Cap: 11

Publicado por yuukihyuuga en el blog El blog de yuukihyuuga. Vistas: 104

Confesión y beso...

Solo por unos minutos nos estuvimos mirando, sin decir nada, solo se escuchaba el viento; No había estrellas ni luna, que presencien este momento tan silencioso, tan... romántico.
Siento que me pone su mano fría sobre mi mejilla y luego la fue bajando, despacio hasta llegar a mi barbilla, yo sentía que me subía la sangre hasta mis mejillas, y solo se notó un color carmesí en ellas, él vio esto, y solo, salió de su boca una sonrisa, tan tierna, que me sonrojé más.
No podía creer todas las emociones que tenía en estos momentos, de repente sentí como deseaba besar esos labios, sin que yo lo notara, estaba viendo esos labios de color rojo pálido, él se fue acercando más, hasta que nuestros labios se juntaron y así formaron un beso, que me supo, dulce y tierno; sus labios estaban fríos, pero aun así me gusto ese beso, él me agarró por la cintura fuertemente, y yo lo entrelace con mis brazos en su cuello correspondiéndole; solo por la falta de aire, nos soltamos, se le figuro una sonrisa igual que a mi, luego me estaba acariciando el pelo
--¿Porque estas despierta a esta hora?—Me lo decía como si no pasara nada, alejándose un poco
--Por que, no podía dormir, ¡si quieres me voy eh!—Lo decía sorprendida a la pregunta que me hizo
--No, no te vallas, ¡diablos!, no quiero que te vallas... de mí
--No me voy a ir—Yo a esta altura estaba toda sonrojada
--Yo pensaba... que ya no me querrías volver a ver, después de lo de esta mañana
--¡Claro que sí!... Sí es por ti... por que no podía dormir... Quería arreglar las cosas, y vine para ver, si estabas por acá... por que... yo...—No podía decirlo, por que tenia miedo, no se por que.
--¿Porque?—Al decirme esto, se me acercó mucho, como anteriormente, causando que yo me sonrojará otra ves
--Por que... yo... te... ¡YO TE AMO!—al decir esto, agache la cabeza al piso, y sentía que estaba toda roja, de la pena—.
Sentí que me agarraba mi barbilla para poder mirarlo a los ojos, y él me miraba fijamente, ya empezaba a sentir unas cuantas lágrimas saliendo de mis ojos, cuando siento que su dedo pulgar, las empieza a limpiar
--No sabes, cuan feliz me has hecho, al oír esto—Se le dibujaba una sonrisa tierna, que me hacia estremecer—Yo también ¡te amo!—Acto seguido, sentía como sus brazos me agarraban fuertemente alrededor de la espalda, rendida ante ese acto, ya que me sentía vulnerable, lo abracé también. Después, me miró, y me volvió a dar un beso, esta vez un poco más apasionado agarrandome con sus manos fuertemente mis mejillas, a lo que yo me deje correspondiéndole.

Después de eso, me fue a acompañar a mi cuarto, para que yo me durmiera, prometiéndome verme en la mañana, se despidió de un beso, y vi como se iba a su dormitorio, y una duda recorrió por mi mente, era saber sí él acaso dormía, puesto que en las leyendas dicen que los vampiros son hijos de la noche y que nunca duermen, pero esa pregunta se la haré más adelante, por que realmente ahora sí tenía sueño.

Me despierto y veo en mi reloj que eran las 12:00 PM. Me despierto rápido al recordar que, Carlos podría venir en cualquier momento, bajó y veo que Perla ya no estaba, y veo una nota, el cual decía:

Ariadna:
Me voy con Luís, regreso al rato, vale ¡cuídate!, arregla las cosas con él.
¡Bye!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Al ver la parte, en donde decía “Arregla las cosas con él”; me sorprendió un poco, pero no le dí importancia, así que, mejor me fui a bañar, ya me estaba arreglando, y me puse a oír música, con mis audífonos puestos y tenia el volumen alto, cuando siento que, estaban diciendo mi nombre, volteo y veo a la persona que amaba, con una sonrisa pícara, y recargado en la puerta del baño
--¿Cómo entraste?—Estaba toda apenada, y tenía en mis mejillas un color rojo carmesí—.
--Yo avisé—Me lo decía sin quitar esa sonrisa
--Pues no oí... Y aparte me estoy vistiendo, ¡¡vete!!—.
--¿Que, no te puedo venir a visitar?
--Sí, pero avisa, y aparte ¿Cómo llegaste hasta acá, sí estamos en el tercer piso?
--Brinqué desde ese árbol enfrente de tu ventana—Señalaba un árbol frondoso, de color verde, en la copa de esté, estaba cubierto por una ligera capa de nieve, y alto, se veía maduro.
--¿Cómo sabes en donde me duermo?—
--Fácil, reconozco el reguero que deja Perla al salir, y en la parte de arriba esta otro tipo de desorden que yo desconocía, así que deduje que ese era tú alcoba, y todas las noches he venido aquí par verte dormir hasta Perla lo sabe, me ha visto entrando a tu alcoba para verte dormir.
--¡¿Eh?! O sea que, todas las noches vienes, y yo ni en cuenta, ¿Perla lo sabía desde un principio?
--Sí—
--¡Wow!—Estaba sorprendida, y no sabia que decir más.
Se acercó, hasta que me robó un beso.
--¿No estas enojada?—
--No... No lo estoy, es solo que estoy sorprendida—
--¡Ah!—Se quedo penando un momento, viendo a la nada, y con expresión pensativa
--Yo he... a veces...—No podía formular la pregunta, por la pena que tenía al preguntarle, se me quedo viendo fijamente y continúe, agachando la cabeza al piso— ¿Yo a veces ronco?—No sabia por que había preguntado eso
--Jaja... no, y déjame decirte, que te ves linda, cuando duermes—
--¿En... serio?—Seguía con la cabeza agachada
--Sí—En eso me levanta la cabeza— ¡Ey!, mírame, no te apenes, en serio... eres bonita
--¿De verdad?—
--¡Claro!... ¡Te amo!—
--I...Igual yo—
En ese momento nos besamos, y fue un momento increíblemente hermoso
--Cough, Cough (tosiendo) —
--¡Perla!—Dije al momento en que oí, que estaba alguien interrumpiendo, nuestro momento— ¡Hola!
--Perdón, con permiso, creo que interrumpí algo, ¿no? Yo ya me voy
--No, Mm... yo me voy, a parte tengo que ir a ver a Luís ¿Perla, sabes sí ya esta en nuestro dormitorio?
--Sí, creo que ya llego—Atónita, al ver la reacción solo supo contestar eso
--¡Ah!, bueno entonces ya me voy—Se acercó para despedirse de mi con un beso en la mejilla, y con la mano de lejos a Perla, y se dirigió a la puerta, y así se fue.
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario