)
• La Durmiente (The Sleeper)
• Lenore (Lenore)
• El Valle de la Inquietud (The Valley of Unrest)
• El Coliseo (The Coliseum)
• Soneto a Zante (Sonnet to Zante)
• Balada Nupcial a ... (Bridal Ballad to ...)
• Soneto del Silencio (Sonnet-Silence)
• Tierra de Sueños (Dream Land)
• Eulalie, Una Canción (Eulalie, A Song)
• A F... (To F...)
• A F-S S. O-D (To F-S S. O-D)
• A M. L. S. (To M. L. S.)
• Ulalume (Ulalume)
• A ... ... (To ... ...)
• A Helen (To Helen)
• Un Enigma (An Enigma)
• Para Anne (For Anne)
• Eldorado (Eldorado)
[[Un Sueño Dentro de un Sueño (A Dream Within a Dream)]]
• Estancias (Estancias)
• Un Sueño (A Dream)
• El Día Más Feliz, La Hora Más Feliz (The Happiest Day, The Happiest Hour)
• El Lago: A ... (The Lake: To ...)
• Soneto a la Ciencia (Sonnet To Science)
• Al Aaraaf (Al Aaraaf)
• A ... (To ...)
• Al Río (To the River)
• A ... (To ...)
• Tamerlane (Tamerlane)
• A ... ... (To ... ...)
• Sueños (Dreams)
• Espíritus de los Muertos (Spirit of the Dead)
• Estrella del Anochecer (Evening Star)
• Elizabeth (Elizabeth)
• Serenata (Serenade)
• Imitación (Imitation)
• Himno a Aristogeiton y Harmodius (Hymn to Aristogeiton and Harmodius)
• Un PÆan (A PÆan)
• A Isadore (To Isadore)
• Solo (Alone)
• A Alguien en el Paraíso (To Someone in Paradise)

Poe ejerció asimismo con acierto el ensayo sobre los temas más variados (la larga meditación cosmológica Eureka, Marginalia, Criptografía, Filosofía del mobiliario, entre otros), así como la crítica literaria (a destacar sus reseñas sobre Longfellow, Dickens y Hawthorne), en la que se mostró enemigo del "aldeanismo" estadounidense y partidario más bien de una creación de índole independiente y cosmopolita. Por último, indagó —muy técnicamente para tratarse de un autor romántico, y a veces quizá algo irónicamente—, sobre los misterios y técnicas de la composición literaria: El principio poético, así como su famosa Filosofía de la composición que versa sobre su pieza poética más conocida, El cuervo. En esta obra afirma que "la brevedad debe hallarse en razón directa de la intensidad del efecto buscado".
  • FiRe
  • Rwida Raud
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario