Bienvenida Realidad

Publicado por Lyra Frost en el blog Leo, Vivo & Siento. Vistas: 237

Hola, primero me presentaré. Me llamo Reyna, aquí soy conocida como Sakura Miku y es un gusto conocerte.

Antes que nada, me gustaría que escucharas esta canción mientras lees lo siguiente.



Todos sufrimos, está claro. ¿Pero quién se interesa por nuestro dolor? Sólo aquél quien ha sufrido lo mismo.

Muchos personas (y me incluyo) hemos sufrido un intenso dolor en el pecho, que muchas veces no nos deja respirar. Es como un agujero negro que se traga toda la felicidad cosechada por años. Pero eso no es todo.

Cada vez que ocurre algo, cada vez que alguien importante para ti dice algo que te duele, ¿no has sentido una extraña punzada, parecida a tu corazón haciéndose pedazos? Muchos lo han sentido y ninguno se ha atrevido a exteriorizarlo.

El sufrimiento es lo que nos diferencia de las demás personas, lo que nos hace únicos y admirables, puesto que demuestra nuestra fortaleza y nuestra valentía para pasar por momentos insoportablemente dolorosos en nuestras vidas.

Lo peor de todo, es que existen muchas ocasiones en las que tenemos que sonreír y fingir que todo está bien, aunque por dentro nos estemos muriendo. Y es entonces cuando nuestras heridas se vuelven insoportables.

Buscamos a una persona que nos salve, que nos dé su apoyo incondicional para superarnos a nosotros mismos y superar nuestros miedos.

Pero, ¿qué pasa cuando estamos aún en la búsqueda de ésa persona? ¿O cuando no la encontramos? Todo puede volverse negro.

En ésos momentos de desesperación en lo que no sabes qué hacer, que necesitas a alguien que te dé un abrazo y te diga: "Hey, tranquilo/a. Todo estará bien", y que con su sonrisa te convenza de que en serio todo estará bien aunque el cielo se esté cayendo. Todo lo que darías por una persona así.

En cambio, tienes que vivir con críticas de personas que no te conocen, con los insultos de personas que por tu simple apariencia te odian y con personas que son tan falsas, que dicen ser tus amigos sólo para apuñalarte por la espalda después.

Es decir, ¿quiénes somos nosotros para juzgar a una persona por el sufrimiento que se carga? Nadie. Porque nosotros también podemos sufrir y tampoco queremos que las personas nos insulten, critiquen o se burlen de lo que sufrimos.

¿Por qué, entonces, es tan difícil soportar ése peso en nuestros hombros y en nuestro corazón? Porque vivimos cansados. Porque nuestras últimas fuerzas se vieron vanamente utilizadas en defender nuestro ya roto e inexistente corazón.

Por eso personas como yo buscamos a ésa persona que nos salve de ése doloroso y oscuro destino que nos espera por delante.

¿Y qué nos queda? Vivir como si estuviéramos muertos o luchar para vivir como soñamos.

Pero, ¿quién nos ayudará en nuestro camino? Sólo aquella persona que nos hace daño para hacernos entender cuando estamos mal y prevenirnos de cualquier daño innecesario porque en verdad nos ama.

¿Qué haremos entonces? ¿Buscar nuestra felicidad y olvidarnos de todo lo que nos hace mal? ¿O seguir sumidos en ése pozo de tristeza en el que nosotros caemos poco a poco? Te lo dejo de tarea.

Sin más que decir, yo diré:

Bienvenida Realidad.
a sakuracardcaptor, kohome, Zilean y 4 más les gusta esto.
  • Amy Rose
  • Charle Usuzawa
  • Zilean
  • kohome
  • G Kenichi
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario