Colegio, trabajos, exámenes, sueño...

Publicado por Amane en el blog My lifestyle determines my deathstyle. Vistas: 62

¡Hola!

Qué asco me da el instituto. Ayer (bueno, hoy)acabé un trabajo a la 1:00h de la madrugada. Era de un libro, y me quedaba el argumento. Me leí el primero de Las crónicas de Narnia, un libro que no recomiendo, me gustó la película, pero el libro es una porquería. Una merde. Al final, una amiga me lo imprimió (pues a mí no me quedaba tinta negra) y al día siguiente (hoy) me lo trajo al colegió y lo grapé con la tapa del trabajo. Qué agusto me quedé xD

Mañana tengo un éxamen de Naturales. Qué rollo. Aun que está chupado, llevamos un mes con éste tema, con el maldito ciclo del agua. ¿Cuántas veces lo habremos estudiado ya? Qué aburrimiento.

¡Por fín Saga nos inscribió en los Juegos Olímpicos ! Me apunté en muchas categorías, casi todas, no sé si daré a basto xD Lo más difícil será el fan fic. Como es con el grupo de Code Geass, supongo que tendré que hacerlo de ése anime, pero no se me ocurre nada, y me gustaría ir empezándolo. Haber si a alguien se le ocurre algo.

Hablando de fan fics, quizás comienze uno dentro de poco. Hoy, en le grupo de las VampírAs, todas hizimos una descripción de cómo seríamos en vampíras, la mía quedó genial. Creo. No sé, para mía sí xD. La dejaré por aquí. Pues bien, el fin éste lo haría de la chica que me inventé de cómo sería yo en vampíra, con su misma historia. Intentaré hacerlo.

Dejaré la ficha de la vampíraaaa:

Nombre: Akira Dweller.

Edad: Cientos de años, pero aparenta 14 años.

Armas: Simples: sus colmillos perfectamente afilados, sus uñas y un puñal que lleva en un bolsillo de su vestido.

Habilidades: Puede volar con una simple capa o, por la noche, puede convertirse en murciélago e ir volando en busca de presas. Es capaz de leerle la mente al ser que va a atacar.

Descripción: Akira es de mediana de estatura, de 1’60 de altura aproximadamente. Tiene el pelo negro con tirabuzones morados a cada lado de su cara, la piel no es muy morena, pero tampoco muy blanca. Sus colmillos destacan perfectamente y pueden verse saliendo entre sus rojizos labios, a pesar de que la gente no se fija mucho.
Suele vestir con un vestido negro y morado que le llega hasta las rodillas. Es de cuello no muy alto, un poco estilo chino pero a la vez de campo, un poco estilo de lolita gótica, por así decirlo. Su vestido es de manga corta y lleva un bolsillo a cada lado en el que guarda su puñal y la capa (que cabe perfectamente). Lleva unos guantes de esos de redecilla negros que le llegan hasta los codos y alguna que otra pulsera. De calzado, lleva unos zapatos negros y brillantes, simples e informales. También lleva unas medias oscuras de las que no se nota que se llevan puestas. En la parte un poco más abajo lleva un lazo mal atado de color morado, y en los zapatos igual. No suele ir pintada con maquillaje excepto por los labios. De vez en cuando, coge una cinta morada y se hace un lazo con ella alrededor de su brazo, símbolo de los vampiros de aquél país.

Historia: Cuando era pequeña (de unos 10 años), Akira vivía en un orfanato. Una noche se escapó de él y huyó hacía el bosque. Ya no aguantaba más, estaba harta de aquel lugar, era aburrido y los niños que allí vivían eran unos pesados que sólo querían ir con sus padres. No tenía padres. Ellos murieron en un accidente de tren cuando ella apenas tenía seis meses. En aquél bosque, se escondió bajo un árbol, el árbol más oscuro y alto del conjunto de árboles. Los responsables del orfanato tardaron un buen rato en descubrir que la niña se había escapado. No quería volver, sólo quería huir lejos de aquel lugar. Ya eran aproximadamente las tres de la madrugada cuándo comenzó a oír voces que provenían del bosque. A Akira le picaba la curiosidad, por lo que se adentró todavía más en aquél bosque. Al cabo de caminar un buen rato, se encontró con unas cinco personas extrañas con capa, vestidas de negro y con algún color más (una mujer llevaba el color rojo, otra el amarillo, un hombre el verde, otro el azul y otra mujer el blanco). Akira se les acercó, no parecían humanos normales. Eran más blancos de piel y con el cabello muy negro. Aquellas personas le preguntaron qué quién era, la chica contestó, no tenía miedo, pero no estaba segura de si hacía bien. Aquellos seres afirmaron ser vampiros. Le ofrecieron a la pequeña Akira convertirse en uno de ellos. La niña no sabía qué hacer. Pero, después de pensarlo mucho, decidió que no, quería seguir siendo una humana normal, lejos del orfanato. Cuándo se dispuso a irse, la mujer con el color blanco, la más Jove, de unos 14 o 15 años, se le acercó y le mordió en el cuello. Akira apenas sintió dolor alguno, más bien una sensación cálida y le entraron ganas de beber algo, un líquido rojo, sangre humana. La niña abrió lentamente los ojos. Notó como algo le salía un poco entre sus labios, dos afilados colmillos, preparados para beber sangre. Akira se sentía como nueva, llena de energía y con ganas de sangre. A pesar de no querer convertirse en vampíra, nunca se arrepintió de serlo. Así fue como después de eso, se convirtió en una vampíra ‘de categoría’, una de las mejores de la zona. Vivió cientos de años con la apariencia de una chica de 16 años, igual que la vampíra que le había mordido. Su color siempre fue el morado.


Me abro.
Bye!
  • Orihime
  • £x£
  • Dena
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario