Borradores

Publicado por CENTSOARER en el blog Un blog que se actualiza con cierta regularidad. Vistas: 134

Desde que decidí darme de baja de la Facultad de Filosofía por motivos fracasionales, de plano no puedo acabar nada que comienzo a escribir.

Así que para que no termine enero sin que yo escriba una entrada en mi blog --y prometo que este año trataré de no dejar meses sin escribir nada--, les dejo una tercia de borradores que no hay llegado a ninguna parte. Que les sea leve este año.


ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº
1er Borrador.

(Unos pinches nerdazos están cerca, me recuerdan a l@s chic@s de CZ.)

Al parecer amaneció un poco impaciente. Se golpea la sien izquierda una y otra vez para ver si eso soluciona el problema, una y otra vez le resulta inútil. Es un hombre guapo y andrógino, perfecto. Alto con el pelo medio largo, se parece a David Bowie, quizá sea Bowie, ¿quién sabe?

Se sienta en su sillón de dormir, tuvo que quedarse porque había bebido de más. Las fiestas en la casa de las hermanas Winslow son de las cosas más demandantes de las noches de New Yellow-Green: no supo ni cómo terminó ni en qué momento. Se talla los ojos, sacude la cabeza, un sonido de rebote cerca, muy cerca. Algo anda mal. Va y se lava la cara, vehemente y torpe, se enjuga y talla los ojos. Ese rebote, un pequeño tic-tic que no cesa. Lo estresa. Se sale del baño y anda de un lado a otro buscando algo. ¿Un doctor acaso? Se lleva las manos a la cara, tic-tic-tic-tic, no se acaba, no se interrumpe. ¿Por qué está así? Desespera y va a tocar a la habitación de las hermanas Winslow como si llevara 5 minutos tocando sin respuesta alguna --sabiendo que, de hecho, se encuentran en la habitación--


ªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªª
2o borrador.


Me duele el maldito brazo, paso de por sí 9 horas al día frente a una PC. Maldito mouse.
Cuando tengo un poco de tiempo libre me dedico a buscar a mi abuela o a mi tía, que nadie de la familia sabe dónde están es algo curioso. Y siempre asumí que tuvieron cuidado de no decir nada.

Pero uno puede encontrar personas que son bombas en sí mismas.

Entonces me explotó el monitor y lo tendré que pagar.



ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº
3er borrador.


Ella me aseguró que considerará comerme cuando me muera, si muero antes que ella. (Sí; quizá después de Greenaway no sea gran cosa... sobre todo ante una pareja de cinéfilos.) Yo no le dije que me la comería cuando estuviera muerta si fallece antes que yo, pero creo que estoy más seguro de hacerlo que ella.

Lo que yo no sabía era que pronto comenzaría a ahondar en el deseo de comerla muerta, explorando las posibilidades. Quizá tenga poco tiempo, sería fácil conseguir un lapso a solas, ustedes saben, "me siento terrible, ella era todo para mí, quisiera que me dejaran solo con ella"... ¿Cómo la comería? Dependerá de qué tan duro esté su cuerpo, quizá no solo coma. Odio lo sangre, pero no me pone nervioso, no tanto. No me gustaría verla despedazada, eso sería insoportable, ni hinchada ni pestilente. Tendría que actuar rápido.

Seguramente no sólo me comería algo de ella, no sé por dónde... ojalá volvamos a hablar de ello y me pida que la cremen.

(Y así, tres cosas que nunca tuve intención de publicar, llegan aquí)
  • Dramatyka
  • Gex
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario