Zoe 22 Abril 2005
Claro que sí, pero entonces ya no sería tan divertido quejarse.