Chaparral (y otras revelaciones sorprendentes)

Publicado por CENTSOARER en el blog Un blog que se actualiza con cierta regularidad. Vistas: 101

Les daré un fárrago de buenas ideas, para que las pongan en práctica:

Si no están acostumbrados a la miseria... oh no, vayan a un lugar verdaderamente miserable si... si ustedes quieren... si... bien, en determinado momento de sus vidas ustedes verán la miseria a los ojos, sino no han vivido; ja... no es cierto. A ver... a ver:

Junten a los seres más queridos que tengan en la vida, dróguenlos sin que se den cuenta, pero bien drogaditos, estimúlenlos sexualmente, estimulen a todos de distintas maneras a despertarles el líbido y a adormecerles las conciencias: solitos comenzarán a hacer, a pasar a la acción; eventualmente te invitarán, varios de ellos, a que te cojas a la mujer que es su pareja o a bailarle de la manera más sexy posible a la mujer que tiene pegada enfrente moviendo su cadera, sin que deje de estar enfrente. Comenzarán a drogarse por vluntad propia y no se preguntarán, en ningún cabrón momento "¿qué carajos estamos haciendo?": no se lo preguntarán porque bien que lo saben. Luego de todos los bonitos juegos que se les puedan ocurrir pretenderán que no recuerdan exactamente qué pasó y terminarán fingiendo que de verdad no sucedió nada, nada... mientras colgajos de baba se asomen y recorran la mitad de sus labios. Tú jura que no sabes nada de lo que pasó, harás como los demás hacen... y depende de cómo te lo tomes, tu felicidad, por tu obsesión.

Por la noche te vas a "Chaparral Disco-Rodeo", empuja a un tipo macho que va empujando a todo el que se le atravieza porque es justo (que lo empujes, no que pienses que el tio está convencido de que es justo), intenta bailar porque no sabes cómo lo hacen en esos lugares, ponle atención a tu ex-compañero de clases y presumele tus planes estériles, luego vuelve a intentar bailar con el otro ritmo (el primero fue Disco) porque tu amigo, el bonito, se fue a fajar con una mujer que hacía dos años no veía, mientras el otro, el sociable y divertido, saluda a sus otros amigos con la lata de cerveza en alto: tú ponte un sombrero y agacha la cabeza, pretende ebriedad (las señoritas ahí te verán con desprecio y harán muecas), hártate, ve a gastarle una mala broma interrumpiendo al guapo, allá afuera, en su camioneta estacionada y dile que NECESITAS SALIR DE AHÍ PORQUE ERES UN INADAPTADO. ¡Sí, señor! El entenderá, regresará adentro y dirá a todos que es hora de irse. (Llega a casa y mira cómo siguen con sus ideas locas solos; ya sabes que no es tu culpa.)







Preciosa la humanidad, por todos lados.
  • Distroyer
  • CENTSOARER
  • Dramatyka
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario